El whatsapp de las mamás

1 Oct

Cómo no valorar las ventajas que nos ofrecen las tecnologías, cómo no aprovecharlas, cómo no sacarles el mayor y mejor partido. Sería estúpido que los riesgos que acarrea el mal uso, nos alejase de la adecuada utilización. Sería como tirar todos los cuchillos a la basura porque nos podemos cortar con ellos.

Sin embargo, no podemos dejarnos arrastrar como papanatas por experiencias novedosas sin discernir lo que tienen de bueno y de malo. Una gallina que con su pico se conectase a internet seguiría siendo una gallina. No se haría más inteligente ni más sociable por el hecho de estar conectada.

Sin embargo, no podemos dejarnos arrastrar como papanatas  por experiencias novedosas sin discernir lo que tienen de bueno y de malo. Una gallina que con su pico se conectase a internet seguiría siendo una gallina. No se haría más inteligente ni más sociable por el hecho de estar conectada.

Está claro que los grupos de whatsapp ofrecen la ventaja de estar conectados de forma rápida y simultánea a un colectivo de personas a quienes podemos ofrecer y de quienes podemos recibir información y entretenimiento. Pero encierra peligros. Comentaré algunos  que vengo observando desde hace tiempo en los grupos de whatsapp que forman las madres de los niños  y niñas  de una clase en los colegios  (o institutos) públicos y privados. La estupidez no tiene barreras.

Lo primero que quiero hacer notar es que esos grupos suelen ser exclusivamente de madres. No sé si porque disponen de más tiempo, porque tienen más apertura a la comunicación o porque están más cercanas a todo lo relacionado con la educación de los hijos e hijas. O por todos estos motivos y algún otro que desconozco.

No pasaré de puntillas sobre esta cuestión porque considero que es importante. El que sean las madres las únicas ocupadas y preocupadas por la relación con el Colegio dice mucho y bueno a favor de las madres y mucho y malo respecto al papel de la educación. Porque parecería deducirse de este hecho que si el asunto fuese verdaderamente importante serían los padres quienes estarían pendientes.

No quiero decir con esto que debería haber grupos de whatsapp formados por padres. Digo que los grupos podrían ser mixtos y digo que los padres no deberían estar al margen de los asuntos del Colegio. Si se feminiza un fenómeno, se devalúa. Y viceversa. No porque la mujer valga menos sino porque seguimos habitando una sociedad androcéntrica, sexista y patriarcal.

Creo que hay personas que utilizan el whatsapp con una dependencia enfermiza. Tienen siempre el móvil a mano  y miran la pantalla con obsesiva frecuencia. Los mensajes  pueden ser tan persistentes que no permiten hacer otra cosa. Esa actitud genera una servidumbre nociva.

Hay una dependencia desmedida del grupo de whatsapp de clase en otro sentido. Me refiero ahora  no a la frecuencia sino al poder. Sin que el grupo de su visto bueno, algunas mamás se sienten inseguras. Una noticia es veraz cuando circula por el wathsapp de forma generalizada.  Es más importante lo que dicen los integrantes del grupo que lo que dice el profesor.

– Así me quedo más tranquila, es la exclamación que genera estar al tanto a través del whatsapp.

No hay horario para el envío de mensajes. Puede sonar el aviso a las 2 de la mañana para preguntar si alguien sabe si los niños tienen que llevar una visera o un sombrero a la excursión de mañana. Y solo cuando la respuesta es visera, se produce la tranquilidad de estar en lo cierto. Es más importante lo que transmite el mensaje que lo que el niño prefiere.  Puede llegar un mensaje a las 6.30 de la mañana para preguntar si ese día hay clase.

En relación a los profesores y profesoras hay también algunos problemas. Una madre le pide a la tutora que se incorpore al grupo. Lo docente piensa que es lo único que le faltaba: acabar a una hora su trabajo y seguir conectada durante horas incluso de la noche. Otra madre le insta a la tutora de su hijos a que mande  información para dinamizar el grupo, ya que está poco activo.

Siempre hay una gurú que presume de estar al tanto de todo. Procura enterarse la primera de todas las novedades, presume de estar al tanto de las novedades y tiene canales rápidos y fa reconocida del grupo. Se siente con la responsabilidad de ras.era de todas las novedades, presume de estar al tanto de todo y áciles con las fuentes. Es una guía reconocida del grupo. Se siente con la responsabilidad de tener respuesta para todo. Si hay alguna duda ella se encarga de hacer la consulta y de difundir la respuesta. Así va ganando autoridad informativa.

– La que tiene que saber eso es fulanita, se dicen unas a otras.

También existen las que nunca se enteran de nada. El grupo es quien en este caso actúa como secretaria particular de esas mamás despistadas. Por no saber no saben ni cuando empieza el curso ni cuando termina ni cuando dan las notas, ni qué horas tienen de tutoría, ni qué día tienen ir disfrazados. Una buena amiga llevó a su hijo disfrazado de troglodita y lo tuvo al pobre todo el día en esa situación mientras el resto vestía su habitual uniforme…

– Hay que avisar a fulanita, que nunca se entera de nada, dicen las mamás.

Otro problema que se está generando es que las madres se están convirtiendo en las secretarias de los hijos. Ellas son las que piden una foto de la tarea que hay que hacer o de las páginas que hay que leer o del trabajo que hay que entregar.

– Mamá, llama a la mamá de fulanito para que te mande los ejercicios de mates.

El niño se despreocupa porque su madre le pondrá al tanto si olvida en el Colegio la libreta de las tareas. De esta manera no se responsabiliza de sus obligaciones. Su madre le sacará las castañas del fuego.

Cito en ocasiones a Holderlin cuando dice que los educadores forman a sus educandos como los océanos forman a los continentes: retirándose. Para que el continente aparezca las aguas tienen que retroceder. Lo que nos dicen los hijos a los padres y  a las madres es: Ayúdame a hacerlo solo.

Hay mamás obsesivas con algunas cuestiones: los piojos, la comida que se sirve en el comedor, la seguridad en el patio, la salud de su hijo. Los mensajes se multiplican de manera exponencial cuando aparece una información inquietante. Si el niño de una de esas mamás tiene fiebre, lanza en el whatsapp mensajes reiterados para ver si es su hijo solo el que está enfermo  o si se trata de una epidemia.  Se quedará más tranquila si no le ha pasado a su niño solo.

Otro asunto que acapara centenares de mensajes es la organización de los cumpleaños, sobre todo cuando se generaliza la costumbre de invitar a todos los niños y niñas de la clase. Invitaciones, regalos, citaciones… Un cumpleaños se convierte en una montaña de interacciones casi tan estresante  como las de una boda.

Sé que no todos los grupos son iguales y que no todas las personas dentro del grupo  actúan y reaccionan de la misma manera. Estoy  hablando de problemas genéricos que se extienden de forma imperceptible. Hay otras peculiaridades en los grupos de whatsapp dependiendo de la edad de los hijos y de las hijas. No sucede lo mismo en un grupo de infantil que otro de Secundaria.  Y ni nos imaginamos un grupo de madres de alumnos y alumnas universitarios.

Los rumores se generan a través de los whatsapp y corren como la pólvora. Si el tutor o un profesor cualquiera ha cometido un fallo, la velocidad y la intensidad de la comunicación es extraordinaria creando un clima adverso que es difícil desmontar. Algún profesor  ha  salido hecho puré de la trituradora del whatsapp.  Ojo: existen algunos peligros. Hay que evitarlos.

36 thoughts on “El whatsapp de las mamás

  1. ¡Querido Maestro!
    Interesante y aleccionador artículo de como usar las nuevas tecnologías, en este caso el móvil,con inteligencia.
    Como en todas las cosas de la vida el buen uso nos da unas garantías de mejor vida, de cercanía con las personas que queremos y están lejos,de solucionarnos algunos problemas,de ahorrarnos algún dinerillo en llamadas.
    El mal uso trae consecuencias aterradoras de apego negativo y de crear situaciones demasiados conflictivas y peligrosas,como ir conectados y hablando por las calles con el riesgo de atropello.
    Siempre lo moderno nos trae momentos afables si lo utilización es la correcta.
    Muy buena la explicación que da de los grupos de wathsapp y el despego de los padres a estar incluido en los mismos.
    No se si mi forma de escribir es la correcta pero le aseguro que me afano en seguir sus instrucciones para escribir lo mejor posible.
    ¡Da unas clases magistrales!
    Sin más me despido con un cordial y afectuoso saludo para todos.

    • Querida Loly:
      Te escribo desde ARGENTINA: Estaré por estas tierras hasta el día 9.
      Tú has sido la más madrugadora esta semana. Ya veo que a las 9:17 ya estabas haciendo tu comentario.
      Pues claro que escribes bien. Todo está muy claro y bien dicho.
      Gracias por asomarte a esta ventana cada semana con un criterio tan ecuánime y tan enriquecedor. estoy contigo: el uso es bueno, pero hay formas de utilización negativas. Lo que dices es cierto: la dependencia del móvil es tan grande que a veces se corre el riesgo de ser atropellado en la calle por un coche o de chocar con los peatones.
      Besos.
      MAS

  2. Querido Miguel Ángel:

    Traes esta semana a colación la nueva tecnología que se ha extendido como la pólvora y que todo, o casi todo, el mundo utiliza.

    Yo me encuentro en ese pequeño porcentaje que no la utiliza y ni la voy a utilizar, sencillamente porque no la necesito. Soy de los que valoran mucho la privacidad y la lectura de libros, algo que paso a paso se pierde.

    Con respecto a las nuevas tecnologías, tengo por lema el usar aquello que verdaderamente necesite, pues absorben mucho tiempo las múltiples y variadas que “nos venden para hacernos la vida más fácil”. Creo que ese tiempo puede ser empleado en otras cosas mucho más útiles (esto corresponde a cada cuál saber su empleo dentro de su tiempo vital).

    En el artículo te centras en el uso que hacen las madres del ‘whatsapp’, tema que es importante conocerlo por parte los docentes de los diferentes niveles escolares. Pero la cuestión se amplía con el alumnado que llega a las aulas universitarias: algunos tienen una verdadera adicción de la que no logran desprenderse. Esto, en parte, me desespera, pues por mucho que les digo que guarden los móviles mientras desarrollamos la clase, algunos son incapaces y los veo cómo atienden a los mensajes de compañeros o compañeras que se encuentran en otras aulas y que, al parecer, no les resulta nada interesante lo que allí se explica o porque también ya tienen la adicción integrada en las neuronas cerebrales.

    El año pasado escribí un artículo, en clave de humor, en los diarios digitales titulado “Maldito Whatsapp”.

    Adjunto el enlace por si alguien tiene deseo de continuar la lectura acerca de este tema.

    http://www.montilladigital.com/2015/03/aureliano-sainz-maldito-whatsapp.html

    • Querido Aureliano:
      Estoy de acuerdo. No solo son estos grupos de madres el problema.Hay verdaderas adicciones, especialmente entre los jóvenes.
      A mí también me preocupa esa descortesía manifiesta que supone estar leyendo o escribiendo mensajes duran clase,Ya nos desinterés por el tema, es la falta de consideración con quienes para el profesor y los compañeros.
      Me ha gustado tu artículo sobre el whatsapp. Gracias por compartirlo.
      Un gran abrazo desde Rosario.
      MAS

  3. Estimado Miguel Ángel.

    Efectivamente, la utilización de whatsapp en los centros escolares por parte de grupos de madres en los diferentes cursos no siempre tiene el uso responsable o adecuado que debiera.

    En mi centro de primaria donde trabajo, siempre incluimos este punto a tratar en la reunión de inicio de curso con las madres y padres. Como bien dices Miguel Ángel en tu artículo, hemos sido “triturados/as” varias veces por algunos grupos de madres de alumnos/as porque todos/as somos
    humanos y cometemos errores en nuestro trabajo. Algunos son necesarios para cambiar y mejorar la práctica educativa (evaluación). Sin embargo muchos de estos errores se propagan como si nadie más se equivocara en su trabajo, en un día a día como casi 400 alumn@s en tu centro y 26 alumnos/as por clase que demandan una atención individual constante. A veces los Maestros nos vemos sometidos a una presión y a un bajo reconocimiento o poca valoración por parte de las madres que pasa factura con el tiempo. Así hay compañeros/as que no se quieren involucrar en ninguna actividad complementaria o extra escolar con los alumnos/as porque, como dicen ellos, si al final tampoco nadie lo va a agradecer o valorar.

    Por otro lado suele existir la figura de la “madre agenda” en cada grupo que informa por whatsapp a las demás madres sobre las tareas a realizar de los alumnos/as o incluso cuando son las pruebas de evaluación. Siempre por delante de los alumnos/as lo que provoca falta de autonomía y responsabilidad de ellos e incluso toman decisiones al margen del tutor.

    La última anécdota me ocurrió en mi clase hace un par de semanas. Mis alumnos de tercero copiaban un listado de materiales necesarios para el curso cuando una alumna levantó la mano y me preguntó. – Profe: ¿vas a poner esta lista en el grupo de whatsapp?

    Esta herramienta es útil pero no todas las madres saben darle un uso educativo y responsable.

    Un fuerte abrazo Miguel Ángel.
    Saludos desde tierras de bandoleros.

    • Querido Juan Francisco:
      Ya ves que no me he sacado el artículo de la manga sino de la vida real. Tú lo estás viviendo en la propia carne. Esos peligros que yo denuncio no deben anular las posibilidades educativas de los medios y, en concreto, del whatsapp. LO que pasa es que las buenas y las malas actitudes se plasman en todas las facetas de la colaboración con la escuela. Lo que tú confirmas de que hay profesores que se han sentido “triturados/as” por los grupos es muy inquietante.
      Me parece muy precisa esa expresión de la madre-agenda. Cerque es clara y precisa.
      Gracias por aportar tu experiencia.
      Un gran abrazo.
      MAS

  4. Lo primero que diré es que me encanta el watsApps, internet y todas las nuevas tecnologías.
    Al mismo tiempo diré qu odio el watsApps. Me explico: mi hijo con sus 30 años vive conmigo. Cuando venia del trabajo le calentaba la comida, pero siempre la comía fría. Ahora ya no se la caliento, ¿para qué?
    La razón es que al llegar, lo primero es el watsApps. Yo creo que ni se entera de lo que come.
    No sé lo que pasa ahora en las aulas. He leído el artículo de Aureliano y me lo imagino.
    Las nuevas tecnologías, como las mayorías de las cosas, tienen su lado bueno y malo. Todo depende de nuestra elección y ahí entra de lleno la educación. Siempre la educación.
    En fin, terminó como empecé: me encantan las nuevas tacnologias por lo que me ofrecen, por el servicio que me hacen.
    Saludos a todos.

    • Querido Joaquín:
      Te escribo desde muy lejos. Estoy en Rosario y estarse salgo para Pergamino. Una pequeña gira para impartir algunas conferencias. Es admirable ver a estos docentes tan mal pagados (300 dólares al mes) hacer frente con su dinero a estas experiencias de formación… Viajan muchos kilómetros, compran algún libro y se pagan el curso… NO todo son las condiciones. Lo importante son las actitudes.
      Ya ves que coincidimos en la visión sobre las tecnologías.Hay que sacarles partidores hay que evitar los peligros.
      Un gran abrazo después de tu cumpleaños.
      Y gracias por el comentario y la previa lectura.
      MAS

  5. Pingback: El whatsapp de las mamás  | TIC &am...

  6. Así es. Así es. Todas esas cosas pasan. Hay quien usa el whatsapp sin criterio. Es la máxima autoridad de la comunidad educativa. Más que el mismo profesor.
    Me contaban ayer de un grupo en el que hay un padre (UNO SOLO) y se encuentra con mensajes relacionados con la depilación femenina y asuntos similares, Si es un whatsapp de clase, ¿qué hacen esas cuestiones circulando como parte de la didáctica?
    Hay que usarlos medios, pero con lógica y ética.
    Buen domingo.

  7. Interesante post que nos muestra las virtudes y los defectos que tiene el uso de las tecnologías.
    Como todo, se puede poner al servicio de la inteligencia o de la estupidez, de la colaboración o de lao obstaculización.
    Me ha llamado la atención lo que dice Juan Francisco de la trituradora por la que han pasado algunos profesores. Qué pena. Quien más tenían que ayudar, que son las familias, se convierten en los principales enemigos.
    Buena semana.

  8. Estimado Miguel Ángel: En su interesante artículo, afirma que “seguimos habitando una sociedad androcéntrica, sexista y patriarcal”. ¿Quisiera saber si esto vale para España y ciertos países de Europa o también para países tan distintos como Argentina y Estados Unidos? Muchas gracias por su atención. Reciba un fuerte abrazo.

    • Querido Jorge Aníbal:
      No. No vale solo para España y países europeos. Vale para todos los países del mundo. El patriarcado está todavía muy presente en todos los países del mundo. Estoy en Argentina y este hermoso país encuentro muchos efectos del machismo. Por supuesto, en Estados Unidos. Habrás visto muchas declaraciones del candidato a la presidencia Donal Trump. No es que solo que él sea machista es que apoyan su candidatura muchos miles de estadounidenses.
      Las fuerzas que alimentan el sexismo siguen vivas en todos los países: las religiones son androcéntricas, el lenguaje, las costumbres, la educación, las políticas… Se ha avanzado mucho, pero todavía queda muchísimo camino que recorrer.
      Es mi opinión, claro.
      Gracias por tu lectura y tus preguntas.
      MAS

  9. Creo que los profesores no se sienten muy ayudados por los grupos de whatsapp. Esa sería su finalidad fundamental. Pero creo que no la están cumpliendo.
    Todo lo que oigo decir de esos grupos es negativo o está en camino de serlo.
    Habría que buscar las vertientes positivas, potenciarlas y desarrollarlas con el uso. Y no al revés.
    Me ha gustado lo de la madre agenda. Es que es muy cierto.
    Saludos y gracias.

  10. Hola Miguel. . Estuve en el congreso de Rosario de este sábado y la verdad que cuenta verdad en sus palabras. .. lastima que nuestros políticos no la vean…. Amo lo que hago .. cada día pienso y trato de dejarles a mis.peques alguna palabra que les resuene en su pensamiento. Y en su corazón. . Pensar que hay que mirar al costado que hay un otro .. que nos necesita. … pero nada fácil. … Lo que más me preocupa es que la palabra del docente va perdiendo un poco el valor y la verdad me asusta. .. Un gran cariño desde Las Rosas Santa Fe Argentina.
    Seño Naty.

    • Querida Natalia:
      Gracias a ti por estar en el Metropolitano (¡un sábado por la tarde y pagando con una parte del escaso sueldo). Gracias por tus hermosas palabras. Y gracias por ser como eres. Tus palabras descubren un corazón de educadora.
      Besos.
      MAS

  11. Buenos días, estimados seguidores de mi inigualable sabiduría,

    1.- Detecto sin dificultad que estabas de buen humor, Sr. Guerra, cuando redactaste este escrito. Enhorabuena. Hoy te voy a hacer la pelota, pero poco. Tiene cierto toquecillo de humor fino.

    2.- Hoy no voy a hablar con el rigor que se suele hablar en el blog. Mejor me expreso con la severidad y pulcritud que se suele hablar en el uso del whatsapp. Soy profano de las tecnologías. A mí si me sacan de que el mejor palo de la azada es el de acebuche cortado en el primer cuarto menguante de Octubre, en lo demás, casi me pierdo.

    3.- Pero al hilo de como termina el Sr. Guerra su artículo, y siempre llevando la contraria o complementaria, como es costumbre habitual en mí, la verdadera trituradora empieza cuando el profesor triturado es amablemente asesorado por el pelota de turno, que los hay, y le da a leer todo lo que se ha dicho del repetido profesor. Éste confronta sus teléfonos de contacto de los alumnos con los mensajitos de whatsapp, y empieza a hacer cábalas de no muy tardía aplicación en clase y sobretodo al corregir las eméritas pruebas escritas que hicieron los mismos granujas que le pusieron de vuelta y media.

    4.- Hace años, cuando me dedicaba más a solventar los problemas de las gentes, yo, que soy un renombrado estadístico, como por divertimento, me dedicaba a averiguar cómo había sido inicial fuente de información de la ruptura de los matrimonios entre tres –de los cuáles uno de ellos creía, por su carácter algo tonto, que era entre dos-. Siempre se llevaba la palma el whatsapp. O sea, es una herramienta utilísima en la detección y diagnóstico de los consabidos cuernos.

    5.- Como ya dije y con sus límites, yo soy un asiduo de las últimas tecnologías, así que hablaré de las servidumbres. Primero se crearon las servidumbres de paso, luego cuando el hombre empezó a hacer casas se crearon las servidumbres de luces y vistas, luego vinieron las de conducción de aguas y electricidad, y ahora por fin y creo que ajenas a la voluntad del creador llegaron las servidumbres de whatsapp. Vamos que si no contestas al susodicho emisor en poco tiempo, en la medida que la demora aumenta, y proporción directamente proporcional va aumentando el listado de tus difuntos en el pensamiento de repetido emisor del mensajito. Una semana sin contestar y es casi motivo de ruptura sentimental o de amistad.

    Tengan buen día.

    • Estimado Quintiliano:
      Me gusta tu estilo claro y directo. Sin ambages.
      Y me gusta también la capacidad de estructuración del pensamiento. Punto 1, punto, 2…
      En cuanto al contenido, no entiendo que me hagas la pelota sino que ds tu sincera opinión, unas veces positiva y otras negativa. Lo que me importa es que esté siempre bien argumentada. Así todos (y todas) podremos aprender.
      Los profesores deberíamos tener más capacidad de autocrítica y de aceptación de la crítica. Es saludable para poder mejorar.
      Y, como siempre, tengo que darte las gracias porque, entre riego y riego, encuentras un tiempo para leer y escribir.
      Un cordial saludo.
      MAS
      PD: Muy ilustrativo tu criterio sobre el mejor palo de la azada.

  12. Hola.. Soy Laura, estudio Cs. de la Educción, y me encantan sus escritos.. tengo casi todos sus libros, soy una admiradora desde el primer día que una profe de la FFyL DE la UNCuyo nos dio para leer algunos de sus artículos… de ahí seguí escuchando videos en youtube y luego con la compra de sus libros. }Pero recién veo que estará en un congreso en San Juan.. no pasará por la provincia de Mendoza..??sría un gusto poder ir a escucharlo… aunque si pudiera iría sin dudar a San Juan..
    Gracias.. y saludos..

    • Querida Laura:
      Muchas gracias por tus generosas y hermosas palabras.
      Voy a estar en Junín y en Luján de Cuyo. ¿Cómo te van esos lugares?
      Sería un placer poder saludarte y agradecerte en persona tu amabilidad.
      Besos.
      MAS

  13. Pingback: El whatsapp de las mamás  | master ...

  14. Es curioso que hay muchos grupos de whatsapp de las mamás. Se ha generalizado de tal mera la costumbre que yo creo que no hay clase que no lo tenga.
    Y, como se dice en el artículo, siempre son las mamás. A veces se cuela un papá que suele objeto de algunas chanzas o tiene que soportar las cuestiones relacionadas con la depilación, la peluquería o la moda.
    Creo que hay que poner los medios al servicio de buenos fines y no convertir en un fin el whatsapp.
    Como en todas las cosas, lo malo es el mal uso, o el abuso.
    Un saludo y muchas gracias a todos los participante y, en especial, al autor.

  15. Yo utilizaría el whatssapp solo si viese que es para ayudar a los procesos educativos de los niños y de las niñas.
    No tiene sentido poner en marcha un grupo que sirva para complicar la vida de todos.
    Depende, pues, de como lo usemos. Como se dice del cuchillo: puede ser muy útil para cortar, para comer, para liberarse de una atadura o puede cortar, herir y matar.
    Saludos.

  16. Estoy a favor de las tecnologías pero, como es lógico, estoy contra el mal uso de las mismas.+Aquí se han denunciado algunos de los problemas que tiene el whatsapp en los grupos de mamás.
    Yo espero que sea la fiebre de la novedad y que, cuando pase, la gente sea más sensata.
    Saludos cordiales.

  17. Pingback: El whatsapp de las mamás | El Adarve | B...

  18. Hola, Adarve.

    Siento el retraso, pero ando un poco liado, adaptándome, y también fastidiadillo de la espalda.

    Al tajo de la comunicación, porque de esto va el tema, ¿no?

    Dice Miguel Ángel, que una gallina es siempre una gallina, conduzca, juasapee, escriba cartas, o ponga un huevo. Utilices el medio que utilices, te vas a mostrar como lo que eres. Es cosa de cada uno analizar y decidir qué te aporta de bueno cada invento que traemos a nuestras vidas, y usarlo para los fines que a ti te aporta.

    Las nuevas tecnologías han venido para quedarse. La estupidez y mala educación, los malos usos hace tiempo que fueron inventados. Cuanto más se tarde en incorporarlos, como medios de trabajo y como objeto de análisis, conocimiento y estudio, a la escuela, más aumenta la distancia entre lo que ahí se hace y la realidad.

    Y, de esto, ya no tengo nada más que decir (decía el de la película). Pero hay un tema que me lleva rondando la cabeza en estas semanas, y que MÁ abre un poco la puerta. Yo voy a entrar con unas pinceladas nada más. Como siempre, estoy tratando de aclararme, de entenderme.

    El tema, o los temas son el machismo, el feminismo, la feminización de la educación, sobre todo en las primeras fases, las consideradas menos importantes, las marías en el periplo del estudiante hacia la cumbre. Me imagino que el varón pensará que cualquier estropicio aún tendría solución con su mano sabia.

    He mal buscado algunas opiniones de gente que sabe de lo que habla y las he colocado, quizás, sin demasiado orden argumental. Lo que quería es traerlas a colación, para contextualizar mis ideas.

    Feminismo: ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres. Esto dice el diccionario. Si es así, yo soy feminista.

    Pero yo fui educado en la sociedad en la que me tocó vivir. Y es claramente machista. Y la sociedad es muy fuerte. No sé en qué grado, pero creo que no haría falta rascar muy profundo en mí para darme cuenta de lo bien que hace su trabajo. Si se quiere combatir el machismo, en ellos y en ellas, debemos ir siempre con la guardia levantada, las orejas tiesas, porque, al primer descuido, salta la educación que hemos recibido directa o indirectamente, de forma explícita o muy sibilina.

    “El que sean las madres las únicas ocupadas y preocupadas por la relación con el Colegio dice mucho y bueno a favor de las madres y mucho y malo respecto al papel de la educación. Porque parecería deducirse de este hecho que si el asunto fuese verdaderamente importante serían los padres quienes estarían pendientes.” (MÁ, 1-10-2016).
    “… los padres no deberían estar al margen de los asuntos del Colegio. Si se feminiza un fenómeno, se devalúa. Y viceversa. No porque la mujer valga menos sino porque seguimos habitando una sociedad androcéntrica, sexista y patriarcal.” (MÁ, 1-10-2016).

    “Es preciso terminar con esa actitud fatalista, resignada, pesimista, que se apoya en la idea de que las cosas son así, de que no pueden ser de otro modo.” (Miguel Ángel)

    “Estamos ya acostumbrados (qué horrible efecto de la rutina, adormecer la sensibilidad ante la tragedia) a leer en la prensa noticias de esta naturaleza: mujer estrangulada, mujer acuchillada, mujer golpeada, mujer arrojada por la ventana, mujer ahogada, mujer asesinada, mujer violada, mujer rociada con gasolina… Cientos de casos, miles de casos. Este es un fenómeno secular, terrible. Y es el fruto del machismo, de la sociedad patriarcal, de la cultura que considera a la mujer un simple objeto.” (Miguel Ángel).

    “Y, lo que es peor, si ella misma piensa que ese es su papel, que las cosas han sido y deben ser así, que la naturaleza la ha hecho inferior, la solución es imposible. No hay mayor opresión que aquella en la que el oprimido mete en su cabeza los esquemas del opresor.” (MÁ).

    “No hay etapa más decisiva, a mi juicio, en el sistema educativo, que la infantil. Los aprendizajes que en ella se realizan tienen una repercusión decisiva sobre la vida de las personas. Se trata de una etapa de una gran plasticidad en la que las influencias abarcan las dimensiones más variadas, ricas y profundas del ser humano.” (MÁ).

    Los profesionales que se dedican a esta delicada tarea (mujeres en su mayoría) suelen ser personas con una preparación, una dedicación y una creatividad extraordinarias.” (MÁ, 6-12-2008).

    “Para hacer el tipo de intervención que en ella se narra hace falta capacidad de observación (suelo decir que los maestros somos los profesionales de la observación), sensibilidad, ingenio y ternura a grandes dosis.” (MÁ, 6/–12-2008).

    “Ven a vernos cuando quieras, guapo, acaba la maestra.” (MÁ, 6-12-2008).

    “El equilibrio numérico como valor democrático inspira a quienes abogan por promover la presencia de varones en los niveles de Infantil y Primaria. Se olvida que el discurso de la desigualdad busca corregir la discriminación histórica sufrida por las mujeres, marcada por la dominación que han ejercida y ejercen los varones sobre ellas.” (Pilar Ballarín. Cuadernos de Pedagogía nº 469).

    Curso 2011-2012, en centros públicos. Educación Infantil. 97,5% de maestras. Educación Primaria.80,2% de maestras.

    En las oposiciones de este pasado verano en Galicia, en mi tribunal de Educación Infantil, 138 maestras, 3 maestros. Un 97,9% de maestras. Yo me pregunto, ¿por qué los hombres no quieren ser maestros de Infantil? Me imagino que por lo mismo que ellas no quieren ser mecánicas en un taller.
    No es lo mismo un zorrito para él, que una zorrita para ella. No es lo mismo que la maestra le diga guapo a un alumno, que se lo diga su maestro.

    Rol masculino y femenino. Características que debe tener un hombre y una mujer. Colores y oficios que les son propios. No es innato, es aprendido de la sociedad en la que vive. Si seguimos así, nunca vamos a dejar de pensar que las mujeres son más sensibles y tiernas, que la educación es cosa de mujeres, que lo que necesitan (cuanto más pequeños, más) es el calor y la comprensión de una madre. ¡Y eso que, hoy día, los roles, las características que decimos han de tener hombres y mujeres, se han aproximado! Parece que ya podemos llorar, dar besos, …

    “La presencia desigual en los niveles jerárquicos marca un sistema de control masculino y ejecución femenina.” (Pilar Ballarín).

    Para mí, no es cuestión de rivalidad. Es cuestión de combatir el machismo, de predicar con el ejemplo, de prestigiar y naturalizar una labor, la de educar desde los primeros días de vida, hombres y mujeres a la par, ambos responsables y capaces de lo mismo. Maestro, maestra, medica/o, arquitecto/a, enfermero/a, peluquera/o, abogada/o, amo/a de casa, decana/o, investigadora/or, …

    ¿Qué pensaríamos nosotros o nosotras, si una mujer se hace cargo de nuestro coche en un taller?

    Hasta otra.

    • Querido José Antonio:
      Acabo de llegar al Hotel y he rescatado tu comentario.
      Tema peliagudo el que has elegido.
      Tengo dos libros sobre esa importantísima cuestión:
      – Coeducar en la escuela. Por una enseñanza no sexista y liberadora.
      – El harén pedagógico. Perspectiva de género en la organización escolar.
      Dirigí una tesis sobre cómo aprenden el género las niñas y los niños en la Educación Infantil. El informe dio lugar a otro libro, cuya autora es la doctoranda(ya fallecida) Gloria Arenas:
      -Triunfantes perdedoras.
      Me remito a un artículo del blog titulado La falla sociológica.
      Creo que este es un tema crucial que discrimina a lamida de la humanidad.
      Urge el avance, aunque ya se han conseguido cosas. Mientras se avanza sigue habiendo víctimas.
      Es muy tarde.
      Un abrazo.
      MAS

  19. Hola, Miguel Ángel.

    Te deseo buena estancia en Argentina.
    Si eso, pasa a regarles las plantas a mis familiares, pues están por aquí unos días.

    Mi comentario también debe andar por la Pampa. Si lo encuentras…

    Un abrazo, maestro.

  20. Buenos días,

    Interesantes aportaciones, Sr. Lema, pero parcialmente incompletas, como siempre que se habla de feminismo.

    Y yo me pregunto, por qué ese silencio absoluto respecto de ellos, por qué los periodistos y periodistas no hablan, por qué los jóvenes y jóvenas no hablan, por qué los miembros y miembras no hablan de ellos también, de los que son victimos también. Por qué tanto silencio respecto de ellos. Acaso no somos todas y todos personos y personas. No estará copado, o quizá capado, o mediatizado el feminismo.

    http://www.elconfidencial.com/sociedad/2010-04-24/nadie-habla-de-los-30-hombres-que-murieron-a-manos-de-sus-mujeres-el-ano-pasado_395936/

    Tengan un buen día.

  21. Hola Quintiliano.

    Tengo unos minutos. Quiero emplearlos en, de alguna manera, pedirte disculpas.

    El asunto viene de unos meses atrás. Hablas de una forma irónica y socarrona. A veces, ello provoca que, digas lo que digas, se te vea como al enemigo, no se te interprete bien, se piense que estás siempre con ganas de cachondearte.

    Venía yo de hacer algo parecido a citas, de mencionar a distintos autores. Vas tú, y sueltas un Mihály Csikszentmihályi. Compréndelo. Con ese apellido que tiene más consonantes que vocales, que las consonantes parecen esparcidas al tum tum. Dada mi ignorancia supina, creí que te estabas pasando un buen rato a mi costa.

    A partir de aquí, me hizo pensar sobre el hecho (posteriormente también comentado por Aureliano) de que, dependiendo de quién sea quien dice una cosa, lo interpretamos, lo recibimos, lo valoramos de una forma u otra. Diciendo lo mismo.

    En ciertos momentos, contando con el contexto, contando con la información que hay detrás, vamos bien encaminados en la interpretación. Cuando algo no nos encaja, nos chirría, nos hace pararnos a analizar bien la información que nos llega, sea en un sentido positivo de credulidad o de incredulidad. Es decir, confiar o desconfiar de que hay gato encerrado.

    Lo que ocurre, es que alguna que otra vez, nos equivocamos, interpretamos mal los datos por ver única y exclusivamente de quién vienen.
    Me voy a por el hijo. Tengo que volver sobre el machismo-feminismo. Soy un amo de casa.

    Un brazo a todos y todas.

  22. No te preocupes Sr. Lema. Por mí con el cilicio bien apretadito durante una semana, o en su defecto un garbanzo en cada zapato dirante el mismo tiempo; y ademàs una docena de avemarias por mi eterna alma, y pelillos a la mar….

    Un abrazo apretao.

  23. Amigo José Antonio: para que no te sientas solo en esa tarea que denominas como “amo de casa”, te envío el enlace del artículo que escribí hace algún tiempo, pues, como dice Bob Dylan, “the times they are changin” (creo que no es necesario traducirlo). Esto lo he comprobado en recientes investigaciones en las que los escolares me entregan dibujos con padres y madres compartiendo las tareas de la casa; es decir, que las actuales familias caminan en sentido contrario a lo que nos advierten esos obispos cavernícolas cuando hablan sobre la “ideología de género”, puesto que la palabra feminismo les provoca alteraciones nerviosas (sobre esto escribiré algún artículo, para continuar mi batalla contra el pensamiento reaccionario).

    http://www.montilladigital.com/2012/11/amo-de-casa.html

    Que tengas un buen fin de semana próximo.

  24. Buenos días deseo de corazon que vos y tu familia estén bien. Te cuento que tuve la bendición de poder estar en Rosario participando del Congreso y al escucharte se vieron renovadas mis energías y mis ganas, las que muchas veces estan opacadas por la nueva tecnología donde todos hablan de “la seño” sin pensar que es una persona con sentimientos. Muchas veces me voy triste de la escuela y todo el amor y la entrega que tengo para con mis niños de cuarto grado queda en un segundo plano. Dificil tarea la nuestra! gracias por compartir tu grandeza. un cariño Marisa

  25. HOLA Buenos días Miguel Ángel,estuve en su capacitación del 5 de octubre y me vine maravillada con su charla sobre evaluación. Necesito si se puede, que me envié por mi correo la anécdota de la manzana, porque me encanto y como directora la quiero dar en la jornada próxima a mis docentes, es muy linda para llamar ala reflexión del trato a los alumnos.quiero contarle que estoy leyendo su libro, pase y lea y bueno, es un genio usted!!!!

    • Querida Sandra:
      La anécdota de la manzana está en mi blog. Se encuentra fácilmente en “Buscar comentarios”. De cualquier manera, te digo que se publicó en 10/11/2012.
      Gracias por tus hermosas palabras.
      Besos.
      MAS

  26. He conocido de su existencia estudiando en mi profesorado,a raíz de la lectura de “Enseñar o el oficio de aprender”, muy interesante su blog. Muchas gracias por tanta riqueza para la educación!! Un saludo cordial desde Buenos Aires, Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.