Al fin llegó al día de la Gran Final

18 May
Salvador García Aranda con El Sueño de Morfeo.

Salvador García Aranda con El Sueño de Morfeo.

La introducción de este año tiene un gran toque olímpico y los representantes de los 26 países participantes desfilarán por el Malmö Arenas portando la bandera de su país.

De los 26 temas que compiten este sábado solo voy a comentar en esta entrada mis impresiones, visto el ensayo final de ayer, del top five y Suecia que pasaron directamente a la Final.

El Festival lo abre Francia con Amandine Bourgeois y su tema ‘L ‘enfer et moi’. Se trata de una canción a medio tiempo, con calidad, pero falto del toque que le haga detacar entre tantos buenos temas que disfrutaremos durante la noche.

España aparecerá en quinta posición. El puesto es lo de menos ya que El Sueño de Morfeo se perderá de todos modos en la noche y quedará en las últimas posiciones de la clasificación final. Es una lástima que un grupo digno, con una carrera sólida y un determinado público, pero con unas características vocales y estilo muy alejados de las grandes figuras europeas y las excelentes puestas en escenas que vienen a Eurovisión cada año, haya sido la propuesta de esta edición. Eurovisión no es lugar apropiado para un grupo como El sueño de Morfeo y lo veremos en el resultado final.

Alemania aparecerá en la posición 11 con Cascada y su ‘Glorious’. Es un tema absolutamente dance con el gran inconveniente de parecerse a ‘Euphoria’ demasiado, incluso rozando el plagio. De todas formas nos pondrá a todos a bailar durante su actuación.

Reino Unido aparecerá en la posición 15 con la gran estrella internacional que es Bonnie Tyler. Su interpretación de la clásica balada ‘Believe in me’ no defraudará a nadie. Sin duda, lo mejor del Big Five.

A continuación llega el país anfitrión, Suecia, con Robin Stjernberg y su ‘You’. Un tema en la línea más tradicional del schlager que también nos hará bailar durante tres minutos. La canción está bien, sobre todo para las pistas de baile, pero Robin da una imagen un poco de niño ‘repelente’ y vocalmente no es una maravilla, por lo que Suecia este año bajará bastantes posiciones en la clasificación final.

Italia en la posición 23 es el último país del Big Five que veremos actuar. Italia retoma su legendaria tradición de enviar a Eurovisión al mismo ganador de San Remo. Los amantes de las baladas italianas clásicas quedarán satisfechos con la participación de nuestro afín país mediterráneo. Por suerte, no les influirá negativamente, como a nosotros, la pésima imagen de ‘niño engreído y maleducado’ que Marco ha ofrecido durante toda la semana en los diferentes actos de Malmö.

Por último, recordar las grandes favoritas, que también son las mejores propuestas: la gran balada de Rusia, la impactante puesta en escena de Azerbaiyán y la fuerza de Dinamarca, sin olvidar Noruega y Estonia que completarían mi top five personal.

Desde Malmö les deseo que disfruten esta noche del mayor espectáculo musical del mundo: Eurovisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *