El mejor gimnasio de la mente

17 Abr

Estoy enseñando a mi hija Carla a jugar al ajedrez. En un mundo lleno de ajetreo, de prisas y de estímulos efímeros, creo que es bueno dedicar tiempos a pensar, a ejercitar la mente. Un poquito tarde para lo que yo hubiera deseado. Pero nunca es tarde para aprender. 

Todo el mundo sabe que el ajedrez es un juego entre dos contrincantes en el que cada uno dispone al inicio  de 16 piezas móviles (un rey, una reina, dos alfiles, dos caballos, dos torres y ocho peones) que se colocan sobre un tablero de 64 casillas o escaques. En su versión de competición está considerado un deporte, aunque tiene una dimensión social,  educativa, terapéutica y lúdica.

En más de una ocasión he visto presentar en Congresos o Jornadas educativas alguna comunicación relacionada con el juego del ajedrez. La primera vez me sorprendió poderosamente que el expositor propusiese la articulación de todo el curriculum en torno a este juego tan peculiar. Había en él importantes y claras vinculaciones a la historia, a la literatura, a las matemáticas,  a la geometría, a la geografía, a los idiomas, a las ciencias, al arte, a la psicomotricidad, a la música… En las sucesivas ocasiones he ido prestando más atención  y he llegado a la conclusión de que se trata de una actividad con enormes potencialidades educativas. 

En los cuatro años que fui Director de un Colegio en Madrid hicimos un ambicioso programa de actividades que llamábamos paralelas, no complementarias o extraescolares, como se suele decir.  Porque las considerábamos de igual importancia que las curriculares. Eran más de cincuenta: musicales, literarias, deportivas, manuales, icónicas, de mesa… Entre estas últimas  destacaba el ajedrez. Algunos exalumnos me han contado la importancia que tuvo este programa de actividades para el desarrollo de sus capacidades y de sus futuras aficiones.

El ajedrez no es un juego de azar, sino racional y de estrategia.  No depende de la suerte sino de la habilidad, del control y de la capacidad de anticipación. Y se puede practicar desde los 3 hasta los 103 años.

Los musulmanes lo traen a España en el siglo VIII. Y se convierte inmediatamente en un instrumento para la convivencia entre musulmanes, judíos y cristianos. España añadió la figura de la reina., que es la pieza de más valor.

Este deporte, tal como se conoce actualmente, nació en Europa en el siglo XV, aunque tiene precursores en épocas anteriores y lugares diferentes. No es el momento de  relatar su historia, que está llena de interesantes  y sugerentes peculiaridades.

Hay torneos, hay partidas múltiples, hay partidas entre una persona y un ordenador, hay partidas sobre tablero gigante en el suelo…  El mejor ajedrecista desde 2005 es un ordenador, pero no podemos olvidar que esa máquina la ha creado un ser humano.

El ajedrez no es un juego aburrido, como algunos piensan. Los niños hiperactivos se divierten mucho con él. Y se receta como terapia para niños con TDH. 

No es un juego complicado. Para disfrutar del ajedrez no hace falta una inteligencia especial. Una cosa es correr y otra ser un campeón de  maratón. Una cosa es jugar al ajedrez y otra ser un ganador de competiciones.

En numerosas ocasiones he oído hablar de las enriquecedoras virtualidades del juego del ajedrez. Enumeraré algunas, entre las muchas que se le atribuyen.

– Aumenta la capacidad de concentración. Es imposible practicar este juego sin un ambiente de silencio y ausencia de distractores. Es necesaria la máxima concentración en las posiciones de las piezas propias, de las del contrincante, en las estrategias que se han desarrollado y en las que hay que anticipar para defenderse o atacar… En unos tiempos en los que la atención está tan dispersa se trata de un ejercicio extraordinariamente útil para desarrollar la concentración.

  • Desarrolla el pensamiento matemático. Los cálculos  de posiciones obligan al jugador a elaborar estrategias numéricas y movimientos precisos y calculados.

– Enseña a administrar el tiempo. El manejo del tiempo es muy importante en el ajedrez. El reloj que acompaña muchas partidas es una permanente llamada de atención a la importancia del paso inexorable del tiempo.

