James Bond, de misión en África
NOVELA / 5 diciembre, 2013

JOSÉ VICENTE RODRÍGUEZ William Boyd asume el reto de revivir al agente 007, al que embarca en la misión de detener una guerra civil en el imaginario país de Zanzarim. Vuelve el Bond más genuino, pragmático y mucho más vulnerable que en el cine. Cualquier escritor, por bueno que sea, se lo tiene que pensar mucho antes de aceptar el reto de escribir una novela protagonizada por James Bond. La exigencia de satisfacer a la legión de seguidores de la saga –la literaria y la cinematográfica– y de estar a la altura del legado de Ian Fleming puede pesar como una losa y condenar al cadalso literario a cualquiera que ose mancillar los postulados de un personaje que forma ya parte del imaginario colectivo contemporáneo. Algunos autores han pagado este altísimo precio. William Boyd, el autor de Un buen hombre en África o Las aventuras de un hombre cualquiera, sale indemne de la tarea. Solo, ambientada en 1969 y siguiendo los patrones del 007 original de Fleming, es un relato eficaz aunque quizá poco arriesgado si de lo que se trataba era de dar un sesgo a la seria y labrar un nuevo futuro. El principal toque personal que Boyd…

Entre el dorado y el negro
NOVELA / 18 febrero, 2012

JESÚS LENS Cuando tengáis este libro en vuestras manos y, tras haber alucinado con la fantástica portada, le deis la vuelta para ver el «de qué va» que todos los libros incluyen en la contraportada; fijaos en la faja que lo rodea: «A través de unos diálogos tan cínicos como chispeantes y de una narración que corta el aliento, Javier Márquez nos muestra los entresijos de Las Vegas en los años 50». No me queda más remedio que suscribir, una por una, esas palabras además que son mías. Un consejo: no empiecen a leer el libro un lunes o un martes. Salvo que quieran tener problemas con sus jefes y llegar tarde al trabajo, desaseados, ojerosos e impresentables. Porque estoy al ciento por ciento con Juan Ramón Biedma cuando, hablando de Letal como un solo de Charlie Parker señala lo siguiente: «Les advierto que les será imposible separarse de estas páginas hasta agotarlas». ¡Verdad total y absoluta! Para quienes nos hemos criado viendo películas norteamericanas, leyendo novelas policíacas yanquis y escuchando música anglosajona; libros como éste son una gozada, de lectura imprescindible y necesaria. Por resumirlo en pocas palabras: si tuviera que regalar un libro a Carlos Boyero, a Ramón…