Holanda a través del espejo

19 Mar

La derrota de Geert Wilders esta semana representa un primer test y un cierto alivio en la política europea en un año al que seguirán las elecciones francesas, alemanas e italianas. Más allá de unas elecciones nacionales constituyen un síntoma y una primera respuesta a uno de los grandes dilemas políticos de este largo año electoral: si Europa seguiría o no la estela del Brexit y de Trump, en una palabra, si habrá o no un ascenso de la extrema derecha en la política europea.

El relato de esta revolución ultraconservadora es consecuencia de la crisis. El deterioro de las condiciones económicas y los perdedores de la crisis han castigado a todo nuestro modelo social y ha provocado un malestar en la democracia que se ha expresado en una crítica al establishment político. Las clases medias también han sufrido la crisis, ellos lo saben y por ello se han convertido en una de los apoyos de este tipo de partidos. A la crisis se ha unido la inmigración y el terrorismo que han contribuido a generar discursos políticos excluyentes. La amenaza es un retroceso de la democracia gracias a unas políticas defensivas basadas en Estados Nacionales fuertes, proteccionistas en lo económico, restrictivas e insolidarias en el modelo social, excluyentes con la diversidad y, claro, en contra de la construcción de Europa. (más…)