Carnaval cofrade

7 Mar

Este año hemos vivido un carnaval muy cofrade. Probablemente piensen ustedes que el título les importa poco. Les explico. A pesar de que las fechas han sido amables con los cofrades, pues este año no han tenido que correr para guardar el belén e incluso han podido esperar hasta la fiesta de la Candelaria para recogerlo, hay algunas hermandades que han seguido arañando tiempo al calendario y nada más acabar la Navidad ya veíamos y éramos testigos de los primeros ´signos de la espera´ como diría el buen @manolomlg en twitter, del que soy muy fan.

Esto es y me refiero a la presentación de carteles y actos propios de una cofradía en plena Cuaresma. Hemos perdido la transición: nada más nacer el Niño Dios ya ve venir la Cruz. ¡Qué espanto! Entiendo la ilusión de los cofrades, entiendo que se solapan los actos en Cuaresma, actos que por otro lado tienen participación endogámica pues sólo unos pocos se llenarán con sus hermanos y con otras cofradías, entiendo que ni tan si quiera se tenga en cuenta que para dichos actos hay días de la semana, que no todo ha de concentrarse en los fines de semana y puedo entender muchas cosas más ya que antes fui cofrade que vivir el Carnaval. Pero si los carnavaleros inundaran nuestras fechas como nosotros hacemos con las suyas habría que vernos hechos unos basiliscos y clamando al cielo con las manos abiertas por la injerencia. Y ya no es sólo por el Carnaval, que es razón propia y suficiente, sino por lo jartibles que nos ponemos. Para un año que tenemos margen hasta Semana Santa lo hacemos como si no hubiera mañana.

Todo tiene su momento, su explicación y su espacio y ni si quiera litúrgicamente tienen sentido estas anticipaciones. Respetemos los tiempos por nuestro propio bien, intentemos no saturar, que como sigamos así vamos a morir de éxito€ y de exceso.

P.D. No crean aquello de que no se puede ser carnavalero y cofrade, para muestra tres botones de postín: Pariente, Benji o Zumaquero y que me perdonen todos los que dejo en el tintero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *