El final de la infancia
MARCAPÁGINAS , NOVELA / 5 septiembre, 2012

GUILLERMO BUSUTIL EL HOMBRE ES EL RESULTADO DE SUS JUGUETES, de sus lecturas, de una infancia en la que ha de aprender a distinguir entre la inmortalidad, aderezada por la fabulación constante de la edad, y el enfrentamiento con el mundo real de los adultos y la vida borrosa que uno sueña dentro de sí mismo. Un periodo que los escritores han abordado, a lo largo de los siglos, desde la retrospectiva de la memoria, más o menos ficcionada, y también con una mirada exterior que indaga en la construcción de ese imaginario que, por otra parte, es ese tiempo que se presupone como una eterna primavera. Los anaqueles están repletos de historias que trazaron un mapa de la rebeldía, de los afectos, de la aventura, del descubrimiento del dolor y de la individualidad, de la pérdida de los mitos y de ese tiempo nido que dejaron una huella profunda en las sucesivas generaciones de lectores. La isla del tesoro, Tom Sawyer o El guardián entre el centeno son algunos títulos célebres que enhebran esos años en los que se forja el carácter y en los que las preguntas de quién soy y a dónde voy tienen que resolverse mediante…