Libertad para el zorro y las gallinas

31 Dic

En estas fechas navideñas todo es comercio. En las otras, también. Es impresionante el volumen de transacciones comerciales que se realiza en nuestra sociedad. Estamos inmersos en la cultura del libre mercado. (Lean, por favor “El Mercado”, de Bellamy). Libertad para comprar y vender. Libertad para el zorro y las gallinas. Comprar y vender son las grandes actividades de nuestros días. Da igual vender joyas que judías estofadas. Somos, ante todo y sobre todo, clientes. Tanto vales cuanto compras. El ser humano actual podría ser definido como mercader.

Estamos inmersos en la cultura del libre mercado.

La mayoría de las tarjetas de felicitación navideña que he recibido en estos días proceden de firmas comerciales: Grandes almacenes, concesionarios de automóviles, restaurantes, jugueterías… ¿Quiere usted comprar? ¿Desea usted consumir? La Navidad es la gran fiesta del consumo. Los regalos, los juguetes, los adornos, las comidas… Para hacer operaciones comerciales hace falta tener lo que otros necesitan (o creen necesitar) y habilidad para anunciarse. Por otra parte, capacidad de elegir y dinero para comprar.

La publicidad se las ingenia para llamar la atención del posible consumidor, produciendo la competitividad de unos mensajes con otros en una lucha asfixiante. Da la impresión de que todo vale con tal de llamar la atención. Se puede atentar contra la verdad, contra la ética y contra el buen gusto. Un concierto de Toscanini, radiado desde Nueva York, fue interrumpido por el siguiente anuncio: “Señora, aunque estemos en diciembre, siempre será agosto en sus axilas…”. Basta sentarse ante la televisión para ver el constante bombardeo de anuncios que recibe un espectador. Hoy, en el intervalo de una película de sobremesa, he visto en la televisión la friolera de dieciocho anuncios consecutivos. Siete minutos de llamadas, de invitaciones, de ofertas, de sugerencias… ¿Cuántas invitaciones a lo largo del día? En las vallas, en las cabinas, en las paredes, en la radio, en la televisión, en los periódicos y revistas… Compre, compre, compre y será feliz.

La insistencia televisiva y los mecanismos de persuasión hacen que se agoten en los grandes almacenes los juguetes más anunciados. Se compra lo que pone de moda la publicidad. Los niños y las niñas exigen lo que todos sus amigos tienen. Hay que estar al día. Es preciso hacer cola no para recibir algo sino para comprarlo. Hay que encargar algunos juguetes porque se agotan todas las existencias. Es casi imposible entrar en la tienda de juguetes Hamleys de Londres (cinco plantas atestadas de objetos llmativos) y salir sin comprar algo.

Uno de los más grandes publicistas, Ernest Ditcher, padre de la investigación de motivos, dice que “en el viejo conflicto entre el placer y la culpa, una de las principales tareas del publicitario no es tanto la venta en sí del producto, como el hecho de conseguir que la gente disfrute al comprarlo sin sentirse culpable”.

Lo increíble es que se acepta esta situación como si no hubiera otra posible, como si todos diésemos por bueno el juego. “El colmo es que los propios publicistas digan que los consumidores saben perfectamente que los anuncios son tendenciosos. Es lo que esperan de ellos. No es deshonesto; se trata de un juego limpio que los consumidores comprenden”, dice Sir Tim Bell. ¿Cuántas veces nos dejamos engañar por una publicidad tramposa? Juguetes que parecen de tamaño gigantesco y que en realidad son minúsculos, aparatos que realizan en la televisión movimientos complejos y que luego el niño no puede conseguir, productos cuyos envases tienen en el fondo dos dedos de vacío, yogures a los que falta un centímetro de contenido…

Hay más. Algunos se sienten culpables no por comprar sino por no comprar. Por ejemplo, los padres y madres que no limitan los regalos para los hijos e hijas, sin utilizar en la compra ningún criterio más que el elevado costo. Da igual lo que se compra con tal de que sea vistoso, de que tenga una marca conocida, de que sea de actualidad. No importa que el juguete sea sexista. No importa que sea bélico. No importa que favorezca el aislamiento y la atrofia intelectual. Muchos juguetes aplastan la creatividad. Algunos son, sencillamente, estúpidos. La publicidad de una muñeca que se vende en estos días anuncia entre las características seductoras este increíble atributo: erupta.

Cuenta Herbert Prochnow, ex presidente del First National Bank de Chicago que el mejor vendedor del que hayamos oído hablar nunca, era aquel que le vendió dos máquinas de ordeñar a un granjero que tenía una vaca, y entonces le ayudó a financiar el trato aceptando su vaca como pago a cuenta por las dos máquinas.

Las elecciones son cada vez más complejas. Si vas a un supermercado y tienes que comprar un litro de leche te verás abocado a optar entre una oferta múltiple de las distintas marcas (además del precio, del tamaño y de la fecha de caducidad). Lo acabo de comprobar revisando una serie de envases:

Entera, desnatada, semidesnatada, homegeneizada, uperisada., concentrada, evaporada
Enriquecida con ácidos grasos Omega 3 y ácido oleico
Con vitaminas A+D+E+K
Con bio-calcio, bacteria natural que tiende a desaparecer a causa del estress y de dietas poco equilibradas
Con bífidus activo, hierro, magnesio y fósforo
Sin conservantes ni esterilizantes
Con 12 vitaminas esenciales y sales minerales
Con estabilizante E-450 y UHT
Indicada para adolescentes
Recomendada durante la tercera edad, la gestación, la lactancia y para mujeres de más de 45 años
Indicada para dietas bajas en calorías y colesterol
En algunos envases aparece una tabla nutricional con indicadores diversos, además se ofrecen regalos, se promete que si se compra una determinada marca se ayuda a los que no pueden tomar leche, se suman puntos…

Antes era más sencillo. Bastaba decirle al lechero: “déjeme un libro”. Cada día tenemos más afianzada la condición de clientes. Y para ser un buen cliente hacen falta conocimientos, tiempo y dinero. Existe una violencia organizada contra los niños y las niñas a quienes se les muestran los escaparates y los anuncios llenos de ofertas atractivas, deslumbrantes. Pero luego hay que decirles: “Eso no es para ti”.

