Año Nuevo, mierda nueva

7 Ene

Todos los años pinso en la capacidad que tenemos los seres humanos de generar basura moral

Lo recuerdo como si fuera ahora aunque ha pasado la friolera de cincuenta años. Estaba yo entonces viviendo en la ciudad de Oviedo. Era mi primer curso como profesor de Primaria. Había pasado la Nochevieja y los basureros, en la mañana de Año Nuevo, estaban retirando la basura. Como es sabido, esa noche deja sembradas muchas calles de suciedad. Uno de ellos, con mucha sorna y no menor énfasis, dijo a voz en grito:

– ¡Año Nuevo, mierda nueva!

Remedaba su frase la tradicional sentencia de esa fecha: Año Nuevo, Vida Nueva. Desde luego que él describía con precisión la tarea que estaba realizando. Era el día de Año Nuevo pero los montones de nueva basura le hacían dedicarse a la faena con especial intensidad.

No sé si lo oyó alguien más. No sé si a alguien más le llamó la atención. Yo lo recuerdo cada año cuando se suceden las listas de propósitos optimistas, cuando oigo decir con esperanza renovada: Año Nuevo, Vida Nueva. ¿Vida nueva? Se refería el basurero a su rutina de la recogida de basura. Yo voy a trasladar la reflexión a la proliferación de basura moral en la sociedad.

Me pregunto cómo es posible que año tras año, sigamos generando tantas toneladas de suciedad: terrorismo criminal, sexismo sutil y violento, hambre creciente, discriminación de todo tipo, diferencias abismales, corrupción política, abuso de poder, injusticia estructural, xenofobia, racismo, asesinatos, secuestros, violaciones, acoso… ¿Cómo es posible que no acabemos con tanta perversión, con tanta maldad?

En los primeros días del año he visto aparecer basura por doquier. Recordaré solo cinco casos que ahora me golpean la mente y el corazón.

El primer día del año se abre con la noticia de un terrible atentado en la maravillosa ciudad de Estambul. Un hombre, disfrazado de Papá Noel, acribilla a tiros a quienes celebran la Fiesta de Año Nuevo en una discoteca. 39 muertos. 68 heridos. Una masacre.

¿En nombre de qué dioses y de qué causas se puede matar a personas inocentes? ¿Quién la ha dado a ese terrorista el poder de decidir sobre la vida y la muerte del prójimo? ¿Quién le ha conferido el poder de sembrar el dolor en tantas familias? Mierda Nueva.

También del primer día del año. Un diseñador turco ha sido apaleado por criticar desde Chipre al gobierno de Erdogán. Al llegar a Turquía, deportado y descender del avión, una multitud se abalanzó sobre él propinándole golpes a mansalva. Había criticado también a los islamitas por prohibir celebrar la fiesta de Año Nuevo. El diseñador es un conocido defensor de la homosexualidad. Intransigencia. Violencia. Agresión a quien defiende la libertad. Mierda nueva.

En el mismo primer día del año una mujer de 40 años, profesora universitaria, es asesinada por su pareja de 20 años en Rivas Vaciamadrid. Un nuevo caso de violencia machista. Una mujer más añadida a la lista de víctimas de esta lacra que nunca termina. Mierda nueva.

También en el primer día del Nuevo Año una madre en la ciudad de Valencia ha pretendido vender a un hijo de dos años por 800 euros. La noticia cuenta que, en un parque de la ciudad valenciana, una mujer se acerca a una pareja y le ofrece su “mercancía”. Ante la negativa, la madre baja el precio. ¿Cómo es posible tanta abyección? ¿Cómo se puede convertir a un hijo en un producto que se pone a la venta? ¿Cómo se puede hacer tanto daño a un ser inocente que has traído sin su permiso al mundo? Mierda nueva.

Y, para mí, el más estremecedor En las primeras horas del Año Nuevo veo unas conmovedoras y a la vez terribles escenas en la televisión. Un padre, en cuclillas, habla con sus dos hijas de 9 y 7 años mientras comprueba que tienen bien colocado el chaleco bomba. Van a cometer un atentado por la yihad. El padre pregunta a las niñas si saben lo que van a hacer.

Un suicidio bomba, dice la mayor.

Llevan unos chalecos que van a hacer explotar entregando sus vidas a una causa que, dadas sus edades, no pueden ni comprender. Van a causar la muerte a personas inocentes en un acto heroico.

Les pregunta el padre si saben cuál es la recompensa que van a obtener por su acción:

– Ir al cielo, dicen las niñas.

No hay edad temprana para la yihad, comenta el padre haciendo gala de un burdo fanatismo, de una inusitada crueldad. No se entrega él a la causa, entrega la vida de sus hijas.

¿Qué manipulación es esta sobre la mente de unas niñas inocentes? ¿Es que no tiene límites la perversión humana? ¿En nombre de qué dioses y de qué ideales se puede entregar a dos hijas a la muerte? Mierda nueva.

Por muchos y buenos deseos que nos hayamos intercambiado en los últimos días del año que se fue y de este que comienza, la mierda nueva se va acumulando en las aceras de la vida.

Tenemos un capacidad inusitada para llenar bolsas con basura nueva. Se parece mucho a la antigua, pero es basura nueva. ¿Nunca se termina? ¿Nunca se agota? Parece que no, pero habrá que luchar para conseguirlo. Lo que hay que hacer, mientras tanto, es mejorar los métodos para retirarla y que no produzca nuevos males: pestes, hediondez, contaminación, infecciones, envenenamientos…

El debate se podría situar en discernir si estamos realmente progresando o estamos retrocediendo. Pues bien, yo creo que en ese largo camino del ser humano hacia la dignidad, la historia tiene un signo positivo. El ser humano ha superado la esclavitud y el apartheid, ha dado pasos de gigante en la defensa de los derechos humanos, en la lucha por la libertad y la igualdad, en la superación del sexismo, en la eliminación de la ignorancia, en la lucha contra la mortalidad infantil… Leed el libro La lucha por la dignidad, de José Antonio Marina y María de la Válgoma. Es un canto a la esperanza , una invitación al compromiso.

Los basureros del mundo no dan abasto para eliminar las nuevas cantidades de porquería que generamos en la sociedad. Por eso me ha parecido tan impactante aquella frase que escuché hace tantos años en el fondo de la Nochevieja. Todos los años me viene a la memoria. Todos los años me hace pensar en la capacidad que tenemos los seres humanos de generar basura moral. O en incapacidad para eliminarla de nuestras sociedades. Pero también en la necesidad de la lucha por eliminarla.

Descubrir la basura es el primer paso para poder afrontar las exigencias de la limpieza. Airearla, hacerla visible, no esconderla, nos pone a todos frente a la necesidad de reflexionar y de actuar.

Destruirla, eliminarla es una obligación ciudadana para que no acabemos todos contaminados.

Analizar las causas de su génesis es el mejor modo de conseguir que no se produzcan nuevas cantidades de basura. Ir a la raíz, eliminar la injusticia estructural, eliminar las diferencias… Y, sobre todo, educar a las personas en la esfera de los valores.

Aprender de ese ciclo para liberarse del mecanismo de producción que hace el mundo poco habitable es una exigencia ineludible. No se puede respirar con esas dosis de contaminación. Cada año tiene que haber menos mierda nueva.

27 thoughts on “Año Nuevo, mierda nueva

  1. ¡Querido Maestro¡
    Empezamos este nuevo año con las mismas reflexiones morales y la visión de las muchas injusticias que hay en este mundo.
    Los Reyes Magos no me han traído cosas materiales,ningún regalo, será porque habré sido un poco traviesa y no me lo merezco.
    Las personas somos más que el materialismo reinante en estas fechas.Somos humanos todos los días del año y me llenan más las sonrisas y los afectos de mis pequeños que toda la riqueza del mundo.
    ¡La realidad duele querido Maestro¡
    Pero hay que sacar a flote todos las fortalezas,algo se puede hacer aunque sea individualmente para limpiar esa mierda nueva.
    Cambiar la mentalidad es un reto duro,pero es muy grande la recompensa.
    Pasito a pasito se llega lejos, ese es mi objetivo,consagrar mis ideas a repartir valores a las nuevas generaciones que vivan la paz, la armonía y la vida como alabanzas y sueños para conseguir la mejor meta,ser felices.
    Sin más me despido con un cordial y afectuoso saludo para todos.

    • Mi madrugadora Loly:
      Has sido la primera en abril el diálogo.
      Como siempre desde la sensibilidad y los ética.
      La sensibilidad que te hace valorar más los afectos que las cosas y desde la ética que te hace preguntarte por el modo de mejorar la sociedad.
      Gracias por participar.
      Besos.
      MAS

  2. Hola Miguel Angel deseo que te encuentres bien! comienzo un nuevo año pensando con vos, soñando con vos, a través de tus artículos repensando algunas cosas. me pregunto (con humor)¿para qué cambiamos de año si todo sigue igual? muchas personas en el mundo tenemos los mismos sueños: vivir en paz, criar a nuestros hijos sin temer por lo que les pueda suceder, no sufrir con las noticias periodísticas…que muestran tanta tristeza. Se está destruyendo el planeta, las relaciones humanas, las nobles especies de plantas y animales poco a poco desaparecen… ¿qué tiene que pasar para que el hombre se de cuenta del daño que está haciendo y lo revierta. qué tengas un hermoso año…un cariño desde Argentina.

    • Querida Marisa:
      Me alegra saber que entramos de la mano en un nuevo año. Y veo que compartes mi preocupación de que, año tras año, mantengamos actives perversas y perpetremos acciones inmorales. Tú lo dices muy bien: ¡qué tiene que pasar para que nos demos cuenta…?
      Tenemos que ser sensibles (si todo nos da igual mientras no nos afecte, no podremos mejorar)
      Tenemos que reflexionar sobre las causas y las consecuencias de la maldad
      Tenemos que actuar adecuadamente, tanto individual como colectivamente.
      Besos. Feliz Año.
      MAS

  3. Estimado Miguel Ángel.

    Feliz año nuevo para ti y a todos los lectores/as del blog.

    Me apetecía escribir unas líneas para compartir contigo que a mí también me entristece mucho comenzar el año con esas noticias tan terribles a las que tú llamas “mierda nueva” que desgraciadamente estamos viendo a diario.Yo diria que ya estamos tan acostumbrados a ver y escuchar por los medios sucesos horribles con tanta frecuencia que estamos inmunizados y nos parece algo casi normal.

    Es entonces cuando me planteo que la educación recibida a lo largo de nuestra vida en la familia y en la escuela debería servir para algo más que la simple obtención de títulos académicos. La formacion en valores de nuestra sociedad, en mi opinión, cobran mucha importancia para clasificar, segregar y limpiar la “mierda nueva” de cada año.

    Supongo que todo esto seguirá siendo algo utópico. Seguirán existiendo mierdas nuevas por mucho que la sociedad avance. Solo espero que se reduzcan a lo máximo posible.

    Un gran abrazo desde Ronda

    • Querido Juan Francisco:
      Pues sí, yo pienso que en la educación está la clave. No en la mera instrucción. La educación tiene una dimensión ética sin la cual pierde su esencia.
      Personas educadas son las que construirán un mundo más habitable, más hermoso.
      FelizAño Nuevo para ti y para los tuyos.
      Desde Málaga hasta Ronda.
      MAS

  4. El titulo suena fuerte, pero la historia de todos los años lo justifica bien. Llevamos pocos días del nuevo año y ya hay carretadas de esa mierda, que sin duda se irá amontonando día tras día a lo largo del año.
    Yo me quiero quedar con el canto de esperanza final. Globalmente el mundo, con todas sus vicisitudes, es un camino hacia adelante. Muchas locuras y sinrazones irán desapareciendo poco a poco, exige su tiempo cambiar costumbres arraigadas como la ablacion del clitoris en ciertas culturas, el emburkamiento de tantas mujeres, el maltrato de los animales para nuestra diversión, las hambrunas, la locura de querer cambiar el clima de Marte dejando que se destruya el de la Tierra, y no digamos las locuras religiosas que pretenden agradar a Dios matando a sus semejantes, y etc.
    La salvación y el progreso está en la buena educación. Creo que bastaría con no meter ideas perversas en la mente de los niños, pero mirando al mundo esto es labor de siglos.
    Si cada uno de nosotros sembramos durante el año alguna buena semilla, ya hemos mejorado algo, pues algún día darán su fruto.
    Tú, Miguel Ángel, cada sábado las siembras a espuertas, gracias por ello.
    Saludos a todos.

    • Querido Joaquín:
      No sabes cuánto m alegra y cuánto me honra tener un lector tan asiduo, tan activo y tan sabio como tú.
      Solo así se puede mantener y enriquecer un espacio como este. Espero siempre con interés tu aportaciones porque siempre están sazonadas de sensatez, de lucidez y de bondad.
      Siempre aportan ideas tendentes al compromiso y a la mejora. Siempre tienen una crítica contra la maldad. Y siempre se decantan hacia la propuesta de la educación auténtica como el mejor camino para la superación de los males.
      Es cierto que el título es fuerte. Dudé si titular EL BASURERO DE OVIEDO para evitar ese golpe pesimista, pero pensé que en el texto quedaría clara mi postura optimista a pesar de los hechos terribles que han inaugurado el año
      Hay una lucha por la dignidad. ¿Cuántos actos de amor y de entrega generosa no se habrán producido en estos días?
      Un gran abrazo, querido amigo.
      Y muchas gracias.
      MAS.

  5. Preocupante reflexión. Efectivamente, el título no encierra todo el contenido, ni siquiera el principal enfoque, que es de naturaleza optimista.
    Hay basura, pero hay compromiso para evitar que siga existiendo. El artículo es una invitación a cada uno para que esa suciedad sea cada día menor.
    Saludos.

  6. Tema para pensar. ¿Qué pasa que cada año nuevo seguimos con los problemas de siempre y otros nuevos?
    Habrá que reflexionar sobre el rumbo que llevamos. El dios es el dinero. Y el dinero es el dios.
    Los valores están desapareciendo y eso provoca unos comportamientos cargados de crueldad y de odio.
    No sé si hay motivos para ser optimistas, como plantea el autor. Yo lo veo todo negro.
    Feliz Año, una semana después.

    • Querida Carolina:
      Ese es el problema: la ausencia de valores. Si los viviésemos no tendríamos necesidad de hablar de ellos. El problema es que no son precisamente los valores lo que rige el funcionamiento de esta sociedad. Es el dinero, es el interés, es la intolerancia…
      Desde mi perspectiva la educación (que exige valores porque sin ello no existe) es la clave de la mejora de la sociedad, es el principal medio para que disminuya o desaparezca esa cantidad de lo que helando en el artículo basura moral.
      Besos.
      MAS

      • Título duro y contenido potente y, a la vez, positivo. Porque nos invita a eliminar la cantidad de basura que generamos los humanos sobre el planeta.
        Se puede y se debe eliminar tanto mal.
        Nos beneficiará a todos y a todas.
        Saludos en estos primeros días del año.

  7. Hay que hacer frente a esta capacidad tremenda de producir basura. Ya sÉ que no es fácil controlar la libertad de cada ser humano y la locura que le puede sobrevenir en un momento dado.
    El problema estructural es qué tipo de cultura creamos, que tipo de autoridad ejercemos, que tipo de ejemplo damos, qué tipo de educación ofrecemos… Es decir, cómo PREVENIMOS EL MAL.
    Y, CUANDO OCURRE, CÓMO ACTUAMOS.
    Un cordial saludo.

  8. Pensar y actuar. Actuar y pensar.
    No basta con reflexionar, hay que comprometerse. Y tampoco se trata de actuar de cualquier forma sino guiándose por la reflexión.
    Es preocupante esa cadena de acciones indecentes que causan muerte, dolor e injusticia. No podemos quedar cruzados de brazos.
    Ya sé que no solo existen cosas malas en el mundo, pero habría que reducir esa cantidad de basura que producimos los seres humanos.
    Saludos.

  9. Hola Miguel Ángel.

    1.- Me gusta mucho tu comienzo de año.

    2.- Hace unas semanas nos comentabas que se iban a producir cambios en el blog. Yo no he notado nada, salvo que recién comenzado el sábado ya te he podido leer.

    3.- (Como soy muy mal hablado, trataré, adrede, de ser bien (sonante) escrito, porque me conozco). Hablas de porquería moral. De la basura (mierda) nueva. (Para mí) Es nueva, porque son casos nuevos. Pero si solo nos fijamos en las causas o motivos, en su raíz, es la (mierda) de siempre.

    Impacta, porque de verdad queremos creer que, como comienza un nuevo ciclo, un nuevo año, una nueva oportunidad de mejora, algo puede cambiar de un día (del año que se fue) para otro (nuevas esperanzas, nuevos buenos deseos). Pero la realidad es muy tozuda, y solo puede cambiar a base de lucha, y muy poquito a poco. Los días, los años, al igual que los cursos de los niños y niñas, son un continuo, no hay saltos mágicos.

    5.- En su día, he visto las imágenes del padre con sus dos hijas.

    (Sin palabras, sencillamente se me encogió todo el cuerpo, y me dejó bastante descolocado). Si no nos ponen ningún encabezado de la noticia, aparenta un cariñoso padre despidiendo a sus hijas antes de irse al cole, a la casa de la abuela de fin de semana, a estudiar Inglaterra, una despedida cualquiera de una familia cualquiera.

    Niñas cariñosas, disciplinadas, educadas, respetuosas. Hijas educadas en “valores”. Hijas generosas con su pueblo. ¿Qué estoy queriendo decir?

    Una vez repuesto de lo que había presenciado, una vez visto semejante fanatismo desde nuestro punto de vista, me vino a la cabeza la cantidad de cosas que, en nuestra cultura más próxima, en la cultura neoliberal, en la cultura de las religiones, en la cultura del fútbol, en la cultura de la competitividad, en la cultura del individualismo y del esfuerzo, nos meten en la cabeza, al igual que a niñas de 7 y 9 años. ¡la cantidad de cosas que metemos en las cabezas y en las vidas de nuestros hijos e hijas!

    (Por ejemplo, “Si fuimos educados en un sistema educativo que es racista, clasista, sexista, todos vamos a salir así. Cuando alguien me dice que no es racista ni sexista, me pregunto en qué planeta fue criada esa persona porque en este, todos lo somos. Dejar de serlo exige un ejercicio de consciencia muy fuerte de saber a través de qué manifestaciones, de qué rutinas, qué comportamientos lo somos.” “…nadie lo es conscientemente.”) (Jurjo Torres).

    6.- “Una ideología es un discurso que intenta vender cómo es la realidad y para vender eso va a tratar de convencer a todas las personas que es lo lógico. Eso va conformando un sentido común y hace que las personas consintamos situaciones de opresión, injusticia y discriminación porque no las vemos. Al revés, nos parece que son lógicas. Cuando vemos alguna incluso culpamos a la víctima. Se dice que todos somos iguales, pero algunas personas no se esfuerzan lo suficiente. Ese es el mantra que se utiliza ahora para convencer a la gente de que todas las cosas son posibles si te esfuerzas. Algunas, de hecho, se esfuerzan muchísimo y no lo logran. ¿No habrá más cosas? Ese mantra está queriendo convencer a la sociedad de que, en realidad, ya tenemos igualdad de oportunidades.” (Jurjo Torres).

    7.- Eso. ¿No habrá más cosas?

    8.- (Siguiendo la actualidad, siguiendo la actualidad violenta y machista, siguiendo la actualidad de abusos de poder en la universidad, en la educación, en el deporte infantil o juvenil).

    El machismo no conoce nivel de formación. El abuso del adulto sobre los niños, del “jefe” sobre sus “empleadas”, (del catedrático sobre sus colegas profesoras), me hace pensar sobre lo complejo que deben ser esas situaciones para las víctimas. Y estoy pensando en esas adultas preparadas, profesoras universitarias, en universidad, no en cualquier lugar del mundo más vulnerable, o en otro tipo de empresa con gente menos “preparada”. Y pasa. Y se calla.

    Porque yo entiendo que las cosas ocurran. La maldad y el abuso existe. Lo que no entiendo es la forma de afrontarlo por parte de quien debe hacerlo. No entiendo la respuesta que le damos a los problemas de esta índole, en concreto.

    Básicamente se callan. Se tapan. Se disculpan. Al final tiene la culpa la víctima. A un catedrático no lo mueve ni cristo, y eso tratándose de profesoras. Si las víctimas son alumnos o alumnas, con temáticas sexuales o académicas, imagínate la respuesta. El poder hace que puedas, y debe dar la sensación de que lo puedes todo. (Enlazando) Hijos e hijas también nos pertenecen.

    9.- Mierda nueva, mierda de siempre. ¡Como no pongamos remedio con lo que comemos!

    10.- (En otra ocasión, los amigos de Aureliano, con sus castigos divinos sobre las y los que se tiran al vicio antes del sagrado matrimonio, o el adoctrinamiento destructor de la sagrada familia. A mi manera, soy católico, no puedo y creo que no quiero evitarlo. Pero también soy demócrata y no puedo evitar pensar bien de lo malos que son algunos políticos. Pero no malos de profesión. Malos de malas personas. A sus hechos me remito).

    Un fuerte abrazo, Miguel Ángel. (Ya te entretuve un ratito) (Lo digo por el rollo que te suelto).(El abrazo es para compensar, bueno, también, un poquito, por el cariño que te tengo).

    • Querido José Antonio:
      Te escribo una vez alojado en el Hotel de Bogotá donde voy a pasar la semana para participar en un Congreso de la Universidad de La Sabana.
      No sé por qué se había ido tu correo a la casilla de Spam. Cuando escribas corros largos y pase esto, házmelo saber para que no tengas que repetir.
      En el periódico me dijeron que iba a haber cambios, pero veo que todavía no han hecho la migración.
      De acuerdo contigo en la preocupación POR LAS RQÍCES, POR LAS CAUSAS DEL MAL. Habrá que ir a la raíz…
      Voy a descansar unas horas después del larguísimo vuelo.
      Gracias por participar.
      MAS

  10. Cuando eres el destinatario de es basura, es decir, cuando te toda a alguien de la familia o ti mismo el daño, entonces ves de forma clara la enorme injusticia de la maldad.
    Pero siempre que hay hechos del tipo que se describen en el artículo hay víctimas de carne y hueso.
    No se puede mirar hacia otra parte cuando no nos ha tocado. Fijaos que lo primero que se dice cuando hay un atentado es “no hay españoles o españolas entre las víctimas”. ¿Y qué? ¿Lo hace menos grave? Todos son seres humanos. Todos nos afectan.
    Saludos.

  11. Entre las tristes noticias que recibimos los que profesamos un pensamiento laico es el fallecimiento de Gonzalo Puente Ojea, Presidente de honor de Europa Laica, el día 10 de este enero de 2017.

    Desde mi punto de vista es un intelectual que merece la pena leer para tener una información sólida acerca de la formación del cristianismo como fenómeno idelógico.

    Su fallecimiento no ha merecido ni una sola línea en los periódicos “serios”, esos que se encargan de distribuir el pensamiento dócil con los sistemas de poder establecidos.

    Remito el escrito de Paco Delgado, actual presidente de Europa Laica, para quien quiera tener alguna referencia de este impagable autor.

    http://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/ha-muerto-gonzalo-puente-ojea-presidente-honor-europa-laica/20170111115026135550.html

    • Querido Aureliano:
      Me sorprende en Bogotá la muerte de Gonzalo Puente Ojea.
      Le admiraba mucho por su profundidad, por su seriedad y por su valentía.
      Qué significativo es que los periódicos no se hagan eco de la pérdida de este gran pensador.
      Gracias por el envío del enlace.
      Saludos.
      MAS

  12. Estimado Juan Carlos Muñoz:
    Ya veo que no estás todavía para dedicarle tiempo a estos pequeños menesteres.
    Quiero suponer que no tiene nada que ver con el estado de salud de tu padre a quien imagino y deseo ya lejos del Hospital.
    Un cordial saludos y votos fervientes para la mejoría.
    Un abrazo.
    MAS

  13. Es muy grave. Los humanos seguuimos producuiendo cada momento toneladas de basura moral. No podemos seguir impasibles ante estos hechos.
    Gracias por el aviso.
    Saludos.

    • Querida Azucena.
      Gracias a ti por leer y por escribir.
      Tu comentario es breve pero enjundioso. Tu idea de que no podemos seguir impasibles es muy certera. Porque el mal no va a desaparecer solito.Si¡u desaparición será el fruto de una lucha de quienes desean y bus an una sociedad mejor.
      Es el compromiso de quienes quieren luchar por la dignidad lo que va a hacernos avanzar.
      Besos y gracias.
      MAS

  14. Hay que preguntarse por las cuasas, por el origen detantoi mal. Los inocentes siguen padeciendo y mucha gente mira para otro lado. Por eso me ha parecido estupendo el texto que acabo de leer.
    Ojala reaccionemos ante estos hechos que se suceden sin cesar. Ya estamos casi acosumbrados.
    Es terrible. No se puede mirar para otra parte.
    Abrazos a todos los participantes.

  15. Aunque el titulo parece psimista el articulo no lo es ya que reconoce que se ha avanzado y que sepuede seguir avanzadno.
    Y a ello nos invita. Gracias.
    Besos.

    • Estimada Andrea:
      Efectivamente, mi visión de la historia y de la situación es optimista porque creo que hemos mejorado y que vamos a seguir mejorando. No solo creo que res posible sino que es real. Al lado de todas esas toneladas de porquería hay montañas de acciones nobles. Al lado de tanta maldad hay una lucha incesante por la superación de los males del mundo. Esa lucha la hacen personas de forma aislada, la hacen grupos, la hacen organizaciones, la hacen países, la hacen movimientos…Yo creo que, a pesar de esos daños, de esos hechos, la comunidad humana va a mejor.
      Gracias por tu comentario.
      MAS

  16. Me llamó mucho la atención elk título del artículo. No entendí de momento por dónde iba. Luego, al ir leyendo, ya vi la intención.
    Comparto las cuatro tesis básicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.