Filosofía y Letras crea un espacio de convivencia para sus alumnos

L. O.

Los estudiantes pueden descansar, comer y charlar en una zona del módulo de entrada por la avenida Louis Pasteur

Lo más llamativo es un panel para que los alumnos plasmen ideas.

La Facultad de Filosofía y Letras de la UMA ya tiene un nuevo espacio de convivencia para los estudiantes, un lugar de esparcimiento y reposo en el que pasar el tiempo que tienen entre las clases o después de ellas.

El espacio físico se ubica en el módulo de entrada por la avenida Louis Pasteur, en los sótanos del edificio del Decanato. Debido a la particular estructura del edificio, con varios módulos repartidos alrededor de un pasillo exterior, la dirección del centro consideró que era necesario habilitar una zona interior para facilitar la convivencia de los alumnos y solventar algunas necesidades. Así, un espacio que antes era algo lóbrego se ha convertido en una zona de estar y de esparcimiento donde se puede charlar, comer, descansar e incluso expresarse, ya que se ha instalado un panel en el que se pueden colgar sugerencias, ocurrencias y todo tipo de propuestas y frases.

Puntos de luz y de red, microondas, mesas, asientos y un servidor de agua componen el nuevo mobiliario del espacio de convivencia, que se ha adecuado a las necesidades exigidas con la financiación del centro. El vicerrectorado de Smart Campus también ha colaborado, mientras que la empresa ‘Un toque de amor’ se ha encargado del interiorismo. ‘Cuidalo, es tuyo’, ‘No pases de largo’ o ‘Deja su huella’ son las invitaciones que se hacen a los usuarios para que interactúen con la nueva infraestructura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − cuatro =