Violencia sutil de género

22 Oct

Mi amigo Antonio Poleo está coordinando en Málaga un Certamen juvenil de micro-relatos sobre violencia de género en la juventud. Y me ha pedido que dedique algunas reflexiones a la delicada y crucial cuestión de le violencia invisible. Lo haré en aras de la amistad y, cómo no, de la trascendencia del tema.

Y tendrá que ser alta, para lo cual elegirá unos zapatos con elevados tacones, aunque le destrocen los pies y no pueda apenas caminar.

Este es un problema que afecta a media  humanidad y que sigue generando víctimas cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo… Mujeres muertas (fueron 63 en España en el pasado año), mujeres enterradas en vida, torturadas, maltratadas, destruidas, discriminadas, violadas, silenciadas… Por el simple delito de ser mujeres. Y las fuentes del sexismo siguen manando y manando, derramando su agua fétida sobre las costumbres, el lenguaje, las relaciones personales y laborales, las creencias religiosas, las ocupaciones, las expectativas…  Hay que acabar con esta lacra.

En 1984 (cuidado que ha llovido desde entonces) escribí “Coeducar en la escuela. Por una enseñanza no sexista y liberadora”. Porque ya creía entonces que es en la tarea educativa  donde está la verdadera solución. No solo en la educación, claro está. Y no solo en la educación escolar. La familia es el nicho ecológico por excelencia donde se configura la personalidad. La clave está, pues, en la formación de concepciones, de actitudes y de prácticas asentadas en valores, sustentadas en el respeto a la dignidad de todas las personas, hombres y mujeres.  Se ha avanzado, sí.  Pro todavía queda un largo camino. Un camino que, mientras se recorre, deja un reguero de víctimas. Por eso urge tanto la solución.

La idea del Certamen de micro-relatos parte de la Asociación “Iniciativa Internacional Joven”. Son muy loables sus objetivos. Están en la base de la coeducación. Cito algunos: animar a los  jóvenes y a las jóvenes a intercambiar y analizar experiencias sobre la violencia invisible de género, fomentar actitudes críticas y activas ante el sexismo, estimularles para enfrentarse a la violencia de género, crear un espacio de encuentro y reflexión…

Desde aquí felicito a los autores y autoras de la iniciativa y animo a los jóvenes y a las jóvenes a participar con su relato en el Certamen. No solo para ganar sino para reflexionar, para sentir, para comprometerse con esta causa que nos afecta a todos y a todas. Que afecta, en especial, a las víctimas.

Hace algunos años publiqué, en la revista “Misión Abierta”, un artículo titulado “Las mil caras de la violencia contra la infancia”.  Las  caras que analicé eran todas invisibles, casi imperceptibles, totalmente subrepticias. Decía allí que la violencia burda es fácilmente detectable, perseguible y condenable, pero que hay una violencia sutil que es más difícil de descubrir y de combatir. Es más fácil denunciar una bofetada que un piropo. Es más sencillo rechazar una patada que un beso forzado. Recuerdo ahora aquel hermoso libro de María José Urruzola: “Ni un besito a la fuerza”.

El peligro que encierra la violencia sutil es que, a veces, está disfrazada y no se detecta fácilmente: ”si me quieres, dame la contraseña de tu correo” (control), “yo trabajaré para los dos” (sobreprotección), “no me gusta que te pongas minifalda” (posesión), “tienes que hacer dieta” (tiranía), “no me gusta cómo te ha mirado ese tío” (celos), “hoy no te has maquillado” (dominio)…

Es necesario avivar el sentido crítico para saber captar la realidad con perspicacia y hay que desarrollar el compromiso ético para no ejercer la violencia y para rechazarla con energía cuando se es objeto de ella.

Voy a centrarme en un aspecto (de los miles que existen) de violencia sutil. Me refiero a la dictadura de la belleza, a la esclavitud de la hermosura que sufre la mujer.  Las niñas acaban comprendiendo que, en esta sociedad machista hay que ser hermosa par tener éxito, para que te acepten,  para que te den trabajo, para que te quieran.

Está muy bien (dicen las teorías) ser una persona honrada, trabajadora, solidaria, humilde, inteligente, generosa, justa, bondadosa, auténtica…, pero a la hora de ser elegida para un baile, todas esas cualidades no sirven para nada.  O a la hora de encontrar trabajo o de elegir pareja.

La trampa es mortal.  La servidumbre que genera esta exigencia, la ansiedad y el miedo al rechazo que provoca, la mala autoimagen que suscita, meten a la mujer en un laberinto emocional. O te acoplas a las demandas de la sociedad o te conviertes en una fracasada.

Para ser respetada, aceptada y querida, una chica tendrá que ser guapa y se pasará horas delante del espejo maquillándose hasta que casi deje de verse a sí misma.

Y tendrá que ser alta, para lo cual elegirá unos zapatos con elevados tacones, aunque le  destrocen los pies y no pueda apenas caminar.

Y tendrá que llevar un peinado a la última moda para lo que deberá dedicar un tiempo y un dinero de los que, acaso, no dispone.

Y tendrá que vestir de una forma elegante, atractiva, a ser posible con prendas de marca, aunque no tenga dinero para comprarse esa ropa.

Y tendrá que ser delgada. Para lo cual deberá comer lo indispensable, aunque con ello arriesgue la salud y se prive de placeres saludables.

Y tendrá que tener unas facciones proporcionadas, para lo cual pensará que no estaría mal hacerse una o más operaciones de estética.

Y sus ojos tendrán que tener un color maravilloso para lo cual deberá probar y probar y luego comprar unas lentillas adecuadas, aunque caras.

Y tendrá que adornarse de joyas y de abalorios que cuestan un dinero que ella no tiene y del que carecen sus padres.

Por todo ello, la chica empezará a sentir que cuando no está maquillada, cuando no lleva tacones, cuando lleva ropa sencilla, cuando no está delgada, cuando no lleva joyas, cuando  conserva sus propios rasgos, es decir, cuando es ella misma, no puede ser aceptada ni querida.

Aconsejo a mis lectores y lectoras que vean (no podrán hacerlo sin emocionarse) el video titulado “Maltrato sutil”, con guión y dirección de Diego Jiménez e  ilustraciones de Sonia Sanz Escudero. No puede ser ni más breve, ni más hermoso, ni más contundente.

Los elogios que reparten los hombres (y las mujeres, a veces), la selección de modelos que presentan los medios (¿alguien ha visto una presentadora anciana, obesa o extremadamente fea…?), los criterios de elección de novias y parejas… están basados muchas veces en el aspecto exterior.

Acabo de leer una estupenda novela de Rosa Montero que se titula “La carne”. Resulta patética la preparación de Soledad para recibir en su casa la segunda visita de Adam. En las páginas 78, 79, 80 y 81 (¡cuatro páginas!) se describe con precisión todo lo que hace para estar atractiva. Un martirio.

El problema se agrava cuando la violencia sutil  (casi siempre impune) es ejercida por personas cercanas, las más cercanas, las que tendrían la mayor exigencia de respeto a la dignidad de esa mujer.

Quiero aconsejar a mis lectores y lectoras la lectura de una novela titulada “Por trece razones”. Cuenta  Jay Asher, maestro y librero, la aleccionadora historia  de Hannah, una adolescente que se suicida a causa de la violencia sutil que ejercen sobre ella trece personas  a las que deja, como legado póstumo, un conmovedor mensaje grabado en el que de viva voz recorre los escenarios y repasa las circunstancias dolorosas que le han llevado a tomar la fatal decisión. ¿Quién causó al muerte de Hannah? ¿Quién pagó por ella? Nadie.

48 thoughts on “Violencia sutil de género

    • Querido José Antonio:
      Madrugador (7.02) e incisivo comentario.
      Me gusta más que sea así y que aparezcan tus aportaciones el viernes.
      Gracias.
      Un abrazo.
      MAS

  1. Para mi modo de ver, maravilloso articulo y excelente la idea del Certamen juvenil.
    !Qué difícil es librarse de esa sutil violencia que más o menos inconscientemente se ejerce¡ La costumbre de tantos siglos de considerar a la mujer como ser débil, como hecha para agradar al varón, el ser fuerte, es difícil de eliminar tanto desde el punto de vista de la mujer como del hombre. La mujer sigue sometiéndose, creo que gustosa, a certámenes de belleza y a otras muchas cosas consideradas femeninas. Y el hombre, por lo general, juzga más a la mujer por su tipo externo que por su real valía como persona.
    La descripción de Miguel Ángel de esa sutil violencia, me parece extraordinaria, y como es sutil me parece más difícil de eliminar.
    Personalmente,con relación al trato a la mujer, siempre me pregunto cómo es posible las actitudes, no ya sutiles, sino violentas claramente, como las violaciones, realizadas sobre la mujer, ser en el cual hemos estado nueve meses dentro de ella y a la cual le debemos la vida y la dependencia absoluta en nuestros primeros años de vida.
    La falta de reflexión y la inconsciencia humana es enorme. Esto es válido para las personas cuyo cerebro funciona de modo considerado normal, pero si se entra en el montón de problemas psiquiátricos, las consideraciones son diferentes.
    Creo que sólo la reflexión y la educación puede poner al hombre y a la mujer en su lugar de dignidad, como personas, por encima de otros instintos naturales.
    Saludos

    • Querido Joaquín:
      Es la mujer la que tiene que enarbolar la bandera de la liberación. Pero los hombres también tenemos nuestra tarea en el proceso. Por una parte, revisar los patrones de compartimento de la masculinidad. En segundo lugar, ayudar a que se realice un verdadera coeducación. No basta enseñanza mixta, hace falta coeducación auténtica. Nosotros no debemos ser confiados de piedra.
      Comparto contigo contigo la idea de que educación es la clave: porque supone espíritu crítico y compromiso ético.
      Un abrazo y gracias por leer y por escribir.
      MAS

  2. Cuestión verdaderamente sangrante. Lo digo porque ha provocado el derramamiento de mucha sangre femenina.
    ¿Cuántas muertes en el mundo por la violencia machista?
    Pero hoy nos toca centrarnos en la violencia sutil. Es una cuestión de mucho calado. Porque esa violencia no se detecta fácilmente, está llena de trampas.
    Cuando el novio controla a su chica parece que la protege pero, en realidad, la está dominando, la está sometiendo, laísta dosificando.
    Hay que tener mucho cuidado.
    Buend domingo.

  3. Muy buenas tus reflexiones.Ni que hablar del cuidado que debemos tener los maestros en nuestras aulas.Muchas veces (y espero que sin mala intención) se hacen comentarios que pueden hacer referencia a un modelo de mujer por ejemplo: ¡Qué bonita esa niña tan delgada! o “Con esa altura no vas a necesitar tacos cuando seas grande” por citar los más suaves.
    No estoy diciendo que los docentes lo hagamos con mala intención, simplemente es necesario reflexionar (como lo haces tú) para no caer en esa violencia sutil.
    Gracias Miguel Ángel por tus aportes siempre tan valiosos.
    Saludos
    Ana Clara

    • Querida Ana Clara:
      Gracias a ti por leerme y por escribir.
      Hace unos años dirigí una tesis sobre cómo se construye el género en una escuela de educación infantil.
      Como resultado la autora escribo un libro titulado Triunfantes perdedoras.
      En ese trabajo aparece de forma clara lo que tú dices: muchas frases, muchas prácticas, muchas costumbres arraigadas que mantienen y hacen crecer el sexismo. No son muchas conscientes, pero eso no quita para que sean eficaces.
      Hace falta reflexionar y comprometerse.
      Besos.
      MAS

  4. Buenas tardes!!! qué tema profundo y doloroso el de hoy, a mi me duele tanto el corazon cuando trato de comprender algo tan inentendible como es la violencia,el desamor, a veces digo en que se ha convertido el ser humano, hacia donde van nuestros niños, donde quedaron los valores?…un cariño grande para vos y tu familia

    • Querida Marisa:
      Pues sí, la discriminación tiene difícil explicación si aceptamos que TODOS LOS SERES HUMANOS son depositarios, por el hecho de serlo, de una DIGNIDAD INDISCUTIBLE. ¿Cómo justificar que la mitad de la humanidad está condenada a la discriminación?
      La educación abre la mente y hace más sensible el corazón.
      Besos.

  5. Creo que cohabitan dos condiciones, por un lado el miedo y la inseguridad que en los cobardes, sumada a la impunidad, abusan, someten, maltratan… y otro el tema del cortejo, que existe como especie animal dado que no hemos dejarlo de serlo por más cerebro superior que ostentemos; el punto es como se tergiversó la natural necesidad de gustar y atraer al otro, al desmadre en que hemos resultado inmersos y desde hace siglos, basta contemplar la andanada de idioteces a la que nos hemos sometido, aun atentando con el principio básico de encontrarnos saludables.
    Siempre es la educación las que nos libera, incluso de las peores ataduras; ese niño o esa niña cuya autoestima es un logro hallará las defensas para contrarrestar tanta vileza.
    El mundo es un hacer cotidiano, hagámonos cargo, y no sólo del otro lejano, y ajeno; de lo difícil, de lo que tenemos a diario, cerca, en lo que somos parte.

    Asimismo, creo que verlo, ponerlo en evidencia, es un inicio para poder enfrentarlo y cambiarlo.
    Gracias, MAS.

    Tiene tres años, pág. 52 https://espanol.free-ebooks.net/ebook/Espejo-Espejito-La-Belleza-Como-Aberracion

    • Querida Rita:
      Comparto tus preocupaciones sobre las prácticas de cortejo.
      Y me gustará leer tu libro Después de comer perdices…
      Hoy he preguntado por tu novela en La casa del libro de Málaga. No la tenían. Lástima.
      Gracias por tu lúcido comentario.
      Y por la revista que nos aconsejas.
      Besos.
      MAS

  6. Hola querido profesor, saludos desde Argentina, Mendoza. Le quería comentar que el 26 de octubre en mi país se va a realizar una Jornada Nacional: “EDUCAR EN IGUALDAD. PREVENCIÓN Y ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO”,en todos los establecimientos educativos y se ha invitado a las familias. La escuela cumple una función social importante en la comunidad, y en temáticas como estas, más que nunca debe incluir a las familias, ya que ellas también tienen mucho para aprender, opinar y proponer. A través de estos escenarios como estos, seguramente concluiremos en la importancia de afectos respetando sentimientos y deseos de los otros y las otras, y en la resolución z través del diálogo, evitando manifestaciones violentas.
    Yo, soy docente de sala de 4 años, estoy muy ansiosa para este día; doy clases en un comunidad urbano-marginal bastante conflictiva con respecto a la relación entre los padres de mis alumnos (muchos enfrentamientos). veré el video que usted sugiere; y perdone mi atrevimiento: usted podría aconsejarme que material trabajar con niños pequeños, porque la mayoría del material que encuentro es más dirigido adolescentes o adultos; se que como padre de su pequeña que nos a contado en sus congresos debe tener hermosas historias que mi me ayudarían.
    También quiero invitarlo a que vea las últimas tristes noticias de femicidios que están sucediendo en mi provincia Mendoza, Argentina en menos de dos meses, todos/as estamos muy tristes, lamento que sea una invitación tan fea, pero se que usted va a comprender como están nuestras emociones.
    Desde ya muchas gracias querido profesor, y es un placer escribirle.

    • Querida Patricia:
      Gracias por tu emotivo y enriquecedor comentario.
      Cuando escribí “Coeducar en la escuela. Por una educación, Por una enseñanza no sexta y liberadora” hacía referencia a un proyecto conductiva en una gran escuela que tenía todos los niveles. Por supuesto, el inicialHay materiales pata todos los niveles.
      Insisto en el libro en que ese proyecto debe ser:
      de escuela y familia
      de maestros y maestras
      de niveles inferiores y superiores
      Incluso los materiales destinados a adolescentes pueden adaptarse en la filosofía y la metodología a los más pequeños.
      Ese día debe servir para avivar las conciencias.
      Triunfantes perdedoras cuanta una investigación sobre el aprendizaje de los patrones de género en una escuela infantil (vuestra inicial).
      Tu etapa es de gran importancia para el aprendizaje de estas cuestiones.
      Besos.
      MAS

  7. Gracias por las referencias que nos haces en el artículo:
    – Coeducar en la escuela
    – Ni un besito a la fuerza
    – La carne
    – Por trece razones
    Todos parece interesantes. Lo que pasa s que el presupuesto es limitado. También existe el problema de la localización. El de Rosa Montero, que acaba de salir por lo que yo sé, no será difícil.
    Me falta tiempo para leer.
    Saludos y gracias.

  8. Muchas gracias querido profesor por sus palabras y por el material que me ha sugerido: Coeducar en la escuela. Realmente gracias por su reconocimiento de las docentes que trabajamos en nivel inicial,muy pocos comprenden la importancia de esta etapa en los pequeños y es cuando más logros positivos podemos alcanzar: sus mentes están puras, sanas y sin maldad; mis 30 alumnos de 4 años son amor puro; mi meta es que las 3:30 hs que están conmigo lo disfruten, sean felices porque sí lograré que aprendan.
    Espero que este miércoles en el taller con los padres, mi pequeño aporte contra la violencia de género ( será un granito de arena más) sea un gran disparador positivo en las mentes y corazones de las familias de mis alumnos.
    Como siempre un placer escribirle, poder leerle y tener sus consejos, muchas gracias y saludos.
    PD: Obviamente le contaré mi experiencia de ese día, lo que aprendí.

    • Querida Patricia:
      He pensado muchas veces en eso: la etapa más rica, más potente, más valiosa del sistema educativo es la inicial. La más plástica, la más influyente, la más rica…
      No sé si conoces el libro que he publicado en Homo Sapiens (Rosario. Argentina) .este mismo año. Se titula LA CASA DE LOS MIL ESPEJOS Y OTROS RELATOS PARA LA EDUCACIÓN INICIAL. Tiene cinco partes: los niños/as, la institución, la tarea, las familias, los y las docentes.
      Como era de esperar, toco este tema en varios textos, en especial en uno que se titula TRIUNFANTES PERDEDORAS.
      Me encantará conocer el resultado de tu experiencia.
      Gracias por leer y por escribir.
      Besos.
      MAS

  9. Excelente llamada de atención, clara, potente y necesaria.
    Es bueno poner el foco en esta modalidad de la violencia. La otra daña a la vista y esta no se ve.
    La violencia es omnipresente: está en el lenguaje, en las costumbres, en las relaciones, en la doble moral…
    Me parecen estupendas las dos propuestas:
    1. ANALIZAR, DESCUBRIR, CRITICAR
    2. COMPROMETERSE, EVITAR O RECHAZAR.
    Hay que trabajar sin descanso.Buen domingo a todos los lectores y lectoras el blog.

  10. Pingback: Violencia sutil de género | El Adarve | ...

  11. Estimado Miguel Ángel: El artículo es muy interesante, profundo y de mucha actualidad. Comparto tu afirmación:”Es necesario avivar el sentido crítico para saber captar la realidad con perspicacia y hay que desarrollar el compromiso ético para no ejercer la violencia y para rechazarla con energía cuando se es objeto de ella”. ¿Quisiera saber de qué manera los docentes podemos avivar el sentido crítico y el compromiso ético en nuestros alumnos adolescentes y en sus padres, que tienen un rol fundamental? Un fuerte abrazo. Jorge Aníbal

    • Estimado Jorge Aníbal:
      Ya ves qué cerca tienes una iniciativa: la que comento en este artículo. Que escriban relatos de corta o larga extensión. Eso les ayuda a pensar. Pueden también leer textos sugerentes. Pueden reflexionar sobre noticias de prensa, pueden hacer debates, organizar role-playing, hacer ejercicios…
      El compromiso ético se cultiva desde la práctica. Tienen que tener principios que les lleven al resto de la dignidad de cada persona. Y tienen que respetarse a sí mismos y a sí mismas. Es bueno recordar a las mujeres que no hay mayor opresión que aquella en la que la oprimida mete en su cabeza los esquemas del opresor.
      Gracias, una vez más, por leer, por escribir y por preguntar.
      Un abrazo.

  12. Querido Maestro!
    Aleccionador comentario y agradecimientos por la aportación de numerosos libros que nos pueden ayudar a sobrevivir al maltrato.
    Sí, es una carrera de obstáculos a la supervivencia las personas que han vivido y soportado la ruina en sus vidas a causa de un maltratador. Invisible pelea entre el yo y la autoestima, la dignidad y los agravios, las peleas y los desencuentros, que intentan acabar con el deseo de vida.Lo peor es que esos difíciles traumas que generan esos comportamientos desembocan en graves ausencias de afectos y te acompaña todo la vida.
    Te crees merecer ese trato porque no te dejan comparar ni ver otras formas de vida.
    Sin embargo los milagros existen.Los ojos se abren con nuevas perspectivas, con gente como usted que nos ofrece su sabiduría, con esos proyectos nuevos en las escuelas,con asesoramientos y ayudas a las víctimas.
    ¡Me duele en el alma no haber tenido más información, y más coraje de vivir;pero eran otros tiempos!
    La pena es que siguen habiendo casos y trágicas muertes.
    La lucha continua con las que aún estamos aquí dando voz a quienes las tienen dormida por tantas injusticias.
    Vivir es para mí, el reto de mi vida.
    Gracias Miguel Angel nos llenas de afectos y de esperanzas.
    Sin más me despido de todos con un cordial saludo.

    • Querida Loly:
      Tus comentarios siempre son vivenciales, siempre miran a tu tu corazón, a tu vida, a tu experiencia, a tus sentimientos. Aflora en ellos la riqueza de tu espíritu y la sinceridad de tus palabras. SOLO HAY AHORA en la vida. El ayer pasó (aunque haya dejado sus secuelas) y el futuro no ha llegado (aunque genere miedos o esperanzas). Hay que aprovechar el AHIORA.
      BESOS Y GRACIAS POR COMPARTIR TU VIDA CON NOSOTROS.
      MAS

  13. Esta inciativa es muy interesante porque ayuda a que los jóvenes piensen y escriban. ESO LES HACE CONSCIENTES DE LA REALIDAD Y DE SUS MALES. Para escribir hace falta pensar. Y para pensar hace falta, en este caso, contemplar críticamente la realidad.
    Yo creo que es una buena iniciativa que se puede poner en marcha en las clases. Y después de haber redactado los relativo (sean micro o macro) se puede leerlos, compartirlos, comentarlos.
    De esa manera, incluso quienes no han escrito pueden conocer lo que otros han hecho y pensar sobre ello.
    Saludos al autor y a los lectores y lectoras.

  14. Querido Miguel Ángel:

    Me parece muy oportuno el artículo de esta semana en el que abordas eso que llamas violencia sutil contra la mujer, que es una derivación de lo que actualmente se denomina como micro-machismos, es decir, esas expresiones, gestos, comportamientos… que habitualmente pasan desapercibidos, pero que las receptoras de los mismos los reciben como discriminaciones u ofensas, dependiendo de la intensidad o de la intención con que se emitan.

    Puesto que tu blog va prioritariamente para quienes nos encontramos en el ámbito de la docencia, no debemos olvidar que no solamente transmitimos conocimientos instrumentales de aquellas disciplinas de las que estamos encargados, sino que también lo hacemos de valores con respecto a ambos géneros, sea por los modos de actuar con los alumnos y alumnas o por el lenguaje que utilicemos en clase.

    Por otro lado, considero es necesario que nos hagamos conscientes de que la igualdad es un horizonte hacia el que caminar y una meta a conquistar, y que, en la actualidad, aunque se haya avanzado mucho gracias a los distintos movimientos en pro de la igualdad de los derechos de las mujeres, queda un largo camino por recorrer.

    Ya centrándome en las actividades que indicas en tu artículo, te indicaría que, por mi trabajo en el campo de los lenguajes visuales, lo hago de manera habitual a través de los dibujos de los escolares o por medio del análisis de los mensajes publicitarios.

    Y ahora, de modo concreto, quisiera detenerme un poco en la publicidad, dado que a través de los cientos de anuncios que se reciben cotidianamente, en sus distintas modalidades, acogemos, de manera no consciente, estereotipos masculinos y femeninos que refuerzan esa idea social tan afianzada de que las mujeres son inferiores o tiene menos derechos que los hombres (aunque formalmente se diga lo contrario).

    El discurso publicitario está tan normalizado que no es sorprendente que los escolares y los chicos y chicas estudiantes de Secundaria hayan asimilado, en muchos casos, valores antagónicos, dando prioridad a los asignados al mundo masculino. Esto lo compruebo habitualmente en las investigaciones que llevo a cabo, sea con las imágenes o con el lenguaje.

    Por ejemplo, cuando se les pone en Secundaria que escriban eslóganes de los anuncios protagonizados, en un caso, por personajes masculinos y, en otros, por femeninos, comprobamos cómo han interiorizado a través de la publicidad un lenguaje que atribuye valores diferenciados según los géneros. Y es que, además, lo expresan de un modo como si fuera lo más natural del mundo.

    Para que los lectores y lectoras de El Adarve comprueben cómo la publicidad trabaja hasta el más mínimo detalle la presentación visual de “la superioridad masculina”, les invito a que lean el artículo “Los hombres primero”, que no hace mucho publiqué en los diarios digitales.

    http://www.montilladigital.com/2016/02/aureliano-sainz-los-hombres-primero.html

    Por otro lado, tenemos que ser conscientes de que no todo el mundo está por la igualdad de derechos de ambos géneros.

    En los sectores reaccionarios, especialmente ligados a los grupos integristas religiosos (Opus Dei, Camino Neocatecumenal o ‘Kikos’, Comunión y Liberación, etc.), junto a la jerarquía más conservadora, han considerado que se encuentran en una auténtica lucha contra quienes defienden la idea de igualdad, porque los consideran contrarios al “espíritu cristiano”.

    De ahí que hayan creado un discurso que ellos llaman “Ideología de género” para descalificar abiertamente los posicionamientos, teóricos y prácticos, de los que defendemos la igualdad y el derecho a la propia identidad sexual.

    Ellos habitualmente apelan a autores como San Pablo para defender sus posturas. Así pues, no es de extrañar que citando la carta a los Colosenses (3, 18-4, 1) en la que dice: “Mujeres, sed sumisas con vuestros maridos, como conviene al Señor”, sean capaces de escribir panfletos infumables, como los que realizó la italiana Costanza Miriano con sus dos libros titulados “Cásate y se sumisa” (dirigido a la mujer) y “Cásate y da la vida por ella” (dirigido al hombre), y que en nuestro país editó el arzobispo de Granada.

    Tuve la “santa paciencia” (es un decir, porque soy laico) de leérmelos y escribir varios artículos en los diarios digitales sobre los mismos.

    Si hay alguien que todavía tenga ganas de continuar con este extenso comentario, le envío el enlace del segundo artículo que publiqué sobre “Cásate y se sumisa”.

    http://www.montilladigital.com/2014/01/nueva-carta-costanza-miriano.html

    Bueno, no os canso más. Solamente, reiterarte de nuevo que sobre este tema conviene de vez en cuando entrar en él, pues, tal como apunté, el camino es muy largo y no debemos desalentarnos ante las atrocidades que de vez en cuando nos llegan por los medios de comunicación.

    Un fuerte abrazo en una tarde muy lluviosa.

    • Magnífico comentario Como siempre, enriquecedor.
      Gracias por los estupendos enlaces.
      Completamente de acuerdo contigo sobre la tremenda brutalidad que encierra la condena que hace la iglesia sobre lo que han dado en llamar “ideología de género”. Creo que tendríamos que ser más contundentes con testas posturas.
      Un abrazo.
      MAS

  15. Me gusta este artículo porque se centra en una cuestión verdaderamente importante. No me gusta hablar de micro-machismos. Porque todas estas cuestiones son MACRO. Porque la causa es MACRO.Es un problema muy grave porque produce víctimas. No asuntos MICRO.
    Es muy importante la cuestión también porque afecta a la mitad de la humanidad, como se dice en el artículo.
    Tenemos que pensar y tenemos que comprometernos con la causa. TODOS Y TODAS.

  16. Pingback: Mis enlaces semanales (LXXXII) – 30 de diferencia

  17. No sé como hay personas que no le dan importancia a estas cuestiones. Cuando aparece una mujer muerta, todo son lamentaciones. Pero, ¿qué pasa con las causas que la provocan? Cuando el agua del sexiamo ahoga a una mujer, ¿cómo no pensar en cegar los manantiales de donde surge el agua?
    No hay nada menor. Todo es importante. Una cosa es sutil y otra intrascendente.
    Por eso me parece acertadísima esta llamada de atención.
    Un saludos a todos los y las comentaristas ya los lectores y lectoras.

  18. Profesor: estuvimos juntos en 2002 en Chepes, La Rioja, Argentina. Suelo entrar a El Adarve y lo sigo leyendo. Ahora me entero que estuvo a 160 Km. de mi casa… Por favor, cuando esté cerca avíseme… será un placer volver a escucharlo. Soy de San Juan. Un abrazo de admiración.

    • He estado varias veces en San Juan varias veces.A ver si la próxima vez podemos volver a vernos. Viajo dos o tres veces a Argentina cada año. Ya he estado en 117 ciudades diferentes argentinas. En algunas he estado muchas veces pero, al menos una vez, en 117. Sé que son muchas. Le estoy muy agradecido a los docentes y a las docentes Argentina por seguir leyéndome y escuchándome.
      Muchas gracias.
      MAS

  19. Continuando, Miguel Ángel, con el tema que has planteado esta semana y que, por mi parte, se ha ampliado a lo que los sectores ultraconservadores llaman “ideología de género”, quisiera comentar un par de cosas que, a mi modo de ver, vienen bien como reflexiones.

    Comienzo por la parte práctica.

    Esta mañana en la clase que imparto en el Grado de Educación Infantil, durante el descanso que les ofrezco, dado que hora y media de teoría es algo pesado, una alumna que se suele sentar en las mesas de delante me dice: “Aureliano, ¿puedo enseñarte un dibujo en el móvil?”. “Por supuesto”, le indico.

    Quisiera indicar que, aunque la clase está mayoritariamente formada por chicas, también hay un grupo amplio de alumnos que se han animado a hacer esta especialidad, lo que me parece estupendo. Por otro lado, llevamos mes y medio estudiando la evolución del dibujo infantil, así como el conocimiento de las emociones y sentimientos expresados a través del dibujo de la familia.

    Sara, que así se llama la alumna, me muestra el dibujo. “Es de mi sobrino que tiene 4 años, aunque ya se acerca a los cinco. Como verás, se dibuja con un vestido y tacones”. “Entiendo que el pequeño”, le indico, “a través del dibujo manifiesta que se identifica con las niñas, ¿tiene algún hermano?”. “Sí tiene un hermano mayor que él”. “¿Qué opinan sus padres?”. “Ellos están un tanto preocupados. De todos modos, no intentan modificar sus gustos, por lo que, si les pide una ‘barbie’ de regalo, ellos se la compran y le dejan jugar a su aire”.

    Miro detenidamente la pequeña pantalla y me doy cuenta de que además de la falda, efectivamente, el pequeño se ha dibujado con zapatos de tacones altos, al tiempo que presenta algunos detalles propios de los dibujos de las niñas.

    “Me parece muy bien lo que hacen los padres. Creo que actúan de manera razonable”, le comento. “Lo que vamos a hacer es que, pasado un cierto tiempo, le vuelves a pedir el dibujo de la familia u otro que fuera jugando con sus juguetes favoritos, para que veamos si el pequeño tiene una clara tendencia a identificarse con el mundo de las niñas o si es una inclinación transitoria”.

    A Sara la parece muy bien la idea. Por otro lado, me confirma que el dibujo lo hizo el niño con la aprobación de los padres, sabiendo que me lo iba a presentar para que yo le manifestara mi opinión.

    Segunda reflexión.

    Esta mañana antes de ir a la Facultad, como suelo hacer habitualmente, leo la prensa por internet. En la misma veo que Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal, vuelve a insistir en la “ideología de género”, diciendo que es poco serio separar el género del sexo o, lo que es lo mismo, que al nacer no solo venimos con un código genético sino que también ya tenemos conformada de modo incipiente una personalidad masculina o femenina.

    Esto lleva a la conclusión de que la homosexualidad, masculina o femenina, es una enfermedad o desviación de la naturaleza, que no ha realizado bien su función, tal como ellos, “verdadera autoridades científicas”, lo han determinado tras sesudas reflexiones.

    Y ahora yo me pregunto: ¿Qué deben hacer los padres del niño: quererlo y ayudarle, respetando sus inclinaciones o apuntarlo a un terapeuta que esté de acuerdo con eso de la “ideología de género” y empezar las terapias de modificación de inclinaciones y conductas, incluso, llegado el caso, como tiempo atrás se hacía, acudir a electroshocks cuando sea algo mayor?

    Me gustaría saber la respuesta de todos esos “compasivos” obispos, y sus seguidores, que tan prestos están para encadenar a las personas a los mayores sufrimientos, incluso en sus más tiernas infancias.

  20. Tema sobre el que no escribe ni se habla lo suficiente. Porque el problema al que se refiere es de gran envergadura.
    En primer lugar porque afecta a muchas personas.
    En segundo lugar porque tiene consecuencias que afectan a la vida y a la muerte.
    En tercer lugar, por su complejidad y su difícil desaparición
    Hay muchos intereses y muchos obstáculos de por medio para acabar con él.
    Se ja avanzado, pero aún queda mucho.
    Saludos.

  21. Querido Aureliano:
    Lo de la Iglesia con esta cuestiones es tan grave que considero que deberíamos pensar en llevar a los tribunales a estos señores que se permiten hacer declaraciones tan contundentes.
    A cualquier otro no se le permitirían. No se permitiría a una asociación cultural, deportiva, política… que hoy dijese en sus estatutos: las mujeres, por el hecho de ser mujeres, no pueden pertenecer a la junta directiva.
    ¿Cómo?
    No se permitiría a nadie decir que la ideología de género es peor que la bomba atómica.
    A mi me censuró la jerarquía católico el libro PASION POR LA ESCUELA por una CARA A UN PROFESOR HOMOSEXUAL. Una cara que nació por un sentimiento de compasión hacia un ser humano que sufre injustamente.
    La impunidad que tienen para hacer declaraciones es tan injusta que tendríamos que pensar en medidas que vayan más de la simple crítica.
    No hay derecho.
    MAS

  22. Buenas tardes.

    Desde que Miguel Ángel trató el tema de hablar y escribir bien, ando a vueltas con nuestra lengua. Luego le añadí el sexismo, y a pensar otro poquito.

    Los siguientes párrafos son de Miguel Ángel en El Adarve. Si pongo estas ideas es porque las comparto.

    “Pero, cuando el trabajo fue avanzando, descubrieron cuántos hechos, PALABRAS y actitudes discriminatorias se escondían bajo la capa superficial de la vida escolar. Ellas se vieron sorprendidas por el LENGUAJE que utilizaban, por las costumbres, las expectativas y los prejuicios…” (10-3-2012).

    “Hace poco vi un reportaje sobre esos centros en que las niñas decían que preferían estudiar en ellos porque así no se distraían pensando en los niños. Otro tanto decían los niños. Y es que no hay mayor opresión que aquella en la que el oprimido mete en su cabeza los ESQUEMAS del opresor”. (10-3-2012).

    “Estoy por hacer VISIBLE a la mujer en el lenguaje, a costa incluso de que se haga más farragoso. Cuando chocan dos principios, uno lingüístico y otro ético, yo le doy más importancia al ético”. (30-9-2016).

    “Las fuerzas que alimentan el sexismo siguen vivas en todos los países: las religiones son androcéntricas, el LENGUAJE, las costumbres, la educación, las políticas… Se ha avanzado mucho, pero todavía queda muchísimo camino que recorrer”. (2-10-2016).

    “El LENGUAJE sigue siendo sexista, esconde a la mujer. Lo que no se nombra, no existe. Hay muchas palabras cargadas de connotaciones negativas por su género femenino. El lenguaje sobre la mujer y el lenguaje de la mujer han cultivado una discriminación que luego se extiende a las facetas de la vida”. (28-11-2015).

    “Hay que combatir las actitudes, las concepciones y los comportamientos sexistas. En todas sus modalidades, desde las más brutales hasta las más sutiles. Esa tarea relacionada con el pensamiento crítico y con el compromiso moral solo la puede impulsar la educación”. (8-3-2014).

    AURELIANO. Siempre leo tu Negro sobre Blanco. Esta semana no iba a ser menos. La amistad.
    Mi respuesta a tu última pregunta ya la sabes, pue me conoces. Yo no soy ni obispo ni seguidor de ninguno. Que no sea seguidor de Jesús ya no estoy tan seguro. ¿Recuerdas mi intención de renunciar a esas ideas y tu respuesta? Creo que ya no tendría tiempo de conseguirlo, y quiero destinar esas energías que me harían falta a otros intereses.
    Nos conocemos de este lugar. Lo nuestro no es amistad en el sentido puro de la palabra. Quizás no sea nada, yo no sé cómo denominarlo. Lo que sí sé es que me importa y me produce “algo” que te pasen cosas buenas o malas.
    Hechas las presentaciones, y habiendo puesto de manifiesto el cariño que te tengo, ves que “mis” palabras van de la importancia que tiene nuestro lenguaje en la perpetuación del machismo. Yo quiero aclararme sobre el desdoblamiento del lenguaje. Y por algún lado te leí algo, alguna opinión que tenías sobre el tema. Sé lo mucho que valoras el hablar y el escribir bien.

    ¿Puedes ampliarme, ampliarnos tu postura sobre el tema? Prefiero que me enseñe alguien con el que sienta afinidad, aprecio, admiración, (cariño). Sobre todo, si opino distinto que él. O no.

    Un abrazo fuerte a todas y todos. Para ti también, Miguel Ángel. (Tu opinión al respecto, ya la conozco). (Queda la muestra, ¿no?).

    • Querido José Antonio:
      Leí hace tiempo un artículo de Juana Castro sobre el lenguaje no sexista.Me pareció magnífico. Contundente, casi incontestable.
      La gramática, la sintaxis, la semántica, el diccionario… han sido elaboradas por hombres. No es casual lo que se regula Cuando se regula la concordancia de los adjetivos con el sustantivo se dice que debe hacerse por el género NOBLE.
      Creo que lenguaje es existo y creo que no debería serlo.
      Y punto.
      MAS

  23. Muchas gracias, Miguel, por tu deferencia y preguntar por la novela. No dejes que muera, me hubiera sorprendido que aun estuviera en La casa del libro, si es por opinar, la prefiero a Las perdices.

    Los que estamos en educación somos conscientes y responsables de lograr los avances; siempre intentarán vendernos lo que no queremos o necesitamos comprar y utilizarán el ardid que funcione. Leí tu artículo Aureliano.

    A nivel mundo, es Europa la que ha logrado los avances, aunque pareciese que el gigante americano llevase la voz, con sólo observar el detalle básico de la mujer llevando el apellido del marido… queda aun mucha agua por beber.

    Sigamos haciendo una muy buena escuela, es la más imprescindible de las rebeldías.

    • Estoy seguro de que la encontraré. Y la leeré.
      Me gusta mucho tu concepción de la escuela como “la más imprescindible de las rebeldías”.
      Besos.
      MAS

  24. Querido Miguel Ángel:

    Continuando con el debate introducido sobre las declaraciones de algunos obispos (no todos son insensatos y provocadores en sus afirmaciones), he de indicarte que algunos ya han sido denunciados a los tribunales, por ejemplo, el obispo de Córdoba o el de Alcalá de Henares. En el caso de este segundo, Juan Antonio Reig Plà, hace dos años comparó el Tren de la Libertad (nombre de la marcha en la que acudían cientos de mujeres a Madrid para oponerse a la contrerreforma de la ley del aborto que pretendía llevar adelante el por entonces ministro de Justicia Ruiz Gallardón) con los trenes de Auschwitz, que, como sabemos, fue un campo de concentración que los nazis instalaron en Polonia y en el que fueron asesinadas más de un millón de personas.

    ¿Y qué sucede cuando se presentan denuncias sobre las declaraciones de estos señores? Pues nada: las causas son sobreseídas. Estamos en un país en el que el Tribunal de Santa Inquisición estuvo campando a sus anchas durante más de tres siglos (de finales del siglo XV hasta el primer tercio del siglo XIX); el mismo que un levantamiento militar que conllevó a una terrible guerra civil fue calificado de Cruzada por la Conferencia Episcopal; el mismo en el que cuarenta años de Dictadura franquista la religión católica era la oficial, por los que todos los españoles teníamos obligatoriamente que profesarla si no queríamos entrar en el mayor de los ostracismos…

    Por cierto, ¿ha pedido en alguna ocasión la Iglesia perdón o algún tipo de disculpa por todo esto? En mi caso, yo no he oído nada; siguen con la misma arrogancia que tenían cuando el Medievo (y eso que ha llovido mucho).

    Amigo José Antonio:

    Agradezco tus palabras y que entres en Montilla Digital (uno de los siete periódicos digitales andaluces en los que aparecen los artículos que publico los domingos).

    Me preguntas sobre el uso del lenguaje en el que aparezcan los géneros masculino y femenino en los procesos de comunicación verbal o escrito.

    De entrada, como bien sabes, trabajo de modo específico en los lenguajes visuales, con los que estamos en contacto diariamente como receptores de los múltiples mensajes que nos llegan. Acerca de ellos, publico con regularidad artículos, sea sobre la publicidad o el dibujo de los escolares. Han aparecido bastantes en los que hago denuncia de la imagen que se ofrece de la mujer, dado que resulta muy difícil encontrar planteamientos igualitarios en los mismos; en muchos casos son claramente discriminatorios, cuando no abiertamente ofensivos.

    Puesto que, según creo, tienes “El Arte Infantil”, ahí puedes ver cómo desarrollo mi planteamiento en los textos escritos acerca de los términos genéricos y de los usos del masculino y del femenino.

    Por otro lado, ten en cuenta que no hay un modo específico de desarrollar gramatical y literariamente un texto que sea integrador de los géneros, ya que hay modos diferenciados, unos mejores que otros.

    Con lo que no estoy de acuerdo es con las formas con las que se suele hacer en mi Facultad, cuando al alumnado se les indica que se desdoblen constantemente los genéricos sin más. Esto conlleva a que los estudiantes, chicos y chicas que todavía no saben redactar con soltura, acaben presentando escritos con grandes cantidades de erratas gramaticales, especialmente de concordancia en los tiempos verbales.

    Abusando de la amabilidad de Miguel Ángel, y a modo de ejemplo, incluyo el enlace de un artículo que recientemente publiqué titulado “Practicanta”. En el mismo se aprecia un tanto cómo entiendo la cuestión que me planteas (que, por cierto, me lleva bastante tiempo desarrollarla en clase, dado que la considero como tema prioritario).

    http://www.montilladigital.com/2016/07/aureliano-sainz-practicanta.html

    Me despido, animándote a seguir este camino en el que el deseo de aprender se encuentra presente; no todo el mundo está dispuesto a hacerlo, y, menos aún, a ciertas edades.

  25. El lenguaje es solo una parcela. No una parcela menor, porque el lenguaje esta siendo utilizado de forma constante.
    En las costumbres hay otro filón sexista. Muchas prácticas que consideramos inocentes están cargadas de discriminación.
    Qué decir de la doble moral respecto a los comportamientos sexuales. Si el chico tiene muchas conquistas es muy hombre pero si es ella quien las tiene es calificada de frívola o de algo peor. Lo mismo hay que decir de las infidelidades.
    Y así sucesivamente.
    En todo hay sexismo.
    Muchos saludos a todos y a todas.

  26. Gracias, MAS. Ya me avisarás, aguardaré.

    El idioma, siendo durante siglos parte de los “anónimos”… pego una entrada que escribí para la revista Demencia:

    “quiero permitirme un devaneo que en cada escrito ha comenzado a importunarme, los todas y todos; y ellas y ellos; y queridas y queridos… y como cierta comezón me irrita el ignorar el camino del que yo disfruto como humana pero asimismo me embolan las reiteraciones y las modas que deforman, y de hecho tampoco se puede abusar de los neutros: gente, persona… para todo, he decidido equilibrar: sumar a la economía del lenguaje, las estadísticas, y como solemos ser más nosotras además de que la humanidad se gesta como embrión hembra y recién a la octava semana de gestación, si “aparece” la famosa “y” se reorientará el diseño, habilitaré el uso del femenino para generalizar; había también pensado en el simpático tod@s pero tengo dudas, no tanto de su lectura -asumo que ellas leerán “todas” y ellos “todos”- sino de su oralidad, ahí no resulta.
    Realizada la salvedad, queridas lectoras -si en toda mi vida jamás sentí invadida mi femineidad por ser incluida en un “queridos lectores”, acierto al creer que ningún hombre verá amenazada su hombría por estar en un “queridas”- , sigo.

    https://issuu.com/revistademencia/docs/revista6/22

  27. Querida Rita.
    Pues sí, se hace farinoso y casi imposible extremar la exigencia: los niños buenos y las niñas buenas… Es una lata. Lo sé. Pero creo que es más importante la discriminación que la economía del lenguaje. No me parece mal la solución que aportas: que, para equilibrar los siglos de invisibilidad, el genérico sea femenino.
    Yo no me daré por ofendido y mi hombría no se sentirá mermada.
    Besos y gracias.
    MAS

  28. Olga Castro Vázquez.

    Rebatiendo lo que otrOs dicen del lenguaje no sexista.

    Algunas de las falacias y acusaciones más frecuentes contra el lenguaje no sexista. (11).

    Más allá de las estructuras materiales y prácticas, la opresión de las mujeres existe también en las auténticas bases del logos y del razonamiento, y éstas abarcan los sutiles procedimientos lingüísticos y los procesos lógicos a través de los cuales se produce el significado.

    Pensamos con palabras y categorías gramaticales, e imaginamos la realidad a través de la representación cognitiva que hacemos de ella mediante el lenguaje.

    El lenguaje no sexista no busca tan sólo tratar de forma simétrica a mujeres y hombres a nivel lingüístico, sino ganar precisión y exactitud a nivel cognitivo sin excluir ni invisibilizar a ninguno de los sexos.

    El lenguaje también contribuye a construir nuestra visión de la realidad (pensamos con palabras), la reforma lingüística es una manera importante (por supuesto no la única) de caminar hacia una reforma social que nos lleve a una sociedad en igualdad.

    Emplear un lenguaje no sexista contribuirá al cambio social hacia una sociedad igualitaria.

    Y esto provoca que, además de preocuparnos por la violencia sexista o por el derecho al aborto, estas supuestas “tonterías lingüísticas” sí sean fundamentales para la causa feminista y para cualquier sociedad democrática.

    3. Yo, como mujer, no me siento discriminada por el lenguaje.

    El lenguaje se ha ido construyendo socialmente desde un punto de vista androcéntrico porque ése era el punto de vista de los grupos de poder, encargados de convertir sus valores culturales e ideológicos en los dominantes, presentando como necesaria y única posible la que no es más que una forma (de entre muchas) de organización social.

    Justamente al ser dominantes, estos valores se presentan como neutrales, objetivos, ‘normales’ y ‘naturales’ y se van adquiriendo de forma acrítica e inconsciente hasta el punto de que los grupos no dominantes los acepten como correctos y queden alienados y convencidos de que las cosas son así porque siempre han sido así, y que así deberán seguir siendo.

    6. El lenguaje no sexista es contrario a la economía del lenguaje.

    El objetivo del lenguaje no sexista no consiste en absoluto en crear expresiones de este tipo que invitan a la ridiculez, sino frases que hagan pensar en la representación de mujeres y hombres en la lengua como podrían ser “las empleadas y empleados de Galicia están descontentos porque fueron instados, e incluso obligados, a declararse personas católicas”.

    No se trata de repetir todas las palabras de la frase con flexión de género, sino de duplicar por lo menos en una ocasión las palabras que aluden a mujeres y hombres.

    Empeño de algunos por seguir colando ridiculeces que buscan la complicidad social para burlar y distorsionar el verdadero sentido del lenguaje no sexista.

    CONCLUSIONES.

    Sólo encuentro dos posibles motivos en los que basar el rechazo el uso del lenguaje inclusivo.

    El primer motivo partiría del DESCONOCIMIENTO sobre la dimensión que el lenguaje tiene en nuestra cosmovisión de la sociedad, por lo que se considera que la manera en que usamos las palabras no tiene ninguna repercusión en nuestro pensamiento ni en la imagen de la realidad que construimos en nuestra mente.

    Quien se adhiere a este supuesto no tiene necesariamente intención de ser sexista; PERO LO ES.

    El segundo motivo consistiría en entender perfectamente la repercusión del lenguaje en la sociedad y en comprender que cambiar nuestra manera de hablar y conceptualizar el mundo tendrá CONSECUENCIAS prácticas y materiales en nuestras vidas que supondrán la PÉRDIDA DE PRIVILEGIOS patriarcales.

    Y es justamente por ese motivo por lo que, quien se adhiere a este segundo supuesto, intenta SOMETER al silencio o trata de calificar de RIDÍCULO al lenguaje no sexista, recurriendo a cuantas razones gramaticales pueda para ESCONDER su verdadera intención misógina.

  29. “Seguir forzando el crecimiento para consumir más y seguir produciendo una infinita cantidad de cosas innecesarias, generando una de las instituciones más poderosas del mundo como lo es la publicidad, cuya función es una y muy clara: hacerte comprar aquello que no necesitas, con plata que no tienes, para impresionar a quienes no conoces. Eso evidentemente no puede ser sustentable”. (Max Neef).

    “Hoy en día llegamos al extremo, comienzo del siglo XXI, en que hay más esclavos de los que había antes de la prohibición de la esclavitud en el siglo XIX. Esclavos en serio, no en sentido figurado, de los cuales el 60% son niños (y niñas) y los demás, principalmente, mujeres”. (Max Neef).

    Estamos asistiendo a otro acto de esta gran obra teatral que tenemos montada en Madrid.

    En la radio he escuchado decir que en España no se negocia, en España se presiona.

    Pues sí, somos esclavos y, sobre todo, esclavas. Vivimos sueltos, pero no libres. Nos mantienen vivos, pues muertos no les somos útiles. ¿Quién les iba a votar? ¿Quién le iba a hacer sus camas? ¿ Quién les iba a consolar en un mal día en la “oficina”?

    ¿Cómo se puede explicar que se te “acumule” en el grupo de ciudadano o ciudadana trabajadora y pobre?

    Y, lo que es peor, somos exclavos y traemos al mundo nuevos exclavos para nuestros amos.

    Yo, como algún otro, voy a tomármelo a coña, reír por no llorar.

    (MA. Hay otra aportación ¿? antes).

  30. Querido José Antonio:
    Veo que has dado con el texto que a mí me gusto tanto. Y no es de Juana Castro sino de Olga Castro. Buen olfato de rastreador.
    En cuanto a la obra teatral de Madrid que se consumará el sábado me gustaría decir muchas cosas.
    Las más tristes se refieren al PSOE.
    – Cacicada inadmisible para defenestrar al Secretario General elegido democráticamente.
    – Estrategia de conspiración por parte de quienes deberían dar ejemplo de unidad
    – Atribución del fracaso en las elecciones de forma interesada e injusta
    – Desprecio a la militancia, siendo el respeto a la misma el eje de la democracia
    – Apoyo a un partido que tiene corrupción hasta las cejas
    – Presión sobre los diputados/as cuando bastaba una abstención mínima
    – Divorcio con el PSC cuando hace falta unidad en el partido y en la izquierda
    Etc. etc. etc.
    Hoy es muy tarde. Acabo de entrar en casa procedente de Santander. Cuatro vuelos y una conferencia.
    Maravilloso auditorio docente.
    Buenas noches.
    Un abrazo.
    MAS

  31. Cuestión capital.
    La injusticia que diariamente sufren las mujeres tiene que terminar.
    Resulta lamentable que soportemos todos y todas esta situación que dura siglos y siglos.
    La educación es la principal manera de afrontar el problema. Pero hay más instrumentos como la política, la acción de la familia, los medios de comunicación.
    Es una causa que nos interpela a todos y a todas.
    Saludos.

  32. Resulta aterrador el número de muertes. Mataba menos ETA y nos traía a todos de cabeza. Este tipo de terrorismo es muy difícil de erradicar.
    Hay que ir a las causas que lo provocan. También hay que intervenir para que los terroristas paguen por lo que hacen.
    Por eso me ha parecido estupendo que se haya apuntado a esas causas SUTILES que están en el fondo de muchas actuaciones letales.
    Saludos y gracias.-

  33. Resulta aterrador el número de muertes. Mataba menos ETA y nos traía a todos de cabeza. Este tipo de terrorismo es muy difícil de erradicar.
    Hay que ir a las causas que lo provocan. También hay que intervenir para que los terroristas paguen por lo que hacen. Aquí consegui un libro que habla sobre ello descargar libros gratis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.