Mis catorce encuentros con Pastora Soler en Bakú

1 Jun

Las amigas que me conocen bien, saben que tengo un sexto sentido, cuando me enamoro para tropezarme con la persona amada fortuitamente en lugares insospechados y sin buscarlo. En Bakú mi amor, en este caso musical, era Pastora Soler y entre actuaciones, ensayos y encuentros casuales tuve la fortuna de estar catorce veces con ella.
El primer encuentro fue en el aeropuerto de Madrid, el 18 de mayo. Ella iba con todo su equipo y la delegación de TVE a Bakú vía Turquía y nosotros por Rusia, pero allí nos encontramos justo antes de facturar. Pastora, a la que vi semanas antes en el Teatro Cervantes de Málaga, se acerco a mí y me saludó afectuosamente. El viaje no podía empezar mejor. En Barajas levantó una gran expectación entre todos los que la vieron por allí.
Recién llegados a Bakú, el sábado 19, nos dirigimos a ver el primer ensayo de Pastora en el Crystal Hall. Desde el primer momento en que pisó el escenario demostró su profesionalidad, experiencia, naturalidad y dominio de todo tipo de escenarios. Con los primeros acordes de “Quédate conmigo” consiguió emocionar a todos los que seguíamos el ensayo.
Ese mismo día volvimos a verla en el EuroClub en la Welcome party . Elegantísima con un precioso traje largo de fiesta color perla. Fue una de las cantantes más admiradas y seguidas por la prensa internacional allí presente. Allí también tuve la suerte de conocer a su marido, el gran coreógrafo malagueño Francis Viñolo.
El domingo 20, por la tarde fue el segundo ensayo y Pastora aun mejoró el anterior y derrochó su gran voz cada vez que cantó el tema volviéndonos a emocionar como solo las grandes cantantes pueden hacerlo. Tras el ensayo tuvo lugar la primera rueda de prensa. En ella, entre otras cosas, comentó lo impresionada que estaba por el gran escenario y lo feliz por estas en Eurovisión, afirmando que la gente en España no se imagina la gran dimensión que tiene el Festival. A petición de un periodista cantó” La mala costumbre”. Pastora dio su rueda de prensa en un correctísimo inglés, dando también prueba con ello de su gran profesionalidad.
El lunes 21 cuando nos dirigíamos el Bakú Crystal la vimos casualmente junto a la Torre de la Doncella cuando se disponía a dar un paseo promocional con RTVE por la zona medieval de la ciudad. Lógicamente, aprovechamos la oportunidad para saludarla y disfrutarla nuevamente.
El martes 22 por la tarde dio un concierto en el escenario del Euro Village junto a los representantes del Big Five. Pegado a escenario vimos a Pastora que cantó “Quédate conmigo” y “Yo no te pido la luna”, ante un público entusiasmado que llenaba todo el recinto. TVE intentó tener un encuentro entre los españoles y Pastora Soler en el Paseo Marítimo, pero fue imposible ante la avalancha de personas que querían acercarse a Pastora y que casi le impedían el paso. Pastora Soler, tras su actuación había desatado la pasión entre los azeríes.
El miércoles 23 Pastora volvió a acudir al EuroClub, tras atender a sus seguidores y la prensa, se dirigió a la zona de baile y al sonar su tema se subió al escenario bailando. La felicidad iluminaba su rostro creando un mágico clímax que compartimos todos.

El jueves 24, a media tarde, la encontramos a la salida del hotel Pak Inn . A Pastora se le veía aun mas relaja y feliz seguramente por estar acompañada de una señora tan encantadora como ella misma, su madre, además de su hermano y familia. Pastora Soler ha lucido un vestuario espectacular cada día en Bakú . En esta ocasión era una blusa negra con volantes y un precioso pantalón con lentejuelas de colores.

El viernes fue su segunda rueda de prensa y en ella tuvo uno de los momentazos de la semana. Cerré yo la rueda de prensa haciéndole a Pastora, como enviado especial de La Opinión de Málaga, la siguiente pregunta: “Pastora Felicidades y gracias por estar aquí. Tu próximo espectáculo es de copla, Azabache 20 aniversario. ¿Te plantearías la posibilidad de realizar una gira europea de Azabache aprovechando la repercusión de haber participado en Eurovisión, dando a conocer así la copla en Europa? Nos cantarías un fragmento de alguna copla de tu repertorio? Pastora me contestó con una sonrisa y arrancándose con “Triniá” copla que siempre está en su repertorio y que ya grabo en 1994. Los aplausos y la ovación de los medios internacionales allí presentes fue impresionante y Pastora, fue así, posiblemente, la primera artista que cantaba en público una copla en Azerbayan. Tras escuchar la copla, la pude disfrutar en el primer ensayo general de las 17.30. Allí nos anticipó lo que sería una actuación impresionante.
Con el sábado 26 de mayo llegaba el momento más esperado, la Gran Final. Pastora, como se veía venir, hizo historia con su participación en Eurovisión. Fue una actuación perfecta, emocionante, sublime. Un derroche de voz, sentimiento y elegancia.
Tras finalizar el Festival, Pastora fue entrevistada por diversos medios de comunicación en la zona de Prensa declarando que se sentía muy satisfecha con su paso por eurovisión, que su meta era acabar en el top ten y que lo había conseguido. Afirmó haber sido una gran experiencia que recomendaría a sus amigos cantantes y que ella misma repetiría encantada en un futuro. Tras sus declaraciones se dirigió a mí dándome un abrazo que recordaré con emoción toda mi vida.
Nuestro último encuentro se produjo el domingo siguiente cuando daba un paseo relajadamente por el casco histórico de Bakú acompañada de todo su equipo.
La siguiente vez que vea a Pastora Soler , que espero que sean muchas , posiblemente será en Málaga y sobre un escenario.
Gracias por emocionarnos de esta manera. Gracias por todo Pastora. Hasta pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *