VIGORRA-ENTREVISTA-CONTRAMIRADAS-ki0H--1248x698@abc

Canal Sur: La Andalucía de Vigorra

20 Jul

Los cambios siempre dan miedo cuando lo permutado alberga unos sentimientos de propiedad. Lo nuestro –como La nuestra-, concede poco margen a la tranquilidad cuando de modificarlo, tratarlo y estudiarlo se trata. Aún viendo las cosas mal, resulta natural temblar por restaurar la talla que, aún con la policromía quebrada y los ojos desfigurados, te traslada a lugares que te hacen sentir bien.

Y algo así nos pasa a muchos con Canal Sur. Nuestro altavoz verdiblanco que siempre ha estado presente en nuestras vidas y por el que jamás nos hemos preocupado por si, un día cualquiera, alguien lo eliminaba.

Meses atrás, tras el cambio el los mandos autonómicos, uno de los primeros suspiros que salían de los alveolos de aquellos que venden el anti todo fue insinuar que había que cargarse Canal Sur. Que se trataba de maquinaria propagandística del régimen anterior y lo mejor era fulminarlo.

Y fuimos muchos –no muchísimos ni en gran masa-, los que salimos en defensa de una empresa que es y ha sido ejemplo y modelo de buena gestión durante muchos años y que ha conseguido elevar un medio autonómico hasta el punto de hacerlo útil y necesario.

De igual manera es cierto que, el desgaste y un modelo caduco tras muchos años, ha conseguido que existan parcelas, formas y actitudes del todo reprobables y que precisan una mejoría extraordinaria para devolver a La Nuestra el lustre del pasado pero con los méritos del presente.

Así, tras un consejo cargado de políticos –como era de esperar- resultaba necesario un gestor propio del medio, con conocimientos suficientes y, si fuera posible, sin la marca de hierro a fuego del centralismo carcomido que muchos hemos negado durante años por no querer asumir una realidad en algo que queremos y respetamos.

Y de esta manera aparecía en escena Juande Mellado. El que fue director de este periódico aporta futuro positivo, independencia,  tranquilidad y profesionalidad a una empresa que precisa de oxigeno para abrir sus pulmones. Sorpresa number one. Y es que uno de los resultados humanos tras los cataclismos electorales era pensar que la tierra se abriría y los caballos del Apocalipsis galoparían sobre nuestras cabezas.

Nada más lejos de la realidad pues, hace horas, el canal presentaba sus movimientos más básicos a los andaluces y las noticias eran buenas. En primer lugar por conocer que la frescura y “juventud” se hacían notar en el organigrama a estrenar con nombres como el de Sonia Chapado. Y en segundo, que se hacía saber al respetable que dentro de la casa hay gente sobradamente preparada y con arrestos para afrontar una empresa de tal magnitud sin necesidad de traer género de fuera. Sorpresa number two pues se escuchaban mil y un nombres de fuera para ser colocados en el equipo directivo de la erre te uve a.

Y el remate de los tomates ha venido con la primera pincelada clara de por dónde pueden ir los tiros y es la reaparición estelar de alguien que representa la mejor Andalucía posible para todos: Jesús Vigorra.

El de Villanueva de Córdoba asume sin saberlo lo mejor que un profesional de los medios de comunicación debe tener pues, tras su figura desenfadada pero formal, reposan unos valores y cultura propios de esa Andalucía que nunca murió pero que sí ha sido apagada por muchos sectores para favorecer el borreguismo ramplón que facilita los caminos a los pícaros con limitaciones intelectuales.

Vigorra vuelve a las mañanas de Canal Sur Radio y por tanto renueva una plaza vacante por él mismo hace unos años para transmitir a nuestra gente que otra vida es posible en Andalucía. Que se puede cultivar la mente con la literatura pero también con las anécdotas más brillantes de los personajes ilustres del callejero popular sureño.

Somos muchos los que nos alegramos porque el altavoz matutino suene al Chaves Nogales de estos tiempos para corroborar que Andalucía siempre ha estado viva. Para reconocer que estábamos en lo cierto cuando negábamos el pobre argumento que justifica la mediocridad servida porque ésta es consumida en masa.

Que vuelva la luz y las voces propias de todos los ámbitos a una casa que tiene en su haber un perfil de profesionales fantásticos para tapar la boca de los paletos que únicamente entienden un himno pero no el otro. Pero gracias a Dios, Andalucía ha sido inteligente y no ha sucumbido al torpe juego de la lucha de banderas para que un tercero se beneficie.

Sorpresa pues en la Isla de la Cartuja para la fortuna de todos. El arreglo de Canal Sur no ha pasado por telemadrizarla como hicieron equipos pretéritos de gobiernos conservadores. Y es que Los de Málaga parece ser que han sabido dar con la tecla inicial adecuada para regenerar el ente. Y con dinero por delante. Que de eso se trata. De inyectar para poder vivir, enriquecer y aportar.

Ojalá vuelvan muchos Vigorras. Ojalá trabajen aquellos que, con buenos productos, no podían probar suerte por estar copado el arca de productoras. Que los Manu Sánchez triunfen de regreso en esta casa. Y dejemos la carcoma –donde la hubiera- y sigamos disfrutando en Andalucía de un medio útil, necesario y que aporta mucho a una tierra tan identitaria como la nuestra.

El camino es largo pero parece ser que Mellado tiene clara la ruta. La tripulación elegida es la mejor posible. El avión será repostado en breve y echará a volar como los palomos del brillante Yuyu. Vigorra acaba de anunciar por el altavoz que el despegue se producirá en septiembre. Queda esperar. Verlo surcar el cielo.

Y alegrarse porque La nuestra siga siendo nuestra.

Viva Málaga.

One thought on “Canal Sur: La Andalucía de Vigorra

  1. Jesús “Camaleón” Vigorra es un auténtico fenómeno mediático como periodista y como infatigable trabajador. Lo de camaleón es cariñoso, y aludo simplemente a su capacidad para mimetizarse entre adversidades y retos importantes.
    Mucho éxito. Te seguiremos amigo y paisano Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *