Viñetas añejas para niños viejos

10 junio, 2018

JOSÉ LUIS G. GÓMEZ

En un tiempo ya muy lejano, todo mi mundo pasaba por las páginas de los tebeos de Bruguera. Fue su cierre, tras huelgas y una considerable bajada de calidad en sus revistas, lo que me llevó a leer cómics de superhéroes –hay que sumar a todo eso mi llegada a la pubertad, suceso terrible que aún no he superado–. Ahora, tras décadas languideciendo en los archivos del Grupo Zeta, muchos de aquellos sueños de mi infancia van a llegar a las librerías de la mano de Penguin Random House. Ojalá llegaran a los kioskos, pero esos no los resucita ni la mayor multinacional del libro. El plan editorial se anunció hace unas semanas, con casi 50 títulos al año. Y yo me alegro, claro. Deseo que esta vez salga bien, no como en ocasiones anteriores cuando los timoratos responsables de Ediciones B intentaron rentabilizar lo que quizá sean tebeos pasados de moda. Tengo mis dudas, claro. Volver a publicar a las Hermanas Gilda está bien, por ejemplo, pero por qué no probar qué pueden hacer con ellas los talentos actuales del tebeo español. Eso sí, tras revisar los próximos lanzamientos debo reconocer que cuento los días para echarle el guante al recopilatorio de Sir Thim O’Teo, de RAF, quizá uno de los mejores autores de Bruguera, y seguro que uno de los menos recordados. Sí, no soy inmune a la nostalgia, mal que nos azota y que quizá salve a Bruguera.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: