Que no, Manolo, que no

9 Dic

Trabajo dif?cilLas cosas han cambiado. Unas para bien, otras para mal. Antes decían los padres a los hijos (y menos a las hijas, porque esa es una parcela en que han cambiado para bien):
-Estudia, hijo, que el día de mañana podrás conseguir rápidamente un trabajo bueno y bien remunerado.
Hoy no es tan cierto. Se puede estudiar y tardar en conseguir un trabajo malo, y mucho más en conseguirlo bueno. Estoy cansado de ver a mis antiguas alumnas en las cajas de los centros comerciales. No es deshonroso, claro está. Pero es incongruente con su formación. ¿Para qué tantos años de estudio?
La historia se repite sin cesar:
– ¿Qué haces aquí?
– Estoy trabajando mientras preparo oposiciones. Me gustaría estar “en lo mío”, pero no encuentro nada.
¿Cuál es la finalidad fundamental de los estudios? ¿Cuál es la finalidad de la formación universitaria?, ¿para qué sirven los títulos académicos? ¿Hay que conseguir buenos profesionales o ciudadanos cultos? ¿Qué le pide la sociedad a la universidad española? ¿Mano de obra cualificada o cabezas bien hechas que sepan pensar?
(más…)

El necio mira la mano

18 Nov

¿Qué dirán cuando ya estén lejos?Los centros educativos (especialmente los privados) velan a veces por su imagen con un celo desmedido y equivocado. Porque, a mi juicio, lo que más destruye la buena imagen es la obcecada e injusta defensa de sus equivocaciones. Es necesario que las instituciones tengan mecanismos de autocrítica y de apertura a la crítica externa. Hay que afrontar, sin masoquismo, con valentía, las limitaciones y los errores. ¿Cómo puede mejorar quien no reconoce los fallos? ¿Cómo va a despertar la actitud crítica quien está cerrado a ella? ¿Cómo va a enseñar a analizar con rigor la realidad alguien que no admite ninguna crítica por verosímil que está sea?
(más…)

El negocio del miedo

4 Nov

El negocio del miedo
El miedo se ha convertido en un próspero negocio. Un negocio que crece sin cesar. Los ciudadanos, particularmente, pagan más de lo que tienen por sentirse seguros. Puertas blindadas, cerraduras de seguridad, rejas de protección, agentes privados, instalación de alarmas, seguros a todo riesgo, mastines amenazadores, incluso armas contundentes… Unos amigos míos han vendido su hermoso chalet para vivir en un piso a salvo de amenazas, ya que habían sido asaltados dos o tres veces estando los niños en la casa, a pesar de disponer de todos los medios imaginables de seguridad. La carrera no tiene fin: más medios de seguridad (más dinero), superación por los delincuentes de todos esos medios, más seguridad (más dinero)…
(más…)

Querida escuela

14 Oct

El camino del aprendizaje
Compartir las experiencias es un magnífico camino para el aprendizaje y para la motivación. Estamos habituados a comentar con los demás sinsabores, dificultades y problemas, pero no las cosas emocionantes que vivimos. Estoy seguro de que si conociésemos todos los proyectos, esfuerzos, vivencias y alegrías que los educadores viven en las escuelas recibiríamos un impulso irrefrenable de entusiasmo. No estamos solos. Hay una legión de profesionales empeñados en transitar el camino de la educación, es decir, del conocimiento, de la liberación y de la convivencia. La educación es la ciencia de la paz. Miles de educadores en el mundo viven cada día experiencias emocionantes de enseñanza y de aprendizaje. Y hacen posible el aprendizaje de los saberes y de las relaciones.
(más…)

Vinilo tempore

19 Ago

Pasado y presente del vinilo.El tiempo nos constituye y nos envuelve. Es la materia de la que estamos hechos. El tiempo pasa por nosotros y nosotros atravesamos el tiempo con una peculiar actitud que tiñe la vida de alegría o de tristeza. El tiempo no es sino el espacio entre nuestros recuerdos, decía Henry Amiel. Todas las conversaciones están transidas por el pasado, el presente o el futuro. Todos los sentimientos. Constantemente estamos haciendo alusión al paso del tiempo.
¿Por qué muchas personas dicen, cada vez con más frecuencia y más intensidad, que no tienen tiempo para nada? ¿Por qué se suceden los días de una manera tan vertiginosa cuando estamos descansando y pasándolo bien? ¿Por qué las vacaciones de verano parecen haber quedado reducidas a una fracción de las vacaciones de nuestra vida? ¿Por qué parece que el tiempo no corre sino que vuela cada vez a mayor velocidad? Estamos sumidos en un proceso creciente de aceleración histórica. Todos los campos del saber y del hacer se han disparado de forma inconcebible. El desarrollo técnico es tan vertiginoso que muy bien podría decirse que los discos de vinilo son ahora una reliquia de un antiquísimo pasado. Vinilo tempore.
(más…)