Un resistente rebelde

6 febrero, 2012

GUILLERMO BUSUTIL

CUANDO, EN ESTOS TIEMPOS DE CRISIS y de deconstrucción ideológica y ética, uno repasa la historia de la literatura es inevitable detenerse en la Generación del 98. La época en la que los escritores también eran intelectuales que, tanto en su obra como en sus huellas periodísticas, tomaban parte activa en la realidad social. Eran los años negros de la conflictividad política atenuada por brillantes discursos, de la pérdida del legado colonialista de España y del progresivo retroceso frente a Europa, de la pobreza del pueblo y de la revisión de la identidad del ser español. Estos temas, junto con la revisión de las tradiciones que atrasaban el necesario progreso del país, sobresalen en la obra de inmensos escritores que rompieron los moldes del realismo y de los géneros literarios y entre los que sobresalen los nombres gigantes de Azorín, Baroja, Valle-Inclán,Machado y Unamuno, a los que conviene regresar ahora para meditar con mayo capacidad de entendimiento la situación actual. De estos nombres y hombres, Unamuno fue posiblemente el más complejo y activo por su constante rebeldía intelectual y su enfrentamiento directo con el poder político, demostrado en su confinamiento en la isla de Fuenteventura. Unamuno, reconocido por novelas como Niebla, La tía Tula o San Manuel bueno, mártir y Abel Sánchez, también practicó el cuento a modo de fuente de ingresos. «Mi familia vive de mi cátedra de Salamanca y meriendan de mis cuentos», señala el profesor Óscar Carrascosa, responsable de la edición de los cuentos completos de Unamuno, publicada por Páginas de Espuma.

UNA OPORTUNA Y NECESARIA recopilación de textos dispersos en revistas y periódicos, desde la aparición en 1886 de Verán los ojos en El Noticiario Bilbaíno, con el seudónimo de Yo Mismo; una pieza cuya importancia reside en ser el embrión de su posterior y célebre novela Niebla. Óscar Carrascosa ha dedicado ocho años de trabajo a una labor que le ha exigido una seria investigación y catalogación de los textos dispersos y en muchos casos sin fechar. El resultado es este conjunto de ochenta y siete piezas protagonizadas por un héroe intelectual, insumiso y sensible ante la realidad que le rodea. Héroe más escéptico que pesimista, con sobrada humanidad y más dispuesto a la reflexión crítica que a la acción. Él representa el espíritu inconformista y provocador de Unamuno, su capacidad para los detalles aparentemente nimios y su talante para la sátira inteligente y afilada. Y si su personalidad está tan presente en estos cuentos, lo mismo puede decirse de sus habituales argumentos: el sentido de la vida, la preocupación por el paso del tiempo, la crisis de la falsa modernidad, Dios, las palabras como instrumento del combate político por el poder.

LOS TEMAS TRUFADOS DE UNA FILOSOFÍA a veces agónica y en otras más cercana a la bufotragedia, sobresalen en piezas como Una tragedia; El desquite; Carbón, carbón; Beatriz; Euritmia; El amor inmortal; o el excelente La revolución de la biblioteca de Ciudamuerta, en el que cuestiona el orden establecido. El libro recoge también la teoría del cuento que tenía Unamuno, su concepto de quintaesencia literaria, precisa, ágil pero que también contuviese un pensamiento condensado que condujese al lector a la reflexión. En una recopilación de esta magnitud es evidente que hay cuentos más flojos, que evidencian la necesidad del vuela pluma o el relámpago creativo sin madurar, pero también hay textos magníficos y redondos y piezas que dialogan con la huella de novelas y con el ensayo de un argumento que posteriormente daría lugar a una narración más larga.En cualquier caso es un riguroso trabajo de Óscar Carrascosa y una oportunidad para disfrutar del rebelde pensador y del escritor que demostró también ser un excelente cuentista.

FICHA

Cuentos completos
MIGUEL DE UNAMUNO
PÁGINAS DE ESPUMA
27 €

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: