«La última innovación que hemos incorporado es el servicio de WhatsApp»

PAOLA ARAGÓN

Gregorio García Reche es coordinador de Bibliotecas de la Universidad de Málaga, lleva más de veinte años en el cargo, y ha sido impulsor y testigo de todos los avances tecnológicos que se han ido implementando en las bibliotecas de la UMA como los préstamos de libros digitales

La biblioteca de Málaga presta un servicio de recursos para el aprendizaje, la docencia, la investigación, la formación continua y las actividades relacionadas con el funcionamiento y la gestión de la Universidad en su conjunto. Por eso, a través de los años y con la llegada de las nuevas tecnología ha ido a la vanguardia incorporando nuevos sistemas que faciliten a los usuarios el acceso y el préstamo de ejemplares.

Actualmente, la biblioteca cuenta  con 1.163.656 monografías, de las  cuales 317.525 son digitales, 3.597 suscripciones a publicaciones periódicas impresas, 59.706 revistas electrónicas y 141 bases de datos. Todas estas colecciones están accesibles a través del Catálogo Jábega, que cuenta con un total de 862.975 registros bibliográficos y 846.131 registros de ejemplar.

¿Hace cuánto tiempo desempeña este cargo?
Como coordinador de bibliotecas, comencé en el año 1996. Cuando llegué al cargo ya teníamos el sistema de gestión de automatización, pero se han ido implementando muchas cosas más, ha sido y estamos en una época de inclusión y de innovación bastante importante. En innovación en cuanto a la incorporación de las nuevas tecnologías y en cuanto a la propia gestión de la biblioteca, en cuanto a la calidad y elaboración de proyectos.

¿En qué consiste el sistema de gestión?
Es el programa principal que nosotros utilizamos para las tareas internas, la catalogación, la clasificación y demás, y luego con este mismo sistema es con el que se ofrece el servicio de préstamos; donde llega el usuario y queda registrado el libro que se lleva o la consulta a la bibliografía que hay disponible en la biblioteca.

Ha habido muchos cambios tecnológicos, la llegada de internet y las facilidades que implican las nuevas tecnologías, ¿cuáles se han ido implementando para ir a la vanguardia de esta era tecnológica?
El más reciente es el servicio de atención al usuario a través de WhatsApp, aunque se tenía algo parecido y que en su momento significó un cambio que fue un servicio de atención por chat. Pero WhatsApp es mucho más común y eso era lo que queríamos aprovechar, pues ya prácticamente la totalidad, por no decir que la totalidad tienen telefono móvil y la aplicación y es algo común que se lleva a la mano para comunicarse en cualquier momento y hacernos cualquier tipo de pregunta.

¿Cuál es este número y cuáles son las cuestiones que se responden a través de este servicio?
El número es 670947756. En principio cualquier duda o consulta; horarios, préstamos, localizar un libro. Pero hay cuestiones como dar información personal, alguien que pregunta que se le ha olvidado un libro o que no puede renovarlo, por cuestiones de seguridad y de protección de datos no se puede facilitar cierta información.

¿En qué consiste el proyecto que están realizando sobre la colección de cartas del escritor malagueño Arturo Reyes?
Consiste en poner en abierto y en total disponibilidad los archivos personales que tenía el autor, por lo que hemos aprovechado el trabajo previo de la digitalización que ya tenía hecho la facultad y el departamento encargado. Ahora nosotros lo archivaremos en nuestro repositorio institucional para que esté a disposición de cualquier ciudadano, no solo de los miembros de la universidad. Pues son producciones científicas financiadas por fondos públicos y como lo pide la ley, tienen que ponerse en abierto y esto es lo que estamos haciendo, cumpliendo con esta función.

¿Qué otros proyectos tienen?
Estamos también incorporando dos donaciones más, las de Alfonso Canales y Albor. Además, en la biblioteca estamos adelantando labores como la de los préstamos de ejemplares digitales, que consiste en una edición digital que se descarga en un dispositivo electrónico y que en el momento en que se cumple el plazo de préstamo, automáticamente se elimina y queda a disposición de otro usuario. Estos préstamos pueden renovarse a través de la página como el servicio habitual.

¿Cuántos libros tienen a disposición para este sistema?
Tenemos varios, normalmente entre uno y dos ejemplares, pero este proceso apenas está iniciándose y lleva su tiempo implementarlo, pues depende mucho de las editoriales que aún tienen mucho recelo y de la cantidad de ediciones que compremos, pero esto es un avance que facilita las cosas a los usuarios.

¿Cuál es el promedio de visitas a la biblioteca?
Este año hemos contado un total de más de tres millones de visitas, cada año publicamos en nuestra página las memorias en las que entregamos todos los datos referentes al servicio de la biblioteca. El conteo lo hacemos través de contadores y a esto le aplicamos un logaritmo para lograr una estimación, pues una persona puede entrar varias veces.

¿Ha habido alguna disminución con respecto a otros años?
No. Ha habido un aumento de cien mil visitas, pero esta cifra realmente no es mucha si miramos la totalidad de visitas. Creo que este aumento varía dependiendo de las cantidades de trabajos que dejan y porque los horarios fueron un poco más amplios.

Tiene un blog, «La mar de lectura», ¿de qué trata?
Es un club de lectura donde se anuncia un libro, se hacen reseñas sobre esos libros y se invita a leerlo. Contamos con colaboradores, tanto bibliotecarios y usuarios incluso ajenos a la universidad y siempre estamos dispuestos a recibir y escuchar a nuevos colaboradores. Esta idea nació siendo el blog de noticias, el periódico de la biblioteca y luego al introducir redes sociales vimos que esta finalidad quedaba mejor cubierta con otro sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =