Excava y recuerda

15 Dic

LVMM

Por el zaguán de lo que antes fue una casa y ahora es un derribo asoma una mirada vieja. Gastada y perdida. Es el rostro de quien fue algo y ya no es nada. De quien habló de sí misma con suficiencia, representó a mucha gente y se enseñaba orgullosa. Un ser de gesto sereno pero con la memoria interrumpida en los tiempos en los que se conocía y sentía. Camina por la vida sin ganas porque no se siente bien. No está cómodo con lo que ve y vive con pesadumbre por no ser reconocido por nadie.

Esta entidad viaja en el tiempo y se encuentra con su gente que tanto la admiró. Con personajes variopintos de todas clases sociales y de diferentes mundos. Tenía a su alrededor pintores, músicos, periodistas o personas anónimas que se enamoraban de ella al contemplarla. Nadie se atrevía a dañarla puesto que siempre estaba observada y cuidada por muchos. (más…)