Un gigante a pequeñas dosis

29 septiembre, 2015
Doctorow en su casa de Nueva York.

Doctorow en su casa de Nueva York.

JAVIER GARCÍA RECIO

Doctorow fue un gigante. La muerte, en julio pasado, le sorprendió mientras ultimaba la primera edición de sus cuentos. La editorial Malpaso culminó el trabajo y la presentación de estos Cuentos Completos permite observar a un escritor rotundo con pleno dominio de situaciones y personajes diferentes

Doctorow fue un gigante. Se forjó a contra corriente de las pautas de la literatura estadounidense de la segunda mitad del siglo XX. Creció como un verso libre frente a los popes del mercado como Philip Roth, Saul Bellow o John Updike y terminó emparentado en reconocimiento a todos ellos y a otros grandes como Don DeLillo. Doctorow murió el pasado 21 de julio de 2015 dejándonos una docena de novelas excepcionales, como Ragtime, El libro de Daniel o La ciudad de Dios. La muerte le sorprendió mientras ultimaba la primera edición de sus cuentos. «Durante las semanas anteriores colaboró generosamente para perfilar todos los detalles de una edición (la primera de todos sus cuentos en cualquier lengua) que esperaba con enorme interés. Ya no podrá verla, pero sirva este libro de homenaje póstumo al gran escritor norteamericano», señalan desde la editorial Malpaso, que edita este trabajo póstumo bajo el nombre Cuentos completos.

Doctorow es un narrador de largo alcance, que se mueve con soltura en la gran historia, pero que supo ajustarse con primor al trazo fino de los relatos cortos. Doctorow se ocupó de temas y situaciones donde se reconoce el común de los mortales; también lo hace en los relatos cortos, aunque desarrollando registros más íntimos, más próximos a la pequeña existencia de esos personajes.

Son 18 relatos con significación distinta. Los hay excepcionales, redondos de principio a fin; llenos de fuerza e intensidad y donde los personajes tienen la profundidad que requiere la historia. Es el caso de Integración, que relata los entresijos y el apaño de un matrimonio de conveniencia de dos emigrantes que pretenden de esta forma quedarse en Estados Unidos; o El escritor de la familia, que retrata cómo un adolescente hace frente a la falta de escrúpulos de algunos elementos de su familia; o de Jolene: una vida, donde una adolescente se abre paso a la vida a fuerza de matrimonios fallidos y desgraciados.

Hay otros donde Doctorow se hace más oscuro y complejo, donde se necesita profundidad lectora para comprender lo que trata de decir. Tienen un tono enigmático y se adentran en el monólogo interior. Es el caso de La depuradora o de Willi, este último de una belleza singular, a pesar de ello. Son en todo caso relatos singulares y extraños y por ello arriesgados en cuanto a su comprensión, pero que Doctorow termina convirtiendo en historias asimilables, que atrapan al lector gracias a su maestría y a su dominio de las claves narrativas.

Doctorow fue siempre un gran cronista social, sus historia y sus personajes salen del escenario coral del vivir americano, especialmente sus personajes son aquellos extraídos de los bajos estratos de las grandes ciudades: huérfanos, mujeres maltratadas, e inmigrantes bajo peligro. Son personajes que se hacen a sí mismos son meros supervivientes; personajes siempre en conflicto. El conflicto es para Doctorow, el mecanismo que nueve al mundo, el hombre no es tal sino es en disputa con su entorno.

Estos 18 cuentos se distinguen también  por su capacidad de abarcar asuntos muy variados en la historia y en el tiempo de su país; la verdad es que era un hombre comprometido con valores sustanciales como los derechos humanos, la justicia, la realidad social… pero en modo alguno fue un escritor de combate ni un escritor testimonial o didáctico. En sus escritos se pueden encontrar reflexiones, pensamiento, acción, compasión y lucidez a partes iguales, siempre mostrados de manera estrictamente literaria. Igual ocurre con sus cuentos, que son testimonios de ese conflicto latente del hombre frente a la naturaleza.

Son cuentos donde, al igual que en su grandes historias, se vislumbra una magistral lección épica donde deambulan personajes de todo tipo y condición que Doctorow convierte en pequeños héroes, de la miseria y de la grandeza, forjados en un escenario donde todo está por construir y al que se enfrentan con una pelea brava, pero desprovista de efectismo.

FICHA
Cuentos completos
E. L. DOCTOROW
MALPASO
20,90 €

Reúne todos los relatos que Doctorow publicó, obras imprescindibles para descubrir a uno de los autores que mejor supo reflejar la historia de los Estados Unidos. Como cuentista, Doctorow desarrolló un registro más íntimo, más próximo a la pequeña existencia de los personajes que a la gran historia global.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: