Té y simpatía con Knut Hamsun

8 abril, 2018

JOSÉ LUIS G. GÓMEZ

No soy muy dado a leer literatura nazi, pero un buen amigo lleva años insistiéndome en las bondades de los libros de Knut Hamsun (1859-1952), el célebre Premio Nobel noruego –en 1943, Hamsun le envió a Joseph Goebbles la medalla del Nobel como regalo, lo que creo que le avala como nazi en primer grado–. De un tiempo a esta parte, nuestros editores han coincidido con mi amigo y parecen haberse coordinado para reeditar su obra, la misma que muchos noruegos indignados quemaron de forma pública al término de la Segunda Guerra Mundial. Yo no quiero participar de esta reivindicación, la verdad, como tampoco hubiese alimentado aquellas hogueras. Lo que quizá me lleve a darle una oportunidad a este admirador de Adolfo Hitler es que he encontrado en un rastro un viejo ejemplar de Tierra nueva, en edición de bolsillo de Plaza & Janés –la portada es preciosa, y el lema publicitario es todo un encanto: «Una novela saturada de cordialidad y optimismo»–. Además de toparme con Hamsun, en el mismo rastro también rescaté Momentos estelares de la humanidad, del no menos célebre Stefan Zweig –alguien mucho menos afortunado en su relación con el nazismo–. Por cierto, el librito de Zweig es una desgastada edición de 1937 de la desaparecida Editorial Apolo. Y claro está, leeré antes a Zweig que a Hamsun, aunque nadie me haya estado insistiendo.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: