Contra las reválidas

29 Oct

La exitosa huelga que tuvo lugar el pasado día 27 en España contra la implantación de reválidas que exige la LOMCE, merece mi apoyo incondicional y mi aplauso entusiasta. Mi postura no es fruto del capricho,  ni de una ventolera,  ni de la demagogia que a veces supone el seguimiento de una moda, ni, por supuesto, de la discrepancia política con los legisladores (discrepancia que, desde leuigo, existe).

Desde el punto de vista ético criban a los evaluados, dejando fuera a quienes tienen menos expectativas, menos ayudas, peor contexto cultural y social. Las reválidas sirven para segregar y excluir. Por eso he dicho que la LOMCE es una ley cruel.

La LOMCE contempla la celebración de cuatro reválidas a lo largo de Primaria, Secundaria Obligatoria y Bachillerato. Mientras que las dos primeras, en 3º y 6º de primaria tienen un carácter informativo y orientador, es decir, de diagnóstico, las de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato son auténticas reválidas, es decir, tienen efectos operativos contundentes.

La reválida es una evaluación externa que tiene carácter final y definitivo. Si la superas, demuestras que has aprendido, tienes la acreditación de haber realizado los estudios pertinentes y puedes seguir avanzando. Si la suspendes, el sistema concluye que no has aprendido lo suficiente, se produce tu expulsión del mismo sin acreditación alguna, te corta el paso hacia el futuro o te deriva a la Formación Profesional que vuelve a ser considerada como una opción de segunda categoría.

Plantearé, con la brevedad que exige este espacio, diez argumentos concatenados para defender mi postura, que se refleja de forma contundente en el título del artículo.

1. El primer argumento tiene que ver con esa contundencia desastrosa y con las implicaciones que conlleva. Jugárselo todo a esa carta acarrea un riesgo tremendo.  Cuando las teorías de la evaluación se van decantando hacia evaluación continua, procesual y adaptada a las características del evaluado o la evaluada, llega la LOMCE y establece estos juicios sumarísimos que salvan o condenan en función de unas pruebas  realizadas de forma masiva por evaluadores que desconocen quiénes son los evaluados y cuál ha sido su historia.

2. En segundo lugar, dadas las características de las pruebas, es lógico pensar en la fuerte ansiedad que provocan en quien tiene que realizarlas.  Ansiedad que influirá en la realización de las mismas y en el éxito o el  fracaso alcanzado.  No me refiero tanto al sufrimiento que generan (la vida es dura, hay que saber afrontarla) cuanto a la falta de rigor  a que da lugar una prueba en la que el evaluado se lo juega todo.  Pueden producirse olvidos  y bloqueos como fruto del nerviosismo,  puede algún alumno o alumna tener un insoportable dolor de cabeza, puede amanecer ese día con una indisposición corporal o anímica.

3. Nadie podrá negar que unas pruebas externas llevan aparejada cierta desconfianza de quienes evalúan cada día en las aulas. ¿Por qué no se puede dar por bueno su diagnóstico, su evaluación y sus resultados? Cuando dicen que los alumnos o alumnas han aprendido lo suficiente, ¿no son de fiar? ¿No tienen buen criterios fiables?¿No tienen ética para acreditar lo debido? Las reválidas se convierten en un medio de control político sobre las prácticas escolares y la profesión docente.

4. Es difícil negar que ese tipo de pruebas perjudica más a quien tiene menos medios. Desde un punto de vista técnico se basan en la reproducción de conocimientos teóricos, memorísticos y descontextualizados. Desde el punto de vista ético criban a los evaluados, dejando fuera a quienes tienen menos expectativas, menos ayudas, peor contexto cultural y social. Las reválidas sirven para segregar y excluir. Por eso he dicho que la LOMCE es una ley cruel.

5.  Se consigue un enfoque del aprendizaje encaminado a la superación del examen, de modo que no se estudia para aprender y por la satisfacción de hacerlo sino que se estudia para superar el examen. Importan solo los conocimientos que van a ser objeto de examen. Se centra el tiempo de docentes y aprendices en preparar para la reválida.

6. Las materias que no forman parte de las  pruebas pierden peso en el curriculum. La reválida de Bachillerato se centra en ocho asignaturas: cinco troncales (Lengua, Historia, Filosofía, Lengua Extranjera y Matemáticas, Arte o Latín), mas dos de opción, más otra específica. Las que no son objeto de examen pierden relevancia, pierden interés, pierden valor.

7.  La organización de las reválidas supone un elevado coste económico. Son un despilfarro de dinero en un tiempo de recortes. No debería dedicarse el dinero a estas finalidades habiendo otras mucho más importantes y perentorias. Por otra parte, ese coste es tan elevado como inútil. Incluso perjudicial, por todo lo que estoy diciendo.

8. Se produce un gran negocio privado al transferir millones de euros a grandes empresas como Pearson, McGraw-Hill y Educational testing,  en lugar de destinarse el dinero a mejorar las condiciones de trabajo de quienes tienen la tarea de enseñar y deberían culminarla con la tarea de la evaluación y la acreditación. De la misma manera, empezarán a proliferar Academias privadas de preparación de reválidas que harán  su agosto a costa de la presión generada.

9. De forma casi inevitable se empezarán a realizar rankings de resultados (hasta ahora prohibidos, pero siempre presentes), se compararán los centros en función del éxito o del fracaso en las pruebas y se hablará de centros de mayor o menor calidad en función de los resultados obtenidos por los alumnos y las alumnas en estas pruebas estandarizadas. Las reválidas se convertirían en un mecanismo de competición entre centros. y no de cooperación y de ayuda. Los resultados se achacarán de forma casi inexorable al trabajo del profesorado sin tener en cuenta las circunstancias  del alumnado y las características de los contextos

10. Los centros estarían tentados de trabajar con aquellos que van a obtener éxito en las reválidas, que es el criterio de prestigio. Inmigrantes, alumnos y alumnas de clases desfavorecidas, discapacitados, serían “clientes” menos deseables ya que tendrían menos posibilidades de alcanzar el éxito. En el fondo las reválidas son un fenómeno que se cimenta en una filosofía neoliberal. Individualismo, competitividad, obsesión por los resultados y relativismo moral serian los cuatro pilares del edificio de la eficiencia.

“Las reválidas responden a una concepción neoliberal cuya finalidad fundamental es generar un mercado educativo para que las familias clientes puedan elegir aquel centro que más ventajas competitivas les puede reportar y, a medio plazo, para asignar los recursos en función de los resultados, convirtiendo las desigualdades en crónicas y estructurales y alejándose del carácter compensador que debe tener el sistema educativo para garantía la equidad y la cohesión social”, dice el profesor Enrique Díaz.

Quiero salir al paso de dos objeciones que suelen plantear quienes defienden las reválidas. No hay en mi postura el deseo de que disminuya el esfuerzo de los alumnos y las alumnas para aprender. Claro que hace falta esfuerzo y que es necesaria la exigencia por parte del profesorado.

La segunda objeción se refiere a la suposición de que el profesorado prefiere no tener controles y contrastes respecto a su tarea. No es este el objetivo de mi postura. El control puede y debe hacerse, pero no por este medio. Porque este es un medio tramposo e injusto.

42 thoughts on “Contra las reválidas

  1. Buenos días.

    (No, señor Miguel Ángel, no me pongo el despertador para leerle. Lo que pasa es que tengo el sueño ligero, duermo con un ojo abierto, y tengo curiosidad por lo que dice usted.
    Y no. En este caso, no tengo ningún interés en “ser el primero”, pero al que escribe antes no le queda otra que ocupar este lugar.
    Y sí. Tengo la necesidad de comunicar lo que pienso, porque a mí me vale, y por si pudiera valerle para algo a una o dos personas. Participar es un derecho, y deberíamos empezar a considerarlo, al menos un poquito, y entre determinados gremios más, un deber.)

    Bueno. Veo que vuelve usted a las andadas (y yo también). ¡Al pancartismo!

    En vez de enseñar a los buenos profesores, y a los futuros buenos profesores, pues hala, un poquito más de política, que andamos faltos en estos últimos tiempos.

    Si no le gusta la ley, forme un partido político y rodee nuestra democracia, rodee el mandato que el pueblo nos ha otorgado. Dedíquese a alterar nuestra pacífica convivencia. La ley no solo está bien cuando nos favorece particularmente, sino como sociedad, como grupo.

    El hombre de la evaluación, en contra de los exámenes de toda la vida. Siempre los hubo, los hay, y los seguirá habiendo. El alumno (el lenguaje es para inteligentes) ha de mostrar si conoce o no conoce (conoce miento). ¿O es que, en nuestro futuro laboral, que para eso, mal que nos pese, vinimos a esta vida, nos van a pedir otra cosa que sea más importante? Porque, claro, no me discutirá usted que la finalidad más importante de la escuela es preparar para la vida. Para la vida del trabajo. ¿O es que hay vida sin trabajo? Y la vida es muy dura, compleja, cambiante. Su finalidad no es ser feliz. Su finalidad es vivir. Y los que, por los motivos que sea, pero, básicamente, motivos individuales, de libertad de elección, pues la escuela está ahí para todos, no aprovechan las enseñanzas de sus profesores, pues a recoger basura o a hacer comas y planchar, que todos los trabajos son igual de dignos y necesaria su existencia.

    Bueno. No le quiero aburrir a usted más, señor Miguel Ángel.

    En el fondo, parece usted buena gente, sobre todo, cuando habla del cariño y el respeto que debemos tenerles a nuestros infantes.

    Siendo sincero, me gustaría haberle tenido como maestro en cualquiera de los “niveles educativos” en los que usted ha trabajado. Seguramente usted hubiese conseguido que aprovechase mejor mi tiempo, y así superaría las reválidas que la vida, impepinablemente,ha puesto en mi camino.

    Pero es que cuando se pone con estas cuestiones claramente políticas, siempre “arrancándoles la piel” a nuestros dirigentes electos, y desde sus cubanas ideas, pues no lo acabo de ver.

    Me pasa un poco igual que con este feminismo a ultranza, que tanto daño está haciendo en nuestras más firmes tradiciones. Tradiciones y convicciones. Como el santo matrimonio, la familia, nuestro glorificado idioma que con tanto cariño hemos donado al mundo, los valores, los toros. Ah, no, los toros no van aquí. Bueno, es igual, por ahí andan, en la plaza o en el monte. ¡Un arte! ¡No vamos a llevarle la contraria a Goya!

    Amen.

    510. Ya me he pasado, como siempre. Bastaba con el último dígito. Pero, qué coño, ahí queda para el que quiera leerlo. A mí, el escribirlo, no me ha costado ni esfuerzo ni un céntimo, y, en los tiempos que corren, hay que dosificarse, a ver si llegamos a la meta. Si no nos la mueven.

    Dejo todo el espacio que sigue, y quieran ocupar, a tus seguidores, a los que yo también leo, y los que dejan alguna opinión personal, me refiero a parte del saludo y la despedida, que es mucho teniendo en cuenta las velocidades con las que debemos pasarnos por las cosas, que gracias, que estoy de acuerdo seguro, sea lo que sea.

    Todos tenemos nuestras razones y nuestro punto de vista. Y es igual de válido que el de enfrente. Para gustos colores.

    Mi más firme enhorabuena a Rajoy. La paciencia es un grado. Que se lo pregunten a los maestros. Solo hay que esperar que se maten entre ellos los de enfrente, como siempre, y a seguir con nuestras “gestiones”.

    España es un gran país de oportunidades. Pena de que haya tantos poniéndose detrás de la pancarta. ¿Si se pusieran a trabajar por su patria y el sentido común!

  2. Querido José Antonio:
    Hoy, sábado, a las 8.44.Lo cual supone que te has puesto a leer antes y luego a escribir.
    A mie gusta que que escribas al principio, al medio y al final. Pero no solo al final. Porque hay más leña para el fuego del pensamiento y de la crítica.
    Hay una trampa en la idea de que hay que hacer reválida porque así se aprende a superar otras reválidas. ¿No sería mejor quitarlas todas?
    Lo cuylno quiere decir que no haya esfuerzo, que no haya exigencia, que no haya aprendizaje. NO. Quiere decir que haya otro tipo de aprendizaje y otro tipo de evaluación. Más racional y más ético.
    Pues gracias por el madrugón y por la sorna. Qué maestro.
    Un abrazo.
    MAS

  3. AHORA

    Ahora que a ciertos ínclitos voceros oficiales se les conceden premios de las libertades y los valores cívicos porque mueven el piquito, enseñan tobillo, y se autopersiguen flagelándose en su homilías de a diario con un bombardeo de preguntas retóricas, sin aflorar lo que verdaderamente esconde el basurero,
    Ahora que se preconizan nuevos modos amatorios, y por iglesia e higiene, se desdeña lo físico en beneficio de un sexo muy espiritual y tántrico, y que regresa, porque nunca se fue el derecho del nasciturus,
    Ahora que sabemos que dos y dos son cuatro, pero terriblemente ya no nos da rabia,
    Ahora que la verdad se aloja en los agujeros negros, y que no todos tienen acceso a naves interplanetarias, y ni tiempo, ni ganas,
    Ahora que no tenemos nada nuevo que decirnos, pero los dedos no vacilan y, una y otra vez, rellaman,
    Ahora que los strogoff galácticos se reconvirtieron, se forran, y no dan abasto ni las bandas, ni los anchos, portando vaciedades a velocidades de vértigo,
    Ahora que se confunden todos los términos, porque todo el mundo sabe, y por tanto, se lanza al ruedo, y debate, y opina, y escribe, y rueda, y canta, y vierte el desecho porque es tan sencillo como apretar el botón de la cisterna,
    Ahora que escasean las sillas de enea y las mecedoras, y abundan las rejas y los candados, y que los nuevos mercaderes se reiventan porque hay quien comercia hasta con las puestas de sol,
    Ahora que cierto feminismo daña, aprieta, y hay desde padres que no pueden ver a sus hijos, a violaciones muy guionizadas, y que algunas niñas se desahogan de tanta opresión masculina con la petición de unas síliconas muy elaboradas,
    Ahora que se perpetúan y abundan ciertos representantes de la clase trabajadora, ora et lavora, que, en sus muy legitimadas horas sindicales, reflexionan sobre las conquistas y las justas demandas de los compañeros y compañeras, mientras realizan la compra, pasan la itv o visitan la pinacoteca más cercana,
    Ahora que, por culpa de infecciones no deseadas, que el capital siempre es apasionadamente libre, debido a toxicidades inesperadas, y que los bancos, tras ser reflotados, te van sanear, no lo dudes, de por vida con tu propio dinero a ti y a tu descendencia por los siglos de los siglos, amén,
    Ahora que la hipoteca da todo el sentido a ese verdadero vínculo indisoluble que supone el matrimonio,
    Ahora que se promocionan, y por tanto son muy considerados y hasta celebrados y jaleados, los vendedores de humo, los profesionales del brindis al sol, y que los dictadores salen además confirmados y reforzados mandato tras mandato,
    Ahora que las revoluciones pendientes siguen estando allí, donde siempre, y no aquí porque no existe más puta crisis que la del que no tiene nada que llevarse a la boca, del que mira impotente como el otro muere de inanición mientras el emperador de Roma bendice oros y humilla y da la espalda al pobre desgraciado,
    Ahora que prima por toda contestación esto es lo que hay, qué le vamos a hacer, ya se sabe, y otras frases lapidarias de pátina revolucionaria,
    Ahora que el espejo de este vagón de un tren sin retorno, te devuelve la imagen cinematográfica del paso del tiempo, de un ser privilegiado que a pesar de todo ha podido hacerse una composición de lugar,
    Ahora que compruebas por ti mismo que, finalmente, tus hermanos mayores llevaban razón y se llega ciertamente tarde donde nunca pasa nada,
    Ahora que te ahogan todas las existencias y el aire va a ser de copago,
    Ahora que las crisis evidencian el adocenamiento de las personas y que habrá que repensar en modos sútiles de nuevas violencias,…
    Publicado por: LUIS EUGENIO UTRILLA | 19/02/2012 0:30:56
    Ahora, hoy, precisamente a esta durísima hora, 20 h. de este 29 de octubre, se hace tan presente los versos machadianos “…españolito que vienes al mundo te guarde Dios: una de las dos Españas ha de helarte el corazón”,
    Ahora “a la calle que ya es hora…”

    • Estimado Luis Eugenio Utrilla:
      Magnífico e inquietante diagnóstico que suscribo plenamente.
      Pero permíteme concluir, al fin.al del mismo, después de ese tremendo ahora:
      TENEMOS QUE PROFUNDIZAR EN UNA EDUCACIÓN QUE INTENSIFIQUE LA CRÍTICA Y QUE POTENCIE LA ÉTICA. AMBAS CUESTIONES LLEVAN A UN COMPROMISO.
      Cordiales saludos horas después de esa hora trágica a la que aludes.
      Un abrazo y gracias por tu comentario.
      MAS

  4. Completamente de acuerdo.
    Me parece que las diez razones son claras y contundentes. Cualquiera de ellas sien fundamentado y no es fruto ería suficiente, pero hay diez y acaso muchas otras.
    Me alegra ver que el NO a las reválidas está bien fundamentado y no es una postura caprichosa.
    De acuerdo también renquee el esfuerzo es necesario para salir adelante.
    Saludos y buen puente.

  5. Veo que hay diferente tipo de razones.Unas de carácter pedagógico y otras de carácter social.
    Me< parece que las explicaciones son breves pero a la vez claras y precisas. Les vendrán bien a todos y a todas quien fueron a la huelga. Algunos manifestante, cuando dicen por qué van a la huelga, no saben explicar claramente por qué
    Por eso viene muy bien leer este conjunto de explicaciones.
    Gracias por ayudarnos a pensar y a justificar las posturas desde los argumentos y no des∂e las vísceras.

  6. Estoy totalmente de acuerdo en la exposición de Miguel Ángel. Poco me queda, pues, que decir.
    Me quedo con que evaluar, sí; hay que evaluar, pero no una evaluación externa, la que hacen los profesores día a día con sus alumnos, es suficiente, y si el gobierno no cree en sus profesores o que los recicle o que los retire, (claro que tendría que justificar el porqué)
    A los primeros que habría que evaluar es a nuestros políticos que parecen que valen para todo, incluso algunos andan por Europa y no saben ni inglés.
    Saludos a todos.

    • Querido Joaquín:
      Creo que es verdad que la evaluación externa pone en cuestión la tarea de los docentes. ¿No saben enseñar? ¿No saben evaluar? ¿Por qué tienen que corroborarlo evaluaciones externas?
      Han venido a Málaga Angel Rodríguez Rodríguez y su mujer. ¿Lo recuerdas?
      Hablamos de aquellos años…
      Un gran abrazo.
      MAS

  7. Ayer, como de costumbre, me leí la entrada semanal de Miguel Ángel. Mientras leía me veía a la mente algunas cuestiones para comentar. Después, leí el comentario de José Antonio, y me quedé desmarcado, no supe que decir…

    Hoy entro y leo a Luis Eugenio Utrilla, y sigo sin saber que decir, referido al tema tratado en la entrada de Miguel Ángel, las reválidas…

    Pero lo que saco en claro, es que en las tres reflexiones hay mucha ideología por medio. Se habla en algún caso de las dos Españas.

    ¿Cómo es posible un acuerdo en educación cuando la ideología es tan radical en uno u otro caso? ¿Cómo es posible ponernos de acuerdo cuando los argumentos de la ideología “rival” son totalmente “demoníacos”? ¿Cómo es posible que lo que yo defiendo es lo bueno, lo oportuno, lo esencial… y lo que defiende el “otro” es malo, inoportuno y superficial…?

    Estamos asistiendo a unos acontecimientos políticos que vistos desde una óptima objetiva (si es que puede ser) resultan totalmente disparatados. La derecha pactando con la izquierda, la izquierda dividida (PSOE), pero a la vez junta (IU podemos), unos reclamando la independencia otros la unidad de España, unos no aceptan la mayoría y protestan, otros pactan con quien sea,… Nuevamente se nos presentan dos Españas, dos Españas verdaderas, depende del cristal con que se mire…

    Con un panorama así, ¿creen ustedes que puede existir consenso en educación? ¿Quién cede primero en su ideología? ¿Quién está en posesión de la verdad? ¿Existe la verdad absoluta? Este pais necesita pasar una “reválida” en el respeto a los demás, aunque piensen distinto. Con esos cimientos sí que se puede construir… Pero me temo que vamos dirigidos en la dirección contraria.

    Ojalá y esté equivocado, como siempre…

    Saludos.

    • Querido Juan Carlos:
      Estoy de acuerdo contigo en que la ideología tiene un peso importante en el análisis de la realidad. Todos la tenemos. NO hay posturas neutrales. Y también estoy de acuerdo en que el pacto por la educación es difícil, entre otros motivos, por este de la ideología.
      Sin embargo, yo he dado diez argumentos. En ninguno he dicho estoy contra las reválidas porque las ha propuesto el PP o porque tuvieron su origen en el franquismo. He escrito mucho sobre evaluación y he defendido una evaluación procesual, continua, cualitativa, adaptada al contexto (contextualizada), que tenga en cuenta las características de los alumnos/as, diversa, educativa… Creo, por otra parte, que es inobjetable el argumento de que esos controles perjudican a unos y benefician a otros…Yo no veo nada de eso en las reválidas. A mi me gustaría que mi “adversario ideológico” me de argumentos que justifiquen la implantación de las reválidas…
      Un gran abrazo. Feliz puente.
      MAS

  8. Sí que lo recuerdo. Gracias. ¿No está por León? Si todavía está por ahí un saludo. Hay algo que nos une…
    Un abrazo.

  9. Querido Joaquín:
    Tienes una gran memoria. En efecto, vivía y trabajaba en León. Ahora, ya h¡jubilado, sigue viviendo allí.
    Se fueron ya. Estuvieron aquí solamente tres o cuatro días. Compartimos un día entero entre Málaga-Nerja-Frigiliana.
    Ya te imaginas la vueltas al túnel del pasado.
    Me contó que habían fallecido Jesús Llamas, José García, José Ordás… Le pregunté por ti y no acordaba.
    Un abrazo, querido amigo.
    MAS

  10. Creo ue no se puede expresar en menos espacio.Quiero añadir que las reválidas encierran un sufrimiento tremendo para muchos evaluados. Y muchas injusticias. Porque un buen estudiante puede tener un MAL DIA. No hay derecho a que le corten el paso por ello.
    Buen puente a todos y a todas.

  11. Solemos “heredar” los esquemas españoles, así que… espero que puedan frenarlo.

    Es el sistema de los americanos del norte -vale destacar porque parece ser que son americanos, sólo son ellos-, suena a que no confían en sus propias escuelas, y si traba y mucho el futuro. He conocido de egresados que enviaban la foto -ya saben, la de las películas: la clásica, ambos vestidos de gala, orquídea en mano, birrete- y lo real es que no recibieron el diploma oficial, no aprobaron el examen, más allá de la bonita y costosa ceremonia.
    Porque como bien señalás en la injusticia del punto 4, el ejemplo directo es que ellos suelen invertir desde pequeños en los que destacarán, y de allí los test de icq al ingresar; el resto, pasa a ser gasto. Y cuando la educación pasa a ser gasto y no inversión… el resto es claro.

    Muy buen lunes,
    r

    • Querida Rita:
      El tema de esta semana tiene aspectos técnicos y aspectos éticos.
      Tú apuntas a una de las dimensiones éticas más claras. “Invertir en los que destacarán”. Promocionar a los mejores, ayudar a los que ya tienen ayudas de nacimiento, dar más a los que más tienen… En efecto, en las reválidas caerán los que no tienen en casa ni medios, ni ayudas, ni dinero para pagar un profesor particular…
      Imagino que conoces “El efecto Mateo”, Te remito a un artículo del blog que tiene ese título.
      Gracias por participar.
      Besos.
      MAS

  12. Ha estado bien que la gente haya salido a la calle.Se han hecho notar. Y ya han conseguido algo: que se detengan las reválidas.
    No está ganada la guerra, pero se ha ganado una batalla. Hay que seguir peleando.
    yo creo que las diez razones del artículo son a cada cual más clara y contundente.
    Está bien fundamentar las posturas para nadie piense que se dice que no a las reválidas por evitar el esfuerzo.
    Saludos.

  13. Buenos días.

    (Siguiendo con la “línea editorial” iniciada para esta semana, salvo nueva orden del sistema central).

    Señoras y señores, señor Miguel Ángel.

    Veo que les preocupan las ideologías y el punto cuatro. A mí me preocupa el Estado, el bien común, la economía del país, de la que comemos todos.
    No voy a extenderme en explicaciones, pues quiero dejaros la palabra para que intervengáis, para que se puedan contrastar ideas, no ideologías que, en realidad, no existen. La ideología es la economía, todos queremos y buscamos vivir bien, lo mejor que podamos.

    Para ello, la economía ha de ser eficiente, como el señor Miguel Ángel señala de una forma directa o indirecta, en casi todos los puntos de sus argumentos.

    ¿Alguien quiere ser ineficaz?

    ¿Alguien quiere gastar más de lo necesario en sus casas y para sus cosas?

    ¿Por qué nuestra comunidad tendría que enseñar, por ejemplo, inglés si ya dispongo de miembros (y miembras) que ya lo hablan? ¿Tengo que preguntarme por qué quienes tienen unos conocimientos los tienen?

    No todos tenemos que saberlo todo. Sería un despilfarro para el eficaz funcionamiento de la comunidad. Somos un sistema, y el sistema que sobrevive y vence adversidades, es el sistema más inteligente y que mejor se adapta al medio en el que vive, y economiza energías, en nuestro caso, dineros.

    1.- La vida, a veces, es cuestión de un momento.

    2.- Tenemos montado todo un sistema de escuelas para aprender a superar eso. Cualquier actividad futura que tendremos que afrontar está expuesta a eso.

    3.- Desconfía y acertarás. ¿Por qué control político? ¿Por qué cualquier control conlleva o se hace por desconfianza? ¿Por qué es malo desconfiar? Que se lo pregunten a la directora, qué les pasó a las notas del hijo de su pareja. ¿Nos movemos con los ojos cerrados?

    4.- La vida es cruel. Los mejores para el mundo. Y al sistema los más económicos, en cuanto a lo que hay que invertir en ellos, le parece que ya tienen un punto a favor. Ya los tengo formados para empezar a producir. Que les pregunten a los países receptores de nuestros universitarios, los que nos sobran. Pues hubo unos años en los que pecamos de cálculo y abrimos demasiado las puertas de nuestras facultades. De ahí los ajustes y la nueva ley.

    ¿Debemos frenar a los más preparados? Sería como pedirle a Messi que afloje, que deja mal a los que no están a su altura. O al muy rápido que vaya más despacio, que no gane siempre y de opción a los demás. Debemos ser justos con todos, con estos también.

    5.- El examen no es el problema. El examen mal diseñado sí. El examen debe representar bien a lo valioso y necesario, lo digno de ser conocido o sabido. Luego preparar para superar esas pruebas que llamamos exámenes, preparar para adquirir conocimientos de lo que hemos decidido que es útil para nuestra comunidad, no es ningún pecado. Si no es así, ¿para qué hemos creado las escuelas? ¿Cuál sería la finalidad de esta institución, que buenos dineros nos cuesta a todos, tengas hijos o no los tengas?

    6.- Y qué. Claro que la pierden, y más que perderán. Si la pierden es porque no la tienen, no son importantes.

    7.- Nada de despilfarro y nada de inútil. Pura lógica y pura inversión para la economía de cajón, de supervivencia. Cuanto antes sepamos en dónde invertir, qué necesidades de inversión tengo, menos gastaré innecesariamente. Si los tengo en casa, no tengo que ficharlos ni prepararlos. Eso sí es no gastar con la cabeza, con eficacia. Cada uno tiene que ser y saber lo necesario para la comunidad. Todos los puestos deben ser ocupados para su correcto funcionamiento.

    8.- Hay que promover la generación, la creación de empresas. Hay que dinamizar la economía. Una economía viva crea puestos de trabajo. ¿En dónde iban a trabajar los evaluadores?

    9.- Los mejores para el mundo. Los mejores, los que mejor se adapten, sobreviven. Los peores…

    10.- Todos queremos lo mejor para nuestros hijos. Dentro de lo mejor, entran los centros educativos, que mejor sería llamarlos de instrucción para la vida. El sistema ha de proporcionarnos información fiable y real para poder escoger lo más conveniente para los nuestros.

    Neoliberal, real, fascista. Bueno, llámesele como se quiera. Estamos por encima de ideologías o filosofías. Hay que comer todos los días. La vida es cruel. La vida es una. La vida es lógica. Puro sentido común. Hace muchos millones de años que se “inventó”. Y aquí estamos, en esencia, sin apenas cambios.

    (Por tratar de tocar “un poco” todos los puntos, me he excedido. No era la intención. En otro orden de cosas, hoy, por fin, parece que hemos “recobrado el juicio” y debemos proseguir nuestro camino. Siempre hay gente que su única intención es poner palos en las ruedas del sistema. Paciencia.)

  14. Querido José Antonio:
    Voy al punto 5.
    ¿Para qué es la escuela?
    Desde mi punto de vista para enseñar A PENSAR y para enseñar a CONVIVIR.
    En ese mismo punto dices que los exámenes no son el problema. Pues yo creo que sí. No solo porque estén mal o bien hechos, que también. Sobre todo porque pueden ser la trampa en la que caen los más desfavorecidos. He dicho muchas veces que la evaluación no es solo un asunto técnico sino un fenómeno ético. Más importante que evaluar mucho o evaluar bien es pensar en los valores que construye y los valores que alimenta y en las personas a las que favorece y las que castiga.
    Saludos. Buen puente (si lo haces).
    MAS

  15. No se cual de los argumentos me parece más convincente pero, en su conjunto, me parece difícil rebatir la postura del autor, que yo comparto.
    Salí a la calle apoyando la huelga del 27. No se puede minimizar lo que pasó ese día.
    Hay mucha gente en contra de las reválidas y no digo que porque seamos muchos tengamos razón. Lo que digo es que es difícil mantener argumentos para implantarlas.
    Buen fin de semana largo.

  16. Buenas tardes.

    Querido señor Miguel Ángel. Antes de enfrascarme en el arduo y placentero ejercicio de discrepar, quiero agradecerle la atención que nos presta y los motivos de pensamiento que nos proporciona.

    Yo soy una persona de tradiciones, de respeto a la ley y la norma. Lo de hacer puente es una de nuestras aportaciones al mundo, junto con la siesta, y por supuesto que las practico. Además, llenan hoteles, incentivan el gasto, hacen patria.

    Dice usted.

    5. Se consigue un enfoque del aprendizaje encaminado a la superación del examen, de modo que no se estudia para aprender y por la satisfacción de hacerlo sino que se estudia para superar el examen. Importan solo los conocimientos que van a ser objeto de examen. Se centra el tiempo de docentes y aprendices en preparar para la reválida.

    “¿Para qué es la escuela?
    Desde mi punto de vista para enseñar A PENSAR y para enseñar a CONVIVIR.”

    Totalmente de acuerdo. Para que luego digan por ahí, los antisistema, que la escuela genera fracaso, genera esto, lo otro y lo de más allá. La escuela no lo puede todo, luego no es responsable de todos los problemas que puedan tener las personas.

    De la escuela nuestro alumnado sale PENSANDO. Unos, ¡qué bien! Otros, ¿qué voy a hacer?

    Y a CONVIVIR también aprenden. Cada uno convive con los suyos y sus circunstancias. Todos conviven con sus vecinos. Unos en sus clubs, en sus urbanizaciones de lujo, en donde han nacido. Otros en sus barrios, suburbios o chabolas, conviven con lo que han heredado. En la escuela no se reparte dinero.

    Yo le admiro, señor Miguel Ángel. Dice usted el 22-3-2014:

    “No va a marcar el signo de nuestra evolución ni la suerte, ni el destino, ni el azar, ni los dioses, sino nuestra decidida voluntad de compromiso con la verdad y con el bien. Es decir que somos nosotros quienes vamos a imprimir el signo positivo o negativo de nuestra convivencia y de nuestra historia.”

    “Lo que tenemos es aquello que depende de nosotros mismos, de nuestro empeño, de nuestro esfuerzo, de nuestra voluntad de superación.”

    “Es nuestra responsabilidad contribuir a que el lobo de la bondad vaya fortaleciéndose y vaya imponiéndose a su enemigo. La interpelación es individual y es, a la vez, colectiva. Si cada uno responde de sí mismo habremos conseguido mejorar todos, si en cada uno de nosotros el lobo dañino pierde su fuerza porque alimentamos a su adversario, habremos encontrado el camino de la felicidad personal y de la felicidad compartida.”

    No puedo estar más de acuerdo. Todos debemos alimentar nuestro lobo bueno. ¡A ver si van aprendiendo algunos!

    Están en el parlamento por el sudor, sangre y lágrimas derramadas durante años, y antes de que ellos nacieran, por todos los demócratas. Y como tales, TOLERAMOS su presencia, sus pelos, su osadía, …Lo toleramos, yo tolero, nosotros toleramos. Desde mi cultura superior, alimento mi lobo bueno y tolero. Ellos solos se retratan.

    (Otra vez me voy de largo. Termino.)

    Hay cosas que no acabo de ver. No podemos evaluar sin evaluar. No podemos tomar decisiones sin que alguien se sienta perjudicado, o sienta que se favorece a otros.

    La vida está llena de reválidas, de pruebas a superar desde que nacemos.

    No podemos impedir que los padres den a sus hijos lo que tienen. La riqueza se hereda. La
    pobreza también. ¡qué decir de la cultura!

    Por supuesto, he leído su efecto Mateo. Pura lógica de sentido común. No va a llegar el aprendiz a la empresa o al departamento, y darle la mejor mesa, el mejor cargo. Dinero llama a dinero. Póngase en el lugar del dinero la palabra que gusten y funciona igual. Poder, cultura, éxito, belleza, fama, prestigio.

    Nadie puede escapar de evaluar, si es su cometido, ni del examen u otra prueba que se diseñe para ser evaluado. Lo que no se evalúa se devalúa.

    ¿Por qué debemos desconfiar del Estado? ¿No somos todos? ¿Tenemos que andar desconfiando unos de otros? ¿En qué parte del currículum escolar están estos contenidos?
    Vivimos en Estado de Derecho. ¿Es que acaso no hay justicia?

    ¿Qué es la ética? ¿Se come? ¿Me va a hacer cobrar más en mi trabajo? ¿Con ella, y respetándola, gano o pierdo? ¿Qué hacemos con la ley? ¿Puedo negarme a su cumplimiento, si la considero injusta? ¿En nuestro monárquico Estado, las leyes son democráticas o no?

    Señor Miguel Ángel, nuestro presidente, el mío, el suyo y el de todos, acaba de jurar su cargo con la mano en la Biblia y bajo la mirada del Santísimo Crucifijo, como Dios manda. He ahí una muestra más de COMPROMISO y PATRIOTISMO.

  17. Hola Miguel Angel: enhorabuena por tu análisis en relación con las reválidas.Como siempre, muy acertado.
    Soy Juana Pérez , y nos vimos este verano en la Escuela de Verano de la ACLPP en Palencia. Quisiera ponerme en contacto contigo para un tema de formación.
    ¿Cómo podríamos contactar?. Un abrazo

  18. Querido José Antonio:
    Tengo a veces la sensación, al leerte, de que hace falta manejar el código de la ironía, el sarcasmo o la sorna para saber dónde estás, cómo piensas, qué sientes.
    El último párrafo es un ejemplo.
    Está, a mi juicio, en las frase final y en sus mayúsculas una forma de crítica contundente.
    Espero entender bien lo que dices, aunque a veces tengo que darle un par de vueltas a la lectura.
    En concreto sobre las reválidas también pienso que estás en desacuerdo, a pesar de tus referencias a las las dificultades de la vida.
    Un abrazo.
    MAS

  19. Buenas tardes Miguel Ángel:
    Es un honor poder escribir en su blog ya que usted es uno de mis referentes cuando tengo que desempeñar mi labor educativa la evaluación.
    He leído mucho sobre usted y he visionado diferentes conferencias que están por la red… ¡Admiro gratamente su trabajo y su labor!
    Tengo una cuestión que me gustaría, si no es mucho pedir, que me revelase. Me gustaría saber cuál o cuáles son sus referentes a la hora de abordar la evaluación, es decir, en quiénes se ha inspirado a la hora de elaborar sus propuestas acerca de la evaluación.
    Por otro lado, no tengo nada que añadir en torno al artículo que usted ha escrito. Estoy totalmente de acuerdo, es injusto que miles de jóvenes se jueguen “todo a una carta”. Debemos evaluar pero teniendo en cuenta más factores que no sea un examen “academicista” y “memorístico”.
    Un cordial saludo.

  20. “La cara es el espejo del alma”, dice la sabiduría popular.

    Así, las revalidas son el verdadero rostro pedagógico de un Gobierno nacido de un partido corrupto, cínico, farsante… y asquerosamente clasista.

    Y como apuntó Bob Dylan décadas atrás en el epílogo de su canción “Masters of War”:

    “Deseo que se mueran, y que su muerte venga pronto, seguiré sus ataúdes, en la pálida tarde, y esperaré mientras son bajados a sus lechos de muerte, y me quedaré sobre sus tumbas hasta asegurarme que están muertos”.

    Posdata: Nada de expresiones políticamente correctas; el asco que me produce semejante gentuza es directamente proporcional a la desesperanza en la que sumerge a todo un pueblo. Un pueblo que, mayoritariamente, no se merece estar por debajo de tanta miseria moral… su miseria moral.

    • Estimado Aureliano:
      Tu comentario es muy duro, pero muy importante. Porque la realidad no es inocente y las decisiones no son ingenuas. No se trata de un simple error. Se trata del trasfondo de una ideología que se concreta en beneficio de unos/as y en perjuicio de otros/as. T los perjudicados son siempre los mismos.
      las reválidas son como una carrera a la que concurren personas con una salud de hierro, buena alimentación, deporte cotidiano, entrenadores bien formados… y otras desnutridas, enfermas, sin medios para hacer deporte, sin entrenadores… Y sin conciencia de lo importante que es esa carrera. Se sabe quiénes van a ganar y quiénes van a perder.
      Un gran abrazo.
      MAS

  21. Hay una fácil manipulación de la huelga del 27 por parte de quienes defienden las reválidas. Es tachar a los huelguistas de personas que no quieren el esfuerzo, ni el control, ni el trabajo de preparación.
    A nadie he oído eso. Nadie ha dicho que no haga falta la evaluación.mPero yo defiendo una evaluación:
    CONTINUA
    CUALITATIVA
    CONTEXTULIZADA
    ADAPTADA
    DIVERSA
    ENCAMINADA AL APRENDIZAJE…
    Para mí está muy claro que en las reválidas acercan los más desfavorecidos/as.
    Buena semana, desde el miércoles.

  22. Decía Carlos Castilla del Pino en su aforismo número 10 de ese magnífico libro titulado ‘Aflorismos’: “No hay pecados. Si los hubiera, se resumirían en uno: la mentira”.

    Absolutamente de acuerdo con este gran psiquiatra, al que conocí y echo de menos. La mentira, y sus variantes, es la base de la degradación moral; la misma degradación a la que nos ha sometido este Gobierno y su partido, y que desgraciadamente tenemos que soportarlo más años.

    Posdata: Para quienes hacen lecturas literales, quisiera indicarles que la traída a colación del epílogo de la canción “Masters of War” de Bob Dylan, reciente premio Nobel de Literatura, se debe a que el próximo domingo publicaré un artículo sobre sus inicios. A mí, sencillamente, me basta con que desaparezcan del mapa, con no volver a ver los rostros cínicos de toda esa caterva que ha hecho de la mentira, el engaño y la estafa su modo de vida (algo bastante difícil, pues los tenemos a todas horas en los medios de comunicación).

    • Querido Aureliano:
      Hay dos cosas del PP que me incomodan respecto a la LOMCE.
      – En primer lugar, efectivamente, es la mentira que soltaron antes de las elecciones cuando dijeron que no se ibas a tocar la educación Y vinieron recortes en educación. E impone ¡los recortes un gobierno que hace la ley para “mejorar la calidad”.
      – En segundo lugar, el hecho de que no negociaran ni una coma de la ley. La LOMCE no tuvo ni un apoyo de todo el Parlamento. Por eso ahora también me resulta sospechoso su amor al diálogo.
      Un cordial saludo en la admiración común pro Carlos Castilla del Pino.
      MAS

  23. Las reválidas son filtros que establece el sistema para deshacerse de aquellos que no son” suficientemente” listos o trabajadores o espabilados o…
    Casi siempre, quienes no pasan ese filtro son las personas más desfavorecidas. Quienes ya eran víctimas la pobreza, de la incultura, de la falta de expectativas, acaban cayendo en esas barreras que se colocan.
    Solamente las pueden saltar los más sanos, los más ágiles, los más dotados. Y eso depende, en buen medida, de los contextos.
    Estoy con el autor y, po,r consiguen, contra las reválidas.
    El PP las impuso porque no quiso pacto con nadie.Ni un solo voto conquistó del arco parlamentario más que los suyos.
    Un saludo.

  24. Las reválidas son tramposas porque parece que solo miden el aprendizaje y el esfuerzo. Pero hay m´ças cosas que condicionan los resultados. Me refiero al punto de partida, a las condiciones y a los medios de cada uno. ¿Por qué fracasan más los pobres?
    Po otra parte, es cierto que se pone en cuestión el trabajo de los docentes ya que hace falta que una evaluación externa diga si han aprendido o no. Como si la acreditación que ellos hacen no tuviese valor.
    Contra las reválidas al cien por cien-
    Gracias por el artículo.
    Saludos a todos los lectores y lectoras del blog.

  25. ¡Buenas Noches!

    Mi nombre es María Guadalupe, recientemente veía una conferencia del Dr. De los Santos Guerra en Jalisco, esto vía internet. Me agradó demasiado, posteriormente leía este artículo y los comentarios que de el derivaron y me han surgido varias ideas que me permito expresar.

    En México se ha implantado una “Reforma Educativa” en donde se evalúa a los Docentes en Servicio y a los Individuos que somos Docentes en Formación se nos aplica un examen de Ingreso al Servicio, en donde el Sistema decide si eres Idóneo o NO para trabajar en una Institución Educativa.

    Muchos Jóvenes los últimos 4 años de su vida, nos encontramos aprendiendo y preparándonos dentro de las Escuelas Normales con el único fin de estar dentro de un aula con personas que en un futuro no muy lejano se convertirán en políticos, doctores, sacerdotes, artistas, docentes, etc. y poder guiarlas de manera adecuada para que no busquen solo el beneficio propio, sino el bien común.

    Esa es una situación que sucede en México en el ámbito educativo, así también ocurren situaciones similares en España y en otros países. Cuando dentro de las aulas el docente trabaja con amor y pasión a su profesión y además realiza una evaluación cualitativa, guiando a sus alumnos para que aprendan a PENSAR, REFLEXIONAR, CONVIVIR, APRENDER, APRENDAN A AMAR Y SER FELICES, se estará gestando un cambio verdadero.

    El trabajo en conjunto (colaborativo) siempre rendirá más frutos que el individualismo, y un ejemplo de ello son las Protestas.

    Doctor Miguel Ángel de los Santos Guerra y audiencia que comenta en este Blog, soy una estudiante mexicana, actualmente me encuentro investigando sobre la importancia de promover el Aprendizaje Autónomo desde Educación Básica (Secundaria), agradecería encarecidamente que pudiesen comentar algo entorno a ese tema.

    Les deseo una gran semana, y que todas las actividades que realicen los llenen de una inmensa alegría y satisfacción.

    • Querida María Guadalupe:
      Mucho ánimo en tu preparación para esa tarea tan importante y compleja. La historia de la humanidad es un larga carrera entre la educación y la catástrofe.
      Me pare muy importante la etapa de formación inicial en la que te encuentras.
      Y creo que el sistema tiene que establecer criterios exigentes para que se dediquen a esta tarea los mejores profesionales y las mejores personas del paìs. No los que no sirven para otra cosa.Esas pruebas tienen que tener en cuenta no solo el conocimiento.
      Me parece bien que se plantee la evaluación del desempeño docente, con tilde que se haga bien y se enfoque a la mejora de la práctica. La evaluación tiene que ser una ayuda, no un juicio.
      Creo importantísimo impulsar el aprendizaje autónomo.
      Besos y ánimo.
      MAS

  26. De acuerdo con los diez argumentos. Mi postura no es tan analítica pero no menos contundente.
    No estoy de acuerdo con un su implantación autoritaria, sin diálogo, sin consenso.
    Y veo bien los argumentos técnicos y los argumentos sociales que se explican en el artículo.
    Buen jueves.

  27. No a las reválidas.
    Fue a la huelga el día 27 y me ha alegrado ver bien reflejados los principios que me llevaron a ella.
    Las han paralizado, pro creo que hay que dar todavía más pasos.
    Creo que la LOMCE, en su conjunto, es un desastre.
    Saludos cordialísimos.

  28. Las reválidas son restos del franquismo, régimen en el que gozaban de muy buena salud. No que decir que su naturaleza sea franquista. Digo que congeniaban bien con aquella etapa de la historia de España. Solo seguían adelante las minorías de los que más tenían, sabían y podían. Los demás se quedaban en el camino. De ellos no se acordaba nadie.
    Yo no quiero ese sistema para una democracia.
    Saludos y gracias a todos los comentaristas y al autor del artículo.

  29. Buenos días, familia del Adarve.

    Es mi intención no extenderme, a ver si lo consigo.

    Aclaraciones a mis anteriores intervenciones. No las creo necesarias, pues fui dejando muchas pistas. También están todas mis opiniones anteriores, mi forma de pensar, mi posicionamiento. Escribo lo siguiente porque quiero asegurarme de ser bien interpretado.

    – Miguel Ángel dice que para entenderme es necesario manejar el código de la ironía, el sarcasmo o la sorna.

    – Para asegurarme bien de sus acepciones, las he buscado en el diccionario. Aparecen las palabras burla, sangrienta, cruel, ofende, maltrata, pícaro, ruin, tramposo. NO ME GUSTAN Y NO ES MI INTENCIÓN ESA.

    – Ironía. Yo solo pretendía escribir de forma irónica. He encontrado la expresión HABLAR DE CHANZA. Su definición dice: hablar aparentando sinceridad cuando realmente no se habla de veras.

    – Es una forma de expresión, y a mí, al escribir, me sale de forma natural. En mí no hay intención de disimular nada ni de burlarme de nadie (aunque puede que alguna vez, cuando doy de comer al lobo que me defiende, haya algo de eso, pero poquito).

    – Es que (de esqueismo) como sé que a muchos nos fastidia que Miguel Ángel toque demasiado lo que llamamos política (me imagino que los que no somos de su cuerda), pues me puse en el pellejo de quien yo estoy en desacuerdo, y comencé con un ¡otra vez a las andadas! Y ES QUE A MÍ ME ENCANTA QUE ESCRIBA SOBRE POLÍTICA EDUCATIVA. (Me pregunto si queda algo de política que no sea de interés educativo).

    – El problema, aunque buen ejercicio para entenderse uno mismo, de ponerse a argumentar, o algo parecido, en contra de tu/mis puntos, es que surjan ideas que me parezcan de sentido común, que me parezcan lógicas. Eso también es lo bueno, poner en duda mis propias ideas. ¿Por qué pienso lo que pienso? Y venga, a buscar nuevas argumentaciones a los puntos-respuesta que yo escribí.

    – No todo lo que escribí lo hice con ironía. Puse cosas y estoy buscando mis propias respuestas. Pero una tengo bien clara. ESTOY EN CONTRA DE LAS REVÁLIDAS. NO ESTOY EN CONTRA DE LA EVALUACIÓN.

    – Yo soy mucho de SEVILLA, porque Sevilla tiene un color especial.

    – Parece ser que, al igual que el Quijote en su día, me ha salido un tocayo rival para el puesto en el ministerio del nuevo lobby de nuestro presidente. Interesante. Habrá que ponerse las pilas. Dicen que es muy bueno. No ironizo, hablo en serio. César decía que cuanto más fuerte sea el rival, más gloriosa será la victoria. O algo así. Por eso, ¡ÁNIMO SEVILLA!

    – Querido Aureliano. Mi lobo malo necesita comer de vez en cuando, y veo que el tuyo también. Un poquito nada más. Lo justo. Porque, si de verdad lo alimentásemos como algunos y algunas (sean personas, partidos o sistemas), lo suyo sería desearles una muerte lenta y de sufrimiento, no en la cama y con todo tipo de atenciones médicas. Sencillamente sería darles a probar de su propia medicina, la que tienen para los débiles en todos los sentidos. Porque, al final, son lo que dices tú para tus amigos los obispos. UNOS COBARDES.

    – Yo no soy gracioso. Me lo tomo todo excesivamente a pecho. Pero sabiendo de las bondades del humor para la prolongación de la vida (y bondades para un mejor entendimiento), y esperando que la compañera lo entienda, no puedo desaprovechar la ocasión de felicitar a nuestro querido maestro y anfitrión, por su marquesado. No nos había comentado nada, o por lo menos yo no lo sabía. ¡Por fin igualamos o elevamos la educación a la categoría o prestigio del futbol!

    Debería retirar mi primera frase, pero en un momento de sincerarse, ya veis, me define. Me pasa como a España, o parte importante de ella. ESTAMOS SECUESTRADOS POR NUESTROS OPRESORES. La demostración palpable, entre otras muchas, son las elecciones. (¡Qué decir del caso PSOE!).

    A la espera de tu nuevo artículo. (De “política”, porfa. PORFA, PORFA, PORFA, …).

    Un fuerte abrazo para ti, Miguel Ángel (nada de señor Miguel Ángel, introducción cuando pretendo ser el otro yo), y para todas y todos los que te seguimos.

    (Dejo para otra mejor ocasión, la finura de pelo de gato que mayoritariamente solemos tener todas y todos, seamos del gremio que seamos, ante la crítica hacia dicho gremio. Todo “dios” parece sentirse aludido y en la necesidad de defenderse. “SIN CRÍTICA NO HAY MEJORA. Y me refiero a la crítica en el sentido que la entiende Miguel Ángel). (A mi tribunal no le gustó nada. Mi lobo bueno es tonto).

    • Querido José Antonio:
      Es curioso. A veces tengo que releerte. Y creo que eso es bueno. Pocas veces me pasa. Porque, en tu caso, es que a veces saltas de un estilo más directo a otro más irónico y a la inversa. No vale lo del sarcasmo, quizás. Acaso lo de la sorna.
      Mañana no toca política: ya está redactado. He escrito algunas reflexiones sobre un tema que ha pedido un Director de una escuela argentina: la envidia en las organizaciones escolares. Bueno, no es política, pero sí micropolítica, como dice Stephen Ball.
      Un abrazo.
      MAS

  30. Creo que las reválidas son perniciosas.
    Sobre todo para los más desfavorecidos. No se pueden considerar solamente desde la perspectiva técnica (que también tiene su miga). Hay que verlas desde la perspectiva sociológica, desde la perspectiva ética. No son inocentes.
    Buenos días a todos los lectores y lectoras.

  31. Me ha parecido muy bien la implicación de la gente de pie en esta cuestión. Alumno, padre y profesoress en la calle pidiendo la abolición. La participación ciudadana es muy importante en una sociedad democrática.
    No podemos quedarnos impasibles, cruzados de brazos, mientras se toman medidas que nos paren injustas.
    Algo se ha conseguido, pero nada definitivo. Porque lo que se ha hecho postergar la aplicación.
    Hay que seguir en esa batalla.
    Por eso me ha parecido magnífico el articulo.
    Saludos y gracias.

  32. Hola,

    Sr. Aureliano,

    ¿Todos son así como Ud. dice?. ¿Todos?. ¿Y la presunción de inocencia?. ¿Y los derechos fundamentales de las personas?. ¿No le crea algo de duda a Ud. el hecho de que los voten 8 millones de personas?.

    Cuando Ud. generaliza en sus dos últimos comentarios, entiendo que injuria y calumnia. ¿Es usted docente de futuros profesores y maestros?. ¿Ud. ama al ser humano?.

    Dimasiado pobres sus dos últimos comentarios. Muy pobres.

    Tengan un buen día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.