La escuela no sirve para nada

20 Jun

escuela.jpg
Este es el llamativo título de un artículo que publicó hace tiempo Phillipe Perrenoud en un periódico suizo. Me alarmé cuando lo leí aunque, conociendo al famoso sociólogo, pensé de inmediato en el tono incisivo e irónico del aserto.
En efecto, cuando comencé a leer caí rápidamente en la cuenta de las pretensiones del autor. .Así comienza el artículo de Perrenoud: “Bin Laden y los terroristas son personas muy instruidas. Como muchos tiranos y fanáticos. Como la mayor parte de quienes organizan el crimen. Como los dirigentes de las multinacionales que juegan con el dinero de los accionistas y se burlan de los usuarios tanto como del bien público. Entre los doce dignatarios nazis que decidieron crear los campos de exterminio más de la mitad tenían un doctorado. Los acontecimientos que agitan el mundo prueban una vez más que un elevado nivel de formación no garantiza nada en el orden de la ética”.
Es decir, que uno puede tener un altísimo nivel de instrucción y ser un perfecto sinvergüenza. Los “pájaros” de la operación Malaya, que tenemos tan cerca, no son tontos, no son analfabetos. Saben mucho. Sabrán burlarse de las justicia, de sus expoliados y de la ciudadanía en general. Saldrán de la cárcel. Disfrutarán del dinero robado. ¿Están bien instruidos? Sí. ¿Están bien educados? No. Porque la educación tiene una inexcusable dimensión ética.

(más…)

Altruismo

6 Jun

150300719_af97943b75.jpg El filósofo Javier Sádaba acaba de publicar un interesante libro que se titula “La vida buena. Cómo conquistar nuestra felicidad”. En uno de los capítulos habla de los enemigos de la felicidad, entre los que cita el aburrimiento, la abusiva presencia de “el otro” y el egoísmo. Dice, entre otras muchas cosas, este vasco afincado desde hace años en Madrid: ”Más allá de la capacidad social y de la simpatía, hay un argumento poderoso para no ser egoísta, en sentido estrecho, y sí altruista. Se trata de los sentimientos morales. Siendo altruistas y dando vacaciones al egoísmo, nos sentiríamos mejor, seríamos más felices”. (más…)

La teoría de las ventanas rotas

30 May

broken-window-thumb.jpg

El Ayuntamiento de Granollers me pidió hace unos días que impartiera una conferencia en el IX Encuentro de la Red Estatal de Ciudades Educadoras. Acudí encantado. Porque considero fundamental que las ciudades en que vivimos se conviertan en escenarios que inviten a todos los ciudadanos y ciudadanas a vivir de forma digna, respetuosa y feliz. Una ciudad limpia, segura, ordenada, ecológica, culta, silenciosa, justa, lúdica, cómoda, solidaria y estética es un marco en el que casi no es posible la delincuencia. Una ciudad limpia es educadora y una ciudad educadora es limpia. Una ciudad silenciosa es educadora y una ciudad educadora es limpia. Y Así sucesivamente.
Dice Richard Florida, en su libro “Ciudades creativas”, que hay tres grandes decisiones en la vida de las personas que condicionan su felicidad: dónde vivir, qué hacer y con quién compartir la vida. La más importante, dice, es la primera. Por eso habla de la geografía de la felicidad. Claro que muchas personas no tienen la posibilidad de elegir. Están condenadas a vivir donde han nacido porque ni siquiera pueden imaginarse otra cosa. (más…)

El chico de los libros

16 May

amigos_blog4.jpg

Se habla mucho de la violencia en la escuela. Se cuentan casos de preocupante gravedad. La prensa se suele hacer eco, con desmedido sensacionalismo, de hechos que tienen que conducirnos a la reflexión y a la intervención eficaz. Abundan los libros sobre el conflicto en la escuela, sobre bulling, sobre acoso escolar. Pero se habla menos de los incontables casos de generosidad, de ayuda, de sincera amistad.
Algunas de nuestras más duraderas y profundas amistades se han fraguado en la escuela. A través de salvíficas rutinas, de prolongada convivencia, de actividades compartidas y de pequeños gestos de ayuda se han ido forjando relaciones hermosas y felices.
Un buen amigo (curiosa redundancia, ya que un amigo siempre es bueno ya que si no fuera bueno, no sería amigo) me envía este aleccionador relato. Lo contaré con mis palabras para no sobrepasar el espacio de que dispongo. (más…)

El árbol del paraíso

2 May

guachipelinarbol98.jpg

Dice la profesora inglesa Joan Dean que si los docentes compartiésemos las cosas buenas que nos suceden encontraríamos una fuente inagotable de ideas y de emociones. Encontraríamos también, añado, un poderoso estímulo al comprobar que no estamos solos sino que miles de docentes se esfuerzan en hacer de su práctica una experiencia apasionante. Lo que pasa es que estamos más dados -por pudor, por vergüenza o por rutina- a compartir los problemas, los sinsabores y las carencias.
Existe una tendencia a sobredimensionar aquellas vertientes dolorosas de la tarea. Vertientes que, indudablemente, existen pero que, a mi juicio, no tienen comparación con las que poseen una dimensión gozosa. (más…)