La cruel pedagogía del virus

8 May

Este es el interesante título del pequeño libro que ha escrito el portugués Boaventura de Sousa Santos (Coimbra, 1940), autor al que sigo con admiración desde hace muchos años, sobre la crisis que estamos atravesando. Altamente recomendable su lectura. Se puede encontrar en cualquier buscador de forma gratuita.

En medio del fárrago de fake news, de comentarios frívolos, de textos vacuos, de visiones apocalípticas y de conjeturas varias, es bueno acercarse a pensadores que, en parte por la edad y la experiencia y en parte por la sabiduría y el estudio profundo de la realidad, pueden aportarnos un análisis rico y riguroso de la crisis en la que estamos inmersos.

El virus está desarrollando una intensa pedagogía sobre el planeta. Imparte lecciones cada día para quien quiera aprender. Después de leer ese libro y muchos otros textos sobre la crisis que estamos atravesando quiero destacar diez ideas que considero importantes para comprender lo que sucede y afrontar el futuro de forma realista y positiva. Las tres primeras pertenecen al magisterio del pensador portugués.

Lección primera. La pandemia causa conmoción en todo el mundo, pero de forma desigual. Médicos sin Fronteras advierte, por ejemplo, de la extrema vulnerabilidad al virus de los miles de refugiados e inmigrantes detenidos en centros de intercambio en Grecia. En uno de ellos (campo de Moria) hay un grifo de agua para 1300 personas y no hay jabón. Los refugiados viven hacinados. Familias de cinco o seis personas duermen en un espacio de menos de 300 metros cuadrados. Esto también es parte de Europa, es la Europa invisible. Estas condiciones también prevalecen en la frontera sur de Estados Unidos, hay también allí una América invisible. ¿Nos importa que exista un orden mundial tan discriminatorio?

Lección segunda. El tiempo político y mediático condiciona cómo la sociedad contemporánea percibe los riesgos que corre. Ese camino puede ser fatal. Las crisis graves y agudas, cuya letalidad es muy significativa y rápida, movilizan a los medios de comunicación y poderes políticos, y llevan a tomar medidas que, en el mejor de los casos, resuelven las consecuencias de la crisis, pero no afectan sus causas. Por el contrario, las crisis severas pero de progresión lenta tienden a pasar desapercibidas incluso cuando su letalidad es exponencialmente mayor. La pandemia de coronavirus es el ejemplo más reciente del primer tipo de crisis. Mientras escribo esto, ya ha matado a unas 40.000 personas. La contaminación atmosférica es el ejemplo más trágico del segundo tipo de crisis. Como informó The Guardian el 5 de marzo, según la OMS, la contaminación atmosférica, que es solo una de las dimensiones de la crisis ecológica, cada año mata a 7 millones de personas.

Lección tercera. La extrema derecha y la derecha hiperneoliberal han sido (con suerte) definitivamente desacreditadas. La extrema derecha ha crecido en todo el mundo. Se caracteriza por el impulso antisistema, la manipulación grosera de los instrumentos democráticos, incluido el sistema judicial, el nacionalismo excluyente, la xenofobia y el racismo, la defensa de la seguridad que otorga el estado de excepción, el ataque a la investigación científica independiente y la libertad de expresión, la estigmatización de los opositores, concebidos como enemigos, el discurso de odio, el uso de redes sociales para la comunicación política en menosprecio de las herramientas y los medios convencionales. Defiende, en general, el estado mínimo pero aumenta los presupuestos militares y las fuerzas de seguridad. Ocupa un espacio político que a veces le fue ofrecido por el rotundo fracaso de los gobiernos provenientes de la izquierda que se rindieron al catecismo neoliberal bajo la astuta o ingenua creencia en la posibilidad de un capitalismo con rostro humano, un oxímoron que ha existido siempre o, al menos, que existe hoy.

Lección cuarta. De los 194 países soberanos que existen en el mundo reconocidos por la ONU con autogobierno y completa independencia, solo diez están gobernados por mujeres. Pues bien, esos países han tenido una gestión de la crisis más efectiva, más rápida, más audaz. Pensemos lo que ha pasado en Alemania, Nueva Zelanda, Islandia, Finlandia, Noruega, Dinamarca… Solo el 5% de los países del mundo están gobernados por mujeres. Pues bien, de los 12 más efectivos, 7 están dirigidos por mujeres. No es una casualidad. La gestión de la crisis en estos gobiernos ha sido más eficaz, más valiente, más creativa, más compasiva, más ética. (Hemos pensado alguna vez que no ha habido dictadoras en la historia?). Sobra mucha testosterona en el poder.

Lección quinta. En la mayoría de los países, para salir adelante, la oposición se ha mostrado colaboradora con el gobierno que ha tenido que gestionar una crisis sin precedentes a la que ha habido que hacer frente de forma imprevista y apresurada. Un gobierno aislado, machacado, criticado, y zancadilleado puede conseguir con más dificultad el éxito, que un gobierno apoyado, ayudado, estimulado y comprendido. En nuestro país, la actitud de la oposición ha sido escandalosa. El PP ha dicho una y otra vez que el gobierno es un caos y VOX ha insistido en que la solución a la crisis es la caída del gobierno.

Lección sexta. Hemos podido comprobar la importancia que tiene la sanidad pública. Los recortes que se realizaron y la privatización de los servicios han mermado la capacidad de respuesta ante la gravedad de la crisis. ¿Cómo no pensar en una forma segura y estable de garantizar la protección de la salud de todos los ciudadanos y ciudadanas de nuestra sociedad, sin entregar su suerte a la herencia o al azar?

Lección séptima. Se han presentado varios dilemas durante la crisis. Uno de ellos ha sido el de salud versus economía. Cuidar de la salud suponía destruir la economía. El primer ministro inglés Boris Johnson dijo que había que seguir con la actividad a pesar de que hubiera que pagar el tributo de muchas vidas. Luego, no sé si por la presión social o por qué, tuvo que rectificar. Ha habido otro dilema que se ha adueñado de la opinión pública: derecho a la libertad de expresión versus difusión de bulos y fake news. El derecho a la información se ha llenado de confusión y de mentiras. Un tercer dilema ha sido el de salud versus restricción de libertades. El gobierno ha confinado a la población para conseguir frenar la expansión del virus.

Lección octava. Los docentes han trabajado con esfuerzo, creatividad y coraje desde sus domicilios, en una experiencia jamás imaginada: desplegar un Proyecto Educativo desde una institución virtual que se expande por el espacio y por el tiempo y adaptar nuevas metodologías y formas de evaluación. Están siendo héroes anónimos. Es hora de valorar la importancia de la educación y de la investigación. El impacto de la brecha digital va a agrandar las diferencias durante la crisis y se van a hacer más graves e injustas las diferencias. Habrá que ayudar a los más vulnerables a recuperar el espacio perdido.

Lección novena. Nuestros ancianos y ancianas han sido castigados con crueldad por el covid-19. Muchos de ellos han muerto en condiciones lamentables de soledad y angustia. Las Residencias se han convertido en trampas terribles donde han encontrado la muerte muchos mayores por deficiencias de cuidado y de gestión. El personal sanitario se ha visto expuesto a situaciones de alto riesgo y hemos pagado un tributo elevadísimo de bajas y vidas He recibido una desgarradora carta de Rocío Casto Bertomeu en la que me cuenta que ha perdido en la crisis dos familiares a los que ha despedido en condiciones tristísimas: una sanitaria y una queridísima abuela. Cuánto dolor en sectores tan sensibles de la sociedad..

Lección décima. La crisis ha sacado lo mejor y lo peor de nosotros. En la crisis ha habido actuaciones heroicas sin límite, se ha desplegado un inmenso abanico de acciones generosas. Personas que ha arriesgado la vida para salvar a otros. Personas y grupos que han dedicado su tiempo, su conocimiento y sus bienes a la lucha por la recuperación. La ciudadanía ha respondido con responsabilidad y sacrificio a las exigencia que imponía el bien común. Pero también ha permitido mostrar lo más negativo de nuestro ser: personas que, con irresponsabilidad inconcebible, han contagiado a otras personas, individuos que se han enriquecido de forma injusta…

Después de la crisis seremos distintos, pero no necesariamente mejores. Para ser mejores hará falta algo más que las simples evidencias. Hará falta clarividencia, unidad, solidaridad y voluntad para no repetir los errores. Lecciones duras, difíciles de asimilar. Lecciones que no se aprenden sin esfuerzo y humildad. El aprendizaje tiene que incorporarse a la construcción de una normalidad mejor, de más calidad humana, de más profundidad ética.

43 Replies to “La cruel pedagogía del virus

  1. Hola, queridos lectores y lectoras.
    He tenido algunos problemas para colgar el artículo. de hecho se ha podido leer desde las 5.30 de la tarde.
    No he podido presentar la imagen como suelo hacerlo y no sé si tendréis algún problema para introducir comentarios, antes del lunes.
    Me han prometido los técnicos del periódico que el lunes tratarán de solucionar todos los problemas.
    Hoy, de forma extraordinaria, han conseguido que colgase el artículo durante la tarde del viernes.
    Espero que tengáis una feliz semana, con el fin de semana que la abre y el que la cierra.
    Cordiales saludos.
    MÁS

  2. Estimado Miguel Ángel, muchas gracias por seguir en el camino para la reflexión de los que te leemos.
    ¿La pedagogía puede ser cruel?…Recurramos a la Pedagogía contra Frankenstein, donde tú como autor ofreces una mirada crítica, aunque constructiva y fresca, a los problemas reales que nos acucian, que nos animan a ser mejores, pero sobre todo que nos proporcionan el bagaje esencial para abordar los embates educativos del presente y para enfrentarnos a los venideros. . …el maestro trabaja con los “materiales más excelsos y delicados que podríamos imaginar: las mentes, los sentimientos, las actitudes, los valores, las expectativas de los niños y los jóvenes (Santos Guerra, 2014:74)… cuando el viento es contrario para avanzar en la dirección adecuada hace falta tener la mente despejada, el corazón abierto y las fuerzas enteras para navegar contracorriente. No es fácil, pero es absolutamente necesario (Santos Guerra, 2014:136)
    Empecé participando en tus reflexiones de forma asidua desde que apareció el coronavirus…recuerdo mi primera intervención …Nos encontramos con un virus “humano” que nos demuestra que estamos conectados mucho más de lo que pensamos, donde se ha evidenciado una solidaridad entre países, entre pueblos, comunidades…y ahora en este preciso momento me encuentro con poca solidaridad entre nuestros políticos, los aplausos en los balcones se han ido debilitando, el salir del confinamiento para algunos y algunas ha sido volver a la normalidad…sin preocupaciones, sin recuerdos de lo vivido, sin conciencia de las muertes que ha generado, olvidando a nuestros equipos sanitarios. Daniel Casares, a través de su guitarra nos dice: “Cuando tiembla la tierra nos acordamos de lo verdaderamente importante. No volvamos a la normalidad porque la normalidad era el problema” https://www.youtube.com/watch?v=dP754qkuJsQ&feature=emb_rel_end

    En la Escuela no debemos dejar a un lado lo verdaderamente importante. Espero que algún día todos y todas vean la escuela como el motor del cambio hacia una sociedad más igualitaria y humana. La Escuela es el CORAZÓN de la Sociedad, donde el desarrollo integral de la persona, donde sus talentos deben tener alas para volar. Debemos centrarnos en el cómo, porque ya tenemos claro el por qué y el para qué.
    Solo espero que nuestro alumnado no pierda la luz que tiene dentro, ya que esa luz les alumbrará en el camino y también a todas las personas que los acompañan, entre los que nos incluimos como profesorado.

    • Querida María José:
      Es verdad. Empezaste a colaborar con los el monotema que nos invade. Yo no sé muy bien por qué he escrito uno tras otro, hasta nueve artículos sobre la crisis. Parece que lo impregna todo, que lo invade todo, que lo absorbe todo. NO ha sido intencionado. Y tú has estado siempre ahí (¿menos uno?) haciendo aportaciones magníficas. Como esta.
      Puede ser cruel la pedagogía en este caso porque el aprendizaje se produce en medio de un profundo dolor (por las muertes, por el miedo, por las restricciones…) y porque nos está enseñando cosas muy duras: el abandono en que hemos tenido a nuestros ancianos, la desprotección de los sanitarios, la insolidaridad de los políticos, el castigo que le hemos infligido al planeta, la irresponsabilidad de quien no se protege y ni quiere proteger a los demás… Es duro. Es cruel.
      Podemos aprender otras cosas y de otro modo. Gracias por remitirte a La pedagogía contra Frankenstein. Un pequeño libro que ya va por la 8ª edición. No sabes cuánto te agradezco que te acerques a lo que he escrito. No hay libro si no existen unos ojos que quieran leerlo.
      Comparto contigo la importancia que tiene que tener la escuela en la nueva sociedad.
      Gracias por el hermoso enlace.
      Gracias, sobre todo, por estar ahí.
      Besos.
      MÁS

  3. Querido Maestro!
    En su comentario nos presenta u decálogo que nos hace reflexionar.
    Hoy me voy a centrar en el último punto que trata de que si esta crisis nos va a hacer mejores.
    ¡Diferentes si, mejores habrá que verlo con el tiempo!
    Aristoteles dijo: solo cuando hay una clara voluntad podemos ver la verdad, es entonces cuando la mente contacta con la realidad que le rodea.
    En estos tiempos de tanta información, el descubrimiento de la verdad acontece de una forma dura e impactante.
    Tras muchos datos,en los que el ciudadano de a pie se pierden, están los muertos, los fallecidos día a día, que hoy han sido 229.
    Esto nos produce tal herida que nos abren los ojos y nos rompe el corazón, ante una realidad asotada por el virus cruelmente.
    ¡No es fácil vivir en estos momentos!
    Se necesita mucha voluntad, deseos de seguir, intuición, sentido crítico, y sobre todo mucha valentía para ver con claridad las situaciones reales.
    Las personas nos negamos muchas veces a ver las cosas como son por diferentes razones, pero ahora es momento de actuar.
    Debemos ver las cosas como son , aunque nos parezcan crudas, aunque descubramos que son terriblemente dolorosas y el virus lo es.
    En el algún área de la llamada psicológia humanista habla de la superación personal.
    Dice: cada dificultad vencida y encrucijada sorteada perfila a la persona que soy ahora.
    Porque todo lo superado , cada abismo pasado, ha creado en mi un puente de aprendizajes y valiosas experiencias.
    Hay sufrimientos, como los de ahora, que nos darán numerosas lecciones.
    Si el destino guarda para nosotros un revés inesperado, una mala acción, un golpe por la espalda, estamos obligados a encarar esa dificultad, es nuestra responsabilidad reaccionar sabiendo decidir, sin dejar al lado nuestros valores.
    Todo lo que estamos viviendo nos está proporcionando aprendizajes.
    Esto nos está llevando a activar recursos propios, que teníamos escondidos en las despensas del alma, elegir los procesos de cambio antes que la cobardía y el miedo, nuestros avances mentales antes que la quietud y el estancamiento.
    Es muy cierto que este sufrimiento nos acarreará secuelas.
    Pero expertos en resiliencia nos dicen que a veces debe ocurrir algo en el exterior para que actuemos y activamos ese potencial interno.
    Vivo el presente como todos, con incertidumbre, pero confío en mis experiencias, para poder abrazar el mañana con esperanzas.
    Sin más, por hoy, me despido dándoles fuerzas a todos/as porque unidos lo conseguiremos.

    • Querida Loly:
      Estoy viendo que cada comentario que escribes supera a los anteriores.
      Es muy interesante leerte.
      Por cuatro motivos:
      – Se percibe una gran sinceridad en tus escritos. Se ve que hablas con el corazón en la mano.
      – Siempre son comentarios que ayudan a mejorar, a esforzarse, a superarse.
      – Está presidiendo tu escritura el sentimiento, no solo la razón.
      – Siempre hay referencia a tu experiencia. No escribes de memoria, solo para los demás.
      Confiemos en que la claridad y el coraje nos ayuden a salir fortalecidos de la crisis. Es un reto, pero está en nuestras manos que todo este dolor y esta incertidumbre nos hagan caminar hacia un mundo más justo y hacia una vida mejor.
      Besos y gracias.
      MÁS

      • Miguel Ángel.
        ¡Gracias, gracias, mil gracias!
        No sabes bien la fortaleza que me transmites al valorar mis escritos.
        Solo soy un granito de arena en este mar de la palabra que nos ofreces cada semana.
        Tienes toda la razón que lo que revelan mis notas son sentimientos y experiencias vividas.
        Hechos producidos en mi vida que me han transformado en el ser que soy.
        Le agradezco que en tantos años que llevo escribiendo , su buen hacer, su pedagogía, han influido acertadamente en la visión que tengo de que lo más bello del mundo son los afectos hacia las personas.
        Estoy continuamente aprendiendo y el único tesoro que tengo es mi alma y mi corazón al descubierto.
        Buenas tardes.
        Feliz fin de semana.

        • Querida Loly:
          Son años de comunicaciones semanales. Cuando se escribe con sinceridad sea conociendo a las personas.
          Las gracias te las doy yo a ti. De cada mil lectores, al parecer, solo uno se decide a escribir.
          Tú escribes desde la humildad necesaria que se necesita para aprender.
          Gracias.
          MÁS

    • Querida María:
      Muchas gracias por compartir este enlace. Creo que es muy aleccionador.
      Ya escribí hace años algunas ideas sobre el gobierno de las mujeres.Ideas cuya veracidad se va confirmando a medida que van pasando los años.Yo me refería a la dirección de las escuelas (Véase mi libro El harén pedagógico), pero valen para todo tipo de gobierno. No es solo otro estilo de gobernar. Es también otra capacidad.
      Ya es un oprobio que de los 194 países del mundo solo el 10% esté gobernado por mujeres. Esto no es una casualidad. Es un un efecto más de esa ideología de género que niegan los señores (¡y señoras!) de Vox.
      Muchas gracias por leer el artículo y por facilitarnos esta información.
      Besos.
      MÁS

  4. He leído el librito de Boaventura de Sousa Santos. Me parece un buen análisis de lo que está pasando. Sus tres lecciones elegidas por MAS me parecen estupendas, aunque hay otras que también merecen la pena tenerse en cuenta.
    Las otras siete también me parecen oportunas y sensatas. Ya se trató aquí de la actitud de la oposición española a la ación del gobierno. Ya la veo miserable. Están todo el día con la historia de la corbata negra como si no tuvieran otra idea mejor, como si les dolieran a ellos más los muertos. Que sí que va a ayudar mucho el luto que no haya más contagios o a curas a los infectados.
    Voy a añadir una más: creo que se acude más en esta ocasión a la ciencia como salvadora que a la oración y a las rotativas. Vamos avanzando a la racionalidad.
    Un cordial saludo.

    • Querida Margarita:
      Hay otros textos interesantes para hacer un análisis riguroso de la realidad. Por ejemplo, el artículo (largo) de Ignacio Ramonet, un gallego de Redondela. Se titula, si no me falla la memoria, “El coronavirus y el sistema mundo”. Me parece una visión lúcida de los que está pasando.
      Es cierto que podía haber añadido otras lecciones presentadas por Boaventura, pero el artículo sería entonces suyo.
      Megustaría suelos lectores y lectoras aportaran también otras lecciones que estén sacando de los que están viendo o están viviendo.
      Besos y gracias.
      MÁS

  5. Querido Miguel Ángel:
    Como siempre, muchas gracias por compartir tus lecciones, diez esta vez.

    En la lección cuarta, en la que señalas cómo los países que están gobernados por mujeres han afrontado la crisis de una manera más rápida y efectiva, en su momento (cuando leí en la prensa los datos a los que tú haces referencia) sentí que eso tiene que ver con un hecho de especial importancia para mí: la mujer trae la vida al mundo, cuida de ella y la protege. En esa sensibilidad hacia la protección, busca las estrategias y mecanismos para preservar lo más preciado que tenemos, la vida, mucho antes que otras cuestiones que, aun siendo importantes, no tendrían sentido si carecemos de ella. Por ello, incluso dudo mucho de la existencia de tantas guerras en el mundo si las mujeres hubieran estado al frente de los gobiernos.

    En la lección octava, la referida a los docentes y su trabajo en tiempos de coronavirus, como directora de un centro de adultos, en el que la horquilla de edad del alumnado abarca desde los 18 años hasta los “taitantos” que decía Lina Morgan, con un alumnado que por muy diversos motivos había abandonado el sistema educativo (o no lo había pisado siquiera) y al que se engancha para obtener una formación básica que le permita reincorporarse al mundo laboral (o adquirir unos conocimientos mínimos que no pudo aprender en la escuela porque no tuvo acceso a ella), quiero señalar que nuestra función de maestro y maestra con la mayoría de los grupos tiene más que ver con el apoyo emocional que con el académico; nuestros alumnos y alumnas son esos mayores que forman parte de la población de riesgo y viven solos la mayoría de ellos. En estos casos el ordenador es inexistente, y no sabrían darle uso aunque lo tuvieran. No son el futuro de nuestro pías lógicamente, pero son los mayores que apoyaron la España de la última crisis económica y la memoria presente de los tiempos tan difíciles que vivió nuestro país en la guerra y la postguerra. Merecen nuestro reconocimiento, cariño y apoyo en estos tiempos difíciles, y eso es lo que les regalamos a través de sencillas llamadas telefónicas. Esa es ahora nuestra función, dar apoyo emocional a nuestro alumnado. Una función muy sencilla pero importante en nuestra escuela.

    Gracias siempre.
    Un abrazo
    Mª Ángeles Peláez

    • Querida María Ángeles:
      Gracias por estar ahí, siempre atenta y siempre sensible.
      Te has centrado en dos cuestiones de las diez que he planteado. Me referí solo a diez y estoy seguro de que hay muchas más, pero el espacio para el artículo es limitado.
      – No creo que las mujeres sean mejores gobernantes SOLO EN CUESTIONES RELACIONADAS CON LA VIDA Y LA SALUD. Creo que pasa lo mismo en cualquier otra dimensión del gobierno.Estoy seguro de lo que dices: no hubiese habido tantas guerras, ni tantos conflictos, ni tantas desigualdades… Pero ya ves, solo una mínima parte de los países están gobernados por mujeres. Y no ha habido, como digo en el artículo, ninguna dictadora en la historia.
      – Creo que en todas las etapas del sistema habría que tener muy en cuenta la dimensión emocional. No solo por ser muy importante en sí mismo, sino porque también es importante para que se produzcan aprendizajes. Me parece extraordinaria la postura que habéis adoptado de ayudar y animar con llamadas personajes a los alumnos y alumnas mayores de vuestro centro.Enhorabuena. Eso es ahora lo decisivo.
      Muchas gracias.
      Muchos besos.
      Buen domingo.
      MÁS

  6. Estimado Miguel Angel.

    Gracias por tu artículo. Cada semana nos haces reflexionar y estoy de acuerdo con el escritor portugués y con usted en las ideas y enseñanzas que este virus nos está dejando.

    Como Maestro que soy quisiera compartir con los lectores la visión que tengo sobre la lección octava. El teletrabajo con niños/as de Primaria nos está suponiendo a mis compañeros y a mi un esfuerzo enorme en un Colegio de 450 alumnos/as. Cada día nos pasamos frente a la pantalla una media de 8 o 9 horas diarias, también fines de semana (y te aseguro que no exagero). Buscamos las tareas más educativas para nuestro alumnado, recibimos correo, buscamos en la web, hemos aprendido en tiempo record a usar herramientas tic como google classrroom, moodle, zoom, bbcollaborate, editores de video, grabaciones de audio etc…

    Somos conscientes de que no a todo nuestro alumnado les está llegando nuestros videos o documentos porque no tienen internet en casa o disponen tan solo de un móvil para conectarse varios hermanos a la vez… Hemos pedido a la protección civil que nos ayude a repartir libros de texto, a cruz roja y la maestranza que ayude a las familias que presentan brecha digital, vemos como aumentan las más de 40 familias que tienen que acudir a recibir la comida del centro varias veces por semanas al estar cerrados los comedores escolares…

    Estamos trabajando desde nuestras casas con los medios que cada uno tiene (no siempre son los adecuados) llamando desde nuestros teléfonos y sin importarnos la horas y el día. Somos conscientes que aunque ese esfuerzo lo estemos haciendo todos, no siempre contamos con el apoyo de algunas familias que tienen la opinión de que no estamos trabajando (al no cumplir el Colegio en estos momentos la función principal de guardería donde dejamos a los niños/as mientras los padres trabajan, descansan o desconectan…)

    Una compañera Maestra llamada Patricia hace una reflexión más extensa en un artículo que recomiendo su lectura en el siguiente enlace:

    http://www.charrytv.com/noticias/colaboradores/reflexion-maestra-coronavirus-confinamiento-ronda_3782

    Mi mujer también es Maestra y lleva varias semanas desbordada, dedicando práticamente todo el día a su trabajo y con dolores cervicales e insomnio. También tenemos una hija de 3 años que ahora más que nunca nos demanda jugar y que le dediquemos más tiempo porque echa mucho de menos jugar con otros niños/as y estar con sus abuelos, primas, tíos…

    A modo de resumen lo que intento expresar es que los Maestros/as nos estamos dejando la piel día y noche para que nuestros alumnos/as no pierdan y continúen su aprendizaje estos días mientras algunas familias no solo no nos valoran sino que hablan de lo poco que estamos trabajando estos días, de las muchas tareas que mandamos y es por ello que no piensan si tenemos vida más allá de nuestro trabajo, si no tenemos familias o hijos que cuidar… Para ellos somos como máquinas que deben trabajar 24 horas al día y por eso mandan tareas a altas horas de la noche, sábados y domingos como si fuera nuestra obligación atenderles y contestarles sin respetar horarios…

    Perdona, Miguel Ángel, esta mañana me he levantado algo pesimista pero es un tema que me duele y me tiene el sueño trastocado.

    Espero que aprendamos todos de esta situación y valoremos más a los docentes en general, a la cultura, a la ciencia y a la investigación tan necesaria estos días para encontrar la ansiada vacuna..

    Un fuerte abrazo desde Ronda.

    • Querido Juan Francisco:
      Estoy seguro de que tu caso, el de tu mujer y el de Patricia no son excepcionales. Hay MUCHÍSIMOS MAESTROS Y MAESTRAS que están trabajando muy duro, incluidos los fines de semana. Durante muchas horas y en condiciones difíciles. Lo he dicho muchas veces en estos días.
      Es lamentable, en efecto, que haya padres y madres que no sepan valorar ese esfuerzo. Porque, además de profesionales, seguís teniendo que atender en horas de trabajo a vuestros propios hijos y familia.
      Ojalá que la sociedad abra los ojos y el corazón a esta realidad indiscutible. Hablo en mi artículo de héroes anónimos. Tendría que haber añadido: invisibles.
      Es peor todavía recibir críticas crueles totalmente inmerecidas.
      No estés triste. Hay también una buena parte de la sociedad que reconoce, admira y aplaude vuestro trabajo.
      Pero la principal satisfacción es ver que los niños y las niñas aprenden y son un poco más felices con vuestro trabajo.
      Un gran abrazo fraterno en la docencia.
      Un beso y un aplauso para Patricia, si la conoces y puedes oponerte en contacto con ella.
      Una pequeña discrepancia con ella en cuanto al uso sexista del lenguaje. Cuando chocan un principio lingüístico y uno ético, yo hago prevalecer el principio ético.
      Un gran abrazo y feliz semana.
      Gracias por el comentario de hoy y mucho ánimo.
      MÁS

    • Juan Francisco.

      Suscribo todo lo que dices. MI mujer y yo también somos docentes y tenemos una hija en edad escolar.

      Tanto la Semana Santa como el puente de mayo lo he dedicado a trabajar, he realizado dos cursos y he estado diseñando mi moodle. Una vez diseñada, apenas si entra un 5% de las familias. Lo que implica que ese trabajo tengo que volver a pasarlo a un documento en pdf para que pueda ser accesible a todos y todas.

      Te recomiendo que no seas pesimista. Siempre habrá algunos garbanzos negros en un saco de garbanzos comestibles. Piensa es lo garbanzos que te comes y no en los que tiras.

      Siempre encontraremos algunas críticas en familias, a veces acertadas y en otras ocasiones totalmente desacertadas y poco constructivas por muy bien que intentes hacer tu trabajo y el empeño que pongas. Eso, desafortunadamente, va con el sueldo…

      Por otra parte, también hay que entender a las familias que están sobrepasadas con tener que están 24 horas con sus hijos e hijas y teniendo que hacer un papel complementario al del maestro o maestra. Ese estrés termina por liberarlo y lo transfiere al que cree que es el motivo de su desámino, generalmente el docente. No le des tanta importancia porque seguro que cuando las cosas vuelvan a la “nueva” normalidad (parece ser que todo va a cambiar a partir de ahora….) muchos de ellos serán conscientes del trabajo que estamos desarrollando.

      Mi reconocimiento lo tenéis asegurado.

      Un abrazo.

      P.D. Miguel Ángel, esta semana no sabía que decir y me ha venido al pelo el comentario de Juan Francisco para participar en el blog. Ya sé que te preocupas por nuestra salud cuando permanecemos en silencio. Tranqui, que de momento va todo bien. 🙂

      • Querido Juan Carlos:
        Pues sí, cuando los habituales no hacéis acto de presencia siempre me temo que se deba la ausencia a algún problema de salud. Y más en estos momentos. Por eso me he alegrado el ver tu comentario esta mañana.
        Me parece muy bien lo que le dices a Juan Francisco. Es sensato y alentador.
        Tenía ganas de decirte que me han pedido el Prólogo para un libro de Educación Física. Lo escribe un exalumno mío llamado Norberto Domínguez Jurado. Se titula EDUCACIÓN FÍSICA GLOBAL. FUNDAMENTOS DIDÁCTICOS. Le he hablado de tu revista. No sé si la conoce.
        Voy a utilizar para el Prólogo una idea que planteé para el editorial que escribí paras tu revista. Entre aquel lejano odio al cuerpo y el culto al cuerpo como idolatría debería estar la Educación Física.
        Es un libro claro y sencillo que puede venir bien a los especialistas.
        Un abrazo.
        Y gracias por decirme que sigues bien.
        MÁS

        • Conozco a Norberto dentro del ámbito virtual y él conoce mi revista. En alguna ocasión hemos contactado, el quería darle publicidad a un deporte que ha inventado, el balóncodo.

          Se trata de uno de los muchos emprendedores que hay en el área de Educación física. Cuando escribas el prólogo me gustaría leer.

          Un abrazo.

          • Querido Juan Carlos:
            Es verdad- Ahora recuerdo lo del baloncodo. Creo que hizo la tesis sobre ese asunto.
            Se puso en contacto conmigo para darme a conocer su invención que, por cierto, me pareció interesante, ya que podían practicarlo chicos y chicas.
            te mandaré el Prólogo.
            Un abrazo.
            MÁS

  7. Como siempre un magnífico artículo que me lleva a pensar en muchas cosas.
    Yo recibo a través de WhatsApp muchos comentarios sobre la problemática que vivimos. Últimamente abundan los ataques al Gobierno porque no pone remedio a la crisis económica que tenemos encima.
    Sí, para ciertos grupos políticos la economía está por encima de todo, las muertes, mientras no sea la suya, es algo que hay que asumir. Algo inaceptable para el que tenga un poco de sensibilidad humana.
    He recibido también mensajes sobre las mujeres gobernantes y la situación de sus países respecto a la pandemia. No hay duda que destacan por su buen hacer. En mi vida de educador me han mandado muchas veces mujeres y he estado encantado. Esto no va contra ningún hombre, pero las prefiero.
    Esta pandemia me hace reflexionar sobre muchas cosas: ¿ Cómo se puede controlar en los grandes y míseros hacinamiento humanos? Me da escalofríos. ¿Si no controlamos los miles de muertos diarios por hambre, ¿podremos controlarlos del virus?
    Más que criticar es tiempo de valorar: los médicos, las enfermeras que exponen sus vidas por nosotros. Los educadores a los que se les pide un trabajo improbo a realizar ya, cuando esa programación, lo normal, es que exija años de preparación.
    Yo confío en mi Gobierno. Él tiene sabios asesores. Puede que se equivoque en cosas y ¿ quién no?
    Gracias, Miguel Ángel, por tus reflexiones y también por las de tus seguidores.
    Salud para todos.

    • Querido Joaquín:
      Esperaba tu comentario semanal.
      Siempre está lleno de sensatez ante tantos y tantos análisis crispados y agresivos.
      Antes de leerte me ha llegado un artículo de Rosa Díez verdaderamente vomitivo.
      Yo no sé cómo se le podría explicar a esta gente que hace falta estar unidos para salir de la crisis. ¡Qué barbaridad de artículo contra el presidente del gobierno! Claro, que esos escritos definen más y mejor al autor que al destinatario. Cuánto odio. Qué parcialidad. Qué manera de distorsionar la realidad y de atribuir intenciones. ¿Va a confinar por el gusto de cercenar libertades? ¿Va a querer destruir la economía? Llega a calificar al PSOE como la familia de un sicópata.
      Esas actitudes no es que no ayuden a salir de la crisis es que están generando un estado de crispación insoportable.
      Y las mantiene una líder social, no un señor en un bar de mala muerte.
      Qué triste. Qué torpe. Qué injusto.
      Yo mantengo la esperanza de que la crisis nos permita aprender muchas cosas y nos ponga en el caminó de la solidaridad.
      Un abrazo y gracias.
      MÁS

  8. Estimado Miguel,
    Gracias por compartir sus reflexiones siempre tan acertadas y oportunas.¡Qué añoranza por que perdimos! .Las lecciones de esta Pandemia nos interpelan diariamente.Esperemos tener la gracia de salir fortalecidos .Hoy salí a hacer compras y entendí , sólo nos queda la mirada para compartir. Es difícil no caer en el desasosiego. Me atrevo a hacerle una petición ¿Usted podrá compartir un pequeño video (con sus interesantes consideraciones hacia los educadores) para los profesionales y estudiantes del Instituto de Formación docente y técnica “Francisco Humberto Tolosa” ? Sus palabras son ancla de esperanza para muchos educadores en Argentina. Lo saluda cordialmente. Fabiana.

    • Querida Fabiana:
      Gracias por leer el artículo y por tus valoraciones tan positivas.
      Yo también espero que salgamos fortalecidos de esta crisis.
      Os mandaré un vídeo. Necesito para ello tu teléfono para mandarlo por WhatsApp.
      Será un placer.
      Besos y gracias.
      MÁS

      • Querido Miguel Ángel:
        ¡Qué alegría leer su comentario ! Admiro su compromiso con al educación que sobrepasa fronteras .Gracias por su tiempo, dedicación y sabiduría. Me reconstruyo leyendo sus artículos semanales en el blog . Sus palabras seguro serán fuente de esperanza para mí comunidad educativa, en estos tiempos tan difíciles.
        Mi número telefónico es( se lo envío de varios formatos porque no estoy segura como se lo puede reconocer):
        – 2634 201064
        – 2634 15201064
        – +54 263154201064
        Creo que la primera opción es la adecuada para WhatsApp.
        Agradezco, con inmensa admiración ,su tiempo y consideración.
        Lo saluda atentamente.
        Fabiana

        • Querida Fabiana:
          Tengo grabado tu video pero no podía enviarlo ya que no disponía de tu whatsapp.
          Será un placer enviaros un abrazo de solidaridad, de admiración, de apoyo y de afecto.
          Estoy encantado de poder compartir cada sábado desde hace 17 años ideas, ilusiones y sentimientos.
          Besos.
          Gracias a ti.
          MÁS

          • Querida Fabiana:
            ¿Los números que me has mandado son de celulares o de teléfonos fijos?
            No encuentro tu whatsap.
            Mira, envíame un mensaje a mi teléfono y ya estamos en contacto por ese medio.
            Besos.
            MÁS

          • Querida Fabiana:
            Ya te he enviado el video.
            Espero que os guste.
            Aprovecho la ocasión para decirte que la Editorial Homo Sapiens acaba de publicar mi último libro titulado EDUCAR EL CORAZÓN. LOS SENTIMIENTOS EN LA ESCUELA. Por si fuera de interés para vuestra institución docente.
            Muchas gracias por tu confianza.
            Saludos cordiales.
            MÁS

          • Espero que podamos establecer contacto. Recién logré agendar su número y escribirle por medio de la aplicación WhatsApp. Nuevamente, muchas gracias.

  9. Buenos días a todo el mundo.

    Aviso a mis millones de seguidores parados, oye, que puedes seguir cobrando el paro si vas a trabajar al campo. Pero antes de ir, échale lo que hay que echarle, un poco de ganas y vergüenza. Hoy me quejo de lo que ya sabía y que la actual situación ha evidenciado. España, cuatro millones de parados y la fruta pudriéndose en el árbol o en la mata porque no hay quien la recoja. Banda de vagos subvencionados por el Gobierno. Y Gobierno que lo tolera, aplaude e incluso facilita, y de paso va creando un clientelismo que le vote, urra. Porque lo gratis crea adicción, y lo gratis se defiende y no se pierde aún a coste de la propia vida, porque lo gratis gusta demasiado, más vale 430 euros por la cara, que no 1000 ganados a puro sudor de la frente, porque no hablo gratuito como bien demostrado tienen tantos estudios de Universidades americanas de Yuta o Minesota o como se diga. Algunos, aún así, algunos van a trabajar al campo, echan una jornada de productividad nula o negativa y no vuelven más, se conforman con lo que gratis les da el Gobierno. Exagerado D. Quintiliano. Exagerado. Muy poca vergüenza es lo que hay en este país. Que nos tengan que recoger la fruta inmigrantes rumanos, magrevíes o chicos de color de Congo o más lejos aún, tiene tela, pero tela marinera. Me estoy volviendo racista y xenófobo contra los propios españoles. Los españoles de boca ancha y hablar mucho, que si pagan poco, que si hay que doblar la espalda, que me pica una avispa, que hace calor, que este terrateniente nos explota (cuando en realidad es un iluso autónomo que tuvo la osadía y temeridad de intentar crear su propio empleo arrendando fincas abandonadas a precios casi irrisorios y cultivándolas), mucho señorito de hablar mucho y hacer nada, y por supuesto subvencionado, es lo que hay. Al Sr. Vicepresidente del Gobierno, antes de repartir tanto al que no tiene porque no quiere, lo ponía yo en un llano de dos kilómetros de largo por 500 metros de ancho, azada en mano, a cavar melones, a pleno sol con 40 grados a la sombra, un solo mes, pagándole bien, a 8 ó 10 euros la hora. Ello, en sola prueba y así añadir algo en su curriculum y verosimilitud de lo que habla.

    Y ahora, hoy, no me voy a regar, pues está lloviendo, a ver si vienen unas claras y -con mi familia- nos vamos a recoger limones, que se están cayendo por maduros del árbol, y no hay quien los recoja. Y quizá haciendo alarde del cabreo que tengo, desearía que el parado que regase su pescaito frito con limón, los tuviese que pagar a precio de oro, “manque” a mí me llegue a precio de limosna. Y porque intento sacar el lado positivo, me contenta saber que aún con esta situación puedo quedarme tuerto, a esas alturas otros, muchos, muchos, quedarán ciegos de remate.

    Que tengan un buen día.

    • Estimado Don Quintiliano:
      Estas argumentaciones están extraídas del libro de la vida. Son incontestables.
      A mí también me preocupa lo que dices, aunque sé que nos es fácil la solución.
      Son cuestiones complejas y fundamentales:
      1. También estoy por la cultura del esfuerzo, del trabajo y de la responsabilidad.
      2. Veo con preocupación que los inmigrantes tengan que hacer lo que no quieren hacer los españoles, habiendo una tasa de paro tan elevado.
      3. Una cosa es regalar dinero a quien puede trabajar y otra dar algo para que pueda vivir quien se moriría de hambre. No se puede afirmar que todos los que van a recibir la renta vital sean vagos que prefieren no trabajar.
      4. Claro que es un peligro el clientelismo.
      5. Es un sinsentido que se pudra la fruta mientras hay gente que no tiene trabajo y estaría necesitada de un trabajo remunerado.
      6. Que quien produce reciba una miseria y los intermediarios se forren es una injusticia que debe corregirse. Lo veo también en mi “campo”. El distribuidor cobra el 40%, el librero el 25% y el autor el 10%.
      Afortunadamente hoy está lloviendo en Málaga, pero parece que ha escampado.
      Un cordial saludo.
      Y gracias por aportar consideraciones tan relevantes.
      MÁS

  10. Me han parecido diez lecciones magníficas.
    Ya sé que se puede profundizar en un espacio tan pequeño, pero cualquiera de ellas merecería mucha extensión para explicar su contenido e importancia.
    Gracias por ayudarnos a plantear cuestiones tan importantes.
    Y quiero insistir en esa postura cerril de la oposición española. Me parece tremenda la actitud del PP. Propone como modelo de lo que ellos harían lo qu se ha hecho en la comunidad de Madrid, una comunidad en la que la presidenta descifra la sigla COVID-19, como un enfermedad de diciembre de 2019. Me parece de una torpeza, una frivolidad y un descaro impresionante.
    Yo no sé cómo nos entienden que hay que remar en lea misma dirección.
    Saludos y gracias.

    • Estimada Martina:
      Yo tampoco me lo explico. Me parece un escándalo y una irresponsabilidad inauditas. Es el gobierno elegido por la ciudadanía el que tiene que guiar en la salida de esta pandemia tan terrible.
      No se entiende que, desde el primer día, se utilice la crisis para desgartar al gobierno.
      “Con el PP que no cuente”. ese es el lema.
      Parece que lo más importante es que caiga el gobierno.
      Lo más importante para el PP es criticar al gobierno, destruir al gobierno.
      No lo puede entender.
      Gracias por leerme y por escribir.
      Cordales saludos.
      MÁS

  11. Queridos lectores, queridas lectoras:
    Acabo de contemplar en la Sexta un espectáculo intolerable. Un importante número de ciudadanos del barrio de Salamanca se ha manifestado en una aglomeración ilegal contra el presidente del gobierno.
    He aquí un ejemplo de lo que no debe ser. Claro, están bien aleccionados por los líderes de la derecha. Nos dicen: ¡Abajo el virus!, dicen ¡Abajo Sánchez! Como dicen los que presiden los partidos de la oposición.
    ¿Están locos?
    Se envuelven, además, en la bandera española como si ésta fuera suya, como si la patria fuera suya, como si quien no pensara como ellos no fuera un buen español.
    ¿No saben que esa aglomeración propicia el contagio? ¿No saben que están prohibidas las aglomeraciones? ¿Les importa la ley? ¿Les importa la democracia? ¡Qué vergüenza!
    El problema es siempre el mismo: cuando la derecha nao gobierna, se irrita porque le han quitado algo que les pertenece.
    Nadie confina por gusto, por tener poder, por fastidiar a la gente. Se confina en todo el mundo porque es la única forma de detener al virus.
    ¿Cómo explicar a estos ciudadanos y ciudadanas que hay que remar en la misma dirección para poder salvarnos?
    Saludos cordiales.
    MÁS

  12. Apreciado Dr. ,a todos sus comentaristas y a sus lectores, saludos.

    Valoro mucho sus análisis y como aborda la crisis y los cambios por la pandemia y el confinamiento con un análisis global porque sería difícil analizarla independientemente, primero porque la escuela pertenece a una época y a un contexto histórico concreto. Aprovecho de igual manera, como se aproxima el día del maestro, decirle “gracias por compartir todos sus conocimientos, porque me ha hecho crecer como persona y como intelectual”. Muchas gracias, FELICIDADES por su día, y extiendo mi reconocimiento por su vocación y por sus aportes para la investigación educativa, para la docencia, para la formación, para la ética… Así también, compartirle que en educación futura, periódico en México y en otras voces en educación, diario de Venezuela, el día de hoy publican la segunda entrevista que agradezco mucho me concedió con un mensaje para los maestros. Gracias

    • Querida Lourdes:
      Felicidades, en primer lugar, en el día del profesor. Siempre me gusta decir: felicidades y felicidad-des.
      Educar no es solo una forma de ganarse la vida; es, sobre todo, una forma de ganar la vida de los otros.
      En España no celebramos hoy el día.
      Y mundialmente, se celebra el Día del Docente el 5 de octubre.
      Pero me complace felicitar a los docentes de México en este día tan especial.
      Gracias por tus palabras sobre mis aportaciones en esta crisis que estamos atravesando.
      No es fácil, en un artículo tan breve, hacer análisis de mucha profundidad.
      Es necesario pensar con calma para poder actuar certeramente.
      Besos y gracias por tu participación.
      MÁS

  13. Querido Miguel Ángel:

    1.- Esto le decías a María José Robles en esta misma semana del blog:

    “Es verdad. Empezaste a colaborar con el monotema que nos invade. Yo no sé muy bien por qué he escrito uno tras otro, hasta nueve artículos sobre la crisis. Parece que lo impregna todo, que lo invade todo, que lo absorbe todo. NO ha sido intencionado.”

    ¿Es que hay algo que se escape (para bien o para mal) de la pandemia mundial del COVID-19?

    2.- Creo que este virus ha hecho y está haciendo que algunas cuestiones fundamentales queden más a las claras, que las personas y sus ideas se retraten.

    3.- Respecto a que la derecha siempre piensa que se le usurpa el poder gobernar, quiero recordar unas palabras de mi amigo DON QUINTILIANO, por su verdad y por la sonrisa que siempre me saca:

    (Bien, desisto. Como la página no está funcionando correctamente, no puedo localizar sus palabras concretas. A pesar de mi mala memoria, os resumo la idea).
    Venía a decir que la democracia había hablado, la derecha, el PP había ganado y que había que dejarles gobernar. Y al que no le gustase, pues ya sabía, a rañarla. (Ya sé que esta última parabra puede que no sepáis qué significa. Por el sentido de la frase, sustituidla por la que consideréis).

    4.- Todos tenemos intereses. Todos tenemos derecho a tenerlos. Aun así, no todas las personas pueden ser tachados de ser interesadas. Cómo respondemos cada uno a esos dilemas que se nos plantean, esos que tú mencionas y otros, marcan y dicen qué personas somos. La ética de nuestros intereses, a quién benefician y a quien perjudican es la clave.

    Me da vueltas en la cabeza la idea esa de que la democracia no sabe defenderse de sí misma. Defenderse de forma democrática.

    Y también me rompe la idea de lo difícil que resulta cambiar nuestra lógica para pensar otro mundo más lógico, más respetuoso y justo con cosas y personas, más inteligente con el cuidado del mundo mismo, de la vida.

    A algunos les resulta imposible ver más allá de sus narices. Te juro que me sigo quedando sorprendido ante este hecho.

    Un abrazo.

    • Querido José Antonio:
      Parece ser que han solventado el problema que había con el blog.
      Interesantes como siempre tus aportaciones.
      1.Yo creo que Don Quintiliano no tiene razón en este asunto. Porque el PP no ganó las elecciones. Ni en Andalucía donde vive (vivimos). El partido más votado en la nación y en Andalucía fue el PSOE. Entiendo que tanto el gobierno de la nación como el autonómico están constituidos legalmente y legítimamente.
      2.Comparto tu idea dE que la pandemia está dejando muchas cosas más claras de lo que estaban, aunque cada uno las vea a su modo.
      3. De acuerdo con tus consideraciones del punto 4. Completamente de acuerdo.
      5. Es la hora de la gente. De la responsabilidad de la gente. Lo que pasó ayer en el barrio de Salamanca es de una gravedad inusitada. Son delincuentes de clase alta. Unos miserables. Porque no se puede exponer la vida de las personas para protestar contra el gobierno. Pueden protestar. Están en su derecho. Y hasta tienen motivos. Pro no se puede hacer así. Y los líderes de la derecha no deberían alentar esas formas de proceder indecentes.
      Gracias por escribir, querido José Antonio.
      Un abrazo.
      MÁS

  14. Cualquiera de las 10 lecciones daría para muchos análisis, pero me voy a centrar en la tercera, que se refiere al desprestigio de la ultraderecha.
    En España, su actitud no ha podido ser más miserable. Ni un gesto de una ayuda, ni una votación de apoyo. Ni una frase de aliento al gobierno.
    Llegaron a decir que el partido socialista, defensor de la eutanasia, estaba aplicándola de una manera feroz contra los ancianos.
    Ha propuesto solo una cosa: que se vaya un gobierno ilegítimo.
    Ahora están animando las algaradas.
    El partido del odio.
    Nunca me explicaré por qué alguien vota a este partido.
    Saludos cordiales.

    • Querida Marta:
      No les entiendo. Ni a los líderes de Vox (ni del PP) ni a sus votantes.
      Esa postura persistente de insulto y de negatividad es inaceptable.
      No me explico cómo no entienden que lo principal ahora es SALIR JUNTOS DE LA CRISIS.
      La manifestación del barrio de Salamanca es un delito.
      Y se envuelven en la bandera de España, como si fuera suya.
      Les veo irresponsables, injustos y miserables.
      Besos y gracias.
      MÁS

  15. La lección diez dice que el virus ha sacado lo mejor y lo peor de nosotros.
    Es cierto. Frente a quienes dan la vida por otros están los que se la quitan de manera irresponsable.Como esos desalmados del barrio de Salamanca. ¿Son tontos o qué les pasa?
    ¿Qué algarada es esa?
    ¿No se dan cuenta de que se exponen al contagio y de que pueden contagiar a otros? ¿Por qué van luego a sus casas y no siguen en la calle dando voces todo el día y toda la noche?
    ¿De qué depende de que reaccionemos de forma positiva o negativa?
    De nuestra actitud.
    Depende de cada uno de nosotros.
    Muchas gracias.
    Un saludo.

    • Querida Carolina:
      Por más vueltas que le doy no logro comprender lo que le pasa a esa gente. Parecen estúpidos. Y, desde luego, irresponsables.
      Pero me preocupa más que los líderes políticos de derechas alienten esas manifestaciones. Como ha hecho el señor Espinosoa de los Monteros (Vox), y Ayuso y Martínez Almeida…
      Nadie pone en duda la libertad de expresión. Lo que se pone en duda es la libertad de agresión a los demás.
      Si alguien no aprecia su vida se puede tirar desde el balcón de su casa pero, por favor, que respeten la vida de los demás.
      ¿Qué ejemplo están dando a sus hijos e hijas? ¿Cómo les puede pedir luego que mantengan la distancia de dos metros si ellos no lo hacen?
      Una vergüenza.
      Saludos y gracias.
      MÁS

  16. Querido Miguel Angel:
    Retomo en un principio la frase que usaste en el segundo párrafo: “…es bueno acercarse a pensadores que, en parte por la edad y la experiencia y en parte por la sabiduría y el estudio profundo de la realidad…”, sintetiza muy bien los motivos por lo cual tienes tantos admiradores. Cada lección deja un aprendizaje importante, pero me quedo sonando la décima. Veo tanta veracidad en cuanto dices que esta pandemia sacó lo mejor de o lo peor de cada uno. Sería bueno preguntarse día tras día mientras dure esta pandemia, desde el lugar que cada uno ocupa o la actividad que realiza: ¿qué hice por el OTRO? Y no hago referencia al OTRO cercano, íntimo (familia, amigo), sino al OTRO cualquiera, al medianamente cercano, al que no conocemos, con el que no tengo una relación directa. Porque esa es la forma en que podemos cambiar al mundo, cuando no solo nos interesamos o preocupamos por los que nos importan, sino cuando amamos la vida en pleno y todos us sentidos.
    Como siempre un gran abrazo Jujeño.

    • Querido Rodrigo:
      Gracias otra vez.
      Recuerdo con mucho cariño mis viajes a San Salvador y a San Pedro de Jujuy.
      Soy padrino pedagógico de una escuela de San Pedro de Jujuy.
      ¡Qué tiempos!
      Ojalá que pase pronto esta crisis y se pueda volver a abrazar a los amigos.
      Interesante tu reflexión: el PRÓJIMO no solo es el próximo en el tiempo, en el espacio y en el afecto. Todos los seres humanos nos tienen que importar, especialmente los que sufren.
      Un gran abrazo.
      MÁS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.