Anatomía de un escándalo

28 Ago

Las críticas nacionales e internacionales han hablado de esta novela como la novela del #metoo. Lo cierto es que su autora, Sarah Vaughan, la escribió justo antes de que este movimiento se hiciera visible y el tema es de lo más adecuado. Algo tan fácil de entender como un «no es no».

Por si no lo han intuido este thriller tiene un gran tema de fondo: el acoso o la violencia sexual. En esta primera novela de Sara Vaughan se nos cuenta la historia del subsecretario del Ministerio del Interior y persona de confianza del primer ministro, un hombre amoroso, encantador, con una prometedora carrera política y una familia de cuento. Una noche llega a su casa y le cuenta a su adorable mujercita que ha tenido un desliz y que ha llegado a oídos de la prensa.

La víctima ha decidido denunciarle y el proceso llegará hasta los tribunales gracias a una abogada eficiente, recta y afamada, de alto nivel, que se dedica en exclusiva a casos de violencia sexual y que pone mucho empeño personal en este caso porque quizá tenga mucho más que decir.

La narración, dura y conmovedora trata un tema peliagudo y delicado y lo aborda desde el componente psicológico y el judicial. A la par y por ser inherente a la propia trama nos habla de las relaciones matrimoniales y extramatrimoniales, pero siempre ronda la misma pregunta sobre el lector ¿culpable o inocente?.

La novela que comienza de forma calmada va tomando ritmo de forma adictiva y meticulosa. Cada capítulo tiene nombre propio porque la historia avanza desde la perspectiva de un personaje y será a través de dos personajes antagonistas la que nos lleve hasta la verdad del asunto, uno a través de la mujer del acusado y otro a través de la abogada. Ambos personajes son tan complejos que para explicarse y conocerlos necesitan de flashbacks hasta la época estudiantil de ambas, e incluso del propio acusado, que se remonta a los años noventa en Oxford.

Los excesos juveniles y la mala educación de todo aquel que desde pequeño consigue todo lo que quiere nos lleva a plantearnos si los barros de hoy son los lodos de ayer y en este caso concreto la reflexión se lleva al consentimiento sexual impreciso en muchas ocasiones, poniendo en tela de juicio lo difícil que es demostrar una violación dentro de una relación matrimonial o una relación estable o cómo en un juicio de estas características la víctima también es cuestionada en su forma de vestir, en sus relaciones anteriores o incluso en su forma de actuar tras la violación.

Recomendada para todos y en especial a las mujeres que consienten y no saben decir no, a las que no consienten, a los hombres que no saben entender un ‘no’ y a los que comprenden que la decisión es de dos y no de uno.

Te veré bajo el hielo

14 Oct

Robert Bryndza arranca una saga policial con Te veré bajo el hielo, novela publicada en España por la editorial Roca y que tiene como protagonista a la inspectora Erika Foster

Con esta novela comienza una saga de prometedores casos policiales con Erika Foster como protagonista. Una inspectora que como en casi todos los thrillers viene marcada por el pasado pero al cual ha sabido sobreponerse y se ha convertido en una mujer fuerte y luchadora. La historia comienza sin preámbulos en las primeras páginas, directamente estaremos inmersos en la aparición de un cadáver bajo un lago de hielo. Una chica que nos mira desde su congelación. Las circunstancias se complican cuando el equipo de Foster averigua que la joven es la hija de un reputado político de la cámara de los lores. La investigación encontrará muchos obstáculos para su desarrollo porque la poderosa familia influyente de la fallecida hará todo lo posible para evitar todos los detalles aunque poco a poco comenzarán a conocerse la vida y los secretos más escabrosos de la joven que llevarán a Erika a relacionarlos con otros casos de jóvenes desaparecidas.

El autor de la novela refleja dos estratos de la sociedad de una forma muy marcada, por un lado el mundo político y su connivencia con el poder cuyas ramas llegan al intento del control de la información no solo a nivel periodístico sino también al esclarecimiento policial. Por otro lado seremos testigos de los suburbios, la llamada escoria de la sociedad, tramas de prostitución, red ilegal de mujeres para su comercio, alcohol, drogas y mafias.

La protagonista tiene a su alrededor una serie de personajes secundarios cuyos rasgos son fácilmente identificativos y hacen que se produzca cierta empatía o antipatía con ellos, en cuanto a los demonios personales que marcan a Erika es de suponer que aunque el autor los explica hallaremos más detalles si continúa esta posible saga policiaca.
Un thriller policíaco que no baja el ritmo en ningún momento y cuyo bombardeo de información para manejar todos los datos se hace de forma secuencial y ordenada, lo que hará del disfrute de más de un lector.

Narrada en tercera persona por un narrador omnisciente conoceremos todos y cada uno de los pensamientos y opiniones de los personajes con los que se hilvana la obra, incluido los pensamientos del asesino a quien no conoceremos hasta el final. Con una prosa ágil y rápida, llena de diálogos se consiguen encajar todas las piezas del puzle y acabar descubriendo el misterio.
Recomendado para los amantes de los thrillers policíacos, para una lectura fresca y rápida de cara al verano y las vacaciones y para todos los que gustan comenzar una serie de novelas autoconclusivas que forman parte de un conjunto. fronteras por todos sus flancos. En cuanto al español castellano, Dorren advierte una particularidad en la que posiblemente no caigamos pero sí lo hacen frecuentemente nuestros interlocutores de otras lenguas: somos metralletas parlantes. Pronunciamos las sílabas a una velocidad mayor que otros. Una media de 7,82 sílabas por segundo, frente a las 6,17 de los anglohablantes o las 5,97 de los alemanes. Un kalashnikov dispara diez tiros por segundo, recuerda Dorren.

Un juego para toda la familia

6 Ene

Un juego para toda la familia

Un juego para toda la familia

Giros inesperados, una trama que se complica a cada paso, un misterio cada vez más inquietante y un inteligente planteamiento es la apuesta de Sophie Hannah en Un juego para toda la familia, que publica Roca editorial y es la vuelta a las librerías de una autora que revivió a Hércules Poirot en Los crímenes del monograma (más…)