  • Enseña a ganar y a perder. El ajedrez nos permite aprender a ganar con elegancia y a perder con humildad. En la vida no siempre se gana y no siempre se pierde. Se puede aprovechar la derrota para aprender dónde se han producido los fallos y en qué han consistido los aciertos del adversario. 
  • Desarrolla el pensamiento autocrítico. En ajedrez no influye el árbitro, ni el terreno embarrado ni el mal tiempo, ni la suerte. Se pierde por fallos propios, que se pueden analizar para aprender. El que más aprende es el que pierde. 

– Ayuda a controlar el primer impulso. Nada más importante que la tranquilidad en este juego. La precipitación podría causar situaciones irreversibles que lleven a la derrota. Es necesario el control ante la necesidad de un análisis sereno.

– El ajedrezune a las personas de diferentes edades, culturas, razas y países. Es decir, genera empatíaEs emocionante ver cómo se enfrentan a ambos lados del tablero personas tan diferentes a las que unen unos propósitos y unas reglas.

–  Permite desarrollar el pensamiento flexible,el pensamiento lateral.  Durante la partida nos preguntamos muchas veces: ¿Y si…? Durante una partida, una sola jugada nos obliga a cambiar rápidamente

–  Ejercita la memoria: ya sea la memoria a corto plazo, para recordar los movimientos que se han realizado durante la partida, o a largo plazo, para no olvidar otras partidas jugadas.

– Desarrolla el razonamiento lógico matemático: está demostrado que el razonamiento y el proceso de análisis utilizado en el juego del ajedrez es muy similar al que se usa en las matemáticas y, por tanto, su práctica puede ser beneficiosa para mejorar las aptitudes matemáticas de los alumnos.

–  Mejora la capacidad de resolución de problemas y toma de decisiones: durante la partida el jugador de ajedrez se enfrenta a distintos problemas que debe resolver, analizando todas las soluciones posibles y eligiendo la más adecuada, incluso muchas veces bajo la presión del límite de tiempo para tomarlas.

– Incrementa la autoestima y el afán de superación:cada partida es un nuevo reto para el jugador, que intentará mejorar su habilidad para jugar cada vez mejor; asimismo, cada vez que gana una partida el ajedrecista aumenta su autoestima y valora su pericia en el juego. En el caso de perder contribuye a potenciar la autocrítica. En definitiva, que el alumno sepa asumir el fracaso y no se hunda, todo lo contrario, intente mejorar cada día.

– Ayuda a ejercitar la mente. Por eso se usa para prevenir enfermedades como el Alzheimer. En el Instituto Albert Einstein de Nueva York se han hecho estudios sobre esta cuestión, con resultados contundentes.

– Invita a seguir aprendiendo. Porque existen infinidad de  estrategias que se pueden incorporar al acervo de las que ya se conocen.

¿Es el ajedrez un juego de hombres? Solo hay  una mujer entre los 100 primeros del mundo. Uno de cada catorce jugadores es una mujer. Pero eso depende de un estereotipo. El interés es similar hasta los 14 años. Pero luego, las niñas se retiran. Se ha considerado un jugo masculino, pero solo es fruto, a mi juicio, de un estereotipo social.

Este artículo es una invitación a que las familias y las escuelas se interesen, promuevan y cultiven este juego, que es el mejor gimnasio dela mente. Y a que cada uno de nosotros hagamos ejercicio con frecuencia y fruición.

Permitidme cerrar con una ingeniosa idea que he leído no sé donde. Y no hace mucho, por cierto. El mejor ajedrecista de la historia fue Moisés, porque hizo tablas con Dios en el monte Sinaí.

33 respuestas a «El mejor gimnasio de la mente»

    • Querido Felipe:
      Por supuesto,por supuesto, por supuesto.
      Tengo un libro publicado en México que se titula “El Arca de Noé. La escuela salva del diluvio”. Lo acababa de citar en una conferencia y se me fue el santo al cielo.
      Gracias por advertirme del tremendo error. Sé que Noé nada tiene que ver con las tablas del Monte Sinaí.
      Un cordial saludo.
      MÁS

  1. Buenas Magister!
    Precioso artículo con una inteligente recomendación que comparto un 120%. Gracias!
    Los que amamos este juego e incluso colecionamos algunos tableros del mundo hemos disfrutado mucho al leerlo.
    Todas podemos imaginar las inmensas posibilidades del ajedrez en nuestro mundo educativo, aún así, es increíble conocer las experiencias del programa aulaDjaque que existen en las escuelas públicas andaluzas. Un programa que se se ofrece dentro del catálogo de innovación educativa como el programa Aldea. Merece la alegría bichear por las redes y sorprenderse de las buenas prácticas educativas que ofrece el ajedrez. Esta misma semana hemos realizado en Fapace (perdón x la publicidad) nuestra jornada de innovación Educativa, ofrecimos 9 experiencias espectaculares y una de ellas era del programa AulaDjaque; eran más bien tapas educativas, 3 estrellas , de 20 minutos pero suficiente para experimentar lo que nos enseñas en tu artículo de hoy.
    Hoy es muy fácil introducir el ajedrez en el currículum y en los centros al contar con inmensos materiales y recursos, la plataforma colabora 3.0 , el blog Averroes..etc Es genial!
    Que entrañable verte jugar con Carla, me animas a retomarlo con mi adolescente. Gracias.
    Dicen que más es menos.. hoy MAS ha sido muy MAS
    Un fuerte abrazo al Clan Sapiens boquerón de nuestra tribu Neandertal
    PD. Ya queda menos para los abrazos y cambiar las escaleras viajeras de bajada por otras de subida.

    • Querido Miguel/querida Gema:
      Sea cual sea el tema que toque, siempre tienes que decir más que yo.
      Porque la vinculación permanente a la práctica te hace conocedor de experiencias enriquecedoras.
      Y tú no sales de la práctica, de una forma u otra.
      Pero también haces teoría.
      Hay que hacer publicidad de FAPACE. Es justo y saludable.
      Mi adolescente se ha resistido un poco porque solo tiene estereotipos respecto al ajedrez, como juego sedentario y sin pantallas.
      Pero parece que la está interesando.
      No llegará a ser una experta, claro, Yo tampoco lo soy. Pero creo que es un buen ejerció mental, de concentración y demás ventajas (algunas de las cuales he enumerado).
      Si no has visto ningún video de Leontxo García, dedica algunos minutos a escucharlo.
      Habla no solo desde el conocimiento sino desde la pasión educativa.
      Me encantan tus juegos de palabras, siempre ingeniosos y divertidos. Es otra forma de ejercitar la mente.
      Tú estás vacunado contra el Alzheimer.
      Un gran abrazo de viajero in situ.
      Ayer hablé para Chile en un curso sobre Educación Emocional. Hoy interviene Coleman.
      A ver si llega la hora de los abrazos.
      MÁS

  2. QUERIDO AMIGO Y MAESTRO MIGUEL-ÁNGEL:
    Buenos días y recuerdos entrañables para LOURDES, gran mujer y Amiga del alma; y para Carla, vuestra hija. Saludos, ¡cómo no!, a tus lectoras y lectores.
    Precioso el título del artículo de hoy, podría decirse que contiene sutilmente un mensaje implícito respecto al culto desmesurado del cuerpo como consecuencia del imperio de la imagen (a veces patológico o enfermizo, como la vigorexia). Es certera la máxima “MENS SANA IN CORPORE SANO”, pero si perdemos la cordura, el juicio, la cabeza…de poco nos sirve un cuerpo musculado y cultivado con ejercicio y otros medios (anabolizantes, hormonas…). He conocido hombres con cuerpos musculados, “cachas”, pero sin sentido y sin sensatez. Hay que cultivar y ejercitar también la mente, el corazón, los sentimientos nobles, la empatía con un deporte como el ajedrez, cuyas bondades describes exhaustivamente. En la Edad Media, un tratado titulado “Disciplina clericalis” habla del ajedrez como uno de los siete deportes de los nobles, reyes y caballeros (junto a la poesía o versificar o trovar, la cetrería, la equitación, la natación, el tiro con arco, la lucha, etc.). Entre esos personajes, destaca por su labor erudita y personalidad el rey Alfonso X, que versificó, fue admirador del ajedrez, al que dedica una obra titulada “Juegos de ajedrez, dados y tablas”, el libro más antiguo que se ha conservado sobre el ajedrez. El códice con miniaturas relativas al juego se conserva en la Biblioteca de El Escorial.
    Respecto a los valores pedagógicos y como instrumento o estrategia educativa del ajedrez, debo decir que conocí y traté con un profesor de Lengua castellana, catedrático del instituto en que estudié (por oposición, son una especie en extinción, se les denomina “de pata negra”) que examinaba a sus alumnos (no era el único medio o instrumento de evaluación) jugando al ajedrez. Fue un educador excelente, formador de formadores, innovador en aspectos de didáctica de la Lengua y la Literatura, y fiel defensor de los valores y la ética a la hora de ejercer la docencia. Don Luis Miravalles.
    -Termino: vais a pensar que redacto mi testamento o mis memorias…Os adjunto un enlace sobre la historia, origen y evolución del ajedrez. Es hermosa la leyenda que explica cómo y por qué surge este juego-deporte. Las imágenes de las miniaturas del códice son de una gran hermosura y de gran valor pedagógico: https://iberhistoria.es/edad-media/musulmanes/entradas/el-ajedrez/
    En definitiva: gimnasia del cuerpo y de la mente (“CORPUS SANUM IN MENTE SANA”).
    Feliz fin de semana a todos y a todas.

    • Querido Carlos:
      Qué precioso comentario.De esos que enriquecen y mejoran el texto de partida.
      Erudito, sensible, claro y contundente.
      Maravilloso el enlace y sus ilustraciones. Tanto, que he elegido una de ellas para sustituir a la que que figura actualmente en el artículo.
      Muy certeras tus reflexiones sobre el culto al cuerpo. He redactado hace unos meses un prólogo para un libro sobre Educación Física y lo he titulado “Entre el olvido y el culto al cuerpo, la educación física”. Coincido en él con tus criticas a la obsesión por el músculo.
      Un gran abrazo.
      También para Eli.
      Y para tus padres.
      Gracias de parte de Lourdes y Carla.
      MÁS

      • APRECIADO MIGUEL-ÁNGEL:
        Un saludo afectuoso. Gracias por tu respuesta a mi modesta contribución en forma de comentario. Gracias por transmitir mis recuerdos y mi afecto (también los de mi familia) a LOURDES y CARLA.
        Me alegro enormemente de que las imágenes del códice miniado de la obra alfonsí dedicada al ajedrez te hayan gustado, prueba de ello: hoy mismo has cambiado la imagen inicial que encabezaba tu artículo por una del referido códice. A decir verdad, resulta más impactante visualmente y más atractiva que la otra.
        Os deseo un placentero fin de semana.
        Desde Valladolid, un abrazo. El próximo viernes, “San Cervantes”, Día del Libro, de Castilla y León, o mejor, de León y Castilla, como expresan muy oportuna y adecuadamente los historiadores medievalistas, ya que Castilla, inicialmente, era un condado perteneciente al Reino de León. Pero esta es ya otra apasionante historia…

        • Querido Carlos:
          Ya ves que me faltó tiempo para cambiar la imagen elegida para ilustrar el artículo. La verdad es que son una maravilla. GRACIAS. Todas las ilustraciones del códice minado son preciosas. Me costó elegir una.
          Se aproxima un hermoso día del libro. Habrá que celebrarlo, actividad un de nuestras pasiones, como es la lectura.
          Qué atentos debemos estar a La historia, maestra de la vida.
          Un gan abrazo, querido amigo.
          MÁS

  3. Ah, es verdad…el de la anécdota
    No é Noe é Moisé!
    pero conozco de primera mano a un señor licenciado en Teología que no se ha dado cuenta al leerlo..jeje
    Mas ya somos dos…

    • Querido Miguel:
      Desconocía tu Licenciatura en Teología.
      Otro motivo más de admiración. Dios mío lo que sabes y lo que sabes De Dios.
      Un abrazo.
      MÁS

  4. Buenos días, Miguel Ángel:
    Totalmente de acuerdo con lo que dices del ajedrez. De hecho, pienso, todo juego obliga a ejercitar la mente y exige ciertas estrategias; quizás el campeón, en este sentido, sea el ajedrez.
    Durante años me encargaba de los niños problemáticos o más desintegrados del colegio. Una de las actividades que hacía con ellos era que en el aula jugarán al ajedrez, a las damas. Aparte de gustarles por lo lúdico, los mejoraba.
    El jugar con tu hija es otra de las muchas buenas ideas que siempre tienes, como el diario y otras.
    Yo lo tendré en cuenta porque cada vez me veo más oxidado.
    Un abrazo y saludos a todos.

    • Querido amigo Joaquín:
      ¡Cómo vas a estar oxidado! Tú eres de los que cultiva lam ente y el cuerpo.Porque sé que haces ejercicio intelectual y físico.
      No me extraña que recuerdes con agrado las experiencias escolares con el juego del ajedrez. Porque, efectivamente, es educativo y terapéutico.
      He visto que se trata de un filón inagotable de conocimientos de muchas disciplinas.Y que hay experiencias magníficas en muchas escuelas que deberían contarse.
      No sé si lograré aficionada. Por lo menos, quiero que sepa jugar, aunque sea a un nivel rudimentario.
      Te envío un fuerte abrazo.
      Buen fin de semana.
      Saludos para Ana Mari (no sé silo escribe junto o separado).De lo que no hay duda es de quién es. ¿Verdad?
      MÁS

  5. Hola MÁS.

    Con este artículo nos has dado “jaque mate”… 🙂

    Para alguien que le ha gustado el movimiento y las decisiones en milésimas de segundo como a mí (deportes. no sentados), el ajedrez no ha llegado a cautivarme, aunque jugué de niño, pensaba que era muy lento… Ya sé que he existen las partidas rápidas, aún recuerdo un campeonato del mundo entre Karpov y Kasparov, creo que fue en Sevilla, en donde tras una larguisima partida, ambos se quedaron sin tiempo, y cómo, en unos segundos, realizaron un sin fin de movimientos… Esa rivalidad entre jugadores de esa clase fue capaz de atraer la atención de alguien como yo…

    Pero que en mí no haya arraigado el interés en este juego no quiere decir que no comparta contigo todas esas cualidades formativas que has enumerado en este artículo. Además estoy convencido que en un deporte sedentario como éste, también es preciso fortalecer el aspecto físico para aguartar las tensiones que se generan en una partida de alta competición.

    Moisés hizo las tablas con Dios, pero Pitagoras, las inventó. No sé yo quien tendrá más mérito… 😉

    Un abrazo.

    • Querido Juan Carlos:
      A ti también te gusta jugar con las palabras. Otro buen ejercicio intelectual.
      Ya ves qué importantes reminiscencias tiene el ajedrez en la literatura. Dar “jaque mate” no es solo ganar partida. Se emplea en muchas circunstancias de la vida… Lo mismo digo de expresiones relacionadas con los movimientos de las piezas y con estrategias del juego. Por ejemplo, enrocarse.
      No me olvido de que está escribiendo un profesor de Educación Física.
      Creo que falta un “no” en la frase: “…no quiere decir que (NO) comparta…”. Porque la idea es que compartes esas cualidades formativas. No lo añado sin autorización, por supuesto.
      Pues sí, también exige resistencia física, sobre todo en partidas tan largas.
      Un abrazo, querido amigo.
      Y gracias.
      MÁs

      • Efectivamente faltaba el “NO”, me di cuenta posteriormente… Puedes añadirlo si puedes…

        Y sí es curioso la terminología propia del ajedrez. Ahora está de moda una serie que se llama “Gambito de dama”. No la he visto, pero parece que es interesante… Fíjate que hasta en un juego de estrategia, los peones son los que menos valen y son los sacrificados… De todos los movimientos del ajedrez siempre me ha resultado muy curioso el del caballo…. Con un tablero en el que se forman infinidad de ángulos rectos es la única ficha que tiene esa facultad de movimiento…

        Buen finde.

        • Querido Juan Carlos:
          Ya he añadido el no donde querías y suponía yo que debí estar.
          Efectivamente, ya ves que el ajedrez está en la literatura, en la vida, en la ciencia…
          Ha sido para mí una inmersión tener que preparar el artículo (lees mucho, piensas mucho…) que surgió ante la iniciativa de enseñar a Carla a jugar.
          Un gran abrazo.
          Ya queda solo el domingo.
          Hay que aprovechar.
          MÁS

  6. Querido Maestro.
    No sabía y lo ha explicado con precisión lo interesante que resulta jugar al ajedrez.
    Su hija Carla tiene un gran maestro para aprender.
    Le voy a confesar que yo no sé jugar al ajedrez.
    Lo que si sé ahora después de su comentario los beneficios que acarrea aprenderlo.
    Estos pasados reyes le compré a mi nieto un juego de ajedrez y va a hacer 6 añitos.
    Le prometo que voy a ponerme a jugar con él.
    No importa la edad para aprender algo si tiene los grandes beneficios que se tiene al realizarlo.
    Es increíble que estimule tantas esferas del conocimiento , del pensamiento, de la razón y del corazón.
    Y estoy segura que al tener tanta energía y concentrar tanta atención será eficaz para entablar relaciones humanas entrañables que es lo que precisamos en estos momentos.
    Decirles que después de la vacuna sigo bien sin efectos secundarios.
    Y en cuanto a su preocupación de que la segunda dosis me la pongan tan tarde he consultado a otras personas y se la ponen a igual periodo de tiempo.
    Al ser Astrazeneca y como han cambiado también la edad de vacunación necesitarán ese periodo para comprobación.
    Gracias por su interés y espero que a todos les vaya la vacuna bien.
    Sin más por hoy me despido con un gran abrazo para todos.
    A disfrutar de la vida!

    • Querida Loly:
      Nunca es tarde. Nunca. Para aprender y experimentar nunca es tarde.
      La verdad es que es divertido conocer el movimiento de las piezas y empezar a realizar algunas estrategias.
      Y lo aconsejan para no exidarse mentalmente. No cura, pero previene el Alzheimer.
      Bonito regalo para tu nieto de 6 años.
      Recordará a su abuela cuando juegue. Y se lo agradecerá si llega a ser un aficionado.
      Me alegro de que no tengas efectos secundarios.
      Estoy al tanto de que la AstraZéneca requiere ese período tan largo entre las dos dosis.
      Ojalá llegues bien a la segunda y que luego te dure el efecto protector durante mucho tiempo.
      Besos.
      Gracias.
      MÁS
      MÁs

  7. Estimado profesor Miguel Ángel Santos Guerra: nada más hermoso en la vida que poder elegir, ser protagonistas del camino que, elegimos para transitar nuestras vidas. Mi más importante objetivo es encontrar la claridad, en las palabras que se transmiten a través de la educación, a la cual me siento obligada por el hecho de elegirla. Sea cual fuere el método y adquisición de la misma, lo más importante es el valor que nos aporta, a cada ser humano ya sea niño/a, adolescente, adulto, o, superior. Muy atenta a su presentación, gracias por acompañar, transmitir, y alentar en la tarea. Saludos cordiales!!! María Luján Testa.

    • Querida María José:
      No sé si te refieres a la entrevista de esta tarde en el diario La Capital.
      De cualquier forma, muchas gracias por tus hermosas y generosas palabras.
      Esta profesión nuestra solo se puede desarrollar bien si se vive con pasión, Y tú la tienes.
      Gracias.
      Besos.
      MÁS

  8. Querida María José Robles:
    ¿Por dónde andas, querida amiga?
    Ya ves que se te echa de menos.
    Espero que la,ausencia no se deba a enfermedad alguna o problema grave.
    No te veas obligada a escribir un comentario. Solo quiero saber que estás bien. Basta menos de una línea.
    Besos.
    MÁS

    • Estimado Miguel Ángel gracias por la preocupación. He tenido días complicados, pero estoy bien de salud.

      No quería terminar la semana sin hacer mi pequeña intervención. He encontrado frases célebres sobre el ajedrez, que nos podrían servir para afrontar la vida como un juego, donde la Escuela tendría un papel relevante. “El ajedrez es como la vida”. Boris Spassky. ¿Y si sustituimos la palabra Ajedrez por Escuela? ¿Es la Escuela qué tenemos?

      No todos pueden componer una pieza musical inspirada o construir un puente; sin embargo, en Ajedrez todo el mundo es intelectualmente productivo y por consiguiente, cada persona que lo practica puede experimentar una satisfacción. – Dr. Siegbert Tarrasch

      “La belleza del ajedrez es que puede ser lo que quieras que sea. Trasciende el lenguaje, la edad, la raza, la religión, la política, el sexo y los antecedentes socioeconómicos. Sean cuales sean sus circunstancias, cualquiera puede disfrutar”.Simon Williams

      Te sientas frente a un tablero y de repente tu corazón brinca. Tu mano tiembla al tomar una pieza y moverla. Pero lo que el ajedrez te enseña es que tú debes permanecer ahí con calma y pensar si realmente es una buena idea o si hay otras ideas mejores. Stanley Kubrick

      El ajedrez como el amor, como la música, tiene la virtud de hacer feliz al hombre”. Siegbert Tarrasch

      El Ajedrez, con toda su profundidad filosófica, es ante todo un juego en el que se ponen de manifiesto, la imaginación, el carácter y la voluntad. – GM Boris Spasski

      El Ajedrez sirve, como pocas cosas en este mundo, para distraer y olvidar momentáneamente las preocupaciones de la vida diaria. – J. R.Capablanca

      Me imagino que la Reina es la vacuna y tengo la esperanza de que ¡Ganaremos la Partida!. “Las ideas audaces son como las piezas del Ajedrez que avanzan hacia adelante. Ellas pueden ser vencidas, pero también pueden iniciar una partida victoriosa. – W. Goethe

      Comparto el corto de Pixar sobre el Ajedrez. Un homenaje a todas las personas mayores que sufren la soledad, especialmente en estos momentos de pandemia. https://www.youtube.com/watch?v=dzXPqtHaptU

      Gracias Miguel Ángel por hacer que de este espacio un lugar rico en interacciones. Un fuerte abrazo.
      PD: Respondí al mensaje tuyo , antes incluso que a José Antonio, pero se ve que no se quedó, Feliz Día del Libro, eres de las personas que contribuye a dar vida a ese magnífico día.

      • Querida María José:
        Gracias por la respuesta perdida.
        Miro siempre los comentarios pendientes de aprobación. Y también los que están en spam y en papelera.
        Este último estaba repetido tres veces en spam, pero he rescatado una de las versiones ya que eran idénticas.
        Que no te incomode ni te fuerce nunca el hecho de que, al echarte de menos, me preocupe por tu salud, sobre todo en estos tiempos de pandemia.
        Unavez más, muchas gracias por tu enriquecedor comentario.
        ¡Qué ingeniosa idea la de sustituir ajedrez por escuela!
        Algunos de los pensamientos, excelentes.
        Y maravilloso el corto de Pixar. La dentadura postiza y la sonrisa consiguiente son un excelente punto final. Suele tener obras magníficas.
        Me alegra haberte recuperado.
        Besos.
        Gracias por tu esfuerzo.
        MÁS

  9. Muy interesante, todas las puertas que abre el ajedrez.
    Una vez más, como siempre, toda vez que leo sus publicaciones, me maravillo con su mirada de la educación.
    Necesito su visión respecto a la evaluación del aprendizaje, esta sólo la puede hacer el docente? Si en sala hay un asistente de educación, ellos pueden evaluar? Si la clase es reaoizada con el apoyo de un apoderado, él puede evaluar ese proceso? O esto sólo corresponde al profesor? Agradecería me pudiese dar su visión.
    Saludos de Concepción, Chile.

    • Querida Lina:
      Gracias por tu amabilidad al leerme y valorar el último y otros artículos.
      Claro que pueden evaluar otros agentes porque esa pluralidad puede aumentar el rigor.
      De cualquier forma el responsable académico de todo el proceso es el profesor.
      Y los compañeros también
      según el proceso llamado coevaluación
      Lo que importa es la finalidad y el sentido, como explico en mi libro Evaluar con el corazón.
      Es necesaro que sea una evaluación educativa, es decir que eduque a quien la hace y a quien la recibe.
      Besos.
      Gracias.
      MÁS

        • Querido José Antonio:
          No entiendo la jugada de los datos numéricos.
          No sé si te refieres al número de comentarios y de enlaces.
          Y si fuera a esos datos a los que te refieres tampoco veo la relación con el tema del artículo.
          ¿Puedes ser más explícito?
          Un abrazo.
          MÁS

          • O sea, que no fue algo premeditado, que no fue fruto de tu pensamiento sino del azar. Bueno, los goles no intencionados suben igual al marcador.
            Dentro de tu comentario respuesta a Lina, los datos numéricos a los que me refería aparecen justo debajo de tu nombre. Dia 21, del año 21, a las 21:21. Curioso.

            (Querida Mª José:) “No te veas obligada siempre a ser tan excelente. Porque a veces no hay tiempo, no hay ánimo o hay otras prioridades.
            Un granito de arena es una aportación. No siempre ha se ser una montaña.”

            ¿Ves lo que pasa cuando das un exceso de confianza al personal, cuando abres un poco la mano? Das un poco de aire de MÁS y vuelan. (Mª José, espero que estés bien, pues sino la broma no tendría ninguna gracia.)

            “Buscando a Bobby Fischer”, película, a mí me gustó. Padres, niñez, superdotado. En este caso se trata del ajedrez, pero podría ser cualquier otra actividad y la problemática educativa que trata sería la misma.

            Un fuerte abrazo, querido profesor.

          • Querido José Antonio:
            Ahora, sí. Pero la curiosa coincidencia fue completamente casual e inadvertida.
            Por eso no entendía tu referencia numérica.
            Veo que te unes a mi llamada a María José.
            Espero que esté bien.
            Conozco la película. Interesante.
            Me gusta el cine desde hace muchos años.Me ayudó a entenderlo mejor la diplomatura que hice en cimematografia. Tres de años en Valladolid. Y mi tesis doctoral y alguna otra que dirigí sobre el tema.
            Un abrazo enorme.
            Y gracias como siempre.
            MÁS

        • Estimado José Antonio, cualquier broma bien intencionada siempre es bien acogida, independientemente de las circunstancias. Provocar una sonrisa cura el alma . Es un privilegio para mi, que en este bonito espacio que nos brinda Santos Guerra, podamos crear, a través de las palabras, lazos de admiración. Gracias. Un abrazo

          • Querida María José Robles:
            A última hora de este viernes, cuando ya no te esperaba verte por aquí, me has dado la gran alegría de saber que estás bien.
            Y con humor. Y ya sabes que el humor es una forma de bondad.
            Gracias, querida amiga.
            Muchos besos.
            MÁS

  10. Uufff… No sé como comenzar esté comentario, después de leer con detención cada uno de los aportes anteriores, siento casi como un acto insolente el intentar comentar su artículo. Sin embargo, me siento afortunada de haber participado del curso organizado por Flich el fin de semana pasado, en dónde usted dio una gran conferencia.
    Desde lo poco que he leído de usted y sus artículos, su habilidad para escribir de cosas cotidianas pero con una profundidad apasionante, despiertan cada día más mi curiosidad por aprender.
    Debo confesarle que no sé jugar ajedrez, hasta he pensado que involucra procesos cognitivos que en mí, se encuentran un poco deteriorados y que nada tiene que ver con la edad cronológica.
    Desde mi humilde opinión, agradezco el que no deje de escribir ningún sábado. Espero tener el tiempo de leer algunos de sus artículos anteriores, por ahora pretendo continuar sorprendiéndome de cosas como estas.
    Mi más afectuoso saludo y agradecimiento.

    • Querida Waleska:
      Gracia por haber entrado en el blog y por leer varias entradas.
      Y, sobre todo, por tus apreciaciones.
      Gracias también por asistir a la conferencia
      organizada por FLICH.
      Fue una hermosa experiencia.
      Y es estupendo aprender a jugar al ahedrez, sea a la edad que sea.
      Adelante con el reto. No te arrepentirás.
      Besos.
      MÁS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.