Los alumnos tendrán su ‘casa’ en la UMA

M. D. MEDINA / S. FERNÁNDEZ

Los estudiantes aportaron sus ideas durante el curso pasado para el llamado Campus Center y ahora la Universidad prepara la licitación para el proyecto básico y de ejecución Los alumnos contarán con un espacio de unos 3.400 metros para el descanso y ocio ubicado en un inmueble de usos múltiples

«Muchos de los estudiantes pasamos casi 24 horas en la universidad y no disponemos de un espacio en el que estar más allá de las facultades y las bibliotecas». Rosario Aguilar, presidenta del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Málaga (Ceuma) retrata con estas palabras una realidad que se intensifica durante los meses de exámenes como febrero: los alumnos pasan prácticamente toda la jornada en el campus. Horas y horas de estudio pero también un tiempo en el que tienen que comer, asearse y descansar. La falta de un espacio que cubriese estas necesidades del alumnado se puso sobre la mesa durante el pasado curso y empezó a gestarse un proyecto, la Casa del Estudiante o Campus Center, que ahora está a punto de dar su primer paso importante, la licitación para elegir al estudio de arquitectura que hará el proyecto básico y el de ejecución. Un edificio no docente ni residencial destinado a los estudiantes con el que la Universidad de Málaga será pionera en Andalucía. De hecho, a la hora de pensar en este edificio han debido tomarse como referente universidades de otras comunidades como A Coruña o la Comunidad Valenciana e incluso de Estados Unidos, donde se han estudiado inmuebles de dos universidades de los estados de Minesota y Carolina del Sur.

El Campus Center, cuya licitación se publicará en unos dos meses, estará integrado en un edificio de carácter múltiple, que según explica Pablo Sepúlveda, arquitecto del Vicerrectorado de Smart-Campus, también incluirá parte del nuevo Centro de Procesamiento de Datos (CPD) de la UMA y nuevos espacios de talleres y servicio de paquetería. No obstante, la mayor parte del programa del edificio se dedica a los estudiantes, que ocuparán unos 3.400 metros cuadrados de los 10.000 en total del inmueble, según la propuesta inicial de la que parte la Universidad.

El inmueble, para el que se ha previsto un presupuesto de ejecución de unos 7 millones y medio de euros y al que se destina una partida ya en los presupuestos de la UMA de 2018, se sumará a los ya anunciados en la ampliación del campus de Teatinos e irá situado en una parcela al Este de la ETS de Ingeniería Industrial.

Pero, ¿cómo será este nuevo edificio? En gran parte reflejará lo que los propios estudiantes apuntaron el pasado curso a través de una campaña organizada por el Ceuma, con la colaboración del Vicerrectorado de Smart-Campus y el Servicio de Comunicación. Como recuerda la representante de los alumnos, las ideas aportadas pilotaron sobre dos conceptos: el descanso y las relaciones sociales. Así, además de salas equipadas donde comer y desconectar del estudio, quieren que ese edificio sirva como «espacio de relación entre estudiantes de distintas facultades».

Un par de ideas generales de las que los técnicos de la Universidad han partido a la hora de redactar las bases del concurso –aún no se sabe si será una licitación abierta o un concurso de ideas– para el proyecto básico del edificio. Así, cumpliendo el ‘mandato’ del alumnado, el Campus Center intentará asemejarse a una ‘casa’, un espacio singular y propio dentro del campus más allá de las áreas de aprendizaje.

En la planta baja, detalla el arquitecto Pablo Sepúlveda, la Casa del Estudiante tendrá cafetería, comedor, zona de vending (máquinas expendedoras), y una cocina de libre uso. Además, albergará una sala de televisión y otro par de estancias destinadas al esparcimiento o descanso. Destaca también que los aseos incluyen duchas para que los alumnos tengan cubierto el mayor número posible de necesidades. Completan esta planta, de unos 1.100 metros cuadrados, una tienda UMA corporativa, una zona de reprografía y espacio para cajeros automáticos.

La primera planta del inmueble destacará por cumplir otra de las principales demandas de los estudiantes: salas de trabajo abiertas 24 horas todos los días del año. Serán dos salas de unos 80 metros cuadrados, a las que se suman varias más de distinto tamaño. Además, también habrá estancias insonorizadas de usos múltiples, que irán de los 50 a los 100 metros cuadrados, y una cabina para ensayos musicales. Esta planta se completa con la zona ‘representativa’ destinada al Consejo de Estudiantes de la UMA, con un despacho, sala de reuniones y espacio de trabajo.

Por otra parte, los alumnos también podrán disfrutar de la zona exterior del edificio, donde están previstos espacios ajardinados y áreas de descanso con mesas y sillas. Igualmente, la cubierta del Campus Center será «transitable y habitable». Tampoco será un problema el aparcamiento, para el que se ha destinado un espacio en la planta bajo rasante, donde también habrá un recinto para bicicletas, un pequeño almacén y zona de mantenimiento.

Más allá de los usos y espacios que tendrá, la Casa del Estudiante estará dotada con las tecnologías imprescindibles en el mundo actual, para lo que en el pliego de licitación se ha pedido que los estudios de arquitectura aporten ideas sobre las TIC que los evaluadores valorarán, como también lo harán con las medidas que incluyan los proyectos en referencia al ahorro energético. Así, el arquitecto del Vicerrectorado de Smart-Campus subraya que se tiene muy en cuenta el tema de la protección solar debido al clima de Málaga.

La Universidad prevé que el proyecto para el edificio de usos múltiples donde está incluido el Campus Center o Casa del Estudiante pueda estar adjudicado para este verano, con la idea de que el estudio de arquitectura elegido comience a trabajar a partir de septiembre. Aún es pronto para dar plazos definitivos, pero los futuros estudiantes podrán disfrutar de un campus más amable, con espacios diseñados específicamente para ellos y con un entorno en el que también se están cuidando mucho las zonas verdes. Un campus moderno y humano donde los estudiantes se formen como profesionales y como personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =