De Robert de Niro y las hogueras fantasma

15 Dic

El puente de San Luis Rey, rodada en Málaga en 2003, es un compendio de todos los topicazos sobre la leyenda negra española, y esa hoguera de la Inquisición que no falte en la plaza del Obispo.

Una de las películas más malas de lo que llevamos de siglo se rodó en Málaga. Trajo a nuestra ciudad, pocos meses después de que se peatonalizara la calle Larios, a actores de fama internacional, uno de los cuales, Robert de Niro, estaba metido en nuestro subconsciente cinéfilo en dos escenas repetidas en muchos monólogos: la del taxista tarumba que gesticula, pistola en mano, frente al espejo y la del sádico que, subido a un barco, busca con fruición un abogado.

Se trata, como muchos habrán adivinado, de El puente de San Luis Rey, basada en una novela publicada en 1927 de Thornton Wilder, el mismo autor de Los idus de marzo.
La novela es infinitamente más interesante que la película, que, visto el resultado, resultó lo que la Real Academia define como «cosa mal hecha, desordenada, de mal gusto», pero que a su vez, proviene del caldo con mendrugos y sobras que se daba a los pobres en las porterías de los conventos: el bodrio. (más…)

La fábrica de Salyt y el cartel de la mansión

14 Dic

Los amantes del cine y los paisajes degradados siguen teniendo en la entrada a la antigua fábrica de ladrillos, un rincón donde disfrutar de tan extravagantes gustos.

Cuenta Enrique Gallud Jardiel, nieto de Jardiel Poncela, en uno de sus últimos libros de humor, Peliculeces que en el cine negro la nevera del detective suele estar como un hospital robado, con la excepción de un solitario cartón de leche, que cuando el detective se lo lleva a la boca, debe escupir el contenido porque la leche está agria.

Ayer hablábamos de carteles, y no falta en el séptimo arte, cada vez que aparece una mansión abandonada, un primer plano de un cartel ajado con el nombre de la casa, sujetado sólo por una de las esquinas, que se bambolea y chirría con el viento que, casualidades de la vida, sopla en el justo momento en que enfoca la cámara. (más…)

De la propaganda metálica en Pinosol

13 Dic

En la calle Pinosol subsiste con tenacidad un desteñido cartel municipal que informa de las obras de apertura de la calle, que tuvieron lugar hace ocho años.

Detrás de una palabra tan complicada como la vexilología se esconde la ciencia que estudia las banderas. Sin salirnos de los estados integrantes de las Naciones Unidas, hay algunas, sobre todo en las islitas del Caribe y los Mares del Sur, que han sido elegidas por sus habitantes entre una terna de varias posibles, así que, al mismo tiempo que la enseña consigue un respaldo mayoritario, también es cierto que pierde bastante carga simbólica.

En las administraciones no suelen abundar las banderas propias, pues en nuestros días se prefiere el logotipo que, ese sí, inunda todo lo inundable y ay de quien se olvide de colocarlo en cualquier asunto relacionado con una subvención o actuación conjunta porque se ganará una bronca cósmica. (más…)

Monumentos adaptados al presente siglo XXI

12 Dic

Quienes consideren que las esculturas de próceres son una moda anacrónica deberán desterrar sus prejuicios y darse una vuelta por el Parque para ver cómo se adaptan algunas de ellas a la más rabiosa actualidad.

Cuenta la historiadora Elvira Roca, que cuando gracias a un avanzado laboratorio farmacéutico del Perú hispano, en el siglo XVII comenzó a difundirse por Europa la quinina, también llamada el caucho jesuita, en algunos países protestantes se vio como un invento del maligno bastante desaconsejable, lo que evidencia que los tópicos sobre el atraso científico español deberían cuestionarse.

También quienes ven los homenajes en bronce a próceres, bien sean prohombres o promujeres, como una rémora del XIX, una ñoña forma de reconocimiento, deberían darse una vuelta por el Parque de Málaga para desterrar sus prejuicios. (más…)

Del tranvía y la salvaguarda de los vecinos

9 Dic

El tranvía del Morlaco cumple tres años en las antiguas cocheras de Pedregalejo y Tran-Bus pide más protección para evitar el vandalismo, así como un tejado más digno y sobre todo, de más utilidad.

Esta semana se cumplen tres años de la instalación del tranvía del Morlaco en el espacio que ocuparon las antiguas cocheras de tranvías y autobuses en Pedregalejo, en una plaza que desde el pasado jueves está dedicada a Manuel Díaz Millán, un carpintero de las cocheras que falleció en un accidente laboral en abril del 77.

A finales de 2008, el antiguo tranvía, pese a que realizaba originalmente el trayecto Alameda-Misericordia, tuvo que tomar las de Villadiego porque una tribu de mamíferos lo hizo suyo y estuvo a un tris de ser descuartizado. (más…)