Coeducación7

La marcha del cangrejo

22 Jun

Todo el mundo sabe que el cangrejo camina hacia atrás. El cangrejo avanza lentamente hacia la retaguardia. En lugar de ir hacia el frente, se mueve en dirección opuesta. Y eso nos pasa a los humanos con algunas concepciones, actitudes y comportamientos. En lugar de progresar, en lugar de ir hacia delante, vamos hacia atrás. La marcha del cangrejo. En nuestro caso es más problemático este sentido de la marcha ya que tenemos los ojos delante. El cangrejo puede ver lo que tiene al lado y detrás.

Resulta especialmente estúpido este comportamiento de desandar lo que habíamos avanzado en la buena dirección. No todas las conquistas que realizamos en el orden moral se mantienen en el tiempo porque sí. Algunas veces se retrocede, se avanza hacia atrás. No todos los cambios son mejoras. No todas las mejoras conquistadas son definitivas. Se puede perder lo que habíamos conquistado con tanto dolor y tanto esfuerzo. Voy a referirme a dos hechos, uno del norte y otro del sur de la península, en los que se manifiesta de forma meridiana ese retroceso moral.

Con estas líneas quiero denunciar los planteamientos de VOX, partido ultraderechista español recientemente configurado, respecto a los logros conquistados en la lucha contra el androcentrismo. Desde el año 2003 han tenido lugar en España 1000 muertes de mujeres a manos de sus parejas. Más de las que causó ETA en toda su historia. A VOX le repele todo lo relacionado con la violencia de género, contra esa violencia que se ejerce contra las mujeres por el simple hecho de ser mujeres.

Y, claro, quienes pactan con VOX, sufren imposiciones que obligan a caminar hacia atrás. En Andalucía, comunidad en la que vivo, por ejemplo, para que VOX retirara la enmienda a la totalidad que había presentado a los presupuestos, el Partido Popular y Ciudadanos, han tenido que pactar algunas concesiones indeseables. Digo yo que las considerarán concesiones indeseables. Porque más grave sería que estuvieran de acuerdo de partida. Una de ellas ha sido que, en lugar de hablar de violencia de género, se tenga que hablar de ahora en adelante de violencia intrafamiliar.

Y yo no digo que no haya otro tipo de violencia diferente a la de género en las familias, pero esta denominación que impone la ultraderecha, es una forma de diluir la importancia de la violencia de género.

Me ha molestado especialmente escuchar al Vicepresidente de la Junta de Andalucía Juan Marín, de Ciudadanos, decir que se trata de una simple denominación, una cuestión de palabras. Vamos, de algo que no tiene importancia. Pues no. Esa justificación es, a mi juicio, una postura ridícula y pueril que a nadie va a engañar. O, lo que sería peor, de una postura cínica e hipócrita que le resta importancia a un asunto de gravedad.

Las palabras son importantes porque contienen concepciones e ideas. Manifiestan actitudes y conducen a comportamientos. Todos sabemos lo que plantea VOX sobre la violencia de género. Y la aceptación de esta denominación es una claudicación en toda regla.

En la alianza con VOX que se ha producido en mi comunidad y, posteriormente, en varios municipios y autonomías del país, me repugna más la postura de Ciudadanos que la del PP. El PP negocia abiertamente con VOX. Así lo dice y así lo hace. Me parece un postura indecente, pero no la ocultan, no la camuflan. Ciudadanos se retira de la foto. “Nosotros no negociamos con VOX, negocia el PP”. Pero, caramba, ustedes negocian con el PP que ha negociado con VOX. Y ahí está el tripartito de derechas gobernando mi comunidad autónoma. ¿A quién pretende engañar Ciudadanos? Ciudadanos se ha coinvertido en un prestidigitador que pretende hacer ver que no negociado después de haberlo hecho. El truco es muy burdo. No cuela. Es como si, al ponerse una venda en los ojos, dejase de existir la realidad que está delante.

Estamos yendo hacia atrás como el cangrejo. Mi querida amiga Amparo Tomé me envía una información más que inquietante. SKOLAE, programa pionero de coeducación en Navarra y en el Estado, está en peligro. Diez personas, entre redactoras del programa,, tutoras o responsables, han sido llamadas a declarar el pasado 14 de junio ante el Tribunal Superior de Navarra. Una auténtica caza de brujas.

SKOLAE inspira el trabajo de los centros y comunidades educativas de Navarra para facilitar a todo el alumnado la posibilidad de aprender a vivir en igualdad (puede consultarse su página web).

Es un proceso que se asienta en el conocimiento, la libertad y la capacidad de decidir sobre el futuro sin condicionantes de género, aprendiendo a identificar las desigualdades, a luchar contra ellas y a ejercer el derecho a la igualdad en el ámbito de cada cultura, religión, clase social situación funcional, identidad y orientación sexual.

Desde el programa se aprende:

– a saber mirar y a saber entender la realidad en la que vivimos
– a ejercer la crítica y la responsabilidad ante la discriminación
– a desarrollar la autonomía y la independencia personal
– a saber y querer aportar para la construcción social en igualdad y respeto
– a vivir la sexualidad y el buen trato, lejos de la violencia machista

Puedo comprender muy bien lo que pasa con estas denuncias porque yo mismo participé (junto con Ana Freixas, Enma García, Juan Ramón Jiménez y José Luis Sánchez) en la redacción de un texto titulado “La coeducación, un compromiso social. Documento marco para Andalucía”. No me extrañaría que esos mismos u otros censores, nos denunciasen por parecidos motivos. Venga, a la hoguera.

Hace ya muchos años (exactamente en 1984) que escribí “Coeducar en la escuela. Por una enseñanza no sexista y liberadora” (Editorial Zero-Zyx, ya desaparecida). Treinta y cinco años después, no solo no se ha implantado esta exigencia en el sistema educativo sino que nos encontramos en un momento en el que se presenta una denuncia contra las autoras y tutoras de un programa de coeducación imprescindible, admirable y contrastado. ¿Cómo no sorprenderse e indignarse ante este retroceso?

No es difícil descubrir qué fuerzas, qué ideas, qué personas se encuentran detrás de estas denuncias. No es difícil identificar el sectarismo, el integrismo y la involución. Me repugna que, por ocupar espacios de poder, haya quien pacte con esas personas, dando pábulo de esa forma a que enturbien la limpieza democrática y a que se convierta en inútil todo el esfuerzo realizado para salir de la barbarie.

Quizás haya una actitud peor. La actitud de la indiferencia, la cobardía y el silencio. He hablado de dos hechos clamorosos que acaban de suceder en dos partes de la geografía española. Dos hechos inquietantes que suponen un retroceso respecto a logros que se habían ido consiguiendo con el sacrificio de muchas personas justas y sensibles. No podemos mirar para otro lado, no podemos cruzarnos de brazos. En una sociedad democrática es inadmisible practicar el deporte que consiste en encogerse de hombros y mirar hacia otra parte. Hay que avanzar hacia delante, en la buena dirección. En la dirección de la dignidad, de la justicia y del reconocimiento y la práctica de la igualdad.

24 thoughts on “La marcha del cangrejo

  1. Córdoba, sábado, 22 de junio.

    En la revista digital Azagala, que editamos en Extremadura, ayer publiqué un artículo titulado “La venganza de Artemisia”. Como los artículos los envío con cierto tiempo de antelación, no pude comentar la sentencia del Tribunal Supremo sobre el grupo autodenominado “la manada” y que dictaminó que fue violación hacia la chica sobre la que ejercieron la violencia física y moral, al tiempo que elevaba la condena a 15 años a cada uno ellos, a la que se sumaba otros 2 años para quien de ellos le robó el móvil.

    ¿Por qué se produjo este cambio tan significativo con respecto a la sentencia de la Audiencia de Navarra que solo, y por dos veces, veía “abusos” sobre la víctima?

    A mi modo de ver fueron las numerosas movilizaciones que se produjeron en todo el país ante el escándalo de la Justicia española, que, ciertamente, en algunos temas es verdaderamente “ciega”, tal como queda simbolizada por la figura femenina con la balanza que la representa.

    Una vez que conocemos la sentencia, en los diarios digitales de Andalucía aparecerá esta tarde el artículo pero con esta última información para que quede contextualizado el contenido con lo que ocurre en nuestro país.

    Para quienes estén interesados en conocer cómo a lo largo de los siglos se manifiesta el machismo y sus expresiones más violentas, adjunto el enlace de “La venganza de Artemisia” en Azagala digital.

    http://www.revistaazagala.org/index.php/2019/06/21/la-venganza-de-artemisia/

    ***

    Como en la revista Azagala, a partir del Facebook de su director, es posible comentar las publicaciones, dos amigos, uno que reside en Alburquerque y el otro en Alicante, tras felicitarme por el contenido del artículo, me insisten que es necesaria una Educación Igualitaria para que no solo los tribunales resuelvan estas violencias contra la mujer, sino que se reduzcan sustancialmente por la formación que reciban los niños y adolescentes.

    Creo, pues, oportuno realizar un artículo sobre la educación en la igualdad para que la semana próxima se publique en Azagala. En él expresaré que siempre la he llevado dentro de las materias que he impartido, pero que en la enseñanza no universitaria se plantean algunas dudas, entre ellas la de si debe recibirse en alguna asignatura concreta o debe ser transversal, dado que uno de los dilemas que se plantea para la primera opción es cómo evaluar al alumno o alumna que la recibe.

    También indicaré que en mi Facultad hay una gran sensibilización hacia este tema, debido a que una parte significativa del profesorado, femenino y masculino, lo ha ido trabajando a lo largo de los años, al igual que habría que indicar que los equipos decanales han respondido favorablemente ante las propuestas propias o nacidas por iniciativa del alumnado.

    ***

    Esta mañana, tras la diaria caminata, me llevé el libro “Infancia y conductas de ayuda” de la profesora estadounidense Nancy Eisenberg. Nada más empezarlo, me ha parecido magnífico, pues no es el estudio de las emociones y sentimientos que todos albergamos de un modo u otro, sino el de entender la formación de las conductas prosociales que se expresan desde la temprana infancia, buscando las razones o causas de la mismas.

    Puesto que estoy en el inicio del mismo, no quiero avanzar un juicio acabado. Sí me parece interesante que no se quede en los estudios de la simpatía (tomando esta palabra con los significados que provienen del término griego: comunidad de sentimientos, ponerse en el lugar del otro), dado que en capítulos posteriores se habla de las influencias culturales, de modo que se estudian culturas basadas en el odio, la rivalidad y la desconfianza y otras que presentan lo que denominaríamos rasgos prosociales.

    ***

    Bueno, voy cerrando, pero antes, y enlazando con el texto de Miguel Ángel, quisiera abordar alguna interrogante.

    Aparte de las banderas, los himnos, los símbolos patrios, etc., me surge una duda que agradecería alguna respuesta por si alguien la sabe y desea responderla: ¿Fomentan los rasgos prosociales las tres derechas de nuestro país? En caso afirmativo, ¿cómo lo hacen?

    • Querido Aureliano:
      He tenido unos días de tanto ajetreo que no he podido dedicar ni un minuto a las tareas de obligada cortesía con quienes tenéis la amabilidad y la generosidad no solo de leerme sino de enriquecer este espacio de reflexión con vuestros comentarios.
      Gracias por la información que nos brindas. Ya había leído tu excelente artículo La venganza de Artemisa.
      Me apunto a la lectura del libro “Infancia y conductas de ayuda”. Te diré.
      Mi respuesta a tu interrogante es rotunda: NO.
      Un cordial saludo. Y gracias de nuevo.
      MÁS

  2. Querido Maestro!
    Difícil la tarea de avanzar que tiene la sociedad y sobre todo las mujeres para dignificar y hacer ver su igualitario papel en la sociedad.
    ¡Ningún paso atrás!
    Nos ha costado sangre,sudor y muchas lágrimas estar donde estamos ahora y no tiro por la borda nuestras andaduras para ensalzar la figuras femeninas.
    ¡Volver atrás ni para coger impulso¡
    ¡Las luchas nos han llevado a ser mejores personas, más solidarias, más identificadas con cada rol femenino, más sensible a las personas con diferentes capacidades, más humildes y solidarias, más altruistas, más humanas y sensibles a las discriminaciones, más coherentes en los pensamientos y en las acciones, en una palabra más mujeres que nunca!
    La violencia, se llame como se llame, solo trae destrucción en los seres humanos.
    ¡Optemos por educar en valores y tendremos una sociedad llena de afectos y amores!
    Llevo toda mi vida en esta lucha, nada ni nadie variará mis ideas ni mis acciones y moriré con la creencia que todo se puede alcanzar si luchas por alcanzarlo.
    Os deseo a todos una feliz semana.
    Sin más me despido con un abrazo y un cordial saludo.

    • Querida Loly:
      Siempre reconforta leer tus comentarios. Porque suelen pasar por la cabeza y por el corazón.
      Siempre tienen que ver con la vida y siempre encierran actitudes positvas y comprometidas.
      Ni un paso atrás, dices.
      Eso sería lo deseable, pero ya ves en los dos casos que planteo, que no es así. También son un paso atrás las declaraciones del juez Serrano sobre la sentencia del Tribunal Supremo en el juicio sobre la Manada.
      Los soluciones no avanzan como las balas.
      Hay que permanecer atentos y esforzados porque nada ni nadie garantiza que lo conseguido es para siempre.
      Besos y gracias.
      MÁS

  3. Hola, Miguel Ángel:

    Hace muy buena noche en mi pequeña ciudad, y está llena de olor a parrilla y a sardinas. Como se han dado este año las fechas, permite un ensayo de los dos grandes acontecimientos de mañana. Uno está garantizado; el otro habrá que pelearlo con quienes luchan por lo mismo.

    Y hablando de luchas, la que nos toca esta semana es de las importantes, de las transcendentes. La principal protagonista e interesada es la mujer, la que lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. Yo creo que esa igualdad “real” (no solo en la ley), beneficiaría, en más de un aspecto, a toda la sociedad. El hombre, por supuesto, ha de estar también po la labor.

    Antes de seguir con el tema, quisiera decirte un par de cosas:

    Mi menor participación (por escrito) nada tiene que ver con el tema semanal, o si algo tiene es de muy poco peso. Y no es que quiera contradecir a Aureliano, pero yo no tengo temas perennosequé. Hombre, como dirían mis compañeros de pupitre, tengo mis movidas, sobre todo cuando salgo a caminar, entre canción y canción, me cuento muchas cosas. O se las cuento a quien tenga en mente. Pero nada serio ni profundo, porque yo no soy ninguna de esas dos cosas. A ver si me aclaro y no hay malentendidos. (Y enlazo con la segunda cuestión que quería decirte).

    Como tú dices, a la hora de participar, libertad ante todo. Pero yo me acuerdo de personas más o menos frecuentes y que ya no aparecen. Jesús , por ejemplo, que decía que le gustaba escribir. O Esteban, Ana Clara, Marisa, Oscar y tantos otros. Josema.

    Para mí es un halago el que te intereses por mi presencia y mi persona, y te lo agradezco. Pero, en el sentido que seguro sabes, me incomoda. Yo soy, y no pretendo ser otra cosa, uno más de la manada. (Palabrita otra vez en la palestra de la actualidad. La pobre, y me refiero a la palabrita, se ha cargado de malos significados y hoy hay que utilizarla con cautela).

    Dicho lo cual, voy a utilizar lo que dicen los que están sobre el terreno del tema que nos ocupa a modo de opinión personal:

    Hay dos consecuencias de recalcar una y otra vez la idea de que “toda violencia es violencia, o que los hombres también sufren violencia”. El primero, “ocultar la violencia contra las mujeres entre otras violencias para que no se conozca bien su dimensión y consecuencias, tal y como sucedía en 2003 antes de la LIVG”. El segundo, “ocultar la construcción del machismo y esa normalización que existe detrás de ella. Hablar de violencia doméstica o familiar, además de mezclar y confundir las distintas violencias, sitúa el problema en el escenario, ese ambiente familiar o doméstico, en lugar de hacerlo en la construcción de género que da lugar a la violencia contra las mujeres”. (Miguel Lorente, forense y exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género)

    “En la violencia doméstica no hay una carga histórica de dominación y creencia de poder sobre la mujer. Esa es la diferencia”. (María Durán Febrer, vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis).

    La violencia de género, según la describe el Instituto de la Mujer, “ha sido y sigue siendo una de las manifestaciones más claras de la desigualdad, subordinación y de las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres”. “Se basa y se ejerce por la diferencia subjetiva entre los sexos. Las mujeres sufren violencia por el mero hecho de ser mujeres”.

    “Falta todavía ir más allá de la conducta personal de un hombre para poner el foco en el sistema de desigualdad que nos considera a las mujeres ciudadanas de segunda”, ( Inés Herreros, fiscal).

    “El feminicidio se ha estabilizado a la baja porque la lucha contra la violencia machista tiene sus efectos. Pero en todo caso utilizar el asesinato como indicador del fenómeno no es correcto. Las muertes en sí mismas tienen mucha importancia, pero no es un buen termómetro del maltrato”, (Antonio Andrés Pueyo, catedrático de Psicología de la Universidad de Barcelona).

    “Los hombres las matan porque ellas les han planteado algún problema, en el sentido de que ven que ya no pueden ejercer el control. Les dicen que no aguantan más o que se van a ir. Hay agresores impulsivos que lo hacen en el momento de la separación, otros esperan meses, pero este es un elemento fundamental”. (Miguel Lorente, forense y exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género).

    He ido a la compra, he hecho la comida (con ayuda del horno), he pasado el aspirador y la fregona. Luego tocó lavado de platos y tender la ropa. (Todo ello es verdad, no es una metáfora). Y aun así, fíjate si es jodido el tema, pienso que aún me queda mucho por andar hasta conseguir que esas actividades las sienta como propias y no como algo que no me corresponde, que son “cosas de mujeres”. Increíble. La fuerza de lo social. Poner el foco en el sistema. La violencia es el iceberg del machismo, pero la desigualdad entre hombres y mujeres empieza desde que nacemos, incluso antes (azul y rosa).

    Un abrazo, y gracias.

    • Querido José Antonio:
      No hay mejor argumento para justificar mi demanda de tu presencia en este foro que la lectura de ESTE COMENTARIO.
      He dicho.
      Un abrazo y GRACIAS.
      MÁS

  4. Buenas tardes. Dentro de todo lo escrito por Miguel Angel Santos Guerra, hay dos que no comparto.
    Una : La Junta de Andalucía quiere cambiar la violencia de género por violencia intrafamiliar. Y NO ES CIERTO. Los hombres, aquellos que hemos nacidos con genitales masculinos, NO TENEMOS POSIBILIDAD DE DENUNCIA, las leyes y los organos judiciales NOS LA IMPIDEN. Y creo ha llegado la hora de que también podemos denunciar nosotros que podemos ser tan victimas como ellas.
    Dos : Es hora ya de que se visibilice a los hombre victimas de violencia “de género” y al igual que pasa con ellas, se publiquen las estadisticas (que existen) de hombres asesinado o victimas y mujeres asesinas o maltratadoras (ejemplo que ahora se oye: viuda negras, que es una asesina en serie)

    • Estimado ¿”Domingo”?:

      No sé si ese es tu nombre.
      Claro que es cierto que la Junta ha cambiado violencia de género por violencia intrafamiliar. Claro que es cierto. POR IMPOSICIÓN DE VOX para dar apoyo a los presupuesto.
      Es una maniobra indecente. Porque oculta el problema fundamental que es la violencia contra las mujeres, Han muerto 1000 mujeres desde 2003, no 1000 hombres. ¿No es un argumento claro y suficiente?
      Y hay muchos otros,
      Lo que no es cierto es que los HOMBRES NO PUEDAN DENUNCIAR LA VIOLENCIA QUE SUFREN. ¿Quién lo impide?
      Los hombres han podido, pueden y deberían seguir pudiendo denunciar la violencia de género cuando son ellos quien la sufren. POR SUPUESTO QUE SÍ. Es que siempre ha sido así.
      No se puede negar que hay hombres víctimas. Pero eso, ¿quién lo niega?
      Lo que es indiscutible es la que la mujer ha sido y sigue siendo víctima en las sociedades androcéntricas. Hasta hace poco no podían votar, no podían estudiar en la Universidad, no podían abrir una cuenta corriente, no podrían comprar, no podían trabajar en lo público, no podían acceder al poder… ¿Cómo se puede negar esto?

      Un saludo y gracias por participar.
      MÁS

      • 1.000 mujeres han sido asesinadas, eso es cierto. Pero no tienes ninguna intención de hablar de los hombres que ellas han asesinados….pregunto ¿Por que? Por que usted vive de esta mentira, al menos eso dá a entender. No es cierto que se haya cambiado la violencia de género por violencia intrafamiliar….DEMUESTRAMELO. con hechos, no palabras. Me dices que no se puede negar que haya hombres victimas, ¿eso es suficiente? NO, Cuando hablas de mujeres victimas, estoy contigo. ¿Quien niega eso? Creo que eres usted quien lo niega. UN EJEMPLO: Nuestro ayuntamiento dice que esta cansado de minutos de silencio por los niños asesinados por sus padres y le pregunto ¿Cuantos minutos de silencio han hecho por cada niños muerto por sus madres? respuesto CERO (SI 0) MINUTOS. Entonces la pregunta: es por los niños.
        Otra: Usted generaliza mucho….su vida en la UMA parece fue apasionante…pero en su casa que sabe hacer, aparte de poner en duda los hombres que como yo, dedicamos muchas horas a las labores de nuestra casa…usted piensa…yo no hago nada en mi casa….soy un hombre…los hombres NO HACEMOS NADA EN CASA….Por esa regla de tres le considero un frascasado,…..no ha dedicado su vida a su hogar, su casa y su familia…solo a la vida publica.

      • Buenas tardes.
        Quien impide a los hombres denunciar cuando son victimas. Las leyes, la fiscalia, la policia. Ejemplo: en Fuengirola un taxista fue objeto de abusos sexuales (tocamiento en los genitales) por parte de una mujer, que tambien se lo hizo a un chico menor de edad….¿Fue puesta en libertad sin cargos? ¿por que? Si fuese al reves, el hombre seria condenado un minimo de dos años de carcel y ella quedó libre y sin cargos. CLARO, a usted no ha sido victima de abusos sexuales no sabe lo que se siente.

      • Buenas tardes
        Eso de hace poco no podían votar, no podían estudiar en la Universidad, no podían abrir una cuenta corriente, no pdrían comprar, no podían trabajar….ese POCO es hace mas de 50 años, muchos mas de 50 años, no es hace poco….en esa fecha los hombres tampoco podían hacer muchas cosas, los hombres eran ESCLAVOS DE SU TRABAJO, no había pensión de jubilación en España. La Ley general de la seguridad social, por la cual se cotizaba para jubilarse empezó el 1 de enero de 1967. En España NO HABIAN DERECHOS PARA NADIE y todos viviemos en la miseria, MENOS USTED QUE TIENE DERECHO, yo no he tenido esos derechos. A MI ME HAN NEGADO MUCHOS DERECHOS, no he tenido ningun privilegio
        Muchas gracias pero no te confundas, NO MEZCLE PASADO CON PRESENTE NI MUCHO MENOS CON FUTURO

        • Estimado Domingo (?):
          Pongo la interrogación porque no sé si ese es su nombre. Ya ve que yo escribo a cara descubierta: con nombre, apellidos, profesión y trayectoria…
          1. “Hace poco” es un término relativo. Debería decir “hace poquísimo” si comparamos el dato de 50 años con siglos de discriminación. Poquísimo.
          2. Antes no había derechos, pero para nadie. Tampoco las mujeres los tenían cuando no existían.
          3.Yo no mezclo pasado, presente y futuro. Los diferencio, pero los tengo en cuenta. Esos derechos que antes no tenían las mujeres y que ahora tienen no se los han regalado hombres como usted. Los han conquistado con mucho dolor y muchas muertes.
          4. Pero sigue habiendo mucha discriminación. Más sutil, pero muy dura y muy injusta. Te remito a mi artículo de este mismo blog Nueve pandillas contra las mujeres. Sobre la actualidad.
          5. Nadie impide denunciar a los hombres cuando son víctimas. Ni las leyes, ni la fiscalía, ni la policía. NADIE LO IMPIDE. Pero, ¿qué dices?
          6. Me hablas de un taxista. Yo te puedo hablar de miles de mujeres que han sido masacradas de forma impune.
          7. Me puedo imaginar el dolor, la rabia y la frustración de las víctimas, sean hombres o mujeres. Aunque no hay recibido abusos.
          8. No vivo en ninguna mentira. Han muerto mil mujeres asesinadas desde 2003. También algunos hombres. ¿Por qué esa diferencia? ¿Es casual? ¿Ha visto algún grupo de mujeres que hayan abusado de un hombre como ha sucedido en el caso de La Manada? Yo le puedo citar muchos casos de hombres que han abusado en grupo de una mujer ¿Es casual esa diferencia? ¿A qué se debe?
          9. Se hacen minutos de silencio por los niños asesinados por adultos (hombres y mujeres). Y nunca hay que cansarse de hacerlo.
          10. ¿No ha leído la prensa? En Andalucía se ha cambiado la expresión violencia de género por violencia intrafamiliar. Por una exigencia de VOX para aprobar los presupuesto. ¿Me lo puede negar?
          Y ese cambio no es inocente. Pregúntele a VOX por qué lo ha exigido. (Lea el comentario de José Antonio en esta misma entrada. Dice algunas cosas interesantes al respecto).
          11. En casa hago mi parte de las tareas porque, como los dos trabajamos, esas tareas domésticas nos corresponden a los dos. Y cuando hago menos estoy practicando la discriminación. A mí también me queda mucho por aprender en este terreno de la igualdad.
          Gracias por participar.
          Saludos.
          MÁS

  5. Buenas tardes a todo el mundo.

    Dentro de nuestro contrato social, con los límites de nuestra norma suprema -la C. Española-, bienvenidos sean VOX, y en igual medida PODEMOS. Para que haya centros han de haber extremos. Podemos, para que corrija el poder exorbitante de los poderosos del capital. Vox, para que el capital cree empleo, principal causa/fin del progreso de los pueblos. Ello, aunque me fastidie. El contrato social ha de ser mi ley ética, para mí lo que no es contrato social no es ético. Lean a Rousseau, si quieren, claro. Gracias.

    Que tengan un buen día.

    • Estimado Don Quintiliano:
      No todos los partidos son iguales, claro está. No creo que todos sean igualmente necesarios. A mí no me gusta un partido como VOX porque es reaccionario, sexista, homófobo, antieuropeista y ultraderechista.
      ¿Está dentro de la Constitución? Al parecer, sí. Pero no me gusta el tipo de sociedad que defiende. Me han sobrecogido las opiniones del juez Serrano sobre la sentencia del Tribunal Supremo y, aunque le haya llamado al orden el Presidente de su partido, eso es lo que piensan.Para echarse a trmblar.
      De acuerdo cin tu preocupacion sobre la etica del pacto social.
      Un abrazo y gracias.
      MÁS

    • Estimado Aureliano:
      Veo siempre que puedo el Intermedio pero se me escapó esa entrevista.
      La localizará y la escucharé dado tu recomendación.
      No puedo abrir el documento que adjuntas.
      Saludos y gracias.
      MÁS

  6. Me ha sorprendido que no haya más debate en una cuestión como ésta. Que no haya habido, por ejemplo, más réplicas a los planteamientos de Domingo.
    Qué manera de pensar más reaccionaria.
    Increíble.
    Saludos

    • Querida Marta:
      Yo también esperaba más presencia y contundencia de comentarios para rechazar este retroceso.
      Besos y gracias.
      MÁS

  7. Creo, Marta, que con alguien que se esconde detrás de un seudónimo (si no me equivoco, el ‘domingo’ lo tenemos como día festivo de la semana) es imposible ni argumentar, ni dialogar ni debatir. Su mente está estructurada de tal forma que la superioridad masculina sobre la mujer le resulta incuestionable. Tanto que, si quitas algunos de los pilares que sustentan la ideología machista que algunos han interiorizado, su personalidad se derrumba, como un viejo edificio sin posibilidad de rehacerse.

    Como detalle, te apuntaría que hace años publiqué, con otros compañeros de la Universidad de Córdoba, un extenso libro titulado “Signos y cultura de la violencia” en el que desmenuzábamos las distintas formas de violencias –culturales, sociales, familiares, interpersonales- que están presentes en la actualidad, y, lógicamente, también aparecía la violencia contra la mujer.

    Lo digo porque, personalmente, veo complicado hacerle entender a alguien como ‘domingo’ lo que son el patriarcado y el machismo. Es como intentar convencer a Matteo Salvini de que los africanos rescatados en las aguas del Mediterráneo son seres humanos; no “carne humana”, tal como él afirma. O a Donald Trump de que, en parte, la pobreza de los países centroamericanos se debe a las explotaciones de las multinacionales estadounidenses, como la United Fruit en Guatemala (país en el que, por cierto, la CIA planificó un golpe de Estado, en 1954, contra el presidente electo Jacobo Arbenz, cuando este planteó una reforma agraria que sacara a la población indígena, mayoritaria en este país, de la discriminación y la pobreza).

    Considero, pues, que para poder llevar un cierto debate adelante son necesarias unas bases de racionalidad y lógica en los argumentos de quienes exponen sus opiniones; porque, lamentablemente, el fanatismo ya ha llegado a nuestro país de manos de unos salvapatrias que quieren ocultar que existe una violencia específica contra las mujeres.

    Y contra el fanatismo, de momento, no se fabrica ningún medicamento que pueda recetarse.

    Un cordial saludo desde Córdoba.

    • Querido Aureliano:
      Aunque tu comentario se dirija a Marta quiero decirte que comparto estas dos preocupaciones que planteas:
      a. La dificultad de dirigirse a un ser anónimo que no sabes quién es, dónde está y qué hace.
      b. La dificultad de modificar a través del razonamiento y del diálogo unas posiciones que han cristalizado a través qué sé yo que experiencias y qué discursos.
      Un abrazo desde Fátima, donde he impartido hoy dos conferencias.
      MÁS

  8. Hola.

    Tal vez sea porque muchos de los lectores piensen como Domingo. Y a su vez tengan empatía por el Sr. Guerra. Para evitar la cofrotación, leen y callan.

    Que tengan un buen día.

    • Estimado Don Quintiliano:
      Espero que no sea cierta la suposición. Por dos motivos:
      Primero: creo que no hay muchas personas que piensan como Domingo (si es que así se llama el autor). Creo que es un tipo de planteamientos de carácter minoritario. (Otra suposición, claro). Tiene alguna base: los votantes y simpatizantes de VOX no son numerosos).
      Segundo: no me gustaría que alguien deje de opinar en contra de mis tesis para no molestarme. Porque no me importa la confrontación de ideas.
      Cordiales saludos.
      MÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.