¡Qué demonio de mujer!
MARCAPÁGINAS / 14 mayo, 2016

GUILLERMO BUSUTIL Hay escritores que golpean el papel como si fuese un saco de boxeo. Sus palabras son puñetazos al costado de la vida que tantas veces los ha dejado a ellos sin respiración. Su escorzo, la dignidad de que quién se ha fajado en las derrotas de la vida y ha sobrevivido por riñones, aguantando entre las cuerdas hasta encontrar un atajo para la huida o el movimiento perfecto para convertir una defensa en un golpe al estómago k.o. del contrario. Hay escritores cuya vida errante es su escritura eléctrica, insumisa, vivaz y dramática. Su huella digital transformada en un tormentoso cuento de hadas. Lucia Berlin es una voz de esta estirpe que ha tuteado de copas y en casa al demonio, que se ha reconstruido muchas veces a pesar de los fracasos y sus cicatrices. El folio en blanco fue siempre el hombro sobre el que conjurar la rabia y el llanto, el juramento de salir adelante con la verdad magullada y de frente. Lucia Berlin es una escritora con la que irse a serenar a resaca de la vida frente al horizonte, mientras ella te va susurrando el viejo dolor de sus palabras, y la magia con…