Un novelista de cine

21 julio, 2015
Estación de tren en la República Checa. WIKIPEDIA.

Estación de tren en la República Checa. WIKIPEDIA.

ALFONSO VÁZQUEZ Guionista en Hollywood de Ernst Lubitsch, el húngaro János Székely publicó una deliciosa novelita ambientada en un pueblo checo en la IIGM que acaba de editar Impedimenta
En la maravillosa película británica Los apuros de un pequeño tren, de 1953, los habitantes de un pueblecito inglés intentan frenar la desaparición del ferrocarril haciéndose cargo del servicio. El mismo tono delicioso, rural y de encantadora comedia desprende la novela Los infortunios de Svoboda, y habría que decir que un lenguaje parecido, porque el autor de esta obra que acaba de publicar Impedimenta es el húngaro János Székely (Budapest, 1901-Berlín, 1958), quien en su juventud ya escribía películas mudas y fue contratado como guionista por el famoso Ernst Lubitsch, así que marchó a Hollywood. No le fue nada mal porque ganó un Oscar por el guión original de Adelante, mi amor (1940) una película con la Guerra Civil española como telón de fondo.

También en Los infortunios de Svoboda hay una guerra que marca toda la narración. Ambientada en un pueblecito checo con estación de tren, los habitantes de este plácido y hasta somnoliento rincón de Centroeuropa ven cómo sus vidas cambian para siempre con la llegada de los nazis en 1939, incluida la tranquila vida de Svoboda, un gigantón pelirrojo, débil mental, que trabaja como mozo de estación, lugar en el que además duerme.

Este personaje es el más conseguido de la novela pero Székely, que escribe con claridad y fina ironía, parece detenerse con mimo en cada uno de los habitantes de este pueblo y va trenzando con maestría una tragicomedia que bien podía haberla adaptada Lubitsch a la gran pantalla. En cuanto a los nazis, personificados en el jefe de los camisas pardas, apodado Cabeza de Balín, son caricaturas trazadas también con bastante ironía, de ahí que el resultado final sea una novela deliciosa y elegante, una tragicomedia de enredo que pareciera contada para un público infantil pero que contiene una carga satírica brutal contra el nazismo.

La debilidad mental de Svoboda le impide hacerse cargo de la realidad y, al igual que Don Quijote, vive en un universo paralelo en el que los nazis son los buenos porque uno de ellos le ha prometido un bonito reloj.

El acierto de esta novela corta es haber incluido la sombra de Hitler en la trama, pues el Führer en cualquier momento va a pasar en tren por el pueblo, rumbo a Praga y será uno de los motores narrativos más potentes de esta obra en la que, en mitad del horror, hay tiempo para las demostraciones patrióticas, la entrega al amigo y por supuesto para el amor.

Si buscan el encanto de una comedia de Lubitsch o del Ser o no ser del también centroeuropeo Willy Wilder, aquí tienen esta espléndida novela de János Székely, fino escritor y guionista de cine que parece haber fundido a la perfección las dos artes en esta estupenda obra.

FICHA
Los infortunios de Svoboda
JÁNOS SZÉKELY
IMPEDIMENTA
16,10 € | Traducción de Magdalena Palmer

Estamos en un pequeño pueblo de Bohemia donde nunca pasa nada. Los trenes que paran en la estación rara vez traen a nadie interesante. Svoboda, un tipo algo ingenuo y simplón, frecuenta sus andenes desde hace un cuarto de siglo y se dedica a ayudar a los pasajeros a cargar su equipaje. Hasta que un día, en 1939, las tropas alemanas invaden la ciudad.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: