«Hay que mostrar que las mujeres tenemos puestos de trabajo importantes»

M. DOLORES MEDINA

Profesora titulada del Departamento de Ingeniería Química de la UMA, tras participar en el primer volumen científico escrito sólo por mujeres, considera que el papel femenino en el ámbito de la ciencia aún tiene que hacerse más visible

La American Chemical Society publicó el pasado mes de marzo un volumen especial solo para mujeres en la revista Catalysis Today. Olga Guerrero Pérez, profesora del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Málaga, con un brillante currículum a sus espaldas, fue una de las editoras del proyecto que fue presentado en San Francisco. El objetivo ha sido resaltar la imagen de la mujer en la ciencia y eliminar la brecha existente. La  profesora Guerrero explica cómo fue esta experiencia y cuáles son las diferencias de género que aún persisten en el mundo de la ciencia.

 ¿De dónde surge la idea de realizar un volumen científico escrito sólo por mujeres?
La idea fue mía. Surge sobre todo de discusiones con compañeras en congresos científicos, porque normalmente a las mujeres en ciencia nos cuesta mucho que nos den proyectos, que nos inviten como plenarias en conferencias importantes, incluso es algo que se nota a todos los niveles. Un poco ese es el sentimiento interno. Hablando con otras compañeras surgió la idea de hacer un volumen escrito sólo por mujeres para demostrar que hay mujeres científicas, expertas en áreas. Se lo propusimos a la editorial y les pareció muy buena idea y accedieron.
¿Qué ha significado para usted participar como editora en esta publicación?
Para mí ha sido una satisfacción enorme. De entrada, cuando hice la propuesta al comité editorial de esta revista y aceptaron, más tarde realicé una selección de unas 20 mujeres por todo el mundo, todo ello consensuado con el consejo editorial de la revista. Todas aceptaron, a todas les pareció buena idea. Había que congeniar distribución geográfica, buscar mujeres de todos los continentes y a la vez, que tuviera un sentido , ya que dentro de la catálisis, que es de lo que trata el volumen, hay muchas áreas distintas.
¿Ha tenido buena aceptación el volumen entre el público?
En EEUU ha tenido muy buena aceptación y eso me ha gustado mucho; allí también están preocupados  por la imagen de la mujer en la ciencia. A la American Chemical Society les gustó mucho e hicieron la presentación durante una reunión en la que se dio a conocer el volumen. Una parte de esta sociedad, el ‘Women Committe’, que se dedica a promocionar a las mujeres en la ciencia, les pareció muy buena idea, y al igual que hemos hecho nosotras en catálisis, ellas van a intentar hacer los mismo en otras áreas dentro de la química.
¿Existen muchos grupos de investigación científica encabezados por mujeres?
Aquí en España algunos, pero pocos. La tendencia que tenemos aquí es la de trabajar en equipos grandes. Es decir, alguien de 30 años tiene que trabajar con gente mucho más mayor y normalmente el más mayor es el que lidera el grupo y un catedrático de 50 años, normalmente, es hombre.
¿Considera que en el ámbito de la ciencia existe, en cierta medida, discriminación hacia la mujer?
Sí, por tu imagen no se creen que eres un científico, es muy difícil. Si tu imagen no es la que la gente tiene de un científico, es muy difícil que te den trabajo, proyectos, etc. Incluso en la enseñanza, los alumnos buscan más a un hombre para dirigir su tesis antes que a una mujer. Es como algo muy sutil, la discriminación es leve, entonces es difícil de demostrar.
¿Es complicado ser reconocida en el mundo de la ciencia siendo mujer?
Sí, es complicado. De entrada tienes el hándicap de la carga familiar y de ir luchando, y todo el tiempo que le dedicas a la familia no se lo dedicas a la ciencia y la ciencia es muy demandante. Por su puesto, hay que buscar un equilibrio. Yo cada vez que voy a un congreso la gente me pregunta que qué hago con mis hijas. Cuando mi marido lo hace, nadie le pregunta porque se da por hecho que yo puedo quedarme sola con mis hijas sin ningún inconveniente.
¿Cómo cree que se puede conseguir el empoderamiento de la mujer en este ámbito o en cualquier otro?
Es importante que la gente vea a una mujer alcaldesa, una mujer presidenta, una mujer que lidere una empresa y esa gestión funciona. Además que las mujeres somos muy capaces para hacer muchísimas cosas, por eso es importante que estemos en estos puestos de trabajo, para que se resalten nuestras capacidades. Debemos intentar dar ejemplo a las jóvenes. Hay que mostrar que las mujeres tenemos puestos de trabajo importantes. En la academia somos muy pocas, pero bueno, poco a poco lo vamos intentando. En general, nuestras predecesoras nos han abierto caminos con mucho esfuerzo y trabajo, ha habido muchos avances, hay que mirar la historia para ver lo que ha pasado, ha costado mucho llegar hasta aquí y ahora la gente joven no debería volver atrás, deben continuar por ahí.
¿Qué consejo podría dar a las futuras científicas que estudian actualmente en la Universidad de Málaga?
Que trabajen y que se hagan visibles, es decir, que si están trabajando sean ellas quienes vayan a un congreso y den su conferencia, que eso es un fallo que cometemos mucho las mujeres. Tenemos como una tendencia en ciencia, trabajamos muy bien, pero no sabemos vendernos bien en muchos casos. Hacer el trabajo y después venderlo. Que haya mujeres dando conferencias, moderando sesiones, escribiendo los artículos firmados por ellas como autoras principales, mujeres escribiendo proyectos, es decir, que se hagan líderes, que no trabajen en la sombra y que luego sea otro el que se lleve los méritos. Eso lo he observado muchas veces, muchas mujeres trabajando y parece que no se las ve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =