Una Blancanieves más allá del cine

11 diciembre, 2012

MIGUEL FERRARY

Reino de Cordelia acaba de recuperar Blancanieves, pero con una versión alejada de la visión comercial y cinéfila tan de moda y más cercana al relato original recogido por los hermanos Grimm.

Blancanieves es uno de los personajes más populares de los cuentos recogidos por los hermanos Grimm. Estos incansables filólogos alemanes se dedicaron a recopilar todo tipo de cuentos y leyendas populares, darle forma literaria y difundirlos, construyendo el imaginario popular actual con una buena pléyade de personajes que se han transmitido en libros e innumerables versiones.

En estos últimos meses Blancanieves ha adquirido una inusitada actualidad. Tres versiones cinematográficas con apenas unos meses de diferencia, la serie de televisión Erase una vez y la potente imagen visual de la película de Disney –todavía muy presente– mantienen a este cuento en el candelero, aunque ha sufrido no pocos cambios respecto a la versión original de los hermanos Grimm.

Reino de Cordelia ha tenido a bien poner un poco de orden entre tanto marasmo de interpretaciones con la publicación de una versión más fiel a la interpretación de los Grimm, gracias a una traduccián de Álvaro de Cuenca y Luis Alberto de Cuenca.

Sin perder el tono de cuento infantil, se aprecia un grado más de crueldad en la narración, donde no faltan tres intentos de matar a Blancanieves y un final feliz con tintes de venganza que sorprendería a más de un padre bienpensante y amante de las versiones edulcoradas.

Celos, envidias, magia, venganza… Blancanieves tiene todos los elementos de las grandes narraciones de la literatura universal, sin perder el estilo infantil de cuento, que dificilmente esconde la crudeza del relato.

La edición de Reino de Cordelia llega además con el regalo de las ilustraciones de Miguel Navia, aportando ese fondo adulto que tiene este relato y acompañando perfectamente la narración.

FICHA
Blancanieves
JACOB Y WILHELM GRIMM
REINO DE CORDELIA
16,95 €

El mito de la hermosa bruja que quiere ser más guapa que su hijastra, hasta el punto de mandar asesinarla, contiene un dramatismo gótico que abre multitud de posibilidades plásticas. Aquí están todos los elementos de los cuentos clásicos: la madrastra, la joven hacendosa y maltratada, el príncipe. Pero añade otros mucho más inquietantes: siete enanos aislados y ocultos en un bosque oscuro, una muerta en vida atragantada por una manzana venenosa. La traducción es de Álvaro de Cuenca y Luis Alberto de Cuenca, con ilustraciones de Miguel Navia.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: