Lola López Mondéjar: El destino es mujer
MARCAPÁGINAS / 3 octubre, 2018

GUILLERMO BUSUTIL M de mujer que es también la M de mundo es el meollo de las diez historias de Qué mundo tan maravilloso y que se mueven entre tiempos diferentes en los que la muerte física, psicológica, afectiva, creativa, y matrimonial, se van entrelazando a través de diferentes mujeres cuyos vínculos en común son la memoria que las une a su propia naturaleza y a la naturaleza como médium. De este modo, Mondéjar, López Lola, estructura dos mundos en los que suceden dieciocho vidas en el tiempo presente del pasado neolítico y contemporáneo, y otro universo en el que el futuro acoge las tres existencias restantes de otros personajes femeninos. Ese cordón umbilical de la feminidad y su naturaleza y de la naturaleza como receptora y metamorfosis, lo explica muy bien desde el principio con los relatos de Marta, la pintora que visita uno de los dólmenes de Antequera enfocados a la Diosa de la montaña cuyo rostro duerme yacente simbólicamente mentaliza el sol, su nacimiento y su fuerza; el de Menga, la leprosa que también habita el oráculo de piedra exiliada entre la vida y la muerte, y con el de la mujer de Mum que pare a…

José Ovejero: La identidad interior
MARCAPÁGINAS , RELATOS / 5 febrero, 2018

GUILLERMO BUSUTIL Una sombra. Siempre existe una entre lo que uno es y lo que muestra, entre lo que sucede y lo contrario que uno imaginaba que iba a ocurrir. Un minuto antes, ese que abre el portal de la casa por cuyas escaleras o ascensor uno va a subir silbando, ensimismado en su mundo extraño a cara de los demás, sin que se le pase por la cabeza que va a encontrar a su madre suicidada en la cocina. Igual que le ocurre al personaje de un cuento de José Ovejero. El primero en el que trincha la muerte y el absurdo como en aquel cuento de Cortázar en el que todos mentían a la madre; como en una película de Buñuel en la que nadie puede aceptar la muerte y lo mejor es seguir, celebrar y abrir los regalos, como si no hubiese pasado nada. Lo malo es que nada es también una sombra. Esa que separa un instante lo que somos de lo que queremos ser, en medio ese mundo extraño que habitan las adorables criaturas de Ovejero y del que se liberan o en el que se contraen. El mismo que late entre un padre y…

Inés Mendoza: Estado de sitio
MARCAPÁGINAS / 14 enero, 2018

GUILLERMO BUSUTIL Atmósfera, lenguaje, color y mundo. Podría encargarse un ejercicio literario a partir de estos elementos. La fórmula de un antídoto contra la embriaguez de Carver convertida en patología del cuento; la impostada tendencia a querer decir mucho con poco –que tanto empaña el quehacer del relato desde hace tiempo–, y de la fragmentación ensimismada en la ocurrencia del microrrelato que sólo es apunte a partir del cual trabajar. Un género el del cuento, claro, en crisis o mutación para algunos: un estilo de austeridad y concisión, lógicamente exigentes en su medida, en el que mestizar de repente la neomodernidad de lo poético sin que importe la historia, después de años de denostar esa misma impronta o contaminación que enseguida se deslizaba con frivolidad hacia lo barroco o la querencia por el cultismo. Atmósfera, lenguaje, color y mundo a conseguir en una ecuación perfecta, igual que en el estupendo libro de Inés Mendoza, Objetos frágiles. Una bitácora romántica de ensoñaciones de exquisito lirismo e indagación del yo y donde el sentido onírico de lo sobrenatural, junto al simbolismo del lenguaje como estado de ánimo y pincel, ofrecen al lector jardines que custodian un velero de camelias rojas a punto…

Samanta Schweblin / Duna Rolando: La memoria azul
MARCAPÁGINAS / 7 noviembre, 2017

GUILLERMO BUSUTIL El sueño de un cuentista es ver uno de sus cuentos en su plena autonomía como mundo, e ilustrado en su historia. Lo dijo José María Merino, uno de los maestros vivos del género, y en la cabeza de Juan Casamayor, editor de Páginas de Espuma la nave del cuento entre España y la otra orilla del español, se le encendió una idea de colección: hacer dos joyas al año. No sabía que en la cabeza de Samanta Schweblin, ganadora del premio Ribera de Duero 2015 con Siete casas vacías, la misma idea –crear otro cuento a partir del mismo pero con silencio antes y después, como ella lo expresa, sin dejar de mirar en negro- ya había cobrado forma ilustrada en un trabajo de ida y vuelta con Duna Rolando. La pintora con experiencia en escenografías de cine que había elegido el cuento La respiración cavernaria, entre las siete casas de Schweblin, y buscó armar la idea de ilustrarlo con imágenes precisas, con el contorno idóneo y los climas de colores que expresan la emoción de lo que se cuenta. El azul fue la piel de la atmósfera de la escritura sobre la historia de Lola, la…

La felicidad escuece
MARCAPÁGINAS / 14 febrero, 2016

GUILLERMO BUSUTIL Hay escritores que se pierden con un libro. Su éxito, su promesa, la escritura que proyecta el sueño de una certeza se queda en blanco o cambia de vida. Ni siquiera un buen abogado consigue que el escritor y la literatura hagan las paces y vuelvan a enamorase en el corazón de un libro. Le sucedió a Felipe R. Navarro con Las esperas. Quince años ha tardado en reconciliarse con el género por el que corre dentro y vuelve a ser un hombre feliz, mucho más que los Hombres Felices de los que nos cuenta con la voz de un crooner, de cerca y de sombras, sobre la vida que se les desmorona a los que no pueden abrir una puerta hacia dentro de la vida, buscándose otro, el que fue o el que será, en las edades y las temperaturas del tiempo y sus fantasmas, y sus matices, y sus ángulos muertos. Un libro en el que Felipe R. Navarro nos relata que ser feliz es saber en qué lugar y de qué manera uno hace las paces con la vida y ésta deja de ser un sucedáneo o el artículo 41 del estatuto de los Trabajadores,…

Siempre Constantinopla
COINCIDENCIAS / 2 noviembre, 2015

ENRIQUE BENÍTEZ Los libros que Edmondo De Amicis y Julio Camba escribieron en la gran ciudad turca presentan singulares y sorprendentes coincidencias «Asia a un lado / al otro Europa / y allá a su frente, Estambul». Los conocidos versos de Espronceda fueron vividos en carne propia por numerosos viajeros del siglo XIX y principios del siglo XX, sobre todo franceses, que acudieron a la llamada del Oriente en ese momento histórico de redescubrimiento de nuevas culturas que también, por ejemplo, traería hasta Andalucía a diversos escritores románticos. Teófilo Gautier, Pierre Loti, Edmond About o Marcelle Tynaire son algunos de los exponentes de esta pasión por la puerta de Oriente, la gran ciudad que aún hoy es la más poblada de Europa. Pero Constantinopla también se convirtió en foco de atención internacional en los primeros años del siglo XX, de la mano de la revolución de los Jóvenes Turcos y su papel decisivo en la suerte de los Balcanes, ya entonces un avispero que amenazaba el delicado equilibrio europeo. Hay que saludar con entusiasmo la edición que ha hecho Renacimiento de los artículos que nuestro inagotable Julio Camba escribió desde la gran urbe euroasiática desde diciembre de 1908 hasta marzo…

“Comunicarnos es una de las grandes fatalidades diarias”
ENTREVISTAS / 22 junio, 2015

GUILLERMO BUSUTIL Schweblin es una de las grandes promesas del cuento. Le avalan una importante serie de premios por sus libros Pájaros en la boca y, con el nuevo, Siete casas vacías, publicado por Páginas de Espuma. Samanta Schweblin (Buenos Aires, 1978) es una de las grandes promesas del cuento, con premios como el Juan Rulfo, el Fondo Nacional de las Artes y Casa de las Américas en 2009 por Pájaros en la boca. Con Siete casas vacías, en cuyas historias suavemente inquietantes explora los miedos, el desasosiego ante lo desconocido y la inmovilidad emocional –con un brillante lenguaje introspectivo, frío, casi en voz baja–, ha obtenido el Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera de Duero que ha publicado Páginas de Espuma. Los cuentos de Siete casas vacías abordan el extrañamiento de lo cotidiano. Lo insólito de la realidad. Me interesa mucho lo extraordinario que hay en la vida ordinaria. Me llama la atención ese convenio social de lo normal cuando todos somos seres únicos y la normalidad no deja de ser una línea que se traza entre dos puntos muy distantes. No entiendo ese fervor por pertenecer a esa normalidad que no existe porque la realidad siempre tiene muchos…

Diccionario de autor
MARCAPÁGINAS / 10 octubre, 2014

GUILLERMO BUSUTIL EL HOMBRE ESTÁ SENTADO ANTE LA MESA y compone las palabras como si fuesen adivinanzas y acertijos de lo que esconde una palabra en su vientre. ¿Una historia, un significado, un aforismo, el sonido de una sombra, el relámpago de un gemido, la intuición de un instante intransitivo a punto de metamorfosearse en verbo? Cada palabra es un cromo, bajo la palma de la mano, al que darle la vuelta para encontrar el tesoro de su auténtico significado, o el hilo con el que hilvanar una historia por orden alfabético. Si aceptamos este juego que propone José María Pérez Zuñiga en Miradas nuevas por agujeros viejos, publicado por Páginas de Espuma, tendríamos que aceptar que un diccionario es un libro necesariamente abierto al dícese que cataloga el pedigrí, la semilla, las posibilidades de un término. Pero también, un diccionario se presta a la tendencia actual donde lo híbrido ha terminado por romper del todo los escasos límites que había entre los géneros. Hoy día la poesía, la novela, el ensayo, el cuento, la publicidad más que arterias de la literatura o que vasos comunicantes son reacciones químicas del lenguaje y sus estructuras. Sin olvidar que excelentes escritores como…

Contrariedades de la vida
MARCAPÁGINAS / 13 junio, 2014

GUILLERMO BUSUTIL EL ÁRBOL GENEALÓGICO DEL CUENTO  tiene tres profundas raíces madres. De ellas emana la fuerza de un género que persiste, a pesar del largo cierzo que sopló en las estepas del cuento sin editoriales en las que guarecerse y de todavía resistencia de numerosos lectores, como un roble o un olmo y cuya savia continúa alimentando las ramas más altas. Poe, Maupassant y Chéjov. Tres grandes maestros sin los que resulta muy difícil explicar el alma, las reglas, las atmósferas, la esencia del cuento. Conocer a estos autores es imprescindible para los que aspiran a hacerse un hueco en la narrativa breve. No sólo para forjar el conocimiento y la técnica, sino porque siempre es un gozoso viaje a través de sus vidas y de las numerosas obras en las que aprender la perfección del estilo, la variedad de registros, la peculiaridad de la mirada. Y precisamente esa maestría, ese objetivo didáctico, esa riqueza de la minuciosa relojería del orfebre, es lo que comparte con los lectores Paul Viejo, otro excelente cuentista, en el primer volumen de las Cuentos Completos de Antón Chéjov, publicadas por Páginas de Espuma. Un proyecto complejo y por entregas que ha exigido a…

Literatura Matrioskha
MARCAPÁGINAS / 14 noviembre, 2013

GUILLERMO BUSUTIL EL CUENTO ESTÁ DE NOBEL. La semana pasada Alice Munro fue merecedora del más importante galardón de las letras. El reconocimiento a una obra, una trayectoria, un género en este caso. El cuento, el relato. ¿Un sólo término o dos términos en uno que se confrontan en un significado/significante en función del respeto o la simpatía deductiva/interpretativa de los lectores? ¿Un juguete para pasar el rato o un difícil mecano? Qué cada cual elija en función de la cultura de su vocabulario, del imaginario de su literatura. La cuestión es que el género entró por la puerta grande de la Academia Sueca de la mano elegante de la Chejov canadiense. Otra etiqueta que sumar a la duda conceptual para hablar de Literatura, amigo Thompson, como dijo Miguel Sánchez Ostiz hace años en la portada de un volumen negro de bolsillo, igual que si fuese una petaca con la que brindar a tragos con la ciudad, con la mirada, con el lenguaje, con el ritmo del pensamiento en poesía. Pero no voy a reseñar aquel maravilloso libro sino otro que me lo ha recordado (en estos tiempos en los que pocos recuerdan a otros que exploraron antes nuestros caminos…