Profesora

Una fuente de felicidad y de vida

29 Sep

Ya está en marcha el nuevo curso escolar en España. Unos profesores han acudido a las aulas con el corazón inflamado. Otros, por el contrario, han vuelto echando chispas. ¿Por qué?

Unos disfrutan de la tarea cada día y hacen que sus compañeros y alumnos disfruten y otros se instalan en el mal humor y en la queja permanentes y amargan la vida de los demás. ¿Por qué?

Unos, con los años se van haciendo más sabios, más optimistas, más generosos, más abiertos y más nobles; otros, por el contrario, se van haciendo más torpes, más pesimistas, más egoístas, más cerrados, más cínicos. ¿Por qué?

Unos están deseando que llegue la jubilación, anhelando el fin del ejercicio profesional y otros lo están temiendo cada día con más fuerza, a medida que llega la hora del adiós. ¿Por qué?

Unos miran hacia el pasado pensando que, afortunadamente dejaron atrás un infierno y otros, como acabo de leer en el estupendo libro de Emilio Lledó “Sobre la educación” (Editorial Taurus, 2018), dicen que la enseñanza ha sido “una fuente de felicidad y de vida”. No me resisto a reproducir una cita más larga del filósofo sevillano: “El autor de estas líneas ha estado sumergido en el mundo de la enseñanza, como profesor. Un trabajo que durante todo este tiempo ha sido una fuente de felicidad y de vida. Y no se trata de la retórica sentimental con que, a veces, la memoria nos acompaña por si nos invade la melancolía del tiempo que se aleja. Es más bien el sentimiento de haber, tal vez por el azar, encontrado en la educación uno de los trabajos más gratificantes de la existencia”.

Cunado hablo de unos, me refiero también a unas. Cuando menciono a otros, incluyo también a otras. Pocas cuestiones más importantes que ésta. Porque se trata de la forma de vivir, feliz o desgraciada, de la actitud con la que se afronta el trabajo y, por consiguiente, la vida.

Estoy planteando la cuestión de manera excesivamente dicotómica. La división no es, quizás, tan tajante. La separación entre unos y otros, probablemente, no es tan radical. Todos pasamos por altibajos. Unas veces nos domina el entusiasmo y otras el desánimo. Sin embargo existen dos tendencias básicas contrapuestas. Si hablo de ellas es para que se entiendan más claramente mis argumentos.

La vida es una obra de teatro que no admite ensayos. Cada profesional tiene en las manos su destino. Con el mismo Ministro de Educación, el mismo inspector, el mismo director, los mismos alumnos, las mismas familias, el mismo contexto, las mismas condiciones laborales, de un lado del tabique (20 centímetros de grosor), está un profesional entusiasmado que contagia alegría a todos los que mira y del otro lado está un profesional amargado que hace triste todo lo que toca.

¿De qué depende? Depende de muchos factores pero, sobre todo, de la actitud de cada uno. Depende, claro está, de lo cohesionado, formado y entusiasmado que esté el resto del equipo del que forma parte, de la calidad de la dirección, de la colaboración de las familias, del compromiso con el aprendizaje que tienen sus alumnos y alumnas, de las condiciones de trabajo… Pero, sobre todo, insisto, depende de su actitud

Hace dos años publiqué en Argentina en la Editorial Homo Sapiens (Rosario) un libro titulado “La casa de los mil espejos y otros relatos para la Educación Inicial” (nosotros hablamos de Educación Infantil). Da título al libro uno de los relatos que el libro contiene en el que se cuenta la historia de una casa abandonada que hay en las afueras de una ciudad. En esa casa se encuentra una sala circular con mil espejos. Un perro vagabundo que transita por la zona entra en la casa por un hueco que hay en la puerta, sube las escaleras y llega a la sala de los mil espejos. El perro está muy feliz ese día y comienza a dar saltos de alegría. Muy sorprendido, observa que mil perros dan a su alrededor saltos de alegría como los suyos y piensa que ese es un lugar fantástico. Mueve el rabo de manera festiva y ve que mil perros mueven también el rabo como él.. Y se dice que ese es un lugar maravilloso al que volverá siempre que pueda. Horas después aparece por la zona otro perro vagabundo. Entra por el mismo agujero, sube por la misma escalera y llega a la misma sala. Saca los colmillos de manera agresiva y ve que mil perros muestran los colmillos como él, ladra de manera violenta y ve que mil perros ladran como él de forma violenta. Y piensa que ese es un lugar horrible. Un lugar insoportable. Concluyo el relato preguntándome si no será la escuela la casa de los mil espejos. Una casa que nos devuelve multiplicada por mil la actitud con la que nosotros llegamos.

La práctica es un aula viva llena de aprendizajes. El profesional se hace mejor a través del ejercicio crítico de la práctica. Ser profesional es el oficio de aprender. Son los profesores quienes pueden transformar el mundo de la enseñanza, comprendiéndola, le oí decir a Laurence Stenhouse. La investigación del profesor sobre su práctica es el camino para transformar su racionalidad y su justicia.

Hay quien repite, un año tras otro durante muchos años, lo mismo que hizo el primero. Sin crecer, sin desarrollarse. Y hay quien cada día aprende porque se cuestiona, se interroga, investiga y comprende.

El conocimiento pedagógico crece sin cesar, la ciencia avanza de forma acelerada, la psicología de los aprendices se transforma, el contexto se modifica, las exigencias de la sociedad cambian. ¿Qué decir de las consecuencias que tiene la cultura digital, tanto por lo que respecta al conocimiento como a las relaciones interpersonales?

En ese desarrollo hay problemas, errores, fracasos. Pero pueden utilizarse para el crecimiento, para el aprendizaje, para la felicidad personal. Existen un arte y una ciencia imprescindibles en la vida que permiten construir con dos signos menos un signo más.

Lo explico con esta fábula que da título al libro “La estrategia del caballo y otras fábulas para trabajar en el aula” (Homo Sapiens también). Una familia tenía un caballo. Un día, el caballo se escapa y, después de varias horas de búsqueda infructuosa, descubren que se ha caído a un pozo. El pozo es tan profundo y el caballo tan viejo que deciden enterrarlo y cegar el pozo para evitar el peligro de que caiga en él alguna persona. Van con palas y arrojan tierra encima del caballo. Al sentirla sobre su lomo, se mueve con energía, la tierra cae a sus pies y él sube de nivel. Le siguen echando tierra, él la sacude, cae a sus pies y sube de nivel. Le siguen echando tierra y él va subiendo, va subiendo, hasta poder salir trotando en libertad. Las paladas de tierra que pretendían sepultarlo, son transformadas en una escalera para la liberación.

Nadie puede evitar que otros caven pozos y que echen tierra sobre las espaldas de los profesionales de la enseñanza, pero nadie puede arrebatarles la estrategia del caballo.

Lo que nos da la experiencia de manera inexorable son años. No nos da necesariamente sabiduría. Depende de la actitud de cada uno. Sé que la evolución no es rectilínea. Tiene avances y retrocesos. Hay etapas en las que todo parece ir bien y otras en las que todo parece torcerse. Lo importante es el sentido de la evolución. Esa evolución no solo beneficia (o perjudica) a los profesionales. Tiene una repercusión inequívoca en los alumnos y en la comunidad. Creo que no hay señal más clara y definitiva de inteligencia que desarrollar la capacidad de ser felices y de ser buenas personas.

20 thoughts on “Una fuente de felicidad y de vida

  1. Buenas noches Maestro Miguel no pude esperar para comentar este maravilloso articulo, la felicidad es contagiosa y los niños perciben si sus maestros trabajan con alegria y aman lo que hacen. A veces pienso que tremendo debe ser pasar tantas horas en un trabajo a disgusto sera que a veces es la unica salida. Gracias por todo!! Nos veremos el lunes tengo una alegria inmensa en mi corazón.

    • Querida Marisa:
      A la hora de salir el artículo ya estaba tu comentario. Qué rapidez.
      Te escribo desde Córdoba.
      Mañana salgo para Rosario después de impartir una conferencia en Villa Allende.
      Gracias por estar ahí. Por leer y por escribir.
      Pronto nos veremos.
      Besos.
      MAS

  2. Hermosa charla compartida en Alta Gracia, Córdoba, Argentina. Lindas experiencias y anécdotas. Docentes llenas de emoción en el magnífico encuentro.

    • Estimado Cruz:
      A esose le llama eficacia.
      Hemos cenado juntos y ya estaba enviado el mensaje.
      Habido una experiencia fantástica la que he podido vivir con quienes asistieron a la conferencia.
      Emociona ver tanta receptividad y tanta generosidad.
      Ver a esos docentes aplaudir de pie una conferencia es la mayor recompensa a un esfuerzo.
      Gracias a Meli y a ti por la preparación de la actividad y por todas las atenciones.
      Un abrazo.
      MAS

  3. Hola Miguel. Aunque imagino que tú no eres un “santo devoto”, por si las moscas, te felicito en el día de tu onomástica.

    Relativo a la entrada de hoy. Coincido en que es necesaria la autocrítica para ir avanzando y evolucionando. La evaluación no sólo debe dirigirse al alumnado, sino a todos los elementos del proceso de enseñanza-aprendizaje, y la actitud del profesor o profesora es un elemento también muy importante.

    Con frecuencia a la hora de realizar una valoración de nuestra docencia solemos “echar balones fuera” y tratar de buscar los fallos en el alumnado, en las familias, en nuestros colegas, en los políticos,… Y no miramos hacia dentro, hacia nosotros mismos. ¿Alguna “culpa” tendremos?

    En ocasiones salgo enfadado porque la clase no ha discurrido tal y como tenía previsto. La mayoría de las veces el culpable suelo ser yo. ¿Por qué unas veces el alumnado está atento, interesado, motivado y entretenido y en otras ocasiones no? Sí, existen múltiples circunstancias que pueden dar lugar a ello… Pero posiblemente la variable con más incidencia esté en uno mismo: las tareas que se han programado no eran las oportunas, el método a seguir tampoco era el apropiado, ni la forma de enfocar los agrupamientos, ni la distribución de espacios y tiempos,… Quizás el protagonismo ha recaído en mí y no en el alumnado, evitando la participación activa de ellos,… Quizás mis emociones y mi estado de ánimo de ese día han influido en mi actitud en clase… De ahí mi enfado conmigo mismo.

    Buen viaje por las Américas!!! Un abrazo.

    P.D. He visto que en noviembre vienes por Jaén a un Congreso de Educación. Intentaré estar allí porque me interesa la temática tratada y, por supuesto, para poder oírte y saludarte.

    • Querido Juan Carlos:
      Muchas gracias por la felicitación. NO hace falta ser un devoto para recibir y agradecer felicitaciones por la onomástica.
      Tienes razón: hay que hacer autocrítica porque, de lo contrario, no podremos mejorar. Pero sin autodestruirse, sin machacarse.
      Será un placer encontrarte en el Congreso de Jaén.
      Este viaje está resultando frenético. He dado dos conferencias, hoy otra, entrevistas de prensa, mañana presentación del libro, nuevas conferencias en otras ciudades… Una locura.
      Muchas gracias por estar siempre ahí.
      Un abrazo.
      MAS

  4. ¡Querido Maestro!
    Ni que decir tiene que la vida es un laberinto en el que hay que meterse si quieres encontrar la salida.
    También es cierto que depende de la actitud con que transitas encontrarás beneficios o perjuicios.
    Resulta difícil caminar si te encuentras sin buscar dificultades día a día.
    Tanto en el ámbito social, profesional o familiar buscar situaciones que te hagan confiar y pensar que las cosas cambian y no hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo aguante.
    Siempre tengo esperanzas y aunque muchas veces me encuentro como el caballo de su fábula lleno de arena, no dejo de creer que las cosas me van a sonreír.
    ¡Quizás soy muy ingenua!
    La fortaleza interior me ayuda a creer en la benevolencia infinita, en la creencia de los sueños,en la cordura de las decisiones, en decir ya basta,en la intuición certera, en la paz en el sosiego,en el mensaje positivo de sus escritos, un sinfín de sensaciones que hacen que mi barco llegue a puerto.
    Esas buenas acciones se convierten en salvavidas para muchas personas, cansadas de este mundo individualista,de tecnologías que nos alejan de los que tenemos cerca, de prisas, de sensaciones encontradas, de grandes desafios,de idas y venidas, de desajustes emocionales y de pocas perspectivas.
    ¡Sólo afecto y buena compañía!
    Las buenas actitudes producen buenos sentimiento y grandes esperanzas.
    Gracias por las buenas energías que aporta siempre en sus escritos y que ayudan a sacudirnos los problemas y salir adelante con más fuerza.
    Sin más me despido con un cariñoso saludo para todos.

    • Querida Loly:
      Te escribo desde Rosario, después de impartir dos conferencia en la provincia de Córdoba (una en Gracias Alta y otra en Villa Allende). Es emocionante ver a los docentes aplaudir de pie las conferencias. Les profeso una enorme gratitud.
      Tienes razón, al caballo de la fábula nadie le podrá arrebatar su estrategia si de verdad quiere mantenerle. Le echarán paladas de tierra, pero él puede convertirlas en el camino para salir del pozo.
      Tus comentarios siempre son inspiradores de fuerza y bondad.
      Gracias.
      Besos.
      MAS

  5. Cada semana nos traes, Miguel Ángel, material para pensar. La actitud con que nos tomamos todo en la vida es la que conforma nuestro modo de vivirla. ¿Qué es lo que hace que unos tengan actitudes positivas y otros negativas? Quizás se necesitaría un estudio psicológico del historial de cada vida.
    ¡Qué ilustrativas y magníficas las dos historias que nos cuentas!
    En fin, tus reflexiones lo son para todos: los que están en las aulas y los que estamos en otros quehaceres de la vida.
    Esa actitud tuya tan positiva, sin duda, es la que te hace tan incansable. El mundo ya parece pequeño para ti.
    Si en la educación se comenzase el curso ya derrotado y con actitud negativa, mejor quedarse en casa y trabajar con materiales inertes.
    Un cordial saludo para ti y para todos.

    • Querido Joaquín:
      Es cierto, querido amigo.
      La actitud positiva o negativa rigen nuestras acciones e inspiran nuestro estado de ánimo no solo en la esfera profesional. Ocurre tomismo en todas las facetas de la vida.
      La cuestión que planteas es clave: ¿qué es lo que configura esa actitud?,¿cómo se fragua y se mantiene?
      Y, así, la actitud positiva hace que todo resulte uñas fácil.
      Un abrazo desde Rosario
      Y gracias por la aportación.
      MAS
      Hoy he visto una iniciativa maravillosa del ciudad que se denomina TRÍPTICO DE LA INFANCIA. Tiene tres partes.
      LA GRANJA DE LA INANCIA, EL JARDÍN DE LOS NIÑOS Y LA ISLA DE LOS INVENTOS.
      Quizá algún día lo cuente en el blog.

  6. Alburquerque, 29 de septiembre de 2018.

    Ayer por la mañana, Flora y yo nos subimos en el coche para tomar rumbo desde Córdoba a Alburquerque. Días antes, mis amigos de la infancia me habían llamado porque deseaban que celebrásemos juntos mi jubilación.

    En alguna ocasión he comentado que esta amistad se ha mantenido de manera inalterable al cabo de los años. No son, pues, encuentros de recuerdos y de nostalgias, tal como he escrito en los diarios digitales.

    http://www.montilladigital.com/2016/10/aureliano-sainz-cuatro-amigos.html

    En el nuevo restaurante, en realidad una bodega ecológica que un empresario de paneles termosolares ha construido en el campo, en un entorno magnífico y con unas espléndidas vistas hacia Castillo de Luna, nos esperan Diego y Pedro, junto a Clemen y Candi, puesto que Emiliano y Niqui lo hacen en el hotel en el que nos vamos a hospedar.

    Puedo extenderme en explicar de lo que significa una amistad que se prolonga desde que éramos unos niños, de esos que compartían la escuela, de los que jugaban hasta las altas horas en la calle, de los que soñaban leyendo las aventuras del Capitán Trueno y del Jabato, los que escalaban las empinadas piedras hasta llegar a la base del castillo para contemplar unos campos cuyas panorámicas se extendían hasta el infinito, los que en las tardes de verano se iban a albercas y se bañaban intentando dar brazadas en un reducido espacio… los mismos que “emigraron” a distintos puntos de Extremadura y de Andalucía, puesto que el trabajo finalmente determina el lugar en que nos afianzamos.

    Pero no es necesario decir, tal como les manifesté al finalizar la proyección que me tenían reservada, que “eran amigos a los que quería mucho, puesto que son personas muy nobles”, con toda la carga de valores que implica la nobleza en las personas: sinceridad, generosidad, afabilidad, responsabilidad, lealtad.

    También les indiqué que una copia de ese emotivo vídeo sería para mi nieto Abel, de modo que cuando sea mayor sepa quiénes eran mis amigos de la infancia y que entienda que la amistad es uno de los grandes tesoros que podemos tener si sabemos cultivarla.

    Es una lástima que a través de un blog no se pueda ver ese relato visual en el que el Castillo de Luna, a partir de la voz que va narrando, se convierte en un personaje que me da las gracias por haber ayudado, como arquitecto y miembro de la Asociación para la Defensa del Patrimonio, a salvarlo del horrible proyecto al que estaba condenado.

    Aparte del cariño desarrollado en el mismo, las espléndidas imágenes aéreas tomadas desde un dron, y que recuerdan la mirada de un águila que sobrevolando dirige su vista hacia abajo, han sido distribuidas entre los amigos y quienes las han recibido se han sorprendido de la enorme belleza que se despliega en ellas.

    Como estos entrañables amigos me han dicho, y yo también les he manifestado, hemos escrito muchas páginas en esos libros íntimos y personales que son nuestras propias vidas. Páginas de las que podemos sentirnos muy dichosos, pero que quedan muchas otras por escribir, para que “el largo río que es la vida” continúe su andadura en las nuevas generaciones que hemos traído y ayudado para que sean lo más felices posibles.

    • Querido Aureliano:
      Que hermosa la amistad de los cuatro.¡¡¡Desde la infancia!!! Admirable fidelidad.
      He leído el artículo en el que me veo que, amablemente, me citas.
      Y qué estupendo saber que tu nieto va a ver, según tu deseo, esa grabación que consagra la amistad como uno de los grandes valores de la vida.
      Ojalá que podáis disfrutar muchos años más de la amistad y del ocio ganado tan a pulso.
      Me sumo a ese homenaje que te han brindado.
      Y gracias por compartir esta preciosa experiencia.
      Un abrazo.
      MAS

  7. Querido Miguel Ángel:
    Si yo estuviera en Rosario, me acercaría al número 3454 de la calle San Luis, para ver la denominada Brick House del arquitecto rosarino Diego Arraigada.
    Pero claro, esto te lo digo como arquitecto. Para quienes no están inmersos en esta profesión les indico que es posible contemplarla a través de las imágenes de Google, con ello uno se hace cierta idea de esta casa tan singular.
    Un abrazo y que disfrutes de tu estancia en Argentina.

    Posdata: Aparte del homenaje al que me he referido, lógicamente, hablaré del tema que tratas esta semana. Uno de los amigos presentes, Diego, fue uno de esos docentes que todo escolar lo hubiera querido tener como maestro: pura entrega a su trabajo.

    • Querido Aureliano:
      Trataré de acercarme al número 3454 de loa calle San Luis, que ya he explorado en internet.
      Hoy, como le decía a Joaquín, he visto una estupenda iniciativa municipal para la infancia de la que, casi con toda seguridad, escribiré algo.
      Hay muchas cosas para prepararse para un trabajo bien hecho. No hay muchas para vivir un ocio divertido, compartido, creativo y estimulante.
      Un abrazo.
      Y gracias por la sugerencia.
      MAS

  8. Interesante e importante cuestión.
    ¿Cómo hace el docente sus desarrollo profesional?
    De su actitud depende que tenga una experiencia maravillosa o detestable.
    También influyen las condiciones, cómo no. Nos igual tener un director motivado y motivador que tener uno tóxico que solo desprende venenos. No es igual trabajar con un equipo conexionado y trabajador que con uno desmotivado, entristecido y perezoso.
    Lo que pasa es que lo que está en sus manos es lo que puede mejorar. Lo otro tiene que manejarlo de manera inteligente.
    Un abrazo.

    • Querida Martina:
      Muchas gracias por la amabilidad que has tenido en leerme y la generosidad añadida de brindar tu opinión y de ofrecer a todos y a todas tu comentario.
      Lo más importante es la actitud del docente. Porque las adversidades pueden manejarse forma positiva o de forma destructiva. Las mismas dificultades a unos les estimulan y a otros len hunden.
      Besos y gracias.
      MAS

  9. Hola!! ¡¡Estoy feliz de escucharlo y verlo en persona!! Me emocionó el cierre con esa maravillosa historia de la manzana que me tenía intrigada!! Me lleve muchas cosas maravillosas!! Gracias por compartirlas,invitarnos a pensar!!!

    • Querida Heidi:
      Muchas gracias por leer el artículo y por estas palabras tan hermosas que has escrito.
      Soy yo quien tiene que agradecer vuestra presencia en la conferencia después de un día de intenso trabajo.
      Esa historia (que recojo en el libro Ideas en acción) está cargada de profundos significados.
      Ojalá que las ideas y propuestas que planeamos lleguen, desde vuestras mentes y corazones, a las de vuestros alumnos y alumnas.
      Besos y gracias.
      MAS

  10. Miguel Angel… siempre haces muy buenas reflexiones… y está me ha encantado! Puedes cambiar la palabra maestro por cualquier otra profesión y la reflexión valdría exactamente igual. E incluso para cualquier otro papel que desempeñes en la vida. Está claro que las circunstancias cuentan, pero la actitud es determinante. La fábula de la estrategia del caballo puede parecer simplemente un cuento pero hay millones de historias que le ponen vida en la realidad. No la conocía y me ha hecho reflexionar. Tampoco conocía el relato de la casa de los mil espejos y no puedo estar más de acuerdo. Además, en mi experiencia, la vida te devuelve lo que das, y hasta que no te atreves a dar de corazón aquello que quieres recibir, no lo recibes. Primero es dar y luego recibir, y a veces la persistencia aquí tiene un papel determinante. Es una ley natural. Como siempre, con tu permiso, lo voy a compartir con la comunidad de diariodeagradecimientos.com para que nos sirva de reflexión en nuestras vidas. Un abrazo.

    • Querido José María:
      Muchas gracias por tu mensaje. Magnífico.
      Me parece muy atinado lo que dices.
      Gracias por escribir y por leer.
      Y, por supuesto, estupendo que lo compartas.
      Un abrazo.
      MAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.