Inagotable Holocausto
COINCIDENCIAS / 30 enero, 2016

El recuerdo del exterminio impulsado por los nazis, y del que el 27 de enero se conmemoró el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, coincide con la liberación de los derechos de autor de Mi lucha, el ideario de Hitler ENRIQUE BENÍTEZ Hitler vende. Es algo que saben los editores. El mal absoluto encarnado por el nazismo en pleno siglo XX, en el corazón de la Europa culta y sensible y civilizada, es objeto de estudio, análisis y multiplicados intentos de comprensión. Se abren archivos, se descubren testimonios ocultos y olvidados, se discute, se razona, se investiga. Los historiadores siguen preguntándose cómo fue posible que un grupo de maleantes sin escrúpulos se hicieran con los destinos de un país como Alemania y casi de toda Centroeuropa, entregada entusiasta a la solución autoritaria. Los ciudadanos tratan de comprender la fría maquinaria que decidió y consiguió la humillación y el exterminio de siete millones de víctimas indefensas, entre judíos, presos políticos, gitanos, homosexuales y personas con discapacidad física o intelectual. Los descendientes de las víctimas siguen luchando para que no se pierda su memoria, que es la memoria común de la lucha contra el mal, perfectamente identificado. Y finalmente…