Arenas movedizas

15 Sep
Javier Arenas
Cuando ya se decía que el socialismo había destruido la enseñanza pública, viene el PP y la destruye aún más. Lo malo de los cambios es que pueden ser a peor. A peor, todavía. Y éste es el caso, el caso de la manteca, a juzgar por las pocas luces con las que Esperanza Aguirre y Dolores de Cospedal han hecho sus zurcidos en materia de educación. Aumentar las horas lectivas de los docentes, después de haber sido recortados sus sueldos, es darles el toque de gracia de la desmotivación, de lo cual se resiente la calidad educativa. Cualquier empresa sabe que ha de tener contentos a sus empleados para que den mayores rendimientos; cuanto más si ese rendimiento atañe a la construcción de nuestro progreso, al futuro, al fin y al cabo, de nuestro país que, en manos de unos profesores desprestigiados, cabreados y estresados promete muy poco. Habrá quien considere que dieciocho horas lectivas no son nada, pero hay que tener en cuenta que una hora lectiva de hoy en día vale por cuatro de una hora de clase de antaño, con el profesor tranquilamente sentado en su tarima ante el silencio y la sumisión de sus comedidos discípulos. Sesenta minutos en una clase actual pueden ser ya motivo de un desgaste sobrehumano; con un boliviano, un ruso y un inglés (como en el chiste), un autista, tres hiperactivos y seis revientaclases, reclamando cada cual atención individualizada. Atención individualizada, se dice pronto, cuando en determinados centros y coyunturas, lo más que se le puede pedir al profesor es que salga vivo del aula, que suma en su apiñamiento hasta casi treinta alumnos de toda condición y pelaje. La solución al conflicto, harto sabida, sería reducir la ratio. Está comprobado que, en grupos más pequeños, mejoran notablemente los procesos de aprendizaje, lo cual es demostrable por el hecho de que los alumnos de diversificación (de presuntas menores capacidades cognitivas) puedan obtener mejor preparación que los llamados “normales”- qué será normal, digo yo-. Una de estas alumnas diversificadas acaba de cursar un 2º de Bachillerato de Ciencias -según dicen, el “difícil”- con no pocos sobresalientes. Su afán de superación pudo encontrar un medio favorable, sin distorsión, en ese perfecto equipo que formaba con sus cinco atentas compañeras. Por este y otros muchos ejemplos se deduce que aligerando cada grupo, si no a seis, a quince alumnos, los resultados remontarían bastante de las miserias del informe Pisa. La enseñanza pública, está claro, necesita no de recortes, sino de inversión, más de material humano que de informático. Antes que adquirir ordenadores y pizarras electrónicas, se hace necesaria la contratación de esa mano de obra inestimable que suponen los interinos. Tropas de refresco que aliviar de la congestión al ya quemadísimo ejercito docente. No es sólo que a ellos les haga falta el trabajo, es que su trabajo nos hace falta a todos, a la calidad de enseñanza, al progreso, a toda la sociedad. Y aquí no se habla de crear empleo, que parece como inventarlo, sino de ocuparlo como es legítimo. Hablamos de personas con inmensas ganas de trabajar y sobradamente preparadas que, en muchos casos, después de aprobar su examen de oposición, incluso con notas elevadísimas, se han encontrado sin plaza. No porque esas plazas no existan, sino porque alegan que no pueden pagarse. Lo barato sale caro y una enseñanza de saldo, dará alumnos de saldo con porvenir de rebajas. Cuestión que no parece preocuparles ahora a los próceres del PP, tal vez, dicen las malas lenguas, por su fomento de la enseñanza privada. Se trataría, pues, de educar en centros exclusivos a una élite que gobierne a los desarrapados de la pública. Una maquiavélica trama feudal de la jerarquía que no debería permitir una sociedad democrática, más aún cuando dispone de los recursos para impedirlo. Precisamente, los docentes de la pública, cuyo ingreso, sin mediación de enfuchismos ni nepotismos, se debe a largos años de preparación, tendrían que ser los llamados a producir esta enseñanza de calidad para todos. Para ello, sólo bastaría con mejorar sus condiciones de trabajo; reducir los grupos y devolverles la autoestima. Cierto es que el PSOE no ha hecho mucho al respecto o incluso todo lo contrario, desautorizando y arrinconando docentes ante alumnos, padres y directiva y que sólo por vana ilusión, creímos que el PP, iba a enmendar algo la plana. Agarrarse a un clavo ardiendo, que se llama, pues, entrados en retrospectivas, comprobaremos que lo único que hizo el PP por la enseñanza pública fue una ley (LOCE) que llegó tarde donde se decía que devolvería al profesorado el prestigio social y la autoridad y que ahora desmiente tachando de haragán ante todos los medios al colectivo docente. Urge saber si Javier Arenas al que ya se da por triunfador absoluto en las próximas autonómicas piensa seguir el ejemplo de sus colegas en materia educativa. Siendo así y, ante la gravedad del asunto que a todos nos preocupa y concierne, el proyecto Arenas, de pisar firme, podría resbalar en Arenas movedizas.

41 Replies to “Arenas movedizas

  1. El PP está intentando enfocar el problema desde el punto de vista de un conflicto laboral: lo plantean como la negativa de los profesores a dar dos horas lectivas más de clase, en un momento de crisis, donde todo el mundo lo está pasando mal, etc. Así, lo que pretenden es enfrentar a padres con profesores. Pero ese planteamiento es falso y perverso. Los profesores van a trabajar el mismo número de horas. La diferencia es que habrá menos profesores por centro, éstos dedicarán menos horas a tutorías y atención especializada, y habrá más alumnos por aula. Cuando se les bajó el sueldo a los profesores, éstos no protestaron. Eso es solidaridad. Ahora, los perjudicados no son los profesores, son los alumnos de la pública. Al PP no le interesa la pública, porque ni ellos ni sus hijos han pisado nunca un centro público de educación. Así de duro. Si estos lo van a gobernar todo, es como para echarse a temblar.

  2. recordando que lo primero que hizo este psoe fue anular las reformas educativas del pp,de acuerdo.
    he pasado de exigir que MI horario tuviera sólo horas de mi asignatura a rogar que me permitan disfrutar dando clases a un grupo de diversificación.resultados y ganas.suerte.

  3. EDUCACIÓN O PODER COMER Y TENER ASISTENCIA MÉDICA
    CULPABLE DE LO QUE ESTÁ PASANDO: ÚNICAMENTE ESTOS “SOCILISTAS” QUE AHORA NOS “GOBIERNAN”, QUE HAN BARRIDO CON LAS ARCAS PÚBLICAS

  4. Peor que Griñán es imposible que lo haga nadie. Y, por salubridad democrática, pública y hasta privada, ¡que por Dios y por fin haya un cambio de partido en el gobierno andaluz! Más de lo mismo no se puede aguantar.

    Un saludo

  5. Fuese idea del PP o del PSOE, que no lo es, ¿Estamos de acuerdo en que reduciendo el número de alumnos por clase se mejorarían los resultados académicos?
    Porque:
    a) Los alumnos podrían ser atendidos adecuadamente.
    b) Los interinos podrían trabajar y salir del paro.
    c) Los docentes de plantilla se motivarían al lograr frutos por su trabajo.
    ¿Creéis de verdad que se puede lograr gran cosa con un 2º de Bachillerato de 36 alumnos?
    Que nadie se llame a engaño. Estamos hablando de enseñanza pública y por su bien, no de lo mal o peor que lo hagan los políticos.
    Gracias.

  6. Que reduciendo el número de alumnos por clase se mejorarían los resultados académicos es una evidente evidencia, y no entiendo porqué te empeñas en explicarlo, Lola. Por demás, chungo cuando tienes que explicar evidenccias.
    Saludos

  7. Si la Educación es la ciencia o práctica que trabaja en el presente los elementos del futuro, todo parece orientarse hacia un futuro imperfecto, de subjuntivo, claro, porque queda casi en un condicional pendiente de requisitos a cumplir. En los años 30, los maestros fueron perseguidos porque enseñaban a la gente a pensar; hoy, setenta años después, se les tilda de haraganes, ociosos, de trabajar pocas horas, etc. Cómo ha cambiado la cosa. La enseñanza es una guinda, un final glorioso de comunicación por parte del maestro. Es decir, que el prolegónomo, el exordio preparatorio de la lección, ha llevado su tiempo: es un error pensar que el maestro sólo trabaja en el expositivo, sin valorarse el preparativo. En la escuela se amasa en la artesa antes de llegar al horno; la escuela es una panificadora de cabezas pensantes. La reducción de sueldo y el aumento horario, si es que se lleva a la práctica en algún lugar, supone un retroceso, un regreso hacia formas gregarias de agrupamiento: a menos profesores, más altas ratios. Y si la ratio sube, baja el futuro. He dicho.

  8. Que unos nefastos políticos te bajen el sueldo (y la calidad de casi todo lo que te rodea), después de que éste lleve 15 años perdiendo poder adquisitivo, es para indignarse, cabrearse, manifestarse, luchar o suicidarse; pero que un docente se desmotive jamás puede justificarse, y pone de manifiesto que ese docente nunca debió pisar un aula como tal, por incompetente. Los verdaderos maestros y profesores no se desmotivan nunca.

  9. sí señor.el que no tenga el corazón de cartón piedra que no se enamore;el que no sea capaz de tragar carros y carretones que no se exponga a las hienas,el que no pueda tirar del carro que se corte las manos y los pies.no tengo palabras:ni ante un mozalbete más grande que su padre que interrumpe con cualquier sandez ni ante un adulto intolerante y acosador que ni respeta ni da la cara.los nombres de la bestia.se puede ser más fatuo,menos humano lo veo difícil.

  10. Holden, supongo que tú eres profesor y muy bueno y, por eso, das lecciones y sabes cómo es o tiene que ser y ha de sentirse un profesor. Ángel Gabilondo se va, ¿Por qué no ocupas tú su puesto? Seguro que lo haces mejor, pues se te ve versado en la materia.

  11. Lo curioso es que con lo que está cayendo, pese a ello, haya quienes crean que es necesario meter tijera como bisturí curativo del mal que aqueja, y poco más. La tijera es un instrumento de dudosa democracia; o, por lo menos, parece poco solidario y nada entregado a estrategias compartidas. ¿Alguien ha visto cortar con una tijera llevada por dos manos que a su vez éstas pertenecieran a personas distintas? Me temo que no, la tijera corta sin conjunción de voluntades y conjurando hacia otros. Hay un patrón o modelo para el corte, una tela que cortar, y otro Patrón que pone su mano sobre la tijera introduciéndole sus dedos pulgar y corazón (que poco tiene), dejando el dedo índice libre por si tiene que indicar, mientras corta, a otros sujetos pacientes por cortar. Ese es el taller de corte y confección que imponen los mercados en esta crisis donde el gran perjudicado es el sujeto público; es decir, la inmensa mayoría. Si lo público tiene que pagar los malas hábitos que tuvo el beneficio sin límites, ¿cómo no se van a desmotivar los agentes de la educación? Desmotivar es quitar el movimiento, eso que dicen que se demuestra andando, no estancando. La tijera habría que meterla en la etiología del mal, en la causa, y no sólo, in extremis, en los síntomas, en el fenómeno visible: nosotros. Saludos.

  12. Dices bien, Panchito, las tijeras cortan el patrón que el Patrón indica, que no se corta ni se recorta, y se meten en el ojo del beneficio público. Los recortes en educación salen caros, porque de la preparación de los educandos depende la gestión futura de nuestra sociedad, que es un asunto decisivo en el que no habría que admitir chapuzas.
    La desmotivación de los profesores no depende sólo de la bajada del poder adquisitivo, aunque eso influya, sino de las dificultades que encuentran para hacer bien su trabajo, pues la mayoría, se diga lo que se diga, son vocacionales y se frustran cuando se les limita a ejercer meras tareas burocráticas, mantener en orden al rebaño y firmar a la postre, bajo presión y por decreto calificaciones que no responden a la realidad. Y todo ello, bajo el estigma de un desprestigio social que fomentan, para colmo, los políticos. Si no es para desmotivarse, tampoco es para tirar cohetes. Un poco de solidaridad con este gremio, no vendría nada mal ante ciertas coyunturas. Eso es, Pancho.

  13. Cuando a los profesores se les limita a ejercer meras tareas burocráticas, mantener en orden al rebaño y firmar a la postre, bajo presión y por decreto calificaciones que no responden a la realidad; como elemento fundamental de la sociedad, ejemplificador, y punta de lanza frente a la ignorancia, la indignidad, el error, la barbarie y la injusticia, al menos, ¿Qué han hecho, están haciendo y tienen previsto hacer en el futuro inmediato (agruparse todos a una, huelgas, desobediencia civil, manifestaciones masivas y constantes)? Y, ¿Qué han hecho, en la última década, aquí en Andalucía, frente a los procesos selectivos consistentes en concursos-oposición a la corta de la mediocridad y la injusticia?
    En mi opinión, demasiados profesores (muchos de ellos también padres) no están dando buen ejemplo (su principal tarea).

  14. La mayoría de los profesores, muy obedientes, lo único que han hecho es resignarse a la impotencia y tragarse la píldora. Otros, pocos, han hecho huelga y manifestaciones que no son desobediencias civiles sino derechos democráticos. Franco murió ¿recuerda?
    ¿Concursos-oposición injustos? ¿Considera injusto que se valore la experiencia? ¿Que en la valoración de los proyectos pedagógicos califiquen más alto los que nunca han dado clase? ¿O qué propone? ¿Manifestaciones masivas y constantes? ¿Cuándo y dónde? ¿Estamos hablando de docentes españoles? ¿De verdad?
    El proyecto es aumentar la plantilla de profesores, sumando a los necesarios interinos, para mejorar la calidad de enseñanza. Solidaridad de todos los docentes por un objetivo en el que se juega el futuro del país ¿no le parece bien?

  15. La LOCE no es que llegase tarde: el PSOE la desmontó a golpe de decreto apenas tocó poder en 2004, con lo que sus potenciales virtudes nunca vieron la luz y está bien que lo recuerde jose antonio. Con todo, Andalucía sigue imparable y es de cine. O eso dicen los que dirigen la tele del sur y a uno, infelice, no le queda otra que creérselo a pie juntillas. Pero la desbandada hacia los centros privados hace tiempo que empezó su andadura, porque para ese viaje el único requisito indispensable es el haber – bueno, también está la fe de millones de obreros y otros tantos pobres, como garantía de continuidad – y este concepto se asienta en las cuentas bancarias de individuos adscritos a las cúpulas de las diferentes siglas políticas. Llegados aquí, como en las antiguas teorías sobre el infinito de Giordano Bruno, “en lo Uno, la recta y la curva se van igualando hasta que desaparecen las diferencias.”

    ¿De verdad ha cambiado tanto la cosa, caro Pancho…? Salvando los convulsos años treinta, el maestro pasó de “tener más hambre que…” a ver pasar el hambre por su puerta, sin que llegase a entrar. En cortijos y casas de campo se les trataba bien, comían sentados a la mesa y siempre había para ellos una cama con sábanas limpias. El resto del personal…en fin, passé simple. No deja de ser curioso que, hoy día, nuestra clase política, con los todos los “media” a su disposición, fomente la envidia de las clases populares hacia el profesorado. Dividiendo consiguen más que otros multiplicando.

    Buenas noches a tod@s

  16. En todo lo que dices en cuánto a fundamento de la calidad de la enseñanza, llevas razón Lola. El problema aquí es el desequilibrio, es el desfase, es que mi vecino del séptimo C que no ha empeorado sus condiciones de vida, y yo que soy maestro, si me callo, empeoro. El resto de mis vecinos del bloque han empeorado más que yo, pero no lo veo. La calle, la vida privada de la calle, sí que se ha puesto dura. Cuando voy a la Administración y el funcionario se ha ido a tomar café durante dos horas, que los hay aún, me doy cuenta de que el que tiene sueldo fijo en este país, no tiene ni puñetera idea de lo dura que se ha puesto la calle en el sector privado. Los políticos todos, funcionarios en general y maestros en particular, no tienen ni puñetera idea de lo dura que se ha puesto la vida en el sector privado. Ya no hablamos de dos horas más, hablamos de comprar comida. Seamos serios señores.

  17. la vida se ha puesto dura y lo notamos.muchos que abandonaron los estudios para ganar dinero “fácil” han vuelto a clase muy desmotivados,enrabietados y con todos los derechos(que como tienes un trabajo fijo,que como sois unos vagos y unos mantas,que como tengo derecho…)amén de la mala educación que se sustenta en la nota general del haz lo que quieras y al que se atreva a señalar fallos en su conducta la panoplia habitual de dictador,facha,antiguo,raro…se ha instalado en el trato una zafiedad y falta de respeto que me enfada,preocupa y asusta.más que ceder en su aquí estoy yo y puedo hacer lo que me dé la gana se empeñan en demostrar que quien se sale con la suya son ellos.hoy ha entrado en clase un angelito que pretendía vender como material escolar un cerdo.el animalito,porcino,le ha sido suministrado por su madre que se lo ha traído al centro para que niño y bicho compartan una mañana de aprendizaje y juegos.por favor,no me cuenten historietas.por su aspecto parece tener situación acomodada( la criatura y el cerdo van a vivir juntos en el centro de la ciudad,no sé si con adultos o no.me lo imagino.).doña cándida llamaba a esto una ocasión para el aprendizaje.a veces creo que el hermano telesfor tenía más amor por la enseñanza repartiendo tortas que nosotros tragando y padeciendo estos asuntillos tan curiosos.luego se me pasa.o no .cada vez tardo más.

  18. Conque sólo unos pocos han hecho huelga y manifestaciones (y, ¿Cuántos han ido al juzgado de guardia a denunciar que están dando, bajo presión y por decreto, calificaciones que no responden a la realidad?), pues, en mi opinión, sólo estos (profesores huelguistas, manifestantes y denunciantes) están legitimados para ejercer como profesores. Los demás (la mayoría según me cuentas) sobran por ser incompetentes y malos ejemplos.

    Y sí, considero absolutamente injusto y perjudicial que se valore la experiencia como interino (que es la experiencia que valora la Junta de Andalucía) para acceder a una plaza como titular. Porque con ello se prima o los peores y se perjudica a los mejores (lo que es, para empezar, inconstitucional). Y, porque parto de la base de que nadie que no haya superado (por cierto, las oposiciones no se aprueban, sino que se superan) una dura oposición puede ejercer como profesor, es decir, hasta que no se superan las pruebas selectivas (oposición: exámenes teóricos y prácticos, periodo de prueba, etc.) no se empieza a ejercer de profesor, y se empieza a adquirir experiencia. Esto es lo que en mi opinión debería pasar, y no el cachondeo que es la Junta de Andalucía en esta materia de procesos selectivos de personal docente, donde los peores son primados y gozan de preferencia de acceso. Somos la cola de todo lo que merece la pena, entre otras cuestiones, por esta: el cachondeo que han venido siendo los procesos selectivos de docentes).

    Y, al contrario de los que tú propones (aumentar la plantilla de profesores, sumando a los necesarios interinos) para mejorar la calidad de enseñanza, yo propongo acabar con la figura del interino, de una vez y para siempre. ¿Cómo? Reduciendo al mínimo las bajas temporales, y creando un cuerpo de profesores titulares sustitutos, que hayan obtenido la plaza después de superar una durísima oposición libre (exámenes teóricos y prácticos, periodo de prueba, etc.) . Y hablando de proponer, propongo trasladar e implantar en España, de la “A” a la “Z”, la legislación educativa finlandesa, o la coreana; quizá así empezaríamos a dejar los puestos de cola.

    Por demás, es evidente que los verdaderos profesores no se desmotivan, ni se resignan, nunca.

    Solidaridad de todos los docentes por un objetivo en el que se juega el futuro del país. Por supuesto, me parece bien.

    PD
    Prefiero el tuteo.

  19. Conque sólo unos pocos han hecho huelga y manifestaciones (y, ¿Cuántos han ido al juzgado de guardia a denunciar que están dando, bajo presión y por decreto, calificaciones que no responden a la realidad?), pues, en mi opinión, sólo estos (profesores huelguistas, manifestantes y denunciantes) están legitimados para ejercer como profesores. Los demás (la mayoría según me cuentas) sobran por ser incompetentes y malos ejemplos.

    Y sí, considero absolutamente injusto y perjudicial que se valore la experiencia como interino (que es la experiencia que valora la Junta de Andalucía) para acceder a una plaza como titular. Porque con ello se prima o los peores y se perjudica a los mejores (lo que es, para empezar, inconstitucional). Y, porque parto de la base de que nadie que no haya superado (por cierto, las oposiciones no se aprueban, sino que se superan) una dura oposición puede ejercer como profesor, es decir, hasta que no se superan las pruebas selectivas (oposición: exámenes teóricos y prácticos, periodo de prueba, etc.) no se empieza a ejercer de profesor, y se empieza a adquirir experiencia. Esto es lo que en mi opinión debería pasar, y no el cachondeo que es la Junta de Andalucía en esta materia de procesos selectivos de personal docente, donde los peores son primados y gozan de preferencia de acceso. Somos la cola de todo lo que merece la pena, entre otras cuestiones, por esta: el cachondeo que han venido siendo los procesos selectivos de docentes).

    Y, al contrario de los que tú propones (aumentar la plantilla de profesores, sumando a los necesarios interinos) para mejorar la calidad de enseñanza, yo propongo acabar con la figura del interino (de hecho y de derecho), de una vez y para siempre. ¿Cómo? Reduciendo al mínimo las bajas temporales, y creando un cuerpo de profesores titulares sustitutos, que hayan obtenido la plaza después de superar una durísima oposición libre (exámenes teóricos y prácticos, periodo de prueba, etc.) . Y hablando de proponer, propongo trasladar e implantar en España, de la “A” a la “Z”, la legislación educativa finlandesa, o la coreana; quizá así empezaríamos a dejar los puestos de cola.

    Por demás, es evidente que los verdaderos profesores no se desmotivan, ni se resignan, nunca.

    Solidaridad de todos los docentes por un objetivo en el que se juega el futuro del país. Por supuesto, me parece bien.

    PD
    Prefiero el tuteo.

  20. Tengo algunas dudas:
    1) Si los profesores tienen que superar unas durísimas oposiciones ¿Esto quiere decir que los docentes de la privada hacia la que se desbandan los que tienen posibles no están preparados para dar clase?

    2) ¿Cómo se sabe que un profesor es mejor si nunca ha dado clase?

    3) ¿Por qué no han de emplearse interinos que han aprobado unas durísimas oposiciones cuando hacen falta para reducir la ratio de los grupos? Aparte de que ellos también necesitan comer como todos los ciudadanos de empresas públicas o privadas.

    4) Hace unos días me encontré a un profesor deprimido por haber sido agredido a manos del padre de un alumno ¿Tiene derecho a desmotivarse? ¿Habría de suprimirse su baja por depresión y cardiopatía? ¿O reducirla?

    La LOCE no estaba nada mal, pero pudo haberse aplicado, de haberse redactado antes ¿por qué llegó tan tarde?
    Con la anécdota del cerdo, la verdad, huelgan comentarios. Me quedo sin palabras.

    P.D: He leído dos artículos estupendos sobre la última polémica educativa; el de Almudena Grandes publicado hoy en “El País” ( 19 de septiembre) y otro de Juan Antonio Rodríguez Tous, publicado en “El Mundo” a 13 de septiembre con el título “Anormales”. No tienen desperdicio, como podréis comprobar.

  21. Los profesores están demasiado bien acostumbrados y viven muy bien de vacaciones siempre. Y claro que los de la privada no están preparados pues no han sido sometidos a prueba alguna sino la de ser cuñado o hijo de…

  22. Por lo visto el mejor sistema para seleccionar profesores, en la educación publica y privada, es el sorteo puro, como en la lotería de Navidad.

  23. Luis, Rodri, ¿Piensan ustedes entonces que las lacras del actual sistema educativo se deben a la mala actuación de los profesores y su deficiente preparación? ¿Debemos entender eso según ustedes?

  24. Las lacras del actual sistema educativo de deben a la actuación combinada y conjunta de los profesores y los padres y, su deficiente preparación en una y otra faceta. La tribu actual es lamentable y deja bastante que desear.

  25. Tengo algunas certezas (no muchas):

    1) Si los profesores tienen que superar unas durísimas oposiciones ¿Esto quiere decir que los docentes de la privada hacia la que se desbandan los que tienen posibles no están preparados para dar clase?

    Eso es evidente, pero estábamos hablando de enseñanza pública, la única que debiera existir.

    2) ¿Cómo se sabe que un profesor es mejor si nunca ha dado clase?

    Para saberlo están las (buenas) pruebas selectivas y las deseables de evaluación periódica. Y es evidente que entre los que sacan un 10 en el examen puede haber una oveja negra que no sabe ni quiere saber. Pero entre los que sacan un 6, un 5, un 4, un 3 o un 0 hay bastantes más que ni saben ni quieren.

    3) ¿Por qué no han de emplearse interinos que han aprobado unas durísimas oposiciones cuando hacen falta para reducir la ratio de los grupos? Aparte de que ellos también necesitan comer como todos los ciudadanos de empresas públicas o privadas.

    Porque para eso están (es mejor, y siempre hay que hacer lo mejor) los profesores titulares, estos también necesitan comer, y basta con celebrar oposiciones y nombrarlos.

    4) Hace unos días me encontré a un profesor deprimido por haber sido agredido a manos del padre de un alumno ¿Tiene derecho a desmotivarse? ¿Habría de suprimirse su baja por depresión y cardiopatía? ¿O reducirla?

    No tiene derecho a desmotivarse, los verdaderos profesores no se desmotivan, ni resignar, nunca. Y, no habría que suprimir ni reducir su baja.

    La LOCE no estaba nada mal, pero pudo haberse aplicado, de haberse redactado antes ¿por qué llegó tan tarde?

    En los países subdesarrollados pasan esas cosas.

  26. Las lacras del actual sistema educativo se deben a la actuación combinada y conjunta de los profesores y los padres, y a la deficiente preparación de unos y de otros. La tribu actual es lamentable y deja bastante que desear.

  27. Creo que exige de los profesores ciertas cualidades épico-heroicas, tales que, más valdría que esas criaturas sobrehumanas, selección de la raza superior, más bien estarían llamados a dirigir el destino de los países. Ellos que no se desmotiven, los interinos que no coman. Su proyecto es un resurgir del nacionalsocialismo. ¿Tiene a mano acaso por ahí algún Hitler para dirigir tan impecable tramoya? Él también era un hombre de certezas. Nada que ver con los ineptos profesores y padres actuales y supongo, según usted, el resto de la raza humana. Habrá que buscar esos nuevos superhombres; a lo que se ve, Dios no ha muerto. Todavía.

  28. Buenos días,….

    Unas coordenadas equis e y,s cercanas y bomba, estamos en Grecia. Últimas, últimas, 8000 millones de rescate; bajo compromiso Griego de despido de 30.000 empleados públicos, reducción de pensiones y bla, bla, bla….

    Pero aquí somos la repanocha. España, España, es la leche comparado con Grecia, de riqueza hablamos. Lo que hay que hacer ahora es una fuerte inversión pública en enseñanza, para reducir las aulas de 30 a 10 o menos, que mola más y así no se cansa el alumno con la autodidáctica…..y más.

    Me voy a impartir una de didáctica práctica sobre cómo se capa o castra el cerdo sin anestesia, que también es útil y no viene en los libros…..

    Saludos a todos.

  29. en la tecla.capacerdos sin anestesia puede ser una tarea que se adapte al perfil manifestado.le deseo mucha felicidad en ambas manos.en cuanto a luis: tal vez si los capacitados y exquisitos profesores bien formados no huyeran de las clases que otros padecemos…posiblemente,si en vez de dedicarse a difundir maldades sobre los “compañeros” y colaboraran,indicaran,ayudaran…en fin,más motivos para ir entendiendo que apariencias amables rozan la hipocresía.creo,lola,que te comentaré los artículos por una vía menos canalla.

  30. en la tecla.capacerdos sin anestesia puede ser una tarea que se adapte al perfil manifestado.le deseo mucha felicidad en ambas manos.en cuanto a luis: tal vez si los capacitados y exquisitos profesores bien formados no huyeran de las clases que otros padecemos…posiblemente,si en vez de dedicarse a difundir maldades sobre los “compañeros” colaboraran,indicaran,ayudaran…en fin,más motivos para ir entendiendo que apariencias amables rozan la hipocresía.creo,lola,que te comentaré los artículos por una vía menos canalla.

  31. ¿Habéis oído lo último de Esperanza Aguirre? Detrás de la indignación de los profesores, está Rubalcaba. Como si los profesores no tuviesen criterio propio ni razones para indignarse por sí solos.
    Supongo que en eso de capacerdos hay algún criptograma, pero ni idea de qué va. Ante todo, ofende quien puede…
    Ah, no creo que ningún profesor, profesional o simplemente persona sea bueno en nada, si no es solidario.

  32. Capacerdo. Capacidad. Capa, cerrada al cuello y con vuelo por debajo de los gluteos. No le demos demasiada importancia conceptual, son más bien declinaciones del lenguaje. Agua, acuático, aguacero…y en mitad de la llovizna un paraguas. !Va¡, sólo palabras. Un juego y no más. Los criptogramas están bien, Lola, como los jeroglificos: sirven para consumir el tiempo, lo mismo que la vida. La educación y un problema laboral sobre los docentes son dos cosas distintas, lo que ocurre es que el problema implica las vestiduras de la educación. Vestir, desnudar…Ese es el dilema. Buscar el equilibrio es difícil. Un docente sin plaza no puede ser un trashumante sempiterno; ni un”patanegra” puede convertir el tiempo en un factor contra el mérito y la capacidad. La interinidad no puede ser un modo de acceso, pues eso supone que antes de propietario se es inquilino. No puede ser. Pero tampoco el tener a la gente dando vueltas años y años, como un titiritero. La solución no sé cuál será, pero desde luego, tiene que garantizar el derecho público a la educación. Privatizar la educación es reencontrarse con el tatarabuelo. Dixi.

  33. Buenos días,

    Oh, up, no tiene importancia el criptograma, Lola. Algún día lo explicaré. Ya leído el imprescindible Código Da Vinci, coge uno vicios ocultos. Era solo seguir la anécdota que empezó alguien. No llevaba implícita intención ofensiva. Oh, lo fue, luego mil perdones.josé antonio,son solo palabras,y sino,que le pregunten a panchito.

    Por cierto soy bastante amante de los gorrinos, por animales bastante obcecados en sus propósitos. No así de los cerdos, que no es lo mismo.

    Aquí hubo una época en que cambiaban un jamón (de gorrino), por un piano. Algo barrunta, que en Grecia (primos hermanos nuestros), pronto pasará lo mismo. (Esto también es criptograma, pero más fácil, ¿se entiende, verdad?.) Pero esto es muy triste….mejor cambiemos de tema.

    Sabéis, mis amigos conocen este blog como el blog de la opinión donde escribe Holden, eso me dicen, ¿porqué será?

    Saludos a todos.

  34. Los interinos de pata negra ya no existen casi o están jubilados o con plaza. Ahora los que están parados, son los que aprobaron incluso con muy buena nota las oposiciones y se han quedado en la calle ¿Merecen o no trabajar? ¿Los necesitamos o no? ¿Y los alumnos?
    Los cerdos de pata negra o blanca, los adoro, sobre todo en lo que concierne a su jamón, aunque me los hayan querido mostrar antipáticos George Orwell con “Rebelión en la granja” y la última novela de Antonio Orejudo.
    Holden tiene un blog en La Opinión, entonces es…

  35. Las oposiciones (y los concursos-oposición a la carta de la mediocridad y la injusticia, tan disfrutados y deseados aquí en Andalucía, para nuestra desgracia) NO SE APRUEBAN, sino que se superan o no se superan. No entender esto, es no entender nada sobre MÉRITO Y CAPACIDAD.

  36. ¿Qué es “se superan”? ¿Que uno tiene méritos de experiencia sobre otros que no han tenido la suerte de trabajar? ¿Qué es capacidad según usted? ¿Tener la potra de que te llaman para una sustitución y adquirir puntos? No sabe lo que está diciendo, creo.

  37. Usted, Luis, lo que quiere decir es que muchos interinos han aprobado las oposiciones por la cara, sin tener ni idea ni estar capacitados. Estoy de acuerdo, yo los echaría a todos a la calle para mejorar los resultados. Conozco cada caso. En mi centro, en concreto, ¿y en el suyo?

  38. ¿Qué es “se superan”? Esta pregunta tiene fácil respuesta, cualquiera que haya estudiado la sabe:

    Si se convocan 100 plazas (por poner un ejemplo) superan las oposiciones 100 personas (como máximo, pues pueden quedar plazas vacantes si no hay suficientes candidatos con la puntuación total mínima igualada o superada), las cien primeras por orden de puntuación total (suma de las puntuaciones de las distintas pruebas selectivas). El resto de personas, participantes en el proceso selectivo, está fuera (out), o sea, no ha superado la oposición (o concurso-oposición a la carta de la mediocridad y la injusticia, tan disfrutados y deseados aquí en Andalucía, para nuestra desgracia) y debe seguir estudiando a la espera de la próxima oportunidad.

    El problema surge cuando las malas Administraciones Públicas (por ejemplo, Junta de Andalucía) empiezan a crear bolsas de interinos y a contratarlos y a perpetuarlos (La Unión Europea ya está hasta el gorro con este tema), y, con el tiempo, a hacerlos fijos para quitarse el problema de las quejas de estos (los interinos); trasladando a la sociedad el enorme problema de la mediocridad, la injusticia, y la inconstitucionalidad (Art. 103.3 “ La Ley regulará el estatuto de los funcionarios públicos, el ACCESO A LA FUNCIÓN PÚBLICA DE ACUERDO CON LOS PRINCIPIOS DE MÉRITO Y CAPACIDAD…”), valga la redundancia. Y así nos va.

    PD
    Lola, te ruego que no permitas que se usurpe mi nombre. (el comentario anterior no lo he escrito yo, como sabes)

  39. Aunque dicho sea de paso, estoy absolutamente de acuerdo con él, y lo comparto: “Usted, Luis, lo que quiere decir es que muchos interinos han aprobado las oposiciones por la cara, sin tener ni idea ni estar capacitados. Estoy de acuerdo, yo los echaría a todos a la calle para mejorar los resultados. ¡Conozco cada caso!. En mi centro, en concreto, ¿y en el suyo?”

  40. Las palabras son nuestra identidad, pero a veces ésta está tamizada por la reflexión y la pausa, y cuenta como resta (restar) a su valor. Otras, las más, nos dejamos llevar por impulso o arrebato que nos vino de repente. Nos vino por las palabras de otros y fuimos solo una reacción, no calculada, no premeditada. ¿Es que acaso no te gusta la sinceridad de la espontaneidad?. Una espontaneidad sincera y rápida, ya tratada de antemano por el emisor no en ese preciso momento en que sacaron de nuevo el tema, tal vez aquella misma mañana o el día anterior, ya concluida en algún momento de nuestro estar solo, como algo negativo que es, y en la reflexión no encontraste una salida o solución, y quedó ahí en tu subconsciente como algo negativo. La crisis que tenemos, aquella señora ha dicho que están yendo a comer a cada de los abuelos. Que son seis en casa, que no llega porque no hay, que ella dejó el trabajo cuando le vino el tercer hijo, que entonces su marido era encargado de obras y tenía un buen sueldo. Que se les han acabado todos los ingresos, que los niños comen como leones, y destrozan la ropa como fieras, algunos llegan disfrazados de harapajoes, con rotos del siete que les han hecho a las prendas jugando al pilla pilla en el patio del colegio. Su marido bebe a escondidas, ella llora.

    El impulso de la realidad ofende. Uds. perdonen si alguna vez les molesté. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.