Realmente peligrosos.

14 Feb

La ocasión que se le presenta al Unicaja en la eliminatoria de cuartos de final frente al Casademont Zaragoza es una oportunidad capital para cerrar malos recuerdos, acercarse a una hipotética semifinal por el lado menos difícil del cuadro y ganar un partido de una vez en la Copa del Rey en Málaga, aunque la llegada a la fase final del torneo haya sido mediante invitación, los maños sean la revelación de la temporada y la diferencia presupuestaria sea palpable, la vitola de favorito se ha convertido en un objeto arrojadizo que desde Aragón se manda al anfitrión, nada nuevo, por supuesto, y algo que no extraña que use Porfirio Fisac, uno de los entrenadores de moda.
Para lo que vamos a ver en la cancha entre las dos escuadras, por parte de los rivales, el redimensionamiento tras la lesión de Javier Jústiz y la imposibilidad de debutar siquiera de Renaldas Seibutis, esto deja a los de rojo con un juego interior mermado, que pese a que haya habido rumores de incorporaciones como el conocido Mathias Lessort o alguno tan sonoro como Maik Zirbes, de momento se presenta en Málaga con Fran Vázquez y Tryggvi Hlinason como la pareja que se alternaría en la posición de “cinco”, pero Nemanja Radovic tendrá también sus minutos en esa posición, ya que el gallego no promedia más de 12 minutos en cancha, y el islandés es duro y grande, pero es bisoño, si lo unimos a Rubén Guerrero, es la demostración que habitualmente, los jugadores interiores maduran más tarde que el resto.
Que en Málaga tengamos tantas dudas sobre el juego interior que maneja Luis Casimiro Palomo es todo muy normal, ya que a todos los pívots se les puede poner un “pero”, Frank Elegar está a años luz de lo que se esperaba de él (sin pedir tampoco imposibles, que quede claro), Volodymyr Gerun justifica mucha veces con su inconsistencia que estuviera en un equipo descendido, y Rubén Guerrero ahora mismo es la plasmación de los deseos de la afición local, pero no hay que olvidar que en el mes de septiembre era el quinto pívot, y ahora es valiosísimo por falta de competidores, pero no pensemos que es Pau Gasol.
En la batalla interior, el Zaragoza, a los mencionados suma jugadores versátiles y que pueden ocupar posiciones tanto cerca como lejos de canasta, Jonathan Barreiro, Robin Benzing e incluso Nicolás Brussino, ocuparán la posición tanto de tres como de cuatro, los problemas vienen por lo habitual de simultanear al menos a dos de ellos en cancha, muy complicados de parar en ataque, además, Barreiro y Radovic, con más de 5 rebotes por partido son los mejores en este apartado.
Por fuera, la pareja Rodrigo San Miguel-Carlos Alocén va a ser un durísimo escollo para Alberto Díaz y Jaime Fernández, de los dos bases visitantes, seguro que alguien que no los conozca es capaz de decir que el primero es el más joven, aunque tenga edad casi para ser el padre del chico que en la cita copera anterior de Málaga jugó en el Muelle Uno y en Los Guindos, una de las sensaciones de la temporada. Junto a ellos, DJ Seeley y puntualmente el joven Vit Krejci acompañan a la mejor gestión de Salva Guardia desde los despachos, la vuelta de Dylan Ennis, tras haber estado un mes en 2018 y pasar por Andorra y Mónaco, el canadiense volvió en diciembre para tapar la ausencia definitiva de Seibutis y está a un nivel de juego e integración que parece optar a zaragozano del año aunque sea de Toronto.
Como dijo el maestro Mel Otero en estas páginas, el mejor jugador del rival del Unicaja está en el banquillo, con Porfirio Fisac se ve la bonita historia de un tipo visceral que transmite como muy pocos, que ha conseguido que un equipo de nivel medio juegue muy bien, se lo termine creyendo y a día de hoy esté en tercera posición de la Liga ACB, por mucha diferencia presupuestaria y por mucho discurso ya oído anteriormente, para este Unicaja ciclotímico no deja de ser un lobo con piel de cordero, y no hace falta ni referirse a los enfrentamientos anteriores, ni invocar al fantasma de Mindaugas Kuzminskas, no temer a este Casademont Zaragoza sería un error tan grande como la oportunidad que tienen los malagueños de hacer algo bueno este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *