Cuando menos aporta más
NOVELA / 10 enero, 2014

RAQUEL ESPEJO Karim Fossum plantea un giro a los trillados clichés de la novela negra, basados en inspectores duros y desencantados. Segundos negros (Mondadori) es una buena muestra de la apuesta de la escritora noruega. ¿Conocen al inspector Sejer? Supongo que como buenos amantes de este tipo de novela, recibiré un sí rotundo. Pero si aún no le conocen acérquense a este personaje a través de su autora, Karim Fossum, escritora noruega del género policiaco y más conocida como «la reina noruega del crimen», que ha publicado Segundos negros en Mondadori, dentro de su serie Roja y Negra. He de reconocer que era una auténtica desconocida para mí, pero también he de confesar que a partir de ahora será una de mis favoritas, y el inspector Sejer, más aún. Nos encontramos ante una novela más policíaca que negra y la víctima es una niña de diez años, Ida Joner. Pero no se asusten, no estamos ante un relato truculento y descarnado, no es una ficción dura, si me apuran, es casi una novela impregnada de grandes dosis de ternura. Ida, que vive en las cercanías de un pueblo, desaparece camino del quiosco con su bicicleta y no deja rastro. El…