Lucas Martín: “La nostalgia de la nostalgia es la de la infancia”
ENSAYO / 22 julio, 2018

ALFONSO VÁZQUEZ El poeta y escritor jiennense Lucas Martín (Úbeda, 1981), Premio Andalucía de Periodismo, publica en la nueva editorial La Caja Books el ensayo Atrapados en Nunca Jamás, un agudo ensayo sobre su generación, a la que retrata como la de unos hedonistas sorprendidos por el fragor de la crisis económica que se refugian en la nostalgia para recuperar un tiempo «en el que todo era posible». Lucas Martín (Úbeda, 1981) disecciona con brillantez y un poso de causticidad a los nacidos en l0s 80, los treintañeros azotados por la crisis económica. Por el camino, analiza los estragos y remedios de la nostalgia, las mil caras de las nuevas tecnologías y no le tiembla el pulso al ponerse de ejemplo de esta generación perdida. Y todo ello, con Peter Pan y su huestes como hilo conductor. La obra forma parte de una caja de tres libros, editada por La Caja Books, que tiene como asunto común la nostalgia. ¿Ha dejado la poesía para abrazar el ensayo o piensa compaginar? Más allá de la música, de las concesiones, de la forma, toda literatura nace siempre en el poema. O para ser más exactos, en el sentimiento y la intuición que…

FMR, la buena sci-fi y el viejo oficio de contar
RELATOS / 1 octubre, 2016

LUCAS MARTÍN Robots, chifladuras cósmicas, viajes en el tiempo, garbeos por la luna con aroma de cabaré. Desde que al hombre le dio por fabular con el invento de la rueda, la ciencia-ficción, ese mito laico sobre el conocimiento, ha ido inyectando todo tipo de estímulos para la producción de literatura. Incluso, y a raudales, de mala literatura. Con el deslumbramiento inevitable de sus contenidos ocurre algo parecido a lo que sucedió en Argentina con Cortázar; es tan tentadora la frase proustiana, el sonsonete, las cosas de la anticipación, que a veces da la sensación errónea de que basta con echar ingredientes al palé para que el milagro desborde por completo. Bajo el marbete hipotético de la ciencia ficción se han escrito obras maestras, pero también una ingente, y delirante, cantidad de estropicios. Tantos como para que sus grandes nombres, como ocurre en otros géneros, no soporten los corsés que definen el medio y desparramen por cauces menos asibles para los publicistas. Con Francisco M. Romero –Fran Romero para los lectores de este grupo editorial– se intuía, por la perspicacia de sus críticas y su enciclopedismo en la materia, que su debú narrativo iba directamente a posarse en ese territorio…

El arte de los pies a la cabeza
ENTREVISTAS / 14 marzo, 2016

LUCAS MARTÍN La editorial Gallo Nero publica la odisea emprendida por el cineasta alemán, que en 1974 documentó su caminata entre París y Munich; quería salvar a su amiga enferma Caminar, siempre que sea a solas, es una actividad genuina del espíritu. Eso, en su condición abaratada de apotegma, lo saben, y desde hace tiempo, ya todos; desde el maestro Thoreau a los seminaristas de provincias que recorrían a diario las avenidas melancólicas de Madrid o de Granada, aunque sin ser ni la mitad de místicos que el loco de Herisau, que decidió salir a pasear y acabó empastado en la nieve. Caminar, terciaría Machado, es cosa consuetudinaria, pero cada vez son menos los que convierten el ejercicio en una empresa poética. Desde mucho antes de plantarse en la selva y batirse a duelo por entregas con Klaus Kimski, el cineasta Werner Herzog se desempeña con éxito como caminante. Y es tan bueno en la materia que, incluso, camina cuando no camina y está frente a la cámara, entendiendo por sus virtudes lo que todos los teóricos, desde los clásicos a Debord, relacionan con el arte de la caminata: la ruptura del ritmo frenético y de la distracción funcional, la…

Dara y el ruido de la modernidad
NOVELA / 23 enero, 2016

LUCAS MARTÍN Pálido Fuego publica El cuaderno perdido, una de las obras totémicas de la narrativa experimental y una referencia para la vanguardia norteamericana. Mucho más que pirotecnia; inteligente, desconcertante, emocional Rostro velado por un anonimato pynchoniano, tan enigmático como vocacional. Escritura a ratos preciosista, radicalmente posmoderna en el planteamiento y en la filosofía de fondo. Afinidad cristalina con epígonos, precedentes y coetáneos; del grupo de los nuevos y de los raros: los Markson, los Foster Wallace, los Gaddis. Considerado hasta hace muy poco en España apenas una silabada vagamente familiar para los especialistas en vanguardia norteamericana, Evan Dara se presentaba al lector, y no sólo en los paratextos, como una novedad tramposa, en la medida que, en su originalidad y pretensión, sonaba ya a propuestas tan interesantes como de partida ampliamente manoseadas. La lectura de las primeras páginas de El cuaderno perdido, editado por la malagueña Pálido Fuego –menudo y bendito marrón en la traducción, firmada por José Luis Amores con brillantez–, no desmiente, ni mucho menos, ese presentimiento: la novela de Dara abre con toda la artillería que distingue a la narrativa extrema de finales del pasado siglo, lo cual justifica ya el hecho de echarle al asunto…

Navidad entre libros
ANÁLISIS / 26 diciembre, 2015

Los colaboradores habituales del suplemento Libros de La Opinión de Málaga realizan su particular carta a los Reyes Magos con los libros que llenarían de alegría y alborozo a cualquier buen lector que los encuentre bajo el árbol de Navidad Virginia Guzmán ELVIRA LINDO Noches sin dormir Seix Barral. 20 € La escritora refleja en esta obra, en forma de diario, su último año en Nueva York, y lo hace de una forma directa, casi descarnada. Se aleja de artificios para hablar de rutinas, nostalgias y distancias. Muy recomendable. AUGUSTO ASSÍA Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo Libros del Asteroide. 21 € Una de las más afortunadas publicaciones de este año ha sido este libro, que recoge las crónicas que Assía envió como corresponsal desde Londres en la Segunda Guerra Mundial. Textos bien armados y una visión cercana de cómo el horror afectó en el día a día. Alfonso Vázquez MIGUEL DE ‘CERBANTES’ Don Quijote de la Mancha (dos vol.) Reino de cordelia. 70 € Reino de Cordelia ha sacudido las tranquilas aguas del cervantismo con un Quijote ilustrado con el estilo pop de Miguel Ángel Martín, que es el primer Quijote versiculado, como lo están la Biblia o La Odisea,…

Kurt Vonnegut: Sonría, otra vez, al pajarito
NOVELA / 8 diciembre, 2015

LUCAS MARTÍN Malpaso publica por primera vez en español la última novela del autor de Matadero cinco. Un libro en el que Vonnegut planteó su testamento literario con lo mejor, y es mucho, de sus inclasificable obra: viajes en el tiempo, ética o reflexión sobre el alcance de la tecnología. Imprescindible para los que hayan perdido las ganas de leer. Si el mundo no fuera tan puñetero y enrevesado y los seguidores de Bauman no se pasaran la vida dando la paliza con el concepto de liquidez, que más que pensadores parecen banqueros o peces de colores, se podría decir que Kurt Vonnegut, el gran Vonnegut, ha sido siempre un autor líquido, entendiendo por esto no a un señor que escribe sobre sistemas hidráulicos mientras sujeta una flor de nardo, sino a un tipo, él, que ha sabido construir una literatura cien por cien inapresable, con tantas lecturas de fondo como la casa de Zenón de Elea con un reloj de pared. Decía James Joyce cuando acabó Ulises que había escrito una novela que desesperaría a la crítica trescientos años después, y un poco de eso le ocurre a Vonnegut, aunque no, ni mucho menos, por las mismas razones -su escritura…

Lo universal en la vida de Braulio Ortiz Poole
POESIA / 5 octubre, 2015

LUCAS MARTÍN El poeta sevillano descubre en Cuarentena un intenso tratado lírico acerca del paso del tiempo y la encrucijada personal En La cueva de los sueños olvidados, magnífica película de Werner Herzog, aunque de título infumable en castellano, el cineasta alemán, siempre atento a las pulsaciones que laten bajo los hechos universales y objetivos, toma un acontecimiento indiscutiblemente científico, la investigación de las pinturas rupestres de Chauvet, en Francia, para construir un relato poético sobre el destino y la condena individual; en las últimas y hermosísimas imágenes, con cocodrilos albinos y especulaciones acerca del frío y del miedo de un niño prehistórico cuyas pisadas se advierten en el suelo, Herzog hace algo que en definitiva puede que esté detrás de toda experiencia realmente viva, y por tanto, lírica, la de superponer la pena íntima al traqueteo inevitable del tiempo y la muerte y su silencio abrupto. Dejando un poco al margen el sentido demorado y trágico, el escrito Braulio Ortiz Poole aplica el mismo patrón al llegar a su cuarentena, con un poemario publicado en La Bella Varsovia que habla de los dos temas fundamentales, el del minutero y el de la calavera, aunque como punto de partida y…

Pasión y apasionados para Georges Bataille
ENSAYO / 20 agosto, 2015

LUCAS MARTÍN Errata Naturae publica por primera vez en España Historia del erotismo, ensayo antropológico, político y seglar sobre el deseo. En los últimos sesenta años, pocos autores europeos han soportado tanto la banalidad excluyente de las modas como Georges Bataille. Durante una época, coincidiendo con la digestión de su muerte, fue encumbrado al altar del pensamiento y de la cultura europea, en muchos casos, propuesto, incluso, como paladín irrefutable de esa modernidad, no exenta de pedantería, que quería convertir en credo y en sistema todo lo que sonara contestatario y francés; en otros tiempos, se le repudió con saña y una indiferencia activa que tenía mucho del entusiasmo con el que se le había elogiado y deglutido previamente, pasando así en diferentes décadas por tentativas a menudo irritantes y contrapuestas, todas ellas pasionales, de simpatía y antipatía; como si, en lugar de un escritor, fuera un axioma al que había obligatoriamente que defenestrar o defender. Desde principios de esta década, y en plena reconsideración, al fin serena, de su obra, sabemos que Bataille, independientemente de su capacidad para levantar construcciones políticas y enérgicas cosmogonías laicas, fue, sobre todo, un autor fascinante, con una obra versátil que incluye desde novelas…

De la política a la literatura
NOVELA / 29 junio, 2015

LUCAS MARTÍN El corrosivo autor francés publica en España Sumisión, la novela que se vio envuelta en la vorágine destructiva de los atentados de Charlie Hebdo y que le hizo esconderse por temor a una reacción terrorista. Un texto genuinamente Houellebecq; mordaz y astuto, con más estopa, incluso, para la amoralidad europea que para los abusos fundamentalistas En enero de este año, mientras media España se revolcaba en la molicie barriguda de las fiestas, Michel Houellebecq ponía en Francia la última pica que le quedaba para convertirse, esta vez a su pesar, en el intelectual guiñolesco, provocador y ególatra de cabecera de Francia; acostumbrado a surfear en medio de la ira y el histriónico interés de sus compatriotas, el escritor se veía de repente salpicado por los atentados de Charlie Hebdo. La revista satírica había publicado la misma semana del tiroteo unas caricaturas en las que el autor aparecía mofándose del integrismo; para colmo, ese día  salía a la venta su última novela, también relacionada con el islam, lo que contribuyó a levantar una expectación y una solemnidad que modificó, tal vez para siempre, la figura pública de Houllebecq. El escritor, tocado por la barbarie de las armas de fuego, dejaba…

Epopeya total en Cartarescu
POESIA / 19 junio, 2015

LUCAS MARTÍN Impedimenta publica El Levante, una de las obras más experimentales y atrevidas del escritor y poeta rumano. Concebido en primera instancia como una aventura en alejandrinos, el tomo funde ambición con inteligencia. Al principio era únicamente la risa. Después, como ha ocurrido en tantas ocasiones anteriores, el humor fue indultado y empezó a aceptarse como algo más que una pedorreta rabelesiana, convertido de repente en una reacción primeriza tan legítima como el deslumbramiento solemne frente a la obra del arte. Cuando Mircea Cartarescu publicó El Levante, cuenta que sus compatriotas, avisados de su torrente de guiños y de su gozosa mascarada, no paraban de carcajearse y se sentaban frente al libro con la misma expectación relajada con la que treinta años después lo harían con las comedias de la tele. Para algunos era una crítica velada a Ceaucescu, para otros una hermosa profanación de mitos y vacas sagradas de la estrafalaria y portentosa cultura rumana. Y para los más cultos un título mayúsculo que, en línea con la tradición cervantina, no necesitaba prescindir del juego y de la parodia para ingresar desde el minuto cero y con pleno derecho en el arcón de los clásicos. Con la publicación…