Un broker crack

21 noviembre, 2014

GUILLERMO BUSUTIL

LA CRISIS FINANCIERA ES UN INAGOTABLE FILÓN literario. Los mecanismos y las claves de la explosión, la ambición especulativa, sus consecuencias económicas a nivel mundial y en Europa, el derrumbe del frágil sistema del bienestar, el diseño de una nueva economía son algunos de los afluentes de este magma argumental que impregna ensayos, y también la ficción literaria que bucea en sus sombras y las exploras. Uno de los últimos escritores en hacerlo ha sido el mexicano Jorgi Volpi. Un escritor que desde sus comienzos con En busca de Kingsor ha representado la mirada política de la literatura sobre los fantasmas del pasado, el corazón del nazismo, la bomba atómica, el estructuralismo, la represión femenina. Y ahora con Memorial del engaño los deslizamientos sísmicos de un presente marcado por el neoliberalismo económico y el engaño como coartada perfecta de la codicia y la ambición. De ese modo, Volpi disecciona el vientre de una crisis que esconde la revolución ideológica de un sistema financiero que mantiene sus privilegios jugando a convertir a la gente en peones de un tablero.

EN MEMORIA DEL ENGAÑO, SU ÚLTIMA NOVELA su última novela publicada por Alfaguara, Volpi se disfraza de Volpi, director de JV Capital Management. Un tipo amante de la ópera, cínico, amoral, sin ninguna clase de escrúpulos, dedicado en Wall Street a maquinar su fascinación por hacer dinero a costa del trabajo de obreros, jubilados, amas de casa y demás personas corrientes. Las víctimas del vampirismo económico de este broker obsesionado por multiplicar las cifras de su codicia para que el mundo que le rodea lo admire y confíe en él mientras se va haciendo con los ahorros y los sueños de todos. Sin culpa, sin respetar a su familia, entregado a la trama de un inteligente laberinto fiscal que le permite mover el dinero que aparece y desaparece en paraísos financieros hasta que un desfalco de 15 millones de dólares lo obligan a convertirse en un prófugo de la justicia. Desde su refugio en una isla, Volpi escribe sus supuestas memorias y se las envía a A. W, un agente literario que bien podría ser el célebre Andrew Wylie El Chacal. El posterior libro donde aparece el misterio de su foto a contraluz envuelve unas páginas, traducidas por Gustavo Izquierdo, en las que narra el proceso de quiebra de Lehman Brothers, los mecanismos voraces del capitalismo, los pasadizos de la ingeniería financiera y su impunidad, las mentiras de un sistema corrupto. Un catálogo de engaños que completa con las mentiras entre padres e hijos y entre matrimonios, porque Volpi también desdobla su novela en una autobiografía emocional que desvela el desastre de sus vidas matrimoniales, su relación con la homosexualidad y la orfandad emocional que le conduce a buscarse a sí mismo a través de la búsqueda de su padre. Noah Volpi, asistente de Harry Dexter Whirte, creador del Fondo Monetario Internacional y del que se sospechó como espía al servicio del comunismo. Decei, las supuestas memorias de este tejedor de sombras, alberga también cuatro supuestas reseñas de lo que la crítica ha dicho y fotos reales y otras manipuladas, mezcladas con el archivo personal del autor.

EN MEMORIAL DEL ENGAÑO, JORGE VOLPI CONSTRUYE una excelente ópera bufa, repleta de críticas, reflexiones y escepticismo, a la vez que lleva a cabo una radiografía ácida sobre la doble moral del capitalismo y un interesante juego de máscaras íntimas y públicas a través de los personajes que reflejan las contradicciones humanas. Y como no podía ser tratándose de Volpi el escritor, la novela también es un homenaje metaliterario a El Quijote y a Pedro Páramo de Rulfo. Toda una invitación a meterse en el parqué de papel de una trama de intriga acerca del ascenso, caída e impostura de un broker del crak.

Memorial del engaño, de Jorge Volpi

FICHA
Memorial del engaño
JORGE VOLPI
ALFAGUARA
18,50 €

El 17 de septiembre de 2008, dos días después de que se declarase la quiebra de Lehman Brothers, J. Volpi, uno de los genios financieros y mecenas de la ópera más respetados de Nueva York, abandonó intempestivamente sus oficinas de JV Capital Management. Ese mismo día las autoridades lo acusaron del desfalco de quince mil millones de dólares, cifra considerablemente menor de los sesenta y cinco mil millones de Bernard Madoff pero suficientes para acreditarlo como otro de los grandes criminales financieros de nuestra era.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: