Esqueismo

27 Feb
culpa_blog
Hay gente que nunca va a tener la culpa de nada.

Aunque la esté utilizando aquí, la palabra esqueismo no existe. Me refiero con ella a ese vicio tan extendido de utilizar excusas para justificar comportamientos indebidos u omisiones flagrantes.

Llamo esqueismo, pues, al hábito de utilizar la expresión “es que…”. Hay personas especializadas en el uso de esta locución exculpatoria. Personas que hacen un uso tan frecuente de ella, que ya lo han mecanizado, lo han convertido en un automatismo. Seguro que el lector conoce a más de una. Porque abundan. En lugar de reconocer un error, una equivocación, un olvido, un despiste o un fallo, dirán con una contundencia y un desparpajo admirables: “Es que…”. Tienen una rara habilidad para cargar en las espaldas de los demás el peso de sus fallos. Si te pisan dirán que no tenías que tener el pie debajo en ese momento. Si las pisas dirán que tenías que haber mirado previamente. Ellas son perfectas. Nunca tienen la culpa de nada. “Todos son culpables, salvo yo”, decía Celine.

El diccionario de la RAE define el concepto de excusa como “el motivo o pretexto que se invoca para eludir una obligación o disculpar una omisión”. La excusa se sustenta en un motivo insuficiente, arbitrario, poco real. Una cosa es una justificación rigurosa y otra una excusa. Cuando explicamos por qué hemos hecho algo o por qué lo hemos dejado de hacer, tratamos de ofrecer un argumento creíble. Puede ser que resulte creíble para el que lo da, pero no para el que lo recibe. O al revés. Algunas veces, quien ofrece la explicación sabe que miente, pero el que la recibe se lo cree a pie juntillas. ¿Cuándo una explicación se convierte en una excusa? Cuando es mentirosa o no tiene consistencia.

En el campo de la enseñanza, que me resulta tan cercano, se practica con frecuencia el “esqueismo”: es que los alumnos son vagos, torpes y están mal preparados, la Administración es injusta, las familias son desaprensivas, la sociedad es desastrosa, los sueldos son bajos y la televisión resulta estúpida. Los alumnos también lo practican con soltura: es que los profesores son exigentes, me tienen manía, no saben explicar, los libros son difíciles y el Colegio o el Instituto son aburridos. Las familias pueden apuntarse, como no podía ser menos, a esta reacción que impide pensar, reconocer y actuar positivamente: es que los profesores sólo piensan en las vacaciones, sólo se preocupan de los que van bien, los chicos sólo piensan en divertirse, la vida se ha puesto así…

En la política son frecuentes las excusas: es que el partido que gobernaba dejó las arcas vacías, dice el partido que gobierna. Es que el gobierno no quiere pactar, dice la oposición que no desea llegar a un acuerdo.

Una excusa siempre es interesada. Detrás de ella escondemos las verdaderas razones: la torpeza, la incompetencia, la cobardía, el olvido, la dejadez o la maldad.

La excusa más incoherente y pintoresca que he escuchado en mi vida me la dio un alumno mío de diez años en un colegio de Oviedo cuando le pregunté por qué llegaba tarde a la clase. Me dijo:

– Es que me ha salido un toro en la calle y he tenido torearlo.

No sé si la había elaborado previamente o se le ocurrió en el momento. Lo cierto es que, con toda la tranquilidad del mundo me explicó la causa del retraso a través de una emergencia insólita. No pensó que acaso hubiera sido más lógico correr delante del toro y llegar antes de la hora. Sobre todo, al no disponer del necesario capote y de la imprescindible valentía.

Algunas veces, la excusa es previa a la acción o a la omisión. Y se convierte en la causa de la inacción. Es que no se lo merecen, dice el profesor que no quiere llevar a los alumnos de excursión. Es que voy a suspender de todos modos, dice el alumno que no quiere estudiar. Es que no sabe apreciar los buenos regalos, dice el novio que no quiere gastarse mucho dinero en el obsequio que debe hacer a su pareja.

El engaño tiene que ver con los demás pero también con nosotros mismos. Nosotros podemos convertir en un motivo lo que no es más que una excusa descarada. Cualquier espectador imparcial podría corroborarlo.

¿Cómo nos las arreglamos para proteger la irresponsabilidad detrás de explicaciones futiles? Haciéndolas lo más creíbles que se puede. Mientras más irresponsabilidad existe, se manejarán más excusas. Los niños y las niñas utilizan excusas con frecuencia. Mientras menos autenticidad tenga una persona, más fácil será el uso y el abuso de excusas. Todos conocemos gente especialista en formularlas. Es fácil que, después de un tiempo, hasta las explicaciones verdaderas de esas personas sean tomadas por falsas.

Desde el punto de vista social, la irresponsabilidad demuestra una pésima integración del individuo en una colectividad civilizada. Por eso el individuo maduro, el individuo responsable, es capaz de asumir sus fallos y sus limitaciones. Y es capaz de hacer frente a la consecuencias de sus actos.

Pascal Bruckner, autor en 1995 de “La tentación de la inocencia”, auténtico vademecum de la moderna cultura de la irresponsabilidad, dice: “Llamo inocencia a esa enfermedad del individualismo que consiste en tratar de escapar de las consecuencias de los propios actos, a ese intento de gozar de los beneficios de la libertad sin sufrir ninguno de sus inconvenientes”.

Al rechazar su responsabilidad, las personas se convierten en autistas morales. Unas veces mediante la maldad, otras mediante el autoengaño. Y es que, como decía La Rochefoucauld: “Es tan fácil engañarse a uno mismo sin darse cuenta como engañar a los demás sin que se den cuenta”. No nos engañemos. No nos dejemos engañar.

18 Replies to “Esqueismo

  1. Señor Santos Guerra: quería más allá de realizar un comentario positivo acerca del artículo que acabo de leer: Esqueismo,que me parece sumamente ejemplificador de la realidad institucional, de la falta de responsabilidad y compromiso de muchos de sus actores sociales, expresar además mi gratitud por la ponecia que usted realizó el pasado martes 23 de febrero en Malargûe, Mendoza, Argentina. Es que fue la primera vez que yo asistí a una capacitación en la que usted fuera expositor y fue la primera vez también, en que salí conforme de una de ellas, cargada de optimismo, confiada en mis posibilidades de ser parte del cambio y sobre todo, enriquesida con la cantidad de maravillosas experiencias que usted aporta. En tiempos difíciles, como los que solemos enfrentar los docentes, se hacen cada vez más necesarios discursos que se alejen del fatalismo y nos movilicen a recuperar las utopías, que son las que nos mueven a caminar sin detenernos. Muchas gracias.

  2. OLE !!! OLE !!!! Y OLÉ !!!!POR TÍ…POR EL RINCÓN DE LA VICTORIA Y POR MI MÁLAGA LA BELLA !!!!!!!!
    TIENES MUCHA RAZÓN EN LO QUE DICES… ” ESQUEISMO ” NO EXISTE PERO SE UTILIZA… ESTE VIERNES PEDÍ EN MI INSTITUTO UN PLUSH ( ALGO MÁS DE DINERILLO ) Y ME CONTESTARON ” ES QUE NO NOS DA EL PRESUPUESTO ” SERÁ VERDAD ???? TENGO QUE CREERLES ?????? EJEMPLOS COMO ESTE HAY MUCHOS…TU COMENTARIO ME LLEGÓ JUSTO …
    MIS CARIÑOS Y BESOS A MÁLAGA Y A TODOS LOS QUE TE SEGUIMOS…Y PARA TÍ UN AFECTUOSO SALUDO…
    – HACE POCO TE MANDÉ FOTOS EN LAS QUE ESTAMOS JUNTOS EN EL ÚLTIMO CONGRESO DE EDITORIAL SANTILLANA !!!!!!!! TRINI Y OLÉ !!! trinitajim@yahoo.com.ar
    P/D : NANCY CARIÑOS….TRINI

  3. Cuando las cosas salen bien todos parecen haber sido los autores, pero ante el error, pocos son los que le ponen el pecho, porque es más fácil buscar un culpable. Pero ¿porqué tiene que haber siempre un culpable?
    Es la falta de compromiso la que empuja a cambiar de dirección y dejar que otro se haga cargo. Es el creerse superior a los demás lo que no permite reconocer errores, es el desero enfermizo de recoger gloria lo que no da \"permiso para equivocarse\", como si la sabiduría no tuviera su origen en el análisis de los errores, como si no fuésemos todos seres humanos. Es muy difícil ser humilde, practicar la humildad verdadera, no la de sentirse humillado , sino, por el contrario, la humildad que enaltece, la que recuerda que no hay nadie perfecto, la misma que obliga a reconocer los desaciertos y pedir disculpas cuando las cosas nos salen mal.

    Un fuerte abrazo desde Córdoba de la Nueva Andalucía, Miguel Ángel.
    Y un beso para mi entreñable amiga TRINI.

  4. QUERIDO PROFESOR Y AMIGO. SIGO LEYENDO LOS ARTICULOS QUE TAN ACERTADOS ME PARECEN.DECIRLE QUE A VECES SER HUMILDE Y RESPONSABLE TRAE PROBLEMAS;SOMOS LOS ULTIMOS DE LA FILA, SE NOS TACHA DE SENSIBLEROS, DE TONTOS. A VECES NO NOS CONSIDERAN EN EL TRABAJO Y HASTA SE BURLAN DE TU INGENUIDAD Y DE TUS BUENOS SENTIMIENTOS. Y ES DOLOROSO;PERO ALGO HAY QUE TE LLEVA A SEGUIR HACIA ADELANTE, EL SABER HACER Y ENTENDER Y EL ESTAR POR ENCIMA DE AQUELLAS GENTES(YO LOS LLAMO INDIVIDUOS) QUE SOLO VEN EN LAS PERSONAS LOS ESTATUS SOCIALES Y EL DINERO Y NO ENTIENDEN QUE EL AMOR A LOS SERES HUMANOS ESTA POR ENCIMA DE TODO. ME SIENTO FELIZ DE SEGUIR SUS ENSEÑANZAS. UN ABRAZO.

  5. Sr Miguel Angel,soy de MENDOZA, La consulta,fue un halago escucharlo. Usted tiene la grandeza de los humildes,sabe llegar a nosotras y alentarno a educar a los niños que llegan a nuestras salas. Despues de escucharlo ,y valorarnos como p’rofesionales de la educacion, uno llega a las escuelas con el compromiso y la certeza de lo que se esta haciendo es lo correcto.Gracias por sus palabras motivadoras. FUE un regalo de DIOS.un ABRAZO. ines

  6. Mi gratitud a todos los docentes y las docentes de Argentina que han asistido a las conferencias que he impartido en Mendoza, Malargüe, San Martín, Posadas, Alem y Wanda. Su presencia y su actitud han sido para mí una lección de incalculable valor. Gracias también a los que habéis hecho comentarios en el blog. Feliz curso que hoy comienza. Y, como les dije a algunos en la dedicatoria de algún libro: QUE TU ESCUELA SEA MEJOR PORQUE TÚ TRABAJAS EN ELLA. Un abrazo.

  7. Como hace algún tiempo que no ocurría, ayer comenzamos el ciclo lectivo en la fecha exacta…pero paradójicamente hoy apareciron papás con sus hijos que no habían sido inscriptos; ante este hecho la rectora preguntó la razón que los había llevado a no matricularlos… y la respuesta fue: ES QUE ESTA VEZ LOS DOCENTES NO HICIERON PARO.

  8. La falta de rsponsabilidad hace que en lugar de dar explicaciones rigurosas o de pedir perdón por los errores y omisiones se trate de engañar al prójimo con excusas. Mal por quien las da y mal por quien las acepta sin más exigencias.

  9. Las disculpas, las excusas, los “esques” son propios de la infancia. No es de recibo que las personas adultas los utilicen con tanta frecvuencia, sobre todo en política donde hay que dar explicaciones rigurosas.

  10. No me gusta que me den excusas. Cuando tengo la seguridad de por qué no se han hecho determinadas cosas o por qué se han hecho otras, me molesta que me den explicaciones estúpidas o engañosas.

  11. ESTIMADO PROFESOR SANTOS GUERRA. SOY DOCENTE DE MENDOZA ARGENTINA Y QUIERO EXPRESARLE QUE ME SIENTO DICHOSA Y AFORTUNADA DE SER DOCENTE Y PODER TENER LA GRANDIOSA POSIBILIDAD DE CONOCERLO Y ESCUCHARLO. HE TENIDO TRES GRATAS OPORTUNIDADES DE RECIBIR VUESTROS MARAVILLOSOS MENSAJES, EXPERIENCIAS Y SABIDURÍA Y ES MI OBLIGACIÓN DECIRLE QUE COMO DOCENTE ME QUEDA SEGUIR EL CAMINO DE LOS DESAFÍOS Y LAS AVENTURAS QUE NOS INVITA TODOS LOS DÍAS LA ESCUELA. YO SOY MAESTRA DE TERCER AÑO DE UNA ESCUELA URBANO MARGINAL DONDE A DIARIO NOS ENFRENTAMOS A NIÑOS QUE VIENEN DE FAMILIAS DONDE LA ESCUELA NO ENTRA MUCHAS VECES EN SU ESCALA DE VALORES. PERO A PESAR DE ELLO ES AHÍ CUANDO PONGO EN MARCHA TODA MI ENERGÍA, E IMAGINACIÓN Y ME ENTREGO CON TODA MI ALMA. PORQUE ESE FUE MO IBJETIVO AL RTECIBIRME DEMAESTRA. SUS PALABRAS ME HAN LLENADO EL ALMA Y DESDE YA LE AGRADEZCO INFINITAMENTE. DIOS HA DE QUERER QUE EN UN FUTURO TENGA LA GRAN OPORTUNIDAD DE VOLVER AENCONTRARLO.
    MUCHAS GRACIAS. CLAUDIA MARCELA MARTÍNEZ DOCENTE DE LA ESCUELA BANDERA ARGENTINA DE LA PROVINCIA DE MENDOZA.

  12. He descubierto este artículo y blog a partir de la recomendación de una amiga y he de decir que me quito el sombrero que no uso ante tal exposición. A decir verdad, he tenido la sensación -frecuente por otra parte- que estoy leyendo un artículo que hacía tiempo que solo vivía en mi mente. Mi más sincera gratitud Miguel Ángel por verbalizar y compartir tus ideas por la red, a partir del día de hoy voy a hacer de tu blog un faro de lectura obligatoria.

    Además, voy a elaborar este tema y citarlo convenientemente en mi blog sobre la procrastinación, http://www.procrastinacion.org

    Un saludo cordial !

  13. Muchas gracias profesor por su conferencia amena en Malargüe, Mendoza. Para mi fue un sueño estar en ese hermoso lugar pensado para pensar junto a usted colaborando con el papelito que debía tirar a un centro y ser evaluada por ello.
    Desde Rincón del Atuel, San Rafael, Mendoza, Argentina y en mi ciber finca ahora puedo estar junto a Ud.

    Junto a usted y con amor a mi profesión.

    Cris

  14. santos realmente me siento gratificado de leer tus notas , asistí a la charla que diste en san martin mendoza y fue un placer el poder en persona ver a uno de los personajes más importantes de la educación mundial.
    En un mundo de grises , vos sos el que le da color a la educación , el que dice la verdad sin dobleces . Para ser docente no se nace , se hace docente cada día en el aula , a cada instante viendo a los niños y sus necesidades .Gracias por tantas enseñanzas de vida y por compartir tu experiencia . Un colega mendocino. ¡Aguante santos guerra! como decimos los argentinos.

  15. Pingback: Esqueismo o el vicio extendido de utilizar excusas

  16. Saludos:
    Encontré su precioso y educativo artículo sobre “El esqueismo” en MENEAME,por supuesto lo voté positivo y lo llevé a la página que le añado a continuación…muchas gracias por compartir .
    http://robinsonesurbanos.org/node/3409
    Desde Argentina………….Tere Marin
    Si hay algún inconveniente en que esté editada hágamelo saber y será corregido.

  17. Disculpe pero en mi comentario cometí un error en la dirección del correo…puse FIBETEL en lugar de FIBERTEL…
    es que……jejejejejejeje….me equivoqué.
    Saludo afectuoso
    Tere Marin,Argentina

  18. Bromas aparte parece que el error no ha dejado subir el comentario…lo repito.
    Decía que encontré su hermoso y educativo artículo en MENEAME, que por supuesto voté positivo y que además lo llevo a la página siguiente…
    http://robinsonesurbanos.org/node/3409
    Si hubiere algún inconveniente , hágamelo saber.
    Muchas gracias por compartir.
    Tere Marin,Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.