Muelle uno – Málaga cero

19 Ene

El desaparecido silo del puerto.

Puerto de Málaga. Tres mil años de historia. Toda la que Málaga tiene pasa por allí. Fenicios, Cartagineses, Romanos, Musulmanes, Don Fadrique de Toledo, Carlos III, Larios, Loring, Heredia, José Gálvez, Cánovas del Castillo…todos han formado parte de la historia del puerto de Málaga al ser éste eje vertebrador de gran parte de nuestra sociedad.

Ahora, en dos mil doce, hemos de sumarle algunos nombres más que pasarán a la historia de Málaga: Amigos Grill Mexican & Indian Cuisine, Foster´s Hollywood, Cervecería La Sureña, Lencería Yamamay, Jabones Bicentín y Zapatería Deichmann entre muchos otros. Sin duda alguna estamos acertando con el cambio de registro. De toda la vida comprar cuquitos y zapatos en uno de las mejores localizaciones de la ciudad ha sido la ilusión de todos los malagueños. (más…)

Píldoras para una Málaga abatida

5 Ene

Me niego a asumir continuamente que la cultura popular malacitana pasa por asumir los arquetipos de ciudad embadurnada en ambigüedad y chovinismo de tercera basado en el propio desprecio por aquello que te pertenece. No deja de ser cultura el respeto y protección del patrimonio local como herramienta diferenciadora y con capacidad para que todos los malagueños nos convirtamos en guardianes de lo nuestro.

Calle Tomás de Cozar.

Calle Tomás de Cozar.

Con estas premisas y cercando nuestro proyecto en la conservación del centro histórico como elemento significativo, aparece un panorama desolador de miseria, inmundicia e indiferencia hacia el patrimonio que estamos perdiendo. A día de hoy, trazando los límites del centro de bien de interés cultural desde el la Trinidad a Gibralfaro y desde el Puerto hasta el Molinillo, podemos afirmar con total rotundidad que el nivel de marginalidad y decadencia supera con creces al de la mayoría de cascos históricos andaluces.

Para analizar dicha realidad considero necesaria la diferenciación entre dos tipos de ruinas: la patrimonial y la social. Con respecto a la primera, el nivel de ruina es alarmante. Es más, resulta mucho más sencillo enumerar las calles dignas que tenemos y considerar el resto en estado de postguerra que repasarlo de la manera inversa. (más…)