VOX

Discapacidad ética

30 Nov

 

El cielo azul de la celebración del Día Internacional contra la violencia de género en España ha tenido una fea nube negra. Esa nube que solo genera tristeza, rabia y  dolor ha sido la  postura cerril del partido ultraderechista Vox.

Resulta incomprensible que  un  partido (y sus votantes)  estén tan ciegos y se muestren tan insensibles ante realidades tan horrendas. ¿Cómo puede negarse la violencia de género a estas alturas del siglo XXI? Hay que ser estúpidos. Hay que  padecer una profunda discapacidad ética. Luchar contra la violencia de género, no supone dejar de hacerlo contra otros tipos de violencia. Esa miserable reacción que consiste, cuando alguien señala un desastre, en decir que en otro lugar también existe otro problema, es la forma perfecta de no atender ninguno. Porque estoy seguro de que quienes defienden la necesidad de combatir la violencia de género son más sensibles que los militantes de Vox para solucionar también esos otros problemas de  violencia que a ellos tanto dicen preocuparles. La de Vox es una estrategia perversa para ocultar un problema, o para desvirtuarlo y  aminorarlo.

He visto muchas veces ese perverso mecanismo. Por ejemplo, en los que dicen que, habiendo problemas tan grandes en el sexismo, no merece la pena preocuparse por los problemas del lenguaje sexista. Estoy seguro de que quienes se ocupan del sexismo en el lenguaje se preocupan también por las demás causas y efectos del mismo. Quien  desprecia un problema por considerarlo pequeño tampoco se ocupa de los grandes.

Negar que existe la violencia de género es hoy una estupidez. Llevamos en España, a estas alturas del año, 52 cadáveres de mujeres en sobre la mesa de las argumentaciones.  Un dato bruto y brutal. Sin nombres ni apellidos, sin rostros, sin edades. Una  aterradora estadística.  Detrás de cada uno de esos números hay una historia de dolor irreparable, ¿Cómo se ha producido su muerte? A manos de sus parejas. ¿Por qué han muerto? Por el hecho de ser mujeres. ¿Qué diría Vox si  el independentismo catalán o  la izquierda radical  (como llaman a la izquierda, sin tener en cuenta lo radicales que ellos son) hubiera causado una sola de esas muertes?

¿Qué decir de las mujeres que están enterradas en vida, sin valor para la denuncia, para la rebelión, para la liberación? ¿Qué decir de las mujeres violadas, objeto de abusos, de acoso indecente, de bromas soeces…? (No hay manadas de mujeres violando a los varones. ¿Por qué será?). ¿Qué decir de las mujeres discriminadas, ninguneadas, despreciadas, sojuzgadas, minusvaloradas?

Oponerse a las acciones del Día Internacional contra la violencia de género es una perversidad. Es incomprensible que, ante todo este cúmulo de dolor, de discriminación y de  maldad, a Vox lo que le importe sea mirar para otro lado. Si las matan, que las maten, vendrían a decir con un descaro inadmisible. Lo malo es que algún hombre, algún niño o algún anciano también muera por violencia, vendrían a decir.

Un hecho ha resultado paradigmático en ese día singular contra la violencia de género. Lo han protagonizado dos personas. Hablaré de ellas.

Francisco Javier Ortega Smith es un abogado y político hispanoargentino (tiene la doble nacionalidad, su padre es español y su madre argentina). Es secretario general de Vox, portavoz de su partido en el Ayuntamiento  de Madrid y diputado en la última legislatura. Es también presidente ejecutivo de la Fundación Francisco Franco.

Nadia Otmani es una mujer musulmana, migrante, que utiliza silla de ruedas como consecuencia del ataque machista sufrido por una hermana suya y del que resultó herida. La hirieron los disparos de su cuñado cuando trataba de defender a su hermana, que murió.

Pues bien, en un acto institucional celebrado en el Ayuntamiento de Madrid, el pasado 25 de noviembre, pronunció un discurso machista desplegando el ideario miserable que es propio de su partido sobre la violencia de género. Al terminar  su discurso, Nadia Otmani se le acercó  para exigirle respeto a las mujeres. El señor Ortega Smith no se dignó ni a mirarla. Luego ha dicho que  ella “le montó el numerito en una acción orquestada por la izquierda”. Cuando el dedo señala la luna, el necio mira la mano.

He escuchado las palabras vehementes, indignadas, casi desesperadas de esta mujer.  Y he visto la impasibilidad del señor Smith, que ni siquiera se digna mirarla. Se gira un par de veces hacia ella para indicarle que se calle y que preste atención al desarrollo del acto.

Le dice Nadia Otmani  con palabras entrecortadas y vibrantes: “Llevo 20 años luchando contra la violencia de género. Veinte años en una silla de ruedas. Soy inmigrante. Y yo de este país no he cobrado ni un duro. Le pido respeto para todas las muertas y respeto para todas las mujeres víctimas de la violencia. Respeto, por favor”

Ortega Smith y Nadia Otmani. Dos caras de la misma moneda. La moneda de la cruda realidad. La cara (el cara) y la cruz (el dolor). El verdugo y la víctima. El hombre y la mujer. El político y la ciudadana. El nativo y la inmigrante.  La ceguera y la lucidez. La dureza y la sensibilidad. El error y la verdad. El mal y el bien. La noche y el día. La nube negra y el cielo azul.

Las explicaciones que ha dado el señor Smith, a quien no le gusta hablar de violencia de género sino de violencia intrafamiliar, consisten en decir que la derecha cobarde  no se atreve a enfrentarse a la izquierda, que le pasa la mano por el hombro porque no tiene el valor necesario para decir lo que hay que decir sobre esta cuestión.  Todos están equivocados en el mundo menos Vox. El Día Internacional contra la violencia de género es una invención de los partidos de izquierda, al parecer. No, señor Ortega Smith, abra su mente a la razón, abra su corazón al dolor de tantas mujeres.

Hablamos del Día Internacional contra la violencia de género.  Es el mundo entero. Solo Vox está al margen o en contra. Vox es como aquel abuelo que fue a ver desfilar a su nieto al ejército y dijo: Todos marcan mal el paso menos mi nieto.

Me pregunto lo que piensan los varones de Vox sobre lo que les puede suceder a sus hijas si no se lucha contra esta lacra. No es cualquier violencia de lo que hablamos, hablamos de sexismo, hablamos machismo, de androcentrismo. Tienen que leer un poco más, señores y señoras de Vox.  Un mucho más. Porque ya hay mucha teoría sobre estas cuestiones. Tienen que leer los trabajos de mujeres feministas, los textos de Celia Amorós, Amelia Valcárcel, Amparo Tomé, Soledad Murillo, Nuria Varela, Lucía Asué Mbomio, Marta Sanz, Montserrat Boix, Lucía Etxebarría, Mercedes Oliveira…

Me pregunto también lo que piensan las mujeres de Vox de sus hijas. Porque no podemos olvidar que en Vox hay hombres y mujeres. A las mujeres de Vox que no reconocen la violencia de género  quiero les digo que no hay mayor opresión que aquella en la que el oprimido (la oprimida en este caso) mete en su cabeza los esquemas del opresor.

Libertad de expresión no puede ser sinónimo de libertad de agresión.  Negar la violencia de género, además de torpeza, supone una agresión a las futuras víctimas y una falta de respeto a las que ya lo han sido o lo están siendo. No hay derecho a que, desde las instituciones, se frene esta causa que produce tanto dolor, tantas muertes, tanta discriminación, tanto odio.

Me preocupa sobremanera el auge que ha tenido Vox en España. En Andalucía, mi comunidad, apoya el gobierno de los partidos de derechas. Para aprobar los presupuestos exigió que se modificase la expresión violencia de género por violencia intrafamiliar. La misma trampa. La misma indecencia que han mostrado en este día. Me preocupa  que se extienda esa ideología xenófoba, homófoba, sexista, autoritaria y fascista. Me alarman estos salvapatrias que tienen un tufo franquista que apesta.

 

21 thoughts on “Discapacidad ética

  1. A mi modo de ver, excelente artículo. Comparto y estoy de acuerdo en todo lo expuesto, Miguel Ángel.
    Las diferencias de pensamiento, de enfoque de los problemas es muy diverso entre las personas. En Cataluña, a nivel político, lo estamos viendo constantemente, los partidos políticos son un paradigma de agrupaciones de individuos que comparten unos mismos enfoques generales sobre cómo entienden el gobierno de la sociedad.
    Para mí hay cosas que me resultan incomprensibles: la negación de la violencia de género, la negación de que el período franquista fue la causa de un golpe de estado cruento sobre un sistema democráticamente constituido, la negación de violación siempre que una mujer es penetrada sin su explícito consentimiento, y digo explícito porque si está drogada no es libre.
    Hay principios éticos que solo la maldad los contradice, maldad que muchas veces trata de vestir al lobo con la piel de oveja, pero las fauces y el rabo los delan perfectamente.
    Como el tema va sobre la violencia de género, entiendo que la mujer debe ser protegida porque es la que la padece. Eso no quita que no se esté en contra de cualquier violencia.
    La educación es clave para acabar con estas lacras, el respeto, la igualdad de derechos y obligaciones entre hombres y mujeres, pienso que es el camino para evitar las posturas machistas, el lenguaje sexista es perjudicial. El hablar de la mujer como el “sexo débil”, además de falso es letal.
    Los cambios sociales son lentos pero se producen si somos persistentes en ellos. Se ha conseguido mucho en respeto y consideración de la mujer, de respeto a la homosexualidad, de respeto a las personas independientemente del color de su piel, en fin de respeto a la diversidad. A continuar persistiendo.
    Saludos a todos.

    • Querido Joaquín:
      Como es habitual, un comentario sensato y sensible.
      Me resulta difícil entender que haya personas que mantengan y traten de difundir este tipo de planteamientos. Creo que se trata de un fenómeno complejo porque desde el punto de vista intelectual es imposible negar tantas evidencias y desoír tantos gritos de dolor.
      Te estoy escribiendo desde Soto del Barco (Asturias) donde he pasado el día en un encuentro de Asociaciones rurales.
      Muchas personas comprometidas en la participación para la mejora del ámbito rural.
      Un gran abrazo.
      Gracias, amigo.
      MÁS

  2. Todos y todas (aunque a alguien le pese) sabemos de dónde vienen los partidos políticos de ultraderecha y a dónde van. Pero convendría saber y pensar a dónde nos pueden llevar. No proponen, provocan. Son provocadores casi natos, pero la educación extremista, cuando llega tempranamente, conforma una cuadratura del pensamiento, una rigidez, que no puede disimular sus aristas. Va intencionadamente a hacer daño precisamente con esas aristas. Se proponen que salte todo el mundo, mientras que nos ponen a pelear unos con otros, cuando van construyendo una fortaleza de desprecio y poder para erigirse en salvapatrias. Esta democracia ha sido demasiado complaciente con tamañas barbaridades franquistas que campean por nuestro suelo como gato por su casa, pero sin dejar de dar arañazos en el ambiente y en la conciencia de los más desprovistos de defensas culturales. Son demasiados años de chorreón dictatorial los que nos contemplan, después de la dictadura, pero no se andan con contemplaciones, porque están al servicio de un machismo patriarcal y machista que es el suicida capitalismo. Curiosa imagen esta, porque en muchos casos el agresor se suicida. El poder es terrible. Nos lo meten hasta en los anuncios de colonias. Les interesa la desigualdad, la discriminación nefasta de actitudes sociales que llevan a una cosificación de las personas, sobre todo de las mujeres. Gracias por mover estas ramas del árbol de la concepción machista de las relaciones personales, antes de que se nos vengan encima más víctimas. Aunque haya que repetirlo mucho, no nos importa si se consigue el respeto hacia las mujeres y a todas las personas que se muestran frágiles.
    Un abrazo, eso sí, fuerte.

    • Querido josem:
      Te leo y te agradezco que me leas. Y que, además, escribas.
      Me gusta tenerte entre los asiduos del blog porque tus comentarios son siempre claros y atinados.
      Los fascistas son así. Nos empujan al odio y a la estupidez. Pero tenemos que estar avisados. Me sorprende que haya tantas personas que se dejen engañar con argumentos tan esquemáticos, tan simplistas y tan falsos:
      -Los inmigrantes vienen a quitarnos la sanidad que necesitamos.
      – Los inmigrantes solo traen delincuencia.
      – Los inmigrantes vienen a arrebatarnos el trabajo que nos pertenece como españoles.
      – No existe violencia de género.
      – La homosexualidad es un enfermedad que se cura.
      – El dinero de las autonomías podría convertirse en sanidad y educación.
      – Franco no fue un dictador sino un salvador del comunismo…
      Me repugna solo escribir estas frases.
      ¿Cómo pueden ganar voluntades de los votantes estas patrañas?
      Un abrazo y muchas gracias.
      MÁS

  3. Querido Maestro!
    !Escalofriante tema, la violencia hacia las mujeres!
    Soy mujer y sensible porque en mi vida he sentido muy de cerca ese odio, esa falta de consideración, esa manipulación engañosa, esa falta de sensibilidad en el trato, esa destrucción masiva como persona, esa falta de empatía, ese daño a mi integridad física y psíquica,
    Es mucho el daño que hacen algunos, con muy poca vergüenza, a las mujeres simplemente por ser personas con mucha valía y sentimientos.
    Denigrante las situaciones creadas por individuos sin escrúpulos que intentan destruirlas y aminorarlas porque saben que son superiores en sacrificios, responsabilidades y honestidad.
    Las mujeres luchamos cada día por salir de estas situaciones tan tremendas y que nos dejan marcadas de por vidas.
    Es mucha la lucha por salir de este pozo negro, oscuro y difícil que es el maltrato.
    Te oprime la razón y la mente, te quita la autoestima, nubla tu existencia, te hace sentirte cobarde porque no eres capaz por ti sola de salir de ese laberinto sin sentido.
    Te amargan la existencia porque eso le proporciona a ellos el poder que no tienen ni la valía.
    Son auténticos opresores, ignorantes, incapaces de sobresalir por ellos mismos.
    Utilizan sus garras como aves rapaces con astucia dañina.
    ¡Son destructores de la vida!
    No me entra en la cabeza como gente así entre en el gobierno con las siglas de vox.
    Si hubieran sufrido todas esas amenazas de cerca seguro que defenderian con integridad absoluta el valor de las mujeres.
    Hoy siento dolido mi corazón y rota mi alma.
    Solamente si se ha vivido de cerca tanto dolor y martirio se siente la fuerza y la entereza de seguir luchando para que esta lacra y estos individuos desaparezcan del mundo.
    Ojalá que este articulo sirve para que la gente se dé cuenta de cuánto dolor sufren las mujeres que son maltratadas y que se les ofrezca manos fuertes, ayuda y apoyo.
    Sin más me despido, deseando que en el futuro no haya ni una víctima más en esas crueles estadísticas.

    • Querida Loly:
      Gracias, querida amiga.
      Tú sueles hablar con la vida. En esta ocasión, también es así.
      Habla una mujer desde su historia, desde su sufrimiento, desde sus experiencias.
      ¿Cómo se pueden negar evidencias tan grandes, tan claras, tan dolorosas?
      Me parece torpe, indigna e insensible la postura de Vox.
      Gracias por apoyar con tus argumentos y con tu propia vida las tesis del artículo.
      Besos.
      MÁS

  4. “Resulta incomprensible que un partido (y sus votantes) estén tan ciegos y se muestren tan insensibles ante realidades tan horrendas.”
    He sido (votante) socialista y por eso no he sido malversador. Entiéndase por lo de los “ERES”.
    Si existe la violencia de género.

    • Estimado José:
      Los ERES no son la propuesta del PSOE.Son un error tremendo que contradice sus planteamientos ideológicos.
      Sin embargo la propuesta de Vox niega que existe la violencia de género.
      Nadie creo que vote al PSOE por los ERES. Creo que le han dejado de votar por ello. Sin embargo, los votantes de Vox deciden el voto por sus propuestas. Ese es el problema, a mi juicio.
      Un cordial saludo.
      MÁS

  5. Certero artículo. Oportuno como pocos. Porque El Día Internacional contra la violencia de género ha tenido en España un feo adversario: UN PARTIDO POLÍTICO ULTRADERECHISTA QUE NIEGA LA VIOLENCIA DE GÉNERO.
    Me parece muy acertado el título.Esta gente tiene una discapacidad ética, una dificultad intrínseca para no ver la realidad. Y una discapacidad emocional para no sentir lo que sufren las mujeres.
    Me preocupa, como se dice en el artículo, lo que piensan las mujeres de Vox. Porque es un horror que piensen lo que piensan los hombres de ese partido. Pero que lo piensen las mujeres es para echarse a temblar. ¿Están ciegas?
    Saludos.

    • Querida Elena:
      El problema está en el partido, en su ideología y sus propuestas y también en el hecho de que tenga tantos votantes. Yo me llevé un susto con los resultados. Aunque las encuestas pronosticaban una subida, no pensé que iba a ser tan grande.
      Una causa fue que tantos en los debates electorales como en tertulias y otros foros, no se rebatieron de manera adecuada sus sofismas.
      Me sorprende cómo unos postulados tan simples, tan falsos, tan dañinos pueden ser aceptados por personas bien formadas.
      Habrá que plantear cara a esta ultraderecha fascista y populista.
      Gracias.
      MÁS

  6. El pensamiento que más me ha gustado y hecho pensar es el que se refiere a las mujeres de Vox. No hay mayor opresión que aquella en la que el oprimido mete en su cabeza los esquemas del opresor. ¡Qué manera más clara y precisa de describir lo que sucede con las personas discriminadas que consideran que no lo son!
    Lo que me preocupa es qué es lo que este´pasando para que tanta gente les vote. No sé ni como tienen un solo votante.
    Por no hablar de otras de sus tesis como la homofobia, la xenofobia, el fascismo, el amor a la dictadura…
    Gracias por el artículo.

    • Estimado Juan Carlos:
      Es bueno que los hombres seamos feministas. Lo que no se puede entender es que no lo sean las mujeres.
      Tengo suma curiosidad grande por saber lo que piensan las mujeres de Vox del comportamiento del señor Ortega Smith, de esa actitud despectiva y chulesca hacia Nadia Otmani.
      No sé lo que habrán leído sobre feminismo los hombres y mujeres de Vox. Pero sospecho que muy poquitas cosas.
      Espero que la coeducación vaya dando sus frutos.
      Gracias por leer y pro escribir.
      MÁS

  7. No me explico cómo se puede negar algo tan evidente., tan palmario, tan incontestable. Después del día 25 ese han producido feminicidios. ¿Por qué se producen esas muertes?Pues, muy sencillo. Porque el androcentrismo ha metido en las venas de las personas la idea de que la mujer es una posesión del hombre. Y por eso puede eliminarla cuando quiera. Es un objeto suyo. Es una posesión.
    Los señores y las señoras de Vox no lo ven así. Ven que hay violencia. En un sentido y otro. Les podría sorprender, al menos, que el numero de víctimas sea mucho más grande. ¿Por qué será?
    No quiero pensar lo que supondría que Vox gobernase el país. O el mundo.

    • Querida Nuria:
      Creo que la postura de Vox supone un enorme retroceso en la causa de la liberación de la mujer y en la lucha contra el sexismo.
      Su postura el Día 25 ha sido, par mí, un verdadero escándalo. Una falta de respeto a las víctimas.
      Cuando se había llegado a un contesto ellos lo rompen en defensa de las tesis más reaccionarias.
      ¿Cómo librarnos de estos misóginos? Creo que, fundamentalmente, con formación, con educación, con lectora, con pensamiento crítico.
      Una verdadera desgracia su avance, a mi juicio.
      Gracias.
      MÁS

  8. Artículo imprescindible.
    Toda la sociedad tendría que estar alarmada por el avance de estos ultraderechistas.
    Para echarse a temblar.

    • Querido Javier:
      Espero que este avance de Vox sea un espejismo. Pienso que, cuando sean conocidos, serán rechazados.
      Su postura en esta cuestión del androcentrismo es vergonzosa.
      Pero hay muchas más que llenan de sonrojo.
      Me cuesta creer que haya tanta gente que vota a estos energúmenos. Porque solo así se puede llamar a quien mantiene actitudes xenófobas, sexistas, homófonas, fascistas…
      Habrá que rearmarse moralmente para frenar este crecimiento.
      UN saludo.
      MÁS

  9. Desde que se produjo el incidente que se describe en el artículo ya se ha producido el asesinato de varias mujeres en España. El autor confeso de una de ellas dice que la descuartizó.
    Resulta inaudito e inadmisible que se nieguen estas evidencias y las teorías que las explican.
    El problema que se produce al negarlas es que se desvirtúa el problema y se hace más difícil superarlo.
    Algo habrá que hacer.

    • Querida Margarita:
      Habrá que hacer no solo algo, habrá que hacer mucho y habrá que hacerlo ya.
      Estos problemas causan víctimas y las víctimas sufren y mueren mientras llega la solución.
      Por eso es tan indignante que haya personas que tiran en la dirección contraria, que avanzan hacia atrás, que vuelven al oscuro pasado.
      No deberían admitirse estas tesis. Son tesis terroristas. Mantienen el statu quo de la discriminación. E, incluso, hacen retroceder. Creo que son posturas delictivas, porque hacen un elogio del terrorismo.
      Pues ahí están en el Congreso con 52 escaños. Y el apoyo de los votantes que no sé qué ideas tienen en la cabeza para entregarles su confianza.
      Hay que frenar a esta ultraderecha cavernícola.
      Gracias.
      MÁS

  10. Después de leer el. artículo he buscado y visto el vídeo varias veces. Tiene uno compasión hacia esa mujer, víctima indirecta de la violencia machista por más de 20 años e indignación hacia un señor que ha hecho un discurso sexista y no se digna ni siquiera a mirar a quien le interpela.
    Me he preguntado: ¿qué le habrá dicho si le hubiese hablado sinceramente sin cámaras? ¿Qué le hubiese dicho en su condición de víctima, en su condición de inmigrante? ¿Cómo hubiese explicado la muerse de su hermana?
    Saludos.

    • Querida Carmen:
      A mí me preocupa también lo que hubiera hecho el señor Ortega Smith como político ante esos dos problemas.
      – Sobre género: habría abolido la ley contra la violencia de género, habría negado el problema…Y nos habría hecho retroceder un siglo.
      – Sobre inmigración: esa mujer no hubiera estado en España porque las fronteras se habrían elevado hasta el cielo.
      ¿Qué decir sobre las demás cuestiones de su programa? Cuestión entender que tengan ni un solo voto.
      Su postura franquista a mí me hace temblar.
      Gracias,Carmen.
      Saludos cordiales.
      MÁS

      • Querida Sonia:
        Fue un día hermoso e intenso. Inolvidable para mí.
        Disfruté con todas las actividades.
        Espero que los chicos lean el artículo y me cuenten.
        Besos y gracias.
        MÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.