Clemot y las flotas de los ahogados
RELATOS / 14 octubre, 2018

ALFONSO VÁZQUEZ Fernando Clemot, premio Setenil 2009, publica en Menoscuarto el brillante libro de cuentos La lengua de los ahogados Los 16 relatos de Fernando Clemot (1970) agrupados en La lengua de los ahogados, que ha publicado Menoscuarto, son ventanas a mundos insólitos e inquietantes, fruto de una propuesta narrativa llena de originalidad. El escritor barcelónes, premio Setenil 2009 por Estancos del Chiado, es capaz de navegar en las aguas más diversas, algo que demuestra en relatos como Héroes, una desasosegante declaración ante la autoridad, tras un inesperado atropello nocturno, que pasa de la tragedia contenida a la comedia en un tour de force que habría firmado Iris Murdoch. Sostienen el hilo conductor del volumen o quizás habría que hablar mejor de líquido amniótico, unos textos sin título, los más hermosos del libro, en los que el autor divaga con brillantez sobre el porvenir de los ahogados, a los que «se les vacía el alma pero no tanto el recuerdo y no parecen extraños en aquel nuevo fondo, los mueve la corriente y arrastran los pies por el légamo como si estuvieran dotados de una vida nueva, más aérea y liviana…». Y entre medias, unos cuentos que indagan con acierto…

Manuel Moyano: Puesta al día de la novela de aventuras
NOVELA / 10 octubre, 2017

ALFONSO VÁZQUEZ El escritor Manuel Moyano actualiza el género con la brillante El abismo verde, publicada por Menoscuarto ¿Se pueden actualizar los mitos? ¿Puede un héroe del último tercio del siglo XX, cargado de dudas, protagonizar una aventura inolvidable llena de simbolismo? Es lo que ha logrado Manuel Moyano (Córdoba, 1963) con la novela El abismo verde, que acaba de publicar la editorial Menoscuarto. Se trata, además, de una nueva incursión literaria en una selva inhóspita después de su magnífica El imperio de Yegorov, finalista del Premio Herralde en 2014, una descacharrante novela de humor que arranca en Papúa Nueva Guinea. Con El abismo verde, Manuel Moyano cambia de registro y de selva y nos ofrece una sobria y al mismo tiempo trepidante novela de aventuras ambientada en Agaré, un remoto pueblo del Amazonas. En la trama, el propio autor nos da la pista de sus influencias, porque el protagonista, un sacerdote con dudas teológicas parecidas a las de San Manuel Bueno Mártir, es un ávido lector de las novelas de aventuras de H.G. Wells, H. Rider Haggart, Julio Verne y sobre todo, un admirador de El corazón de las tinieblas de Conrad. Escrita en primera persona, uno de sus…

Los hombres que pudieron reinar
RELATOS / 12 junio, 2016

Menoscuarto publica la colección de cuentos Nuevas aventuras de Olsson y Laplace, una vibrante reivindicación de los exploradores y aventureros de Verne, Salgari y compañía además de una indagación en el alma humana ALFONSO VÁZQUEZ No ha sido un capricho de Javier Sagarna (Madrid, 1964) titular esta vibrante y original colección de cuentos Nuevas aventuras de Olsson y Laplace, editada por Menoscuarto, porque en un anterior libro de relatos de la misma editorial, Ahora tan lejos, aparecen en la última historia los dos cartógrafos, aventureros y exploradores Olsson y Laplace. En esta ocasión, ha dedicado todos los cuentos a esta extraña pareja, como casi todas las que funcionan en Literatura, formada por Magnus Olsson, un sueco alto y fuerte como un roble, que por descontado es rubio y por el bajito, moreno y bastante lloreras de Philippe Laplace, natural de Bélgica pero como él mismo no se cansa de precisar, nacido casi en la frontera con Francia. Y con este dúo Javier Sagarna, que es director de la Escuela de Escritores de Madrid, ha compendiado lo que Fernando Savater expuso en un exitoso libro, La infancia recuperada, porque Olsson y Laplace bien parecen un cruce de los grandes aventureros de…

Lo que pasó en la noche mil dos
ENSAYO / 1 mayo, 2016

El profesor Abdelfattah Kilito instruye y deleita con El ojo y la aguja, su ensayo sobre Las mil y una noches. ALFONSO VÁZQUEZ Abdelfattah Kilito (Rabat, 1945), que ha sido profesor de Literatura Francesa en la Universidad Mohamed V de Rabat, se mueve con la misma soltura y deleite por las páginas de Las mil y una noches que Vargas Llosa por las novelas de caballerías –en especial por su admirada Tirant lo Blanch-–. Los dos parecen igual de fascinados por el mundo de los relatos inabarcables, la literatura concebida como la creación de un mundo total de fantasía antes de que la novela moderna trajera el realismo. Profundo conocedor de la literatura árabe clásica, el profesor marroquí ha publicado en la editorial menoscuarto El ojo y la aguja.Ensayo sobre Las mil y una noches. Un esclarecedor viaje al mundo desgranado cada noche por Sherezade que sorprende por su claridad expositiva y el buen número de claves, posiblemente ignotas para el lector común, que aporta pese a sus breves páginas,algo más de 130. Porque como sostiene, la historia del dictado de esta obra ingente «es una historia escamoteada, que nadie ha contado», excusa que le sirve para indagar en el…

Vuelta de tuerca a los clásicos
RELATOS / 23 noviembre, 2015

ALFONSO VÁZQUEZ Menoscuarto publica una atractiva selección de microrrelatos de escritores de habla española, desde Gómez de la Serna a Cabrera Infante, influenciados por la Grecia y Roma clásicas ¿Cuántas versiones de la Ilíada y la Odisea y cuántos episodios aislados escuchó el supuesto Homero antes de forjar sus dos grandes relatos? A pesar de su pericia, en las dos obras se aprecian remaches, parches que, señalan los expertos, no son de la misma mano, como las tribulaciones de Telémaco en busca de su padre. Por esta mezcolanza, a Homero es probable que le agradara bastante la fascinación que continúa despertando su obra y en general todo el mundo grecolatino en los escritores de siglos futuros. En el volumen Después de Troya. Microrrelatos hispánicos de tradición clásica, de la editorial Menoscuarto, con la edición y selección a cargo de Antonio Serrano Cueto, desfilan ante nosotros un nutrido grupo de escritores de los dos lados del charco atraídos por el mundo clásico, como puede verse en sus relatos. En la mayoría de los casos son variaciones de los grandes mitos, pero también hay emperadores, filósofos y trasposiciones de historias clásicas a nuestros días. En total, 125 textos y 48 autores marcados…

Barcelona hace memoria
NOVELA / 5 octubre, 2015

ALFONSO VÁZQUEZ Menoscuarto publica El adoquín azul la última e inolvidable novela del recién desaparecido escritor catalán Francisco González Ledesma, ambientada en la Barcelona de la posguerra y un compendio de su mundo literario Qué argumento más digno de una novela que la propia vida de Francisco González Ledesma, el escritor barcelonés fallecido la pasada primavera a los 87 años. Cuando apenas era un veinteañero ganó con Sombras viejas el Premio Internacional de Novela, un galardón en cuyo jurado se encontraban nada menos que Somerset Maugham y  Walter Starkie, pero a las autoridades franquistas no les gustó nada la obra y González Ledesma terminó dedicándose al prolífico arte de las novelas populares del Oeste, que firmaba en Bruguera con el famosísimo seudónimo de Silver Kane. El tiempo, sin embargo, ha puesto en su sitio a Francisco González Ledesma, no sólo como brillante periodista –fue redactor jefe de El Correo Catalán y La Vanguardia– sino también como un renombrado autor de novela negra, y ahí está el premio Planeta de 1984 por Crónica sentimental en rojo, protagonizado por el famoso inspector Méndez. Su última novela, El adoquín azul, que ha publicado en una elegante edición la editorial palentina Menoscuarto, es un…

El viaje de la mirada
MARCAPÁGINAS / 20 agosto, 2015

GUILLERMO BUSUTIL DESDE QUE NACEMOS UNO NO DEJA DE MIRAR EL MUNDO. Unas veces vagando la curiosidad que escruta sin rumbo, sin perseguir otra cosa que el hallazgo fortuito. Y otras con la intención de encontrarse a uno mismo en los escaparates donde la imaginación proyecta nuestro doble o el secreto que no acertamos a entender. Lo saben de sobra los flaneurs que viajan alrededor del mundo dentro de sus propias ciudades; los escritores que salen de cacería, dispuestos a robar trozos de vida con los que recomponer otras que intuye su escritura. Y también los viajeros que refrescan y enriquecen su mirada en los nuevos espacios, conocidos o iniciáticos, donde hermanan su mirada con las miradas de los que disfrutan contemplando el paso del tiempo interior del tiempo, los espejismos que la memoria se sabe de memoria, las posibilidades que provoca una evocación. Igual que los hombres que acuden cada tarde a la tangerina plaza de Los Cañones, en la que las pupilas apuntan a la orilla de España, a la tarde que se desliza por la calle de agua que separa un país de su antigua cultura, y donde los hombres esperan en los cafés, con un té…

Las sorpresas de multiplicarse
NOVELA / 22 junio, 2015

ALFONSO VÁZQUEZ Menoscuarto publica Doce velas y un don, de José Belenguer, con el que ha ganado el VII Premio Tristana de Novela Fantástica. José Belenguer Serrano (Torrente, Valencia, 1948) se ha hecho con la séptima edición del Premio Tristana de Novela Fantástica gracias a Doce velas y un don, publicado por la completa editorial palentina Menoscuarto. Y no ha necesitado el escritor valenciano viajar al espacio para seguir las huellas siderales de Arthur C.Clarke o Asimov, ni siquiera reincidir en los mundos inquietantes de Lovecraft, cuajado de criaturas mitológicas nada recomendables. Doce velas y un don es mucho más cercana, ha bajado a la calle, a un barrio cualquiera de España para retratar con sobria ironía y naturalidad la vida de Fernandito, un niño que el día de su decimosegundo cumpleaños descubre que tiene el don de la bilocación, la capacidad de desdoblarse y contar al momento con un hermano gemelo idéntico. Pero el protagonista muy pronto comprueba que, en realidad, puede lograr la multilocación, como en un juego de espejos de Borges, con lo que las posibilidades narrativas de la aventura también se multiplican. La prosa festiva de Doce velas y un don recuerda a la de Manolito Gafotas…

‘La canción de Brenda Lee’, una novela con swing
MARCAPÁGINAS , NOVELA / 31 enero, 2013

GUILLERMO BUSUTIL SIEMPRE ESCRIBO CON MÚSICA. Necesito tener de fondo la atmósfera adecuada que me permita mover el ritmo de las palabras, la melodía interior que exige la historia. Cuando leo, prefiero el silencio. En su compañía es más fácil escuchar la música del lenguaje que otro escritor desliza en la partitura de la narración. Pero con La canción de Brenda Lee, la novela de Miguel Ángel Muñoz, publicada por Menoscuarto, he desempolvado el tocadiscos y, capítulo a capítulo, he dejado que una vieja aguja girase el brillo black and blue de los discos de Ben Webster, Sinatra, Eva Cassidy, Coleman Hawkins, Sam Cooke, Art Tatum entre otros grandes de jazz. Sus voces, sus instrumentos, alternados con otros temas de grupos y cantantes como Simon and Garfunkel, Bowie, Los Ángeles, Miguel Ríos o Trigo Limpio. Sin ellos era más difícil entender la poética con la que Miguel Ángel Muñoz ha compuesto una estupenda historia jukebox que canta las derivas de la vida, los sentimientos astillados en canciones que representan el latido interior de los personajes, la evocación de lo que pudo haber sido. Una novela en la que el lector hallará baladas de soledad, blues de la supervivencia y la…

El paraíso perdido
MARCAPÁGINAS , RELATOS / 16 febrero, 2012

GUILLERMO BUSUTIL MACONDO, YOKNAPARAWPHA, COMALA, CELAMA, REGIÓN, son algunos de los míticos territorios creados por escritores como García Márquez, Faulkner, Rulfo, Luis Mateo Díez y Juan Benet para escenificar en ellos la geografía de su poética, la atmósfera emocional que pespunta las vidas y los fantasmas de sus personajes y de sus historias. Este juego de las falsas geografías literarias ha ido adquiriendo protagonismo a lo largo de la literatura porque su papel espacial no sólo sirve para enmarcar la ficción o el realismo, sino también el carácter mitológico y épico que encierra la narración. Cada uno de estos territorios representa el tono, la fuerza psicológica, la raíz del relato. Sin ellos la historia, los personajes, no se entenderían. A ESTOS ESPACIOS, HACE AÑOS QUE TOMÁS VAL (Palabras de madera, El secreto del agua, Los cuentos de nunca más) añadió su propia geografía literaria: Marcillo. Un pueblo vinculado a su memoria sentimental que va despoblándose de vivos, de muertos y de fantasmas, a lo largo de sus libros, igual que sucede en los últimos cuentos cuyas puertas acaba de abrir al paisaje de Marcillo en Cuentos del desamparo, publicado por Menoscuarto. Diez piezas magistrales, de una sequedad poética ajustada a…