Un mundo incomparable
ENSAYO / 5 febrero, 2014

ALFONSO VÁZQUEZ Abada Editores publica Viaje al Tibet del inglés Robert Byron (1905-1941), la fascinante aventura de un maestro de la literatura de viajes, con bellísimas descripciones y mucho humor. Sostiene Miguel A. Martínez-Cabeza, profesor titular de Lengua y Literatura Inglesas en la Universidad de Granada, a cargo de la edición de este Viaje al Tibet, que su autor, el británico Rober Byron (1905-1941) podía haber sido un joven juerguista más de la clase alta de finales de los años 20. Otro cabeza loca eduardiano formado en Eton, un colectivo satirizado por Evelyn Waugh en Cuerpos viles. Sin embargo, la pasión por los viajes y por el arte bizantino se cruzaron en su camino y con ello cambió su visión del mundo. La conversión no ocurrió camino de Damasco sino a lo largo de un viaje a Italia, cumplidos los 18 años, en compañía de Lord Beauchamp, padre de un amigo. Al regreso confesaría a su madre que había pasado «de ser un idiota a ser una persona», como recuerda el profesor Martínez-Cabeza en su amena y completa introducción. Inglaterra perdió a un juerguista y ganó para la causa de la Literatura a uno de los más finos y mordaces…