Tradición y futuro, Malamud

13 febrero, 2012
BERNARD MALAMUD

BERNARD MALAMUD

VIRGINIA GUZMÁN

La literatura judeo-americana ha dejado a lo largo del siglo XX magníficos ejemplos de cómo la realidad se puede convertir en ficción de categoría suprema. Estados Unidos fue un país de exilio para muchas familias desde antes de los grandes conflictos bélicos, sobre todo de origen askenazí. Las terribles consecuencias de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto hicieron que los supervivientes vieran una oportunidad de comenzar de nuevo, lejos del horror, en la tierra de las grandes oportunidades. El mundo yiddish exportó sus costumbres a su nuevo país, legó numerosas palabras a su vocabulario y sus tradiciones se mezclaron con las de otros inmigrantes, italianos, irlandeses, para dar lugar a una amalgama de convivencia no siempre fácil. La literatura se empapó de ese choque de culturas e incluso I. B. Singer, autor imprescindible para entender aquella época y el dolor de la diáspora judía, consiguió un premio Nobel escribiendo en yiddish.

Uno de los escritores que magistralmente supieron retratar esa época de emigración, de superviviencia y descubrimiento de una nueva existencia, acaso más plácida, fue Bernard Malamud (1914-1986), hijo de emigrantes rusos nacido en Brooklyn y del que ahora se han publicado en España dos obras. El Aleph y Sajalín Editores han puesto en las librerías Cuentos Reunidos y Las vidas de Dubin, respectivamente, demostrando así que la literatura de calidad sigue teniendo hueco en el mercado editorial y dando la oportunidad de descubrir a un escritor casi desconocido en nuestro país. El primer volumen, Cuentos reunidos, es un compendio de relatos en los que se cita la tradición de los cuentistas del XIX con la agilidad y el reflejo más certero del realismo impuesto por los autores norteamericanos desde inicios del siglo XX.

Hay hueco para los elementos que definen al emigrante judío y sus costumbres, la soledad, el conflicto de culturas, el innato sentido de superación de un pueblo que siempre se ha sentido perseguido, pero también deja Malamud espacio para la autocrítica. El mundo yiddish se mueve con soltura en sus cuentos, en los que no faltan tampoco historias de otros pueblos inmigrantes, especialmente los italianos. Son historias, en ocasiones, con un aire casi onírico que pueden recordar los oscuros cuentos de Der Nister, pero también a ratos esperanzadoras, a ratos despojadas de lirismo para mostrar una realidad casi nunca apacible. Derrota y nostalgia, lucha y sueños de otro mañana. Malamud teje una red que engancha al lector desde la primera línea del primer relato, convirtiéndose en maestro de un realismo mágico que sólo puede surgir cuando se suman un pueblo de ancestral origen y un país donde la emigración forma parte del ADN.

En Las vidas de Dubin, Malamud se mete en la piel de un escritor que añora tiempos mejores y cuya vida salta con los aires al iniciar una relación con una joven estudiante. Una novela en la que se encuentran elementos comunes en la obra de Malamud, que utiliza también a la literatura como personaje para crear una historia en la que la propia vida y sus dificultades más básicas son los hilos conductores.

Dos obras imprescindibles para descubrir a un autor que abrió camino a un género de potencial interminable. El Aleph, además, tiene en su catálogo El dependiente, también más que recomendable.

FICHA

Cuentos reunidos
BERNARD MALAMUD
EL ALEPH EDITORES
29,95 €Maestro del relato, Malamud bebe de las fuentes de Chéjov y Dostoievski, pero se reconoce también en la influencia de Henry James y Nathaniel Hawthorne. Este volumen eúne todos los cuentos de Malamud, uno de los principales exponentes de la literatura judía de Estados Unidos, con una nueva traducción de Damià Alou.
FICHA

Las vidas de Dubin
BERNARD MALAMUD
SAJALIN
29 €William Dubin, biógrafo de éxito de mediana edad, vive apaciblemente con su mujer en una pequeña ciudad cercana a Nueva York. Mientras trabaja en una biografía, la del «escandaloso» escritor y poeta inglés D. H. Lawrence, su mundo se viene abajo al iniciar una relación con Fanny, una admiradora inteligente y atractiva treinta años más joven que él.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: