De un volteo providencial y veinte años de crónicas

28 May

Si retrocedemos unas cinco mil crónicas, se iniciaba esta sección en mayo de 1999 con los carteles de la campaña electoral que ganaría Celia Villalobos.

El escritor H.G. Wells tuvo un accidente providencial en su infancia.

Al parecer, un compañero de su padre, jugador de cricket, le volteó por los aires, quizás para celebrar alguna victoria, con tan mala suerte que el niño aterrizó cerca de una estaca y se rompió la pierna. En las semanas de recuperación se hartó de leer libros y hojear enciclopedias y eso fue lo que le decidió a ser escritor. Así que, gracias a un deportista inconsciente y algo manúo, el mundo ganó a una de sus mejores plumas.

Las influencias están ahí, incluso a niveles mucho más modestos. Por la infancia del firmante, por ejemplo, se cruzaron un matrimonio de intrépidos periodistas, un padre aficionado a los yacimientos arqueológicos y al Patrimonio de Málaga, y una madre y un abuelo que le enseñaron a querer su ciudad, a frecuentar sus barrios y a hablar con sus vecinos. El gazpacho resultante es un servidor, que iba para abogado pero viró a tiempo y terminó de periodista, gracias a todas estas providenciales influencias. (más…)

El alemán que siguió el consejo de Ortega y Gasset

25 May

Stefan von Reiswitz, fallecido esta semana, siguió el consejo que le dio Ortega y Gasset y se fue a vivir a España. En Málaga vivió y creó durante más de seis décadas.

Aparcaremos hoy -jornada de reflexión- la ciudad con sus problemas y sus logros para dejar espacio a un bávaro de 1,93 de estatura que siguió el consejo de José Ortega y Gasset -amigo de su madre- y aterrizó en España a los 19 años para convertirse en malagueño de adopción durante más de seis décadas.

Nuestro gran filósofo, por cierto, le animó a viajar a España porque, argumentó, «allí están todos locos y tú también lo estás, y además, como extranjero no te van a complicar la vida». (más…)

El estercolero de Correos crece a buen ritmo

24 May

La antigua sede central de Correos, obsequio del Gobierno central a la Junta en 2010, sigue exhibiendo unos jardines convertidos en un prometedor basurero .

Se cumplen diez años desde que de la antigua sede de Correos, junto al puente de Tetuán, dejaron de salir cartas. Un año más tarde, en pago por la deuda histórica, el Gobierno central se lo entregó a la Junta de Andalucía. Visto el trato que le ha deparado en esta década, lo mismo le podía haber entregado un morcón sin cuerdas.

Porque tan devastador como un huracán ha sido el paso del gigantesco edificio por manos autonómicas. Si a eso sumamos la excusa de que se encuentra embargado por la Diputación desde hace tres años, por impagos de la Junta, tendremos una visión panorámica de su rápida decadencia. (más…)

Semipeatonalizar la Alameda al revés

23 May

Muchos caemos ahora en la cuenta de que seis meses al año la Alameda será un lugar soleado en exceso, por no haberse peatonalizado el agradable tramo central de ficus centenarios y recuperar así el paseo del XIX.

En la Málaga con la que se toparon los cristianos tras la conquista ya existía delante de las, entonces, dos Puertas del Mar, una zona conocida como El Arenal o La Ribera, creada por los aportes del vecino Guadalmedina.

El Arenal o La Ribera fue creciendo hasta que la antigua Aduana marítima, también vecina de esta playa, se quedó compuesta y sin novio, por lo alejado de su emplazamiento. (más…)