Segunda Semifinal de Düsseldorf

12 May

Irlanda participa en la Segunda Semifinal.

Irlanda participa en la Segunda Semifinal.

SALVADOR GARCÍA ARANDA

Ya hemos asistido al primer ensayo final de la Segunda Semifinal y estas son mis breves impresiones sobre cada una de las actuaciones:

El espectáculo empieza con una de las mejores apuestas del año: Bosnia. Dino Merlin nos trae una de las melodías más hermosas del Festival sutiles toques folk, cantada con seguridad y elegancia. La puesta en escena cuenta con una coreografía justa. Tonos rojos y negro sobre el escenario. Es uno de los temas más emotivos. Sin duda pasa a la Final y parte de favorita para quedar entre las cinco primeras del sábado.

Con Austria llega una clásica balada a lo W. Huston, bien cantada por Nadine Beller sin estridencias, con coro gospel y estrellas y diamantes que caen al fondo. Difícil su pase a la Final.

Holanda vuelve a patinar con su propuesta, a pesar de que el grupo 3 JS cuenta con gran grestigio en su país. La banda no convence, incluso entran a destiempo en el ensayo final. La estética del grupo tampoco es nada atractiva. Otra que no pasa.

Belgica. Los seis integrantes de Witloof Bay se entrelazan en el escenario mientras cantan a cappella uno de los peores temas de la noche. Contratarlos para animar una comunión no estaría del todo mal, pero traerlos a Eurovisión…

Eslovaquia. Con Twins volvemos a la música del siglo XXI. Balada con aires r&s cuyo mayor inconveniente es la sensación de haberla oído antes mil veces.

Ucrania. Extraño tema, por decir algo, que sólo nos puede llegar de un país del Este europeo. La puesta en escena, con un artista haciendo dibujos sobre arena, más que aportar perjudica a Mika Newton ya que nos distrae y la intérprete pierde protagonismo.

Moldavia. Otra extravagancia del Este europeo. El tema roquero ‘So lucky’ es mezclado con música tradicional moldava y los intérpretes lucen unos gorros con forma de capirotes de nazarenos con payasada circense incluida. Según me comentan después desde la delegación moldava los gorros son típicos de su país pero los oridginales son bastante más cortos. Para olvidar pronto.

Con Suecia llega una de las favoritas de los eurofans seguidores del Melodifestivalen. Pienso que el sueco volverá a dar un nuevo disgusto a los suecos y si consigue pasar a la Final no alcanzará el top ten. Eric es un cantante mediocre al que el tema y el baile le quedan grandes. Además la canción es poco innovadora.

Chipre , nos devuelve la calma y la elegancia. Balada con música tradicional y lengua propia de esta isla mediterránea que nos transporta a un mundo mitológico y mediterráneo. Para mí es un buen tema, pero la respuesta que pueda tener del público europeo es una incógnita. Difícil lo veo.

Bulgaria. Poli Genova nos trae un correcto tema roquero que no llegará lejos.

Macedonia nos vuelve a aburrir con su tema ‘Rusinka’. La mezcla roquera y acordes soviéticos se hace eterna. Por suerte no la oiremos más.

Con Dana Internacional, Israel nos trae a su gran diva. Es la actuación más glamurosa de la Semifinal. Lástima que las cualidades vocales de Dana sean discretas. A pesar de su fama entre los seguidores de Eurovisión su pase a la fina no está asegurado. Aunque yo no dudaría en darle el pase.

Eslovenia nos trae otra balada más, sin aportar gran cosa al espectáculo.

A partir de Rumania se anima la segunda Semifinal. Hotel FM interpreta un tema con carisma que transmite alegría, en un pop alegre y positivo que estará entre los favoritos del sábado.

Estonia. El tema ‘Rockefeller Street’ partía como favorito. Aunque sigue siéndolo, en el directo pierde bastante. La canción también transmite alegría y es acompañada de un fondo con norias , edificios y tiovivos que junto al vestido rosa de la cantante dan un toque de ilusión y magia a la actuación. Sigue siendo favorita, aunque menos.

Biellorusia. Cantan de forma correcta un tema de un nacionalismo provinciano. Que viva mi Bielorrusia, vienen a decir. Si no la salvan los vecinos de los pueblos de los países vecinos, nada que hacer.

Letonia, con ellos llega otro buen tema pop con partes rap. El carisma de su vocalista transmite energía a este tema positivo que va subiendo de forma elegante. El rojo, el blanco y el negro les acompañan en el escenario. Musiqq estará en la Final.

Dinamarca , aparece con una banda con sabor a pop clásico, guitarras eléctricas y baterías, e igualmente pone un toque alegre y positivo. El vocalista, al igual que Dana Internacional, recorre todo el pasillo saliente del gran escenario. A friend in London merecen estar en la Final.

Y para terminar, la sorpresa de la noche: Irlanda. Ver a los gemelos Jedward es todo un espectáculo. Traen la mejor puesta en escena junto a la de Lena. El escenario se convierte en un gran videoclip de estética pop. Geniales. Atraerán el voto europeo más joven y el sábado pueden darnos una sorpresa.

Primera Semifinal Eurovision 2011 Düsseldor

12 May

Nina, representante de Serbia, en la Primera Semifinal de Eurovisión 2011.

Nina, representante de Serbia, en la Primera Semifinal de Eurovisión 2011.

SALVADOR GARCÍA ARANDA

Tras haber disfrutado ya del primer ensayo general de la Primera Semifinal que se podrá ver el martes 10 de mayo, haré un breve comentario de cada una de las actuaciones.

Este posiblemente sea el Festival en el que mejor de conjuga el espectáculo televisivo con el show en directo desde el Düsseldorf Arena. El escenario tiene forma circular como de altavoz base de ipod combinado con uno grandes focos circulares y un maravilloso fondo totalmente diferente para cada actuación.

La semifinal comienza directamente sin ningún tipo de espectáculo previo como pasaba en ediciones anteriores.

En pantalla aparecerán el logotimo y el lema de este: ‘Siente tu corazón latir’, hasta que vemos un corazón latiendo, justo como latirán en ese momento en los millones de seguidores del veterano festival repartidos por todo el planeta.

Comenzamos con Magdalena Tul , representante de Polonia que lo hace de forma correcta, agradable, con sus tres coristas y sus dos bailarines. Una forma sencilla de comenzar la fiesta que dificílmente le haga pasar a la final.

Con Noruega y su alegre representante de origen africano, Stella Mwangi empezamos a divertirnos de verdad. Su ‘Haba, hab’ ha sido comparado con el ‘Waka Waka’ de Shakira. A pesar de las deficiencias vocales de la cantante, su contagiosa alegría la situará seguro en la Final del sábado.

Con la albanesa Aurela, nos encontramos a una cantante antigua y estridente que no merece pasar a la Final.

Armenia nos tiene acostumbrados a buenos temas pero este año trae uno de los temas mas infantiles y de estribillo facilón, ‘Boom, boom’. Emmy aparece en el escenario sentada en un sillón con forma de guante de boxeo. Aunque no lo merece posiblemente sus países vecinos la envien a la Final.

Turquía repite descaradamente la fórmula que el año pasado le dio tan buen resultado y vuelven con un tema rockero, ‘Live it up’, que resulta frío . Un contorsionista enjaulado que se convierte en pájaro completa una absurda puesta en escena. Los millones de turcos repartidos por Europa la llevarán a la Final.

Serbia aparece con una apuesta retro pero divertida y alegre en la voz de Nina, que nos transporta con su estética y su canción a los años 70. Efectista y bonito fondo spicodélico.

El ruso Alex Sparrow también nos trae un tema retro, pero en este caso acercándose a los 90. Su actuación es correcta y canta bien pero le falta el factor sorpresa para arrasar en el Festival. Aún así no sólo pasará a la Final sino que gracias al apoyo masivo del bloque del Este europeo quedará posiblemente entre los tres primeros del sábado.

Con Suiza vuelve la elegancia a la Semifinal. Una sencilla puesta en escena, Ana Rossinelli acompañada de guitarra y contrabajo. Buena intrepretación para esta balada con toque de blues. Merece un puesto en la Final.

Y vuelta a la estridencia con Eldrine, la cantante de Georgia. Su tema es roquero pero estridente, con guitarras eléctricas, baterías y una puesta en escena goticista.

Finlandia repite de forma descarada la fórmula belga del año pasado: una balada pop con un jovencito de mirada tierna y aspecto tímido, acompañado sólo por su guitarra en el escenario. Paradise Oscar tiene la fórmula para llegar al sábado, pero yo lo dejaría fuera. El fondo, un globo terráqueo que va apareciendo y girando, es de los más consegidos y le ayudará.

Con el maltés Glen Vella llega la primera canción totalmente dance de la noche. La puesta en escena colorista es consecuente con el tema y el joven no lo hace mal, pero el poco éxito de este estilo en Eurovisión hará que no pase.

San Marino con Senit volverá a aburrir a los telespectadores. Balada demasiado clásica, como los coristas y los vestidos de bodas la dejarán también fuera.

Con Croacia la cosa no mejora. Daria Kinzer canta mal, no sabe moverse. Antigua y aburrida. En la puesta en escena un mago la hace cambiar de vestido, cuando lo más acertado habría sido hacerla desaparecer a ella directamente y ahorrarnos esta cutre actuación.

Al fin sube el nivel con Islandia. Sgurjon Friends defiende con autenticidad el tema ‘Coming home’ como homenaje a su intérprete y amigo que murió dias antes de la preselección. Suave y agradable tema que va increscendo y transmitiendo con naturalidad. Los vocalistas van acompañados de sus guitarras en esta sencilla pero efectiva apuesta. Pasarán.

Con Hungría nos llevamos la primera decepción. Era uno de los mejores temas del Festival. Una canción dance que recordaba a Madonna. No lo hace del todo mal, pero el estilismo en este caso es imposible y Kati Wolf en ningún momento llega a emocionar. Su paso a la Final es una incógnita.

Nuestros vecinos portugueses no se han enterado de que los tiempos del frikismo ya pasaron en Eurovisión y este año pretenden martirizarnos con un grupo mezcla de chirigota de carnaval de barrio, canción folk protesta de los 70 y Village people. Un despropósito musical y estético.

Con Lituania llega la balada Disney, pretenciosa y aburrida de cada año. Piano blanco, vestido blanco. Sólo destacar, como algo positivo pero no innovado , que Evelina interpreta parte del tema en lengua de signos. Todo un detalle para personas sordas y que hacen de ella la canción mas accesible del Festival.

Azervayan , también copia fórmula del año pasado, en este caso la danesa, pero sin superarla. Eldar y Nigar son un tierno dúo que no acaba de afinar en su edulcorada interpretación, con beso incluido. Le salvará el apoyo que suele recibir de sus vecinos.

Con Grecia conseguimos un brillante final de la primera Semifinal. El escenario nos transporta al país mediterráneo con la aparición de columnas clásicas. ‘Watch my dance’ es el tema que mejor conjuga la música tradicional de un país con la comercial, en este caso un rap. Partes en griego y partes en inglés . La interpretación, original conjunción y puesta en escena hacen de la griega la mejor opción de la noche. Pasará a la Final.

Hasta aquí mis apuntes de la primera Semifinal. Salgo corriendo a la fiesta de Israel. Hasta la próxima.