Los negocios que genera el comercio son inconmensurables. Se trata de un sistema lleno de injusticias legalizadas. “El comercio es la única actividad en la que la policía protege al ladrón”, dice Jean Baptiste Doumeng. El mismo producto se vende a doble o triple precio en un establecimiento cercano. El capitalismo exacerbado conlleva muchos males que parecen haber desaparecido ante la perversidad del comunismo. Se dice que la filosofía comunista ha fracasado, que se ha demostrado que no funciona, que es un sistema que sólo produce males. El capitalismo, por contra, se propone y se impone como sistema indiscutible y perfecto. No es así.

Conviene leer el estupendo libro de Adela Cortina “Ética del consumo”. Ayuda a comprender y a comprar. O a no comprar, cuando es mejor.
.

51 thoughts on “Libertad para el zorro y las gallinas

  1. Lo que describe el artículo era cierto antes de la crisis. Se debe de hablar en pasado. Después de practicar el neoliberalismo, incluso jugando a ser rico sin dejar de ser pobre, el ciudadano común ha vuelto a la cordura. Y éste es uno de los problemas de la crisis: apenas se consume, bien por una contención del gasto en las familias , bien porque esa familia difícilmente puede consumir. Conviene recordar que somos el país con más paro de toda la OCDE, una característica absolutamente singular y todo un reto social, económico y sobre todo político. En definitiva: ese gasto compulsivo que describe el artículo ha quedado muy atrás. La “cesta de la compra”, que cantaba María Jiménez se sustenta en los productos básicos que desde el punto de vista del consumidor atienda sobre todo a la mejor relación calidad/precio, nada más. En los periódicos de hoy, las medidas de contención del Gobierno, inevitables. Es como si nos despediéramos del neoliberalismo para mucho, mucho tiempo. Un abrazo, FELIZ 2012.

  2. Pero, ¿qué dices, Pepa? ¿Que se ha despedido al neoliberalismo? Esto que se dice en el artículo era y sigue siendo cierto. Claro que ahora, en este país, hay más familias o personas que no pueden hacer gastos ni excsivos ni elementales. También antes había pobres que no podían hacerlos. Pero el sistema es el mismo. Es más, creo que se ha agravado. Porque el neoliberalismo lleva el individualismo, la competitividad, la privatización, el olvido de los desfavorecidos, el capitalismo salvaje, la debilitación del estado del bienestat… ¿Que eso no existe hoy? ¿Se está hablando del pasado en el artículo?
    Sí, ya sé que tenemos paro, el paro más alto… Hay que analizar los porqués… O sea, que donde hay paro no hay neoliberalismo… Lo que hay que leer… Pero bueno, feliz Año Nuevo, también a todos.

  3. Señor Santos, leeré los libros que recomienda en este excelente artículo de hoy.
    Un saludo, y muchas gracias.
    Ah, que tenga usted un magnífico año nuevo.

    PD
    Luis Bustamante García tiene razón.

  4. buenas Maestro Miguel y a todos los comentaristas, reflexivos y seguidores.

    Ante todo, creo ha sido un año de miradas reflexivas ante muchas situaciones y es altamente positivo, agradecido por eso, porque ayuda enormemente a fortalecer nuestras miradas, acciones e intenciones-
    Al ensayo de esta semana, totalmente de acuerdo, en muchos aspectos, se condiciona fecha para todo, el mercado ha impuesto, y cobra el el impuesto,

    tengo un caso de una pequeña estudiante que teniendo aptitudes musicales, estaba condicionada a tener un piano(teclado electrónico) de que debería obtener el primer lugar para que en navidad llegara, queda claro el sentido y finalidad de la educación de parte de los padres ” el éxito como ley”.

    Recuerdo además, según nuestra historia, en 1890-1920, en el norte del país, las salitreras. o en el sur las carboníferas(localidades de Lota-Coronel), que aportando productivamente las mayores economías al país, era a costa de el esfuerzo de familias y generaciones completas, ” mi bisabuelo, el abuelo, mi papá, yo, mi suegro, cuñado… todos trabajábamos en las minas…”-
    existían las famosas pulperías, en donde es obrero estaba obligado a comprar, puesto que su salario se retribuía con fichas, las cuales se podían cambiar solamente por lo que indicaba el impreso de la misma, y en esa pulpería, que era por lo demás de propiedad del dueño de la mina, “vale por un kilo de harina, vale por una bolsa de hierba mate…·

    primera reflexión, las economías a costa del sacrifico, salud y condicionante de las familias..

    segundo caso: ayer con mi hijo, entramos a un mall, la idea era comer algo, nada más que eso, reconozco que no soy amigo de los mall, era lo más cerca que había, bueno, después de esperar en una larga fila, la atención y ver el “patio de comidas”, atestado de gente sl cabo del rato, nos pusimos a reir, plato plástico, servicio plástico, bandeja plástica, piso plástico, mesa plástica, todo plástico, ja, el dinero” plástico”…

    me recordaba esa época de pulerías,, gente comprando y comprando, muchos pasando la tarjeta por la máquina para efectuar el pago, las giffcard, les llamo, las fichas de pulpería moderna” qué desastre…

    la reflexión de todo esto:

    si tu sueldo no te alcanza para comrar un producto de necesidad al contado, un TV, un refrigerador, una cocina, lavadora, que es lo lógico en un crédito, quizás lo puedes hacer, mal que mal son bienes de necesidad…

    sin embargo, mucha gente, y este creo es el problema, se endeuda comprando al crédito, bienes de primerísima necesidad, la mercadería del mes, pues hay que comer y sobrevivir…pulperías del siglo XXI. Así jamás saldrán del círculo vicioso.
    hay que demostrar una buena calidad de vida, pero también hay que sostenerla. a la luz de los escándalos financieros en casos como el Retail en Chile, es tremendo.
    es común ver que un obrero, que trabaja en una empresa C, el dueño es accionista en la administradora de fondos, y a su vez de la tienda comercial o supermercado…

    no estoy en contra de que el que tiene, no deba tener, al contrario, es bueno eso, estoy en contra de que aquellos aprovechados que se ríen en la cara del trabajador, cada mensaje de publicidad es una risotada burlesca, irónica , golpeando la dignidad de las personas.

    Lo peor, usar la publicidad dirigida al la infancia, puesto que tocan las emociones y sensibilidad de los adultos, eso es por lo menos feo.

    Deseos de mesura, de tranquilidad y felicidad permanente a todos para el 2012, y como dije tiempo atrás, hoy los gigantes molinos a derrotar son: la injusticia, la intolerancia, la desigualdad, la pobreza, la deshumanizacíon…

    Saludos.

  5. La metáfora del zorro y las gallinas es muy buena. Si no hay ninguna restrucción a la libertad del zorro, ¿qué les sucederá a las pobres gallinas? Sí, usted tiene libertad para comprarse un Mercedes, para irse de vacaciones al Caribe o para comprarse una vivienda de quinientos metros cudadrados… ¿Libertad?

  6. Quiero felicitar el Año Nuevo a todos y a todas quienes alguna vez que otra transitan por este Adarve. Gracias por leerme y, sobre todo, por aportar vuestras opiniones. Muchas son mejores que los artículos.
    Gracias por mantener la fidelidad a quienes lo siguen desde sus comienzos y gracias a quienes se incorporan cada sábado.
    Os deseo a todos y a todas lo mejor para este nuevo año que ccomienza y que aparece como una página en blanco que tenemos que escribir. Pasarán muchas cosas, unas buenas y otras malas, pero lo más importante será cómo las vivimos.
    Incluso cuando hay problemas podemos mantener la esperanza. “Oscurece, luego amanecerá”.
    Deseo también felicidad, justicia, paz y amor para este mundo nuestro, tan atormentado por la crisis, por la desconfianza y por el desamor.
    Felicidades-des.

  7. Yo lo que pienso es que estamos en un mundo lleno de contradiciones: se quiere y se nos incita al consumo, pero al mismo tiempo se nos somete a una total inseguridad en nuestra economía, trabajo. ¿Cómo va a consumir un trabajador si hoy no tiene la seguridad de tener ingresos el mes o el año que viene? Los salarios y las conquistas sociales cada vez se cercenan más. Por otro lado, se quiere que se consuma de lo que ya estamos saturados. Quizás con esta crisis estamos aprendiendo que para ser feliz y andar por este mundo no se necesitan tantas cosas y también hemos aprendido que no se puede comprar a crédito. La riqueza está muy injustamente distribuida, mientras unos nadan en una abundancia insultante; otros, y no por vagos, carecen de lo más elemental.
    Desde la caída del muro de Berlín el capitalismo más desaforado campa por sus fueros. Nos tiene atrapados y al que se salga de sus dictámenes lo hunden. Hay que aplacar las iras del dios mercado, hacer lo que ellos dicen y como dicen. Nos hemos convertido globalmente en esclavos. La libertad queda para el fuero personal.
    Bueno, que seáis todos muy felices, con dinero o sin dinero, este 2012.

  8. Hola Luis Bustamante. El fin del neoliberalismo como concepto macroeconómico y social, en el marco de la crisis global y muy particular en la de España, vuelvo a insistir en su singularidad, está muy desarrollado y justificado por expertos, incluido algún premio Nobel. Ahí te dejo varios enlaces:

    http://www.elpais.com/articulo/empresas/sectores/fin/neoliberalismo/elpepueconeg/20080720elpnegemp_6/Tes

    http://www.rcci.net/globalizacion/fg057.htm

    http://www.carlosmanzano.net/articulos/Beck02.htm

    http://roarmag.org/2011/10/el-ano-2011-marca-el-fin-del-fin-de-la-historia/

    Te recomiendo también la lectura de La Educación encierra un tesoro, documento elaborado por Jacques Delors en el seno de la Unesco. En un texto absolutamente imprescindible para cualquier ciudadano, esté o no ligado al mundo de la educación. En el mismo se habla de la necesidad de escucharnos, de entendernos, de consensuar puntos de vista y posturas sin descalificarnos mutuamente. Se impulsa una ciudadanía activa, en el marco Constitucional correspondiente, pero por encima de todo de un humanismo que debe ser innato a todas las personas. Estamos obligados a entendernos y a enriquecernos mutuamente con las aportaciones de uno y de otro. Dejemos atrás “estilos políticos” tan repudiados por la ciudadanía. El enlace al documento es éste:

    http://www.unesco.org/education/pdf/DELORS_S.PDF

    Por lo demás, suerte a todos/as. Conocimientos, trabajo personal diario, entregando lo mejor de nosotros mismos y sobre todo, lo que acabo de comentar: concepción humanista de la vida, proyectos comunes y solidaridad. Feliz año, abrazos.

  9. Luis, creo que tienés razón. No importa como lo llamen. La realidad es que vivimos en un mundo capitalista, individualista, consumista, donde cada vez hay más de unos pocos que pueden adquirir de todo y muchos que no pueden adquirir nada. Y esto sucede en España y en el resto del mundo. También se desvance el sentido de ser. Y ser es sinónimo entonces de poseer.

  10. Que el ciuadano ha dejado muy atrás el consumismo es un hecho evidente, como apunta Pepa Banderas. Lo del individualismo no es sintomático de este tiempo, siempre ha sido así. Julio César, en La guerra de las Galías, ya reflexionaba sobre ello. Es una característica intrínseca del ser humano, en cualquier época. En la que nos ha tocado vivir, algo bueno ha traido la crisis, siendo positivo: una vuelta a la cordura, al consumo responsable, al esfuerzo y el ahorro, como la generación de nuestros padres y abuelos.

  11. Eso de que es evidente que el ciudadano ha dejado atrás el consumismo es una falacia. Otra cosa es que muchas familias han reducido su nivel de ingresos por el paro y la crisis y no están en condiciones de comprar. Basta ver almacenas como Harrods para ver cómo se compra y se vende.
    También antes había muchos pobres que no consumían. La cuestión es ver cómo el comercio se impone en fiestas religiosas y profanas. El tener y el comprar, como dice A.F. siguen imponiéndose al ser.

  12. Yo únicamente doy fe, como estadístico, de los datos que cualquiera puede consultar en el Instituto Nacional de Estadística. Los datos, de carácter trimestral, enfocados como “consumo final de los hogares”, adquiere, desde hace ya años, una variación interanual cada vez más negativa. A modo de ejemplo: -10% en el primer trimestre del año 2010. Y de ahí, en caída libre, hasta el -30% del último trimestre, sin contar las fechas navideñas, cuyos datos se tratan por separado. si no manejais mucho la estadística, no tiene sentido de que os ponga el enlace al INE, ofrece únicamente los datos y hay que saber interpretarlos. Pero siguiendo el ejemplo de Pepa Banderas, ahi va un artículo que si os puede ayudar a tener una idea de la relación unívoca entre crisis económica y descenso en los niveles de consumo; en el caso de nuestro país, España, con mucha mayor incidencia que en otros países: http://www.apostadigital.com/revistav3/hemeroteca/brandle1.pdf
    Estamos en el contexto macroeconómico, me es obligado recordar. No tiene sentido ir a Harrods en una hora punta de un dia navideño y concluir que “el consumismo sigue”; tal observanción sí es una falacia absoluta, aunque disculpable, en la medida que no todo el mundo puede estar al tanto de macroeconomía y sociología. Espero que os sirvan estas breves notas, un saludo.

  13. Éste es el titular de hoy, en un periódico: http://politica.elpais.com/politica/2012/01/02/actualidad/1325492316_173019.html
    Trata sobre el déficit público. Nada menos que el 8% y esa amenaza, que se cierne sobre España desde hace ya años de un agravamiento de la recesión que en caso de agudizarse, provocaría, simple y llanamente, la quiebra del Estado. La manera más sencilla de entender, para los neófitos, es de imaginar los números rojos de una cuente corriente. Esos números rojos, extendidos a todas las administraciones del Estado, a todos y cada uno de los Ayuntamientos de las localidades provocaría la necesidad, imperiosa, de dinero del fondo común europeo. Esto es, España debería ser “rescatada”. Su hucha se ha agotado. Si con este panorama, todavía alguno de vosotros sigue sosteniendo que el ciudadano español es consumista, es que está muy alejado de la realidad que se cierne desde hace años, imparable. Una de las causas del déficit es precisamente que el consumo de las familias (entendido el consumo como consumismo) se ha reducido a porcentajes impensables. Ejemplos: la venta de vehiculos nuevos, la cesta de la compra, el ocio. Definitivamente, la tesis que plantea Miguel Angel se corresponde con los años previos a la crisis,que si que es cierto que el nivel de consumismo del ciudadano era desproporcionado. No queda, actualmente, nada de eso. La contención del gasto en las familias es un hecho evidente. Digo lo que dicen otros en este blog: mirad las hemerotecas y sin ir más lejos, los periódicos, simplemente. Felices fiestas.

  14. Una cosa es que la gente tenga menos dinero hoy para gastar (en lo necesario y en lo superfluo) y otra es que se haya roto el mecanismo neoliberal.
    No se trata de una hora punta en Harrods. Se trata de cualquier hora de cualquier día en Harrods. Por poner un ejemplo.
    Y ahí sigue la publicidad, y ahí siguen los reclamos y ahí siguen las marcas y ahí sigue la creación de nuevas “necesidades”…
    En el próximo día de Reyes, ¿no entran los padres que tienen dinero en una carrera absurda de compras tramposas?
    Antes de la crisis era verdad y ahora sigue siéndolo. Lo que pasa es que ahora han engrosado el número de los que no pueden consumir muchas personas que antes lo hacían.
    El titular que nos presenta José Angel es muy elocuente.

  15. Don Miguel, soy un profe de Rancagua, Chile, que quiere saludarle y contarle que mañana, martes 3 de enero, como colegio, iniciamos un curso donde tenemos como uno de los ejes centrales la idea de “la escuela que aprende”. Denos ud. vuestra bendición para que todo nos salga bien y gracias por surtirnos de ideas espléndidas para desarrollarnos en esto de la educación.

    • Querido Pato Severino:
      Mis mejores deseos para todo vuestro equipo que hoy emprende la aventura más apasionante encomendada a un ser humano: trabajar con la mente y con el corazón de los niños y de las niñas.
      Enseñar no es solo una forma de ganarse la vida; es, sobre todo, una forma de ganar la vida de los otros.
      Vosotros, con vuestro trabajo esforzado, creativo, constante y compartido vais a conseguir que vuestros alumnos y alumnas aprendan muchas cosas que les harán más críticos y más solidarios. No hay conocimiento útil si no nos hace mejores personas.
      Un abrazo muy grande, adelante con vuestra hermosa y compleja tarea y humildad para reconocer los errores y aprender cada día. QUE SEAIS UNA ESCUELA QUE ENSÉÑA Y UNA ESCUELA QUE APRENDE. Y mucho optimismo porque la educabilidad se rompe cuando pensamos que el otro no puede aprender y que nosotros no podemos ayudarle a conseguirlo.
      Sé que hay dificultades pero, a los buenos profesionales les retan los problemas. A los malos profesionales los desaniman.
      Os quiero brindar un lema que a mí me ha servido mucho en la vida: QUE TU ESCUELA SEA MEJOR PORQUE TÚ TRABAJAS EN ELLA.
      UN ABRAZO Y FELIZ CURSO.

  16. Leyendo algunos comentarios tengo la sensación de ser una habitante de otro planeta… Quiero vivr en ese que cuentan algunos comentaristas… Urgente, urgente, diganme donde queda…

  17. Buenas nuevamente, interesante debate y postura de ideas y visiones, con y sin fundamento dependiendo del lado de observación,

    quizás no tenga mucha relación, al hablar de crisis y sueldos, inflaciones y demases,

    sin embargo veo que es muy similar el caso en algunos aspectos propios de cada país, un parlamentario chileno, recibe líquido mas menos unos 4 millones de pesos chilenos, canjeando, unos 6000 euros, muy similar a un parlamentario español,
    el sueldo chileno es más menos 180000 como mínimo, y en su mayoría no supera los 450.000 pesos chilenos, al aplicar la máxima, el equivalente a unos 650 euros… que según los datos corrobora que es similar.
    la idea no es convertirse en Robin hood, pero, para negociar un 3% de aumento al salario mínimo, horas de debate y desacuerdos en el parlamento(claro de los que asisten) y para regular dieta, un unánime acuerdo,

    al habar de luchar contra las injusticias, ésta es una de ellas.

    el Sistema es perverso!!!pago telefonía e internet, es mi opción y estoy dentro del sistema, hasta cuando? hasta que pueda

    saludos

  18. José Ángel: el artículo solo hace referencia a los vehículos del segmento de lujo. Ahí no llegamos los pobres mortales, sólo ese 2% de la población que es millonaria. Ellos si practican el neoliberalismo, pero no el 98% restante de la población. ¿A qué viene esta insistencia absurda por sostener que el ciudadano sigue siendo un consumista incontrolable? Telediario de ayer, en una cadena de televisión, alrededor de diez minutos: cómo ahorrar en la casa (cerrando puertas, grifos…), como ahorrar en la cesta de la compra (llevar la lista, comprar solo lo necesario…), etc., etc. A ver si nos enteramos: no hay dinero. Ni público ni privado. En España, por ahora, fin del neoliberalismo, así de simple. Y del consumismo. Y vuelvo a insistir: pensad en la hucha de la que se saca dinero constantemente y jamás se reintegra cantidad alguna o esos números rojos que no paran de crecer en nuestra cuenta corriente.

  19. Es divertidisimo leeros, a algunos y algunas. Estais como un cierto señor, que negaba la crisis, repitiendo constantemente, en los medios de comunicación que no y que no mientras la economía en España se hacía añicos a ojos vista. ¿En qué mundo viven algunos y algunas que aún no saben que la inmensa mayoría de la población española no llega a fin de mes y que más de cinco millones de personas ni siquiera tienen para comer? ¿Ninguno ha escuchado al Gobierno, el día 2 de diciembre, anunciar un feroz paquete de medidas de ahorro, en la misma línea que el anterior Gobierno? ¿No conoceis a ningún joven universitario, de entre tantos, magníficamente cualificado y que al no conseguir empleo en España emigra a otros países europeos? ¿No os suena haber escuchado en los medios de comunicación que los bancos no conceden crédito ni a propios ni a extraños en la medida que a estas alturas, cualquier línea de crédito es de riesgo potencial? ¿No habeis estado en ningún supermercado observando como las marcas blancas son las más consumidas? ¿Donde queda, en este contexto, el ciudadano consumista compulsivo? Desde luego no en España, en los tiempos actuales. Mirad, si no hay dinero no es posible el neoliberalismo. Si no hay dinero, no es posible el consumismo. Y esto es lo que lleva ocurriendo en España durante los últimos cuatro años. Otra cosa es que en los países del sur de América no haya crisis o no sea comparable a muy muy singular de España. O que los que escriben en este foro sean de esa élite restringida de millonarios que no se enteran de nada. Si es así, felices todos vosotros. El resto, seguiremos luchando por sobrevivir… compulsivamente. Saludos: consultad todos/as las hemerotecas,incluido el autor, por favor.

  20. jajajaja, ¿qué habéis tomado en nochevieja que aún os dura la resaca? ¿cuántos litros de vino de tetrabrik? No hay crisis y seguimos gastando dinero a manos llenas.. jajajaja. ¿Aspirais a puestos de políticos o algo así? ¡Que estamos como en los años cuarenta, contando cada centimooooo! “No sus” enterais de ná.

  21. No me gustan las personas que se creen en posesión de la verdad. Esas que aconsejan lecturas a los que no piensan como ellas. Esas que piensan que, porque ven las cosas de una forma, creen que los demás son ignorantes.
    Antes de la crisis, ¿no había muchas, muchas personas que no llegaban a fin de mes? ¿Había neoliberalismo? Ahora esa franja ha aumentado. No se me oculta que hay cinco millones de parados en España. Sí veo en los supermercaos cómo se compran las marcas blancas y también veo cómo se vacía la juguetería de El Corte Inglés en estas fechas.
    No hay tanto dinero circulando, ya lo sé. Pero hay dinero en algunas capas. Y la filosofía neoliberal sigue ahí bien viva. Y el afán por tener cosas, igual de vivo.
    Lo que no me explico es cómo los publicistas y sus patrocinadores (que nos son tontos) siguen haciendo publicidad de NADA si es que nadie puede comprar.

  22. Yo creo que el problema del surrealismo absoluto que desprendeis los que siguen sosteniendo que España es un país neoliberal y que los españoles seguimos siendo consumistas es que todos perteneceis a franjas socioeconómicas privilegiadas. Y no es esa la cuestión, vosotros, los millonarios, no teneis el sueldo congelado ni os han dado un “bocado” feroz en la nómina. Ni os importa la subida del IPC, ni el IVA, ni que los bancos no den ni los buenos días. Ni la subida del gas, de la electricidad. Ni el cierre, por miles, de empresas, que lo hacen por gusto, ya que seguimos consumiendo de forma compulsiva, todos los españoles, según vosotros. Las colas en Cáritas no son para comer. Es para jugar al bingo, al igual que las colas kilométricas antes las oficinas de empleo. A la gente, ya que le sobra el dinero, no los deshaucian (miles de familias en todo el territorio nacional): se dejan deshauciar, la casa les sobra. Los Ayuntamientos nadan en dinero, no es cierto que no puedan ni pagar la luz, inventos de los medios de comunicación. Las huelgas protagonizadas por los profesionales de la docencia y los servicios sanitarios por toda la geografía española para que los “recortes” no afectan a estos servicios básicos, también es un invento de las televisiones. Al fin y al cabo, parece ser, según algunos de los que escriben aquí, nos sobra el dinero a todos. Que la venta de vehículos se haya retrotraido a niveles anteriores a los años ochenta, se debe a que todos tenemos vehiculos del segmento de lujo. Y a pesar de estas evidencias, resulta que “estamos en posesión de la verdad”, que somos unos pedantes y que llamamos ignorantes a los que sostienen que España sigue siendo un país neoliberal y que el ciudadano sigue siendo un consumidor compulsivo. Estoy con Carlines: habeis bebido demasiado vino barato en estas fechas. Despertad. Y mirad todas los enlaces y referencias bibliográficas, la realidad no es la que uno se cree o inventa, la realidad es aquella que se demuestra, estadísticas, ciencias sociales experimentales, etc. Y el que se resista a saber, a conocer, simple y llanamente no tiene ni argumentos, ni fundamentos, ni razones, salvo la triste descalificación, tal como puede leerse en este blog. Muy triste, en pleno siglo XXI. Digo lo que ha dicho alguien, que es la síntesis básica de toda la cuestión: el artículo está absolutamente descontextualizado y lo está por la simple razón de que sin dinero, no hay neoliberalismo. Y menos consumismo. Abrazos.

  23. Inmaculada López, yo creo desde mi punto de vista que los que aportan lecturas, datos, enlaces lo que hacen es argumentar sólidamente sus tesis. Los que no, por el contrario, no pasan de “no, porque lo digo yo”, que es lo más paupérrimo que se me ocurre. Ni que decir tiene que estoy de acuerdo con Pepa Banderas y lo demás: hemos dejado de ser sociedad neoliberalista desde el momento en que el dinero, en la inmensa mayoría de la población, no fluye. Y sin dinero, a ver cómo esa inmensa mayoría de la población de la que yo misma formo parte va a consumir alocadamente. No cuentan ciertas capas de la población, porque son muy minoritarias. Lo que cuenta es el grueso de la población, esa inmensa mayoría de ciudadanos que estamos pagando, más mal que bien, los efectos de una terrible crisis que provocaron unos pocos.

  24. Lamentablemente la gente (demasiada gente) sigue tirando el dinero en compras innecesarias (y contraproducentes) o en gastos obligados (en reclamaciones a empresas de telefonía móvil, por ejemplo) por las grandes empresas de la estafa protegidas por los políticos corruptos e irresponsable (captados por éstas una vez abandonados sus cargos públicos y/o comprados con sus sucios dineros). El capitalismo y el neoliberalismo no han muerto (por desgracia) y, así nos va.

  25. Que el que no tiene dinero no puede consumir es una realidad a gritos. Eso no es lo que se discute. Yo ni vivo ni hablo de España, hablo de lo que veo, de lo que vivo y de lo que oigo en un país que dicen del tercer mundo El tener es una lucha constante, el que más tiene más quiere. Si se compra tecnología ya es viejo lo que se compra porque siempre hay algo más nuevo…Cientos de miles de personas tiene créditos para adquirir cosas de primera necesidad u otras no tanto… Iodo se compra en cuotas y se paga con intereses…
    No se como le quieren llamar a esto, me da igual. Pero si se consume, y si no sucede, es porque no se puede, no porque no se quiere. No es que la sociedad haya descubierto que lindo es vivir con poco o lo necesario Ni que disfruten de lo maravilloso que es ser un SER libre, sin cosas, sin posesiones, sin apegos materiales. Me sorprende que personas muy capacitadas o que parecen serlo, y que escriben en este blog, no puedan dar cuenta de este fenómeno social. El consumismo no depende solo de la capacidad de adquisición. Tiene también que ver con el deseo de poseer.

  26. A.F., me sorprendes; no se habla de la naturaleza humana, esa es otra cuestión, no es el tema. El ser humano es lo que es, desde los albores de los tiempos, eso nadie lo discute, es obvio, pero no estamos en el contexto humanista. Se habla de neoliberalismo en la más pura tradición keynesiana y del consumismo según concepciones antropológicas en la línea del magnífico Martin Harris, en sociedades avanzadas. Y la tesis, no ya por los numerosos argumentos, sino por simple sentido común, en el contexto de España en particular es trivial: sin dinero, no hay neoliberalismo que valga y tampoco consumismo.

  27. Juanjo, solo hablo de lo que el artículo dice. Y por cierto no se refiere a conceptos de neoliberalismo o definiciones de consumismo. Habla del desenfreno de comprar y poseer en ocaciones festivas. Y el consumismo está con más o menos dinero…

  28. Juanjo, su argumento (“…sin dinero, no hay neoliberalismo que valga y tampoco consumismo.”) no parece muy solido, pues, por ejemplo, en España, durante los años del boom inmobiliario (burbuja inmobiliaria) la gente compraba casas (por el triple o cuadruple) sin tener dinero para ello, o sea, firmando hipotecas que evidentemente no podrían pagar (como ahora se está comprobando). Es decir, que sin dinero, aunque no se deba o pueda comprar, sin embargo la gente compra (irracionalmente y a crédito, claro), arruinándose y, de paso, arruinándonos a -casi- todos.
    Un saludo

  29. Juanjo, su argumento (“…sin dinero, no hay neoliberalismo que valga y tampoco consumismo.”) no parece muy solido, pues, por ejemplo, en España, durante los años del boom inmobiliario (burbuja inmobiliaria) la gente compraba casas (por el triple o cuadruple de su valor real) sin tener dinero para ello, o sea, firmando hipotecas que evidentemente no podrían pagar (como ahora se está comprobando). Es decir, que sin dinero, aunque no se deba o pueda comprar, sin embargo la gente compra (irracionalmente y a crédito, claro), arruinándose y, de paso, arruinándonos a -casi- todos.
    Un saludo

  30. Juanjo, su argumento (“…sin dinero, no hay neoliberalismo que valga y tampoco consumismo.”) no parece muy solido, pues, por ejemplo, en España, durante los años del boom inmobiliario (burbuja inmobiliaria) la gente compraba casas (por el triple o cuádruple de su valor real) sin tener dinero para ello, o sea, firmando hipotecas que evidentemente no podrían pagar (como ahora se está comprobando). Es decir, que sin dinero, aunque no se deba o pueda comprar, sin embargo la gente compra (irracionalmente y a crédito, claro), arruinándose y, de paso, arruinándonos a -casi- todos.
    Un saludo

  31. Según como se manejen las lecturas y los enlces. Y las estadísticas. Yo veo las colas del paro y las de Caritas. Y también veo restaurantes llenos, campos de fútbol llenos, tiendas llenas, hoteles llenos, cines llenos… ¿O me lo invento? Igual es que solo leen algunos.
    Claro que hay una capa importante de la población que, con la crisis, ha tenido que recortar gastos. Pero otras no.
    ¿Por qué no comparto la tesis de que sin dinero no hay neoliberalismo? Porque el neoiliberalismo es una filosofía, una forma de ver l vida y de construir unas reglas de juego. El que algunos queden excluidos de ese juego no hace que el juego desaparezca.
    Y las descalificaciones las hacen los que dicen que quienes discrepan es que han bebido vino, caro o barato.

  32. Inmaculada López, tiene usted razón, y no se enfade: los hombres en Navidad suelen beber en exceso y decir algunas tonterías.

  33. Holden, por Dios. El “dinero”, en terminología económica no es necesariamente ese bien tangible que nos guardamos en la cartera o el monedero, o debajo del colchón, como antaño nuestros familiares. El “dinero”, cuando circula, se transforma, se especula con él en definitiva es obvio que no lo llevamos encima. La concesión de una hipoteca, Holden, es “dinero”. Y lo ha sido durante estos últimos ocho años para propios y extraños. Los propios eran los que tenían poder adquisitivo para pagarla. Y la inmensa mayoría, los extraños, los que aún sin poder pagarlas las solicitaban y se las concedían. Ciudadanos jugando al juego del neoliberalismo, del consumo, de la especulación. “Dinero” Holden, que ya no circula por ningún sitio. The End, simplemente. Espero haberte sido de ayuda, saludos.

  34. Inmaculada, de nuevo los mismos errores. Si el neoliberalismo es una forma de vida y una construcción de reglas de juego, es necesario, cuanto menos, un tablero de juego. Y piezas por el mismo, que se mueven. Si no hay tablero, no hay piezas, en definitiva, no “hay dinero”, no hay juego que valga. Ni forma de vida que pueda sustentarse en un juego al que no puedes acceder simplemente porque no existe. Al pan, pan y al vino… (sea de la marca que sea), vino. Espero haberte sido de ayuda, saludos.

  35. Juanjo, no, no me ayudado usted, pues está claro (al contrario de lo que usted (creo) dice) que la gente juega sin dinero; eso sí, juega mal (sin él), pero juega. Y, así nos va.

  36. Juanjo, no, no me ha ayudado usted, pues está claro (al contrario de lo que usted (creo) dice) que la gente juega sin dinero; eso sí, juega mal (sin él), pero juega. Y, así nos va.

  37. Tomado de Wikipedia.: “El término neoliberalismo es un neologismo que hace referencia a una política económica con énfasis tecnocrático y macroeconómico que pretende reducir al mínimo la intervención estatal en materia económica y social, defendiendo el libre mercado capitalista como mejor garante del equilibrio institucional y el crecimiento económico de un país, salvo ante la presencia de los denominados fallos del mercado.
    Entre las cuestiones ampliamente promovidas por el neoliberalismo están la extensión de la iniciativa privada a todas las áreas de la actividad económica o la limitación del papel del Estado.
    El neoliberalismo propende que se deje en manos de los particulares actividades que antes realizaba el Estado, en esa dinámica se privatizan empresas públicas, se abren las fronteras para mercancías, capitales y flujos financieros y se reduce el tamaño del Estado.
    Las políticas macroeconómicas recomendadas por teóricos o ideólogos neoliberales (en principio recomendaciones a países tanto industrializados como en desarrollo) incluyen: Políticas monetarias restrictivas: Aumentar tasas de interés o reducir la oferta de dinero; Políticas fiscales restrictivas: Aumentar los impuestos sobre el consumo y reducir los impuestos sobre la producción y la renta; eliminar regímenes especiales; disminuir el gasto público; Liberalización: Tanto la liberalización para el comercio como para las inversiones se supone que incentivan tanto el crecimiento como la distribución de la riqueza; Privatización: Se considera que los agentes privados tienden a ser más productivos y eficientes que los públicos y que el Estado debe adelgazarse para ser más eficiente y permitir que el sector privado sea el encargado de la generación de riqueza; Desregulación: Se considera que demasiadas reglas y leyes inhiben la actividad económica y que su reducción a un mínimo necesario (sobre todo la garantización del régimen de propiedad y de la seguridad) propician un mayor dinamismo de los agentes económicos.”

    Sin valorar si es positivo o negativo, ¿no es esto lo que tanto el PSOE como el PP han hecho y siguen haciendo en España? ¿No se basa todo en el libre comercio? ¿No estamos sometidos a los “mercados” y a la famosa “prima de riesgo”? ¿No actúan el PSOE y el PP de acuerdo con los dictados de los mercados internacionales?
    Pensemos en nuestro alumnado. ¿Qué ropa llevan, con marca o sin marca? ¿qué móviles usan? ¿qué valoran en los demás, su belleza interior o su aspecto exterior? ¿no son consumidores de TV, de música, de revistas… que compiten a través de la publicidad? ¿qué piden al mundo, dinero fácil o cultura? ¿quiénes son sus héroes: Vargas Llosa, Einstein, Punset? ¿o son Belén Esteban, Ana Rosa, los futbolistas, y personas que ganan dinero sin necesidad de cultura?

  38. Juanjo:
    No des tantas lecciones, que parece que pretendes ser el profesor de todos. Mira a ver si aprendes tú algunas cosas. Claro que hay tablero y claro que hay reglas del juego. El que algunos (digamos si quieres muchos) hayan sufrido importantes recortes en su capacidad adquisitiva, no quiere decir que el “casino” haya cerrado. Sigue funcionado con otros jugadores. El comentario de José Angel es muy ilustrativo.

  39. http://www.reproduccionsocial.edusanluis.com.ar/2011/01/el-fin-del-neoliberalismo-y-el-cambio.html, enlace muy interesante sobre el cambio del paradigma en la civilización europea, extinguido definitivamente el neoliberalismo a nivel social en todos sus países. http://www.presseurop.eu/es/content/article/773761-euro-el-fin-de-un-sueno-neoliberal, hace referencia a su vez al fin del euro, es decir, al fin del sueño liberal europeo. Por otra parte, la amenaza de quiebra técnica no ya de miles de ayuntamientos, sino de Comunidades Autónomas, como es el caso de la Comunidad Valenciana, son noticias en todos los medios de comunicación de ayer mismo que cualquiera puede consultar, al igual que las exponenciales cifras de paro. Lo más triste, también de ayer mismo: las declaraciones de los líderes de los grandes sindicatos. Ya no se trata tanto de garantizar derechos de los trabajadores como garantizar que trabajen, sean en las condiciones económicas que sean, tal es la destrucción imparable de puestos de trabajo. Las cifras son escalofriantes: rozando los cinco millones, nada menos que más del 20% de la población activa en España. Dejando de lado polémicas surrealistas, no puedo convencer de nada a los que aquí escriben y son millonarios, el problema radica en toda esa generación perdida de jóvenes,con formación sólida que jamás encontrarán un empleo adecuado a dicha formación en un país, como el nuestro, donde a diario centenares de empresas cierran por falta de liquidez y donde la destrucción de empleo se cuenta por miles de puesto de trabajo extinguidos, a diario. Todos esos jóvenes emigrando a otros países, intentando escapar de la miseria. Jóvenes que lo que aspiran es a un sueldo digno y un trabajo acorde a aquello para lo que se han formado durante tantos años. Talento en fuga, por miles, hacia otros países. No queda ni un ápice de neoliberalismo en España; si una cuarta parte de su población está demasiado ocupada intentando comer a diario, más de la mitad está intentando mantener su puesto de trabajo, apretandose el cinturón. Fin del neoliberalismo, del capitalismo y por supuesto… del consumismo. Repito, lo siento por los más jóvenes, no tanto por aquellos que lucen una ignorancia supina y que harían bien en ir a un comedor de cáritas, como voluntarios. Abrazos, no obstante.

  40. Juanjo, que no, hombre, que no se entera usted. El neoliberalismo no ha muerto (quizá algo enfermo), por desgracia.

    Saludos

  41. Hay que ver Juanjo, la manía con los comedores de Cáritas. Ya lo sabemos. Ya sabemos que hay más parados. Pero, ¿es que antes de la crisis no había pobres en este país? Te podía citar muchos sitios que están llenos.
    Si no hay dinero, como dices, ¿por qué hay publicidad en televisiones, periódicos y radios? Se ve que los patrocinadores y los publicistas son imbéciles. Así que ya no capitalismo. ¡Qué barbaridad! Juega menos gente, pero el juego existe. Y los que se han quedado fuera no es por la decisión de no jugar. En el momento que `puedan, volverán a jugar.
    Y no hay que tachar de ingorante al que tiene una opinión diferente. Y ya ves que no son pocos.

  42. Juanjo, creo que no nos entendemos porque no estamos cara a cara, porque comparto lo que dices, aunque con matices. He leído tus enlaces (muy interesantes) y me ha parecido que hablan del fracaso del modelo neoliberal que ha imperado en las últimas décadas. Sin embargo, la solución que se propone, lejos de aquel “debemos reformar el capitalismo” de Sarkozy ha sido profundizar en el modelo neoliberal: políticas monetarias restrictivas, políticas fiscales restrictivas e injustas, privatización del sector público, desregulación del mercado (hasta los sindicatos lo asumen, como tú apuntas). Esto nos ha llevado a donde estamos, y no rectificamos nada. Muchos economistas, entre ellos algún premio Nobel, hace tiempo que señalan que este camino restrictivo no nos saca de la crisis sino que la profundiza. Pero nadie cambia el rumbo, por eso yo señalo que seguimos en un modelo neoliberal.
    El dinero no ha desaparecido, antes fluía y ahora está en unas pocas manos y lo que fluyen son las deudas. Así es insostenible este modelo, pero no acaban de darse cuenta. Nuestro debate debe servir para que nos vayamos dando cuenta todos los que podamos de que debemos hacer algo por cambiar las cosas, en nuestro entorno próximo y con nuestro votos también.
    Finalmente, yo soy profesor de instituto y he sufrido, sufro y sufriré todos los recortes. Por eso no me doy por aludido cuando hablas de millonarios, ni cuando hablas de ignorancia de la realidad, entiendo que con ánimo constructivo, como todo lo que se aporta de buena fe en esta bitácora.
    Feliz año.

  43. Si no hay capitalismo, ¿qué hay entonces? Es increible que se pueda pensar que porque hay una crisis económica desaparece el capitalismo, cuando lo que sucede es uno de sus síntomas más alarmantes.

  44. Mar Martínez, más que crisis es una estafa; y como siempre los estafados somos los trabajadores honestos y honrados que, por lo demás, no ponemos mucha resistencia al engaño, atropello y espolio que sufrimos, incluso parece que nos consolamos empobreciéndonos para mantener ricos a los -sucios- ricos.
    Un saludo

  45. Mar Martinez, lo único que hay, actualmente, en Europa, son los efectos de la crisis. Que la causa ha sido el capitalismo, pero sobre todo, en España, la mala gestión (a nivel central, a nivel autonómico, a nivel local…), es un hecho evidente. Pero siendo la causa una obviedad, el hecho es que actualmente, repito que no hay más que leer cualquier periódico de cualquier día, lejos, muy lejos el capitalismo. En su lugar, todo lo contrario: medidas de ahorro, de recortes, de reajustes… Algo así, para entendernos, como una familia que intenta, desesperadamente, ajustar su exiguo presupuesto a todos los gastos del mes. Esa hucha, prácticamente vacía en el terreno familiar, trasladala a la corporación local de tu localidad. Sigue en la de tu provincia, de tu comunidad autónoma y llega hasta el Estado. Ahorrar, no gastar, contención del gasto y evitar que nuestro país entre en quiebra. Si una política Neoliberal es la menor intervención del estado en el mercado, estamos justo en las antípodas: intervención absoluta del Estado sobre todo el espectro económico en España. Saludos, felicidades a todos. Lo que estais aprendiendo de economia algunos/as.

  46. Hola. Me he divertido en esta mañana de reyes después de desayunar el roscón y bastante después de deleitarme con los regalos, con la lectura del blog, por recomendación de una buena amiga. Los esfuerzos desesperados de Juanjo por explicar nociones básicas de macroeconomía creo que son baldíos, leido lo leido; tanto o más que el resto de personas que han ofrecido argumentaciones y todo tipo de enlaces para que muchos se enteren de un hecho evidente: toda Europa está en crisis y muy particularmente Irlanda, Grecia y España. Voy a volver a escribir lo último que ha puesto Juanjo, a ver si así todo el mundo lo comprenden: neoliberalismo–> intervención mínima del Estado sobre el mercado económico. Si se ha leido cualquier periódico o se ha visto en televisión cualquier informativo, desde hace unos cuatro años hasta la fecha presente, se entenderá que lo que se está haciendo, en estos días más que nunca es justo lo contrario: intervención del Estado sobre todos y cada uno de los aspectos económicos y macroeconomicos del país, supervisión de “las cuentas” de las comunidades autónomas incluidas. Es decir: antineoliberalismo, anticapitalismo. O en un lenguaje más claro: contención del gasto por la sencilla razón de que no hay dinero.”No hay dinero” significa que los gastos sobrepasan, con creces, a los ingresos en todos los niveles. Y que esa ausencia de dinero alcanza a un enorme porcentaje de la población. A ver, más claro: Estado–> intervención sobre todos los aspectos macroeconómicos de España–> antítesis del neoliberalismo, del capitalismo–> contención del gasto–> enorme porcentaje de la población que, a ver, utilizo una expresión muy conocida: “no llega a fin de mes”–> enorme porcentaje de la población sin trabajo remunerado–> no hay movimiento económico, estancamiento, no hay consumo interno–> EREs en miles de empresas–> más paro–> menos dinero, menos recursos estatales–>más intervención del Estado. Política anticapitalista, antineoliberal–> fin del Estado de bienestar. Creo que es sencillo de entender, hasta para los neófitos más extemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.