¡Adelante, señor presidente!

16 Dic

eta.jpg Pocas cosas le tendremos que agradecer más los españoles y españolas que este denodado empeño suyo en buscar la paz contra viento y marea. El viento del terrorismo y la marea de la oposición. Los terroristas dicen que no da pasos y la oposición le critica que ha hecho concesiones. Y así sucesivamente. Aunque se detenga el proceso, aunque resulte un fracaso, le felicitaré por haberlo intentado. Porque buscar la paz es una obligación moral. Qué decir si el proceso sigue adelante y se logra acabar con esta lacra, con este cáncer de la sociedad que es el terrorismo. Usted está intentando conseguir con las palabras lo que no han conseguido hasta ahora las armas, las detenciones, los juicios y las cárceles. No nos lleva al abismo, como dicen. Estamos metidos en el abismo del terror y usted pretende que salgamos de él.
Adelante, señor presidente. Aunque se le hayan puesto tantos obstáculos desde diversos sectores. Los conoce bien. Son los de siempre. Los que están en desacuerdo hasta con el nombre de ‘proceso de paz’. Los que hablan de ‘proceso de rendición’. Los que están en desacuerdo con todo lo que no dicen y deciden ellos. Aunque sean muchos los que acudan a las manifestaciones, creo que somos más quienes deseamos que usted siga adelante y acabe triunfando en su noble y osado propósito. Dicen que tiene que escuchar la voz de la calle aquellos que criticaban con tanta dureza y desdén a quienes gritábamos ‘no a la guerra’. Entonces la calle era mala, porque la ocupábamos otros. Ellos se opinen al proceso de paz. Otros exigíamos que se paralizase el proceso de una guerra que ya se ve a dónde nos ha llevado.
Adelante, señor presidente. Porque ha hecho las cosas con transparencia democrática. Tanta, que el propio Parlamento de la Nación ha dado luz verde a su arriesgada iniciativa, secundada por todo el arco parlamentario, menos por el PP. No ha sido así en otras ocasiones en que los Gobiernos de la democracia han mantenido conversaciones a la espalda del legislativo y de la sociedad. Por ello se le ha insultado, se le ha ridiculizado, se le ha agredido. Y lo han hecho precisamente aquellos que más motivos tenían para ayudarle. Las víctimas y quienes dicen amar tanto a las víctimas y desear tanto la paz. Tienen un doble discurso: “Lo que era bueno con nosotros, ahora es malo”. “Es moral que nosotros negociemos con ETA, es inmoral que lo hagan ellos”.
Adelante, señor presidente. Ahora el Tribunal Supremo ha dicho que no es delito establecer conversaciones con Batasuna. Sólo faltaba que intentar alcanzar la paz sea un delito. Sólo faltaba que dialogar con quienes matan fuese un crimen. Sólo faltaba que buscar la paz fuese un acto ilegal. Cuando la justicia da la razón al gobierno, dicen que está politizada, cuando se la quita es que la justicia es independiente. y certera. El Partido Popular, que está manejando este asunto con la mayor miseria moral que uno pueda imaginar, ha dicho que el Gobierno prefiere hablar con ETA que con el PP. ¡Qué estupidez! ¡Qué ignominia! ¿Cómo no va a querer el Gobierno que le apoye todo el país, todos los partidos, especialmente el partido mayoritario de la oposición? Si alguien tiene que arreglar un problema con un enemigo, ¿con quién tendrá que hablar?
Adelante, señor presidente. A pesar de todas las dificultades. Porque tiene que luchar contra ETA y contra quienes tendrían que estar a su lado para derrotarla. Lo que de ninguna manera se entiende es que le acusen de la ruptura del pacto que usted mismo propuso (en su tiempo ridiculizado) diciendo que ha sido desleal. Quien está siendo desleal es la oposición. Es que no acaban de entender que perdieron las elecciones. No acaban de entender que quien propone las líneas de la lucha antiterrorista es el Gobierno y quien las secunda es la oposición. El Partido Socialista apoyó esa misma iniciativa de negociar con los terroristas cuando la llevó a cabo el Partido Popular.
Adelante, señor presidente. No se arredre. Ya sé que tiene que ser muy duro que le acusen de rendirse a los terroristas, de despreciar a las víctimas, de querer por encima de todas las cosas mantenerse en el poder. La alianza del PP con la Asociación de algunas víctimas del terrorismo está siendo tan denigrante que me da vergüenza escuchar sus argumentos, ver las imágenes de sus manifestaciones, oír los gritos que profien en ellas y leer las pancartas que exhiben. ¿Cómo puede ser que el señor Alcaraz no diga que se alegra de que en más de tres años no haya habido victimas mortales? Qué personaje, Señor, que es capaz de apropiarse del dolor de TODAS las víctimas para lanzarlo a la cara del Gobierno que intenta acabar con ETA. ¿Por qué nunca dice que hay otras víctimas que no piensan como él? ¿Por qué dice presidir la Asociación de Víctimas del terrorismo, como si no hubiera otras? ¿Qué haría el Partido Popular si otras víctimas convocasen una manifestación de apoyo al Gobierno? ¿Acudirían? ¿Les parecería igualmente dramático su dolor? Hoy ETA está utilizando palabras, no tiros. Hoy ETA estará hablando de lo que esté hablando, pero no mata.
Adelante, señor presidente. No seré yo quien se alegre de la kale borroka, del robo de pistolas en Francia, de las cartas de extorsión a los empresarios. Da la impresión (ya sé que esta acusación es muy dura) de que algunos se alegran de que esto suceda. Pero si ETA roba pistolas en Francia, no es porque esté abierto el proceso de paz. Sería iluso pensar que no las robaría si dicho proceso no estuviera en marcha.
Adelante, señor presidente. Si usted fracasa, que es una posibilidad, yo le seguiré felicitando por haberlo intentado. No seré de aquellos agoreros que dirán: “Ya lo decía yo”, “ya lo veía yo venir”. ¿Por qué no piensan que una de las causas del fracaso puede ser su persistente obstaculización y su permanente descalificación del proceso?
Adelante, señor presidente. No se rinda. Rendirse no es seguir en el proceso. Rendirse es claudicar y renunciar a él. Ojalá. Ojalá podamos llegar a buen fin. Aunque sé que no es fácil. Pero, ¿qué se piensa la gente, que ETA va a dejar las armas así como así, renunciar a todo aquello por lo que ha luchado y no conseguir nada desde su macabra fuerza? Usted lo ha dicho muchas veces, el proceso será largo y difícil. Más que ingenuo es usted osado. Por eso me llenaría de tristeza que quienes gritan en la calle tapasen la voz del que clama por la paz.
Adelante, señor presidente. Nadie está más cerca de las víctimas, nadie ayuda más a las víctimas que quien trabaja con todas sus fuerzas porque no haya ni una más. Y usted está haciendo todo lo que antes se hacía (eso que tanto alaba la oposición: detenciones, juicios, encarcelamientos, vigilancia policial…) más otras cosas que, a mi juicio, pueden ser más eficaces. Gracias por no haberse arredrado ante tantas dificultades. Unos le llamarán visionario. Otros traidor. Yo le llamo con todo derecho, valiente.

7 thoughts on “¡Adelante, señor presidente!

  1. Sr. Santos: Estoy de acuerdo con su artículo. Parece que hay muchas personas, a las que no les interesan que llegue la PAZ “con este Gobierno”. Prefieren que fracase, aunque vuelvan las víctimas. En toda negociación, tiene que haber concesiones por ambas partes. Mi padre siempre dice que “nadie da duros a diez reales”.

  2. Creía que era el único que pensaba así. Qué satisfacción leer lo que tantos meses llevaba diciendo!!! Suscribo palabra por palabra el artículo, especialmente las dedicadas al ¿señor? Alcaraz: impresentable, prefiero ocultar mi opinión sobre él. (Si la banda de asesinos llamada ETA -por cierto, no Movimiento Vasco de Liberación…-,desgraciadamente volviera a matar, ¿se alegraría este individuo por tener nuevos socios en su Asociación? Es lo que parece, a juzgar por la vehemencia con que arremete contra la tregua).
    En cuanto a la oposición, cuando exigen al gobierno que abandone el diálogo y las negociaciones, ¿qué le están pidiendo implícitamente, que les diga a los terroristas: “señores, continúen matando, preferimos el tiro en la nuca o la bomba-lapa a las negociaciones”? Es incomprensible tanta irresponsabilidad en el principal partido de la oposición.

  3. Tristemente en éste país las cosas son así. Lástima que la bomba en la T4 haya demostrado una vez más que la ETA no tiene ninguna intención de dejar de matar.

  4. Sr. Santos, es Vd. un progre, yo no.
    ¿Qué opina ahora, después del atentado de Barajas?. De acuerdo con su progrerío, habrá que seguir dialogando por la paz ¿verdad?. El lenguaje es engañoso y se puede escribir un gran artículo sin fondo. Palabras huecas. Sintácticamente bien construido pero sin mensaje. A no ser que el buenismo sea un mensaje.

  5. Enhorabuena y gracias por su artículo, gracias por ser tan claro, por ser tan directo, y sobre todo gracias por ser tan valiente. Somos muchos los que pensamos como usted, porque vivir sin terrorismo, mediante la negociación es necesario y será posible.

  6. quisiera saber que tan cierto es que alvaro uribe velez pierde el tiempo iendo a universidades pagas en vez de consolidar las publicas que son las que benefician al pueblo colombiano?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.