Katharine Graham: “Adelante, publiquémoslo”
ANÁLISIS , BIOGRAFÍAS / 30 enero, 2018

Katharine Graham, editora del Washington Post, cuenta cómo se sobrepuso a sus limitaciones para transformar un periódico y conducirlo al éxito LUIS M. ALONSO Cuando, después del silencio impuesto al New York Times en los papeles del Pentágono, el Washington Post salió airoso de su batalla por la Primera Enmienda de la Constitución, en los oídos de Benjamin C. Bradlee, su director, retumbaron las palabras de Katharine Graham. «De acuerdo… adelante, publiquémoslo». Durante mucho tiempo le sonaron a música celestial y no tardarían en llegar los días en que las rotativas volverían a interpretar su sinfonía de la libertad de expresión con las revelaciones del Watergate. El veterano periodista se dio cuenta entonces de lo mucho que había cambiado el carácter del periódico, y de cómo ese cambio cristalizaba en jefes y redactores: el Post destilaba independencia, determinación y confianza. «Nos habíamos convertido en un periódico capaz de enfrentarse a la acusación de traición, un periódico que se mantenía firme ante las acusaciones del presidente, del Tribunal Supremo y del fiscal general. Un periódico que mantenía la cabeza alta, entregándose inquebrantablemente a sus principios», escribió Bradlee en sus memorias. Katharine Graham, inteligente y distinguida ama de casa, fue la persona…