¡Madre de Dios!

26 Ene

Edificio de estilo modernista en Madre de Dios tras su rehabilitación. LVMM

La deriva urbana se ha establecido como un medio necesario para poder entender un poco mejor las ciudades. Ahora está de moda el término y se usa mucho tanto para analizar verazmente la fisonomía real de un entorno como para hacerse el entendido y quedar bien en una reunión e incluso organizar mesas redondas sobre ellas.

Desprendiéndose de necedades puedes reducir la expresión a contemplar el entorno. No fijarse en el camino por el que discurres y sí en su aquello que conforma el mismo. Observar lo que hay. Mirar hacia arriba. Ver.

De esta manera te das cuenta que hay lugares en Málaga que sobreviven. Que se renuevan con soltura y que subsisten de manera solvente al paso de los años.

Es la realidad de la calle Madre de Dios. (más…)

Excava y recuerda

15 Dic

LVMM

Por el zaguán de lo que antes fue una casa y ahora es un derribo asoma una mirada vieja. Gastada y perdida. Es el rostro de quien fue algo y ya no es nada. De quien habló de sí misma con suficiencia, representó a mucha gente y se enseñaba orgullosa. Un ser de gesto sereno pero con la memoria interrumpida en los tiempos en los que se conocía y sentía. Camina por la vida sin ganas porque no se siente bien. No está cómodo con lo que ve y vive con pesadumbre por no ser reconocido por nadie.

Esta entidad viaja en el tiempo y se encuentra con su gente que tanto la admiró. Con personajes variopintos de todas clases sociales y de diferentes mundos. Tenía a su alrededor pintores, músicos, periodistas o personas anónimas que se enamoraban de ella al contemplarla. Nadie se atrevía a dañarla puesto que siempre estaba observada y cuidada por muchos. (más